¿Alguien la entiende?

Esta intervención supera con creces cualquiera de las famosas de M. Rajoy. Lo triste es que las de M. Rajoy al menos eran graciosas. Esta desconcierta desde el primer segundo:

1 me gusta

¿Ha dicho algo que no sea cierto? Cuando alguien suelta las verdades más duras a la cara y no tenéis por donde escapar siempre encontráis la manera más ridícula de quitarle valor.

3 Me gusta

Nuestros políticos dan pena, no hay mucho mas que explicar la verdad. Supongo que en otros países el nivel medio sera parecido, o eso espero.
Pero tontadas como estas salen cada poco tiempo, nunca has visto algunas votaciones los viernes, sobre todo previo puente o vacaciones? Votan todos y se largan en manada como en un colegio con mucho jaleo y lo que venga después. Ya tal…

La mayoría de los políticos de este país sólo son oradores, sin tener ni pu…idea de la realidad del país y muchas veces ni experiencia para desempeñar el puesto en el que están. Esta el problema es que no sabe ni hablar, aunque lo que quiere decir se deduce y tiene razón, sin olvidar que ella estuvo en el gobierno del cobarde+manso…Más de lo mismo: otra/o/e inútil más en el Congreso de los DiPUTAdos!!

Lo cierto es que todo lo que se expresa en esa intervención es veraz. El único desconcierto aquí es de la izquierda y sus chistes. Mariconez tras mariconez.

Pues está ni eso, se expresa fatal. ¿Se supone que esa es la nueva portavoz? No es capaz de soltar una sola frase en limpio sin vacilar y sin repetir palabras.

1 me gusta

Difícil de saber, habría que descifrar ese galimatías.

Sus virtudes oratorias dejan mucho que desear, pero dice verdades como templos

Quiere decir muchas cosas y se aturulla pero es que hay tantas cosas que decir que lo veo hasta normal

2 Me gusta

Exacto. Este “Gobierno” del golpe de Estado tiene tanta mierda en tan poco tiempo que es normal que se atasque la señora. Los de la moral férrea, me parto el culo, menudo circo el del Cortefiel y sus lacayos…

Desde el 23 de Febrero de 1981, España es una dictadura socialista. Una política que se expresa tan atropelladamente para poder decir la verdad es lo que menos me sorprende.