A la misma hora y en la misma ciudad


#1

Puerta del Sol. Podemos y su moción de censura.

Plaza de Las Ventas. Entre 20€ y 200€ la entrada.


#2

Imagino que ya nadie se atreverà quejarse del IVA Cultural. He aquí la prueba.


#3

Cada vez les cuesta más mantener la farsa.


#4

Bueno, yo cuando estudiaba en la universidad a veces me iba a las andanadas de sol por 7 euros. Y así no me perdía ni un cartel bueno en San Isidro.


#5

Por mucho que les moleste a los rojos, España es taurina.


#6

https://twitter.com/tamiroff_/status/865995858898284544


#7

No los menosprecies Israel. Yo les temo, y por eso les respeto.

Muchas veces me acuerdo de la frase que le decía Michael Corleone a Highman Roth cuando estaban partiendo la tarta de cumpleaños en Cuba:

-Esos rebeldes son unos lunáticos.
-Si, tal vez. Pero me hice una reflexión. Los soldados cobran por luchar. Los rebeldes no.
-¿Conclusión?

  • Pueden ganar.

#8

En este caso Michael Corleone estaba diciendo una gilipollez. Los rebeldes estaban puestos allí por Rusia igual que los de Podemos los puso en España Venezuela/Cuba. Imagino que el guionista de El Padrino era un romántico comunista que idealizaba a los rebeldes sin nada que perder y luchando por el pueblo.

Los de Podemos, al igual que “los rebeldes”, tienen mucho de perder, de hecho lo han perdido porque les han cerrado el grifo desde Venezuela por eso ahora solo están haciendo tonterias y subiendose el sueldo y dándose trabajo unos a otros para no perder el sitio y pasar de cobrar de Venezuela a cobrar de tus impuestos.


#9

Si los rebeldes cubanos no cobraban, luchaban con la esperanza de hacerlo. Lucharían entonces por un ideal. Luchar por un ideal suele llevar aparejado un deseo de mejora de las condiciones de vida. El salario que perciben son promesas. Los rebeldes no tienen en cuenta la sabiduría popular que dicta el sentido común, que como ya sabemos - y seguimos comprobando - es el menos común de los sentidos: “mas vale un toma que cien te daré”.
Eso en cuanto al cine.
En cuanto a la realidad de entonces y actual te invito a reflexionar y responderte tu mismo a una o dos preguntas:
¿Cómo viajan, se alimentan y pernoctan los “rebeldes”? ¿Cómo adquieren las armas? Todo eso vale dinero. Hemos de suponer que son casi todos indigentes, pues si no lo fuesen estarían ocupados en sus cosas entre semana, cansados, con ganas de descansar durante su tiempo libre. Los que arriesgan su vida o su integridad física es porque no tienen nada que perder.
¿Crees que si dispusieran de dinero no irían antes a tomarse una merienda en el campo o unos baños de sol en la arena o en la hierba?
¿Crees que los “piquetes informativos” en las huelgas, o los agitadores en una manifestación no cobran de sus sindicatos o partidos? Para ellos es un trabajo. ¿Cobrarán por ello? ¿Tu que crees?
Una pequeña historia:
Una madre era una buena pero modesta modista. Siendo “vintage” - que no vieja - cosía para un comercio de cierto prestigio situado en el centro de su ciudad. Todos los días iba y volvía de su casa al comercio y viceversa.
Era la época de la transición política. Había manifestaciones casi todas las semanas. Ella decía a sus hijos que no se metieran en líos. Que si veían una manifestación, dieran un rodeo y la esquivaran.
Para volver a casa, ella tenía que pasar forzosamente por una plaza donde generalmente se congregaban los manifestantes.
Un día iba acompañada por una amiga vecina, atravesaron la plaza intranquilas, nerviosas, porque estaba empezando a juntarse mucha gente. Como a la plaza desembocaban varias calles, pensaron que, en caso de que la manifestación fuese acosada por la policía, la marea humana se podría dispersar en todas direcciones; y que era probable que los que huyesen por la calle que iban a transitar, no serían demasiados y por tanto no corrían peligro de ser arrolladas.
O que quizás se dilatase en el tiempo la concentración y tuviesen tiempo de llegar a casa.
Pero no. A mitad de la calle se encontraban, cuando escucharon carreras y voces que se iban acercando. Menos mal que en aquella época - aún no había porteros automáticos, los físicos iban desapareciendo y la gente vivía como los animales de un bosque donde nunca se caza - los portales permanecían abiertos hasta la noche (muchos incluso de noche, porque también desaparecieron los serenos y eran pocos los vecinos que se preocupaban de cerrar el portal).
En fin, antes de ser alcanzadas por el tumulto, se metieron en un portal y cerraron la puerta.
Casi al momento, entraron tres jóvenes en el portal a “refugiarse”. Y allí estaban los cinco, cuando a renglón seguido entraron otros dos jóvenes y les dieron un sobre a cada uno de los cinco.
Las mujeres mayores cogieron el sobre y, con miedo a la reacción de los jóvenes si lo rechazaban; lo guardaron en el bolso.
Esperaron un tiempo prudencial. Los jóvenes ya se habían ido corriendo. Primero los dos últimos y luego los otros tres. Cuando notaron tranquila la calle, continuaron su camino a casa.
Al llegar, estaba uno de sus hijos estudiando y se desahogó con él.
Escucha lo que me ha pasado le decía a su hijo, aún muy nerviosa.
" …/… y me han dado este sobre de propaganda que no he querido abrir porque no quiero saber nada de estos tejemanejes…/… y he venido con miedo de que la policía me detuviera y me lo encontrara…/… y ¡sabe Dios lo que dirán estos panfletos! …/… ¡voy a tirarlos a la basura!
Vale, madre. Tíralos. Pero antes, mira a ver de quien son. Así sabremos quienes eran y lo que quieren.
La madre fue hacia la cocina, al cubo de la basura. Abrió el sobre y vio que dentro del sobre había cinco billetes de mil pesetas. Se puso aún mas nerviosa. ¿Y ahora que hago yo? - le decía a su hijo -
¿Que hubieras hecho tu, AmancioOrtega?


#10

Hombre, a 5000 pesetas por manifestante les iba a salir muy cara la manifestación, jeje.

Lo que quiero hacer notar con mi comentario de antes es lo siguiente: Podemos tiene un público y una base social muy amplia, de varios millones de personas que ya les votan, mas otros tantos (los del PSOE) que pueden llegar a hacerlo.

Además, los podemitas tienen una característica política muy inquietante: ellos viven la política al márgen de los hechos objetivos. Los hechos no son relevantes para ellos, en realidad, les da igual. Por ejemplo, ayer en el trama-bus llevaban a Cristina Cifuentes. ¿Ella es corrupta? Hasta donde yo sé no. Lo qué sí sé de ella es que denunció la corrupción en su partido, y probablemente los damnificados le están haciendo la cama. Pero allí está, junto a Bárcenas. La realidad les da igual, ellos han construido la suya propia. Quieren destruir el capitalismo, pero ¿para qué? ¿Qué hay el día después? ¿Chavismo?

La masa indignada es peligrosa políticamente porque son gente maltratada por el sistema. No quiero decir que son los desarraigados de la tierra, porque no es cierto. Son gente joven, con estudios, que han caído en el paro o en trabajos donde tienen pocos o ningún derecho y cobran una mierda. El peligro está ahí, en que la indignación no atiende a razonamientos, es un sentimiento, su lucha es una lucha pasional, como lo era la de los rebeldes cubanos, que estaban indignados con la dictadura de Batista.

Lo digo una vez más: pueden ganar.


#11

Las cinco mil eran (siguen siendo, aunque hoy hablaríamos de otras cantidades) para los agitadores que encendían a la muchedumbre y se retiraban cuando la masa ya estaba desbocada.


#12

Ojo que no toreaba JOSE TOMÁS precisamente:

Cartel Feria San Isidro Sábado 20 de marzo (Rejones): “Toros de Los Espartales para Andy Cartagena, Diego Ventura y Leonardo Hernández”.

Rejones en Las Ventas: 1 - Errejones en Sol: 0

Según la teoría podemita, el candidato del pueblo debería ser o Andy Cartagena, o Diego Ventura o Leonardo Hernández.