A mi entender la política española es un entretenimiento casi perfecto


#1

El truco está en no ir con nadie es decir no ser de ningún partido, ni siquiera ir a votar, que te de todo igual y disfrutar del espectáculo.

Claro si tienes algo que perder lo mismo te preocupas y la diversión pierde un poco.

El partido ese que esta montando El pequeño Nicolás es como un PP después del apocalipsis nuclear.


#2

Yo juntaba al pequeño Nicolás con el 35 matrículas, iba a quedar un partido que sería una mierda pero lo que te ibas a reír con las performances


#3

Y con dos expertos en economía, nada menos.


#4

Lo mejor es que ahora es indepe.

A mí ese chico me dio grandes semanas de Sálvame Deluxe.


#5

Sí por eso lo decía. Si no te tomas nada en serio, pues uno casi querría que se presentase a las generales. Que las encuestas esas falsas le diesen un % del cagarse, y verlo en el debate con Pedro Sanchez, con el de ciudadanos, con vuELve etc.


#6

Yo estaba a favor de aquella iniciativa de que Belén Esteban se presentase a las elecciones. Me hubiese encantado.


#7

y seguro que sacaba escaño.


#8

Yo no vería con malos ojos afiliarme a ese partido independientemente de la ideología. Algún coñito y algún medio por la cara te cae fijo.


#9

Ostras nunca lo había visto desde esa perspectiva !! K crack jajajaa tienes razón


#10

El franquismo impuso cierta decencia. Por un lado tenías a los señoritos del Régimen de familias católicas y apellidos de peso. Noblesse oblige.

Por otro, gente que venía de una oposición clandestina,.más o menos perseguida, que con la muerte del dictador tienen una oportunidad para gobernar. Debían aparecer como gente mínimamente presentable y alejar la imagen zarrapastrosa de mayo del 68.

Todo eso quedó desfasado con la victoria de Aznar. A partir de ahí se tomó el esperpento como modelo para aleccionar a la población, sin un mínimo sentido del ridículo