Asociación de Vecinos Perroflautas


#1

Buenas tardes, caballeros,

Hace unos tres o cuatro años, frente a mi casa, donde hay un descampado, de repente, unos señores llegaron con unos palés viejos y una mesa de esas de terraza y se pusieron a cavar. Meses después, habían crecido unas lechugas agónicas, y los señores habían arrastrado hasta allí unos bidones viejos y una sombrilla y un cartel de letras temblorosas pintadas con Titanlux que rezaba:

“HUERTO URBANO SOLIDARIO, REUNIONES SEGUNDO DOMINGO DEL MES”.

En pequeñito, además, aclaraba,

“Asociación de Vecinos de XXX”.

Observé con creciente alarma cómo el “huerto urbano solidario” iba extendiéndose poco a poco, llenando aquel descampado donde antes podía pasear a mi perra de lechugas mustias y tomates raquíticos. Lejos de flaquear, aquellos señores iban extendiendo su imperio lentamente. Un día vi un cartel fotocopiado. Rezaba:

Fiestas del barrio!! Participa!! Sábado 11AM, taller infantil de reciclaje, caretas sostenibles antisexistas!! Sábado tarde, chocolatada con productos de comercio justo!! Sábado noche, concierto especial de la banda de rock punk ska revindicativa Vagina de La Virgen Puta. Domingo por la mañana, batukada multiracial!!! Exposición y charla anticonsumista…

El cartel tenía su esperada firma:

“Asociación de Vecinos de XXX”.

El cartel seguía y seguía. Observé al cabo de un tiempo que la Asociación de Vecinos había alquilado un local. Parecían un grupo de ancianos de ojos hundidos, con coleta y calva, luchando con legajos viejos, basura y montañas de polvo. Al parecer habían editado una revista con papel reciclado en la que contaban la historia del barrio según supervivientes de la Guerra Civil o algo parecido.

Unos meses más tarde, el Huerto Urbano Solidario se había trasladado. Contaba ya con una verja metálica y una pérgola muy sólida de acero que alguien habrá pagado, supongo que yo, sin enterarme. Aparentemente, las máquinas del departamento de jardinería del Ayuntamiento habían cavado unas zanjas rectilíneas. Los miembros de la Asociación de Vecinos habían contribuido con unos sofás viejos y unos plásticos de algún tipo de desguace o demolición, plantaban fresas con entusiasmo. Supongo que el abono lo recolectarían de sus propias letrinas. El anterior emplazamiento del Huerto Urbano parecía una favela abandonada. Ahí se habían quedado los bidones, los palés, la sombrilla, todo arrasado.

¿Quién es esta gente? ¿De qué coño vive? ¿Cómo se han erigido en Asociación? ¿Cómo consiguen controlar las Fiestas del Barrio? ¿De qué manera han obtenido fondos para vallar el Huerto Urbano y poner esa pérgola y…?

¿Alguien sabe decirme cómo se hacen estas cosas?


#2

Igual el que mejor te puede responder es…

Supongo que empiezan aprovechándose de la solidaridad de la gente y, cuando empiezan a conseguir coger un cierto “cuerpo”, se suelen constituir como asociaciones sin ánimo de lucro (supongo que por eso siempre suelen partir de asociaciones de vecinos), y pueden empezar a obtener subvenciones, y a hacer acciones para conseguir fondos…


#3

:bush: , rollo perroflauta senior edition.


#4

Eso es que le están cambiado de nombre a las cosas.

Los perroflautas de varias clases antes eran conocidos como comunistas, que es lo que son casi todos ellos, y los huertos solidarios se llamaban “koljós”. Son especialistas en que mucha gente doble el lomo para repartirse ellos las “donaciones solidarias” que saquen con los tomates.

Hay otra rama de perroflautas, que se llamaban anarquistas, pero esos solo saben romper cosas y robar.

Esto lo aprendí en la EGB
:bendiciones:


#5

Es relativamente sencillo solicitar subvenciones de ayuntamientos, comunidades autónomas del estado, supongo que más si la asociación tiene un objetivo alineado con el programa / intereses del partido político responsable. En el sur, además del campo, los parados y las gambas , se subvencionan cofradías de semana santa, peñas flamencas y supongo que también iniciativas de este tipo.


#6

Coge aire y lee despacio que la mala ostia va in crescendo.


#7

Vivimos en un pais donde hay artistas de la subvencion, el sistema lo permite.


#8

@NoTokes, no queda otro remedio que utilizarlo…


#9

Lástima que la solución propuesta no sea selectiva.

Pero he pensado muchas veces emplear herbicida. Aunque sospecho que, si me pillan, acabaría teniendo una mancha en mi certificado de penales.


#10

Pues es bien sencillo, la izquierda usa el asocianismo como forma de adoctrinamiento de la población y de conseguir fondos públicos para colocar a los que no pueden colocar en listas electorales o cargos de confianza. Curiosamente sus compañeros de partido los riegan a subvenciones. Desde movimientos vecinales, asociaciones de mujeres, asociaciones de memoria histórica, asociaciones juveniles, todo está relacionado con un partido de izquierdas.


#11

No puedo ayudarte a resolver tu duda porque en Valencia tenemos un caso parecido, por decir algo. El grupo de La Ingobernable (Anarquistas) se ha instalado en un recinto de un colegio antiguo que se encuentra en mal estado desde hace tiempo. Si lees bien sobre el tema, verás que estoy omitiendo gran parte de la información, así como que el grupo anarquista decidió retomar el lugar porque desmienten que realmente hubiera mala estructura o cosas así.

Lo interesante de lo que te quiero contar va ahora, así que abre los ojos porque no te lo vas a creer:

El grupo de La Ingobernable ha hecho un comedor dentro del recinto (Porque tras un mes de algo tienen que vivir)

Te pego un texto de La Ingobernable cuando invadió el colegio. Nótese el vocabulario tan fino que utilizan para aparentar ser los buenos en estos asuntos:

La asamblea del espacio liberado La Ingobernable comunica que después de una semana de okupación, y de hacer pública esta ayer 1º de Mayo, la universidad ha respondido contundentemente, aumentando la seguridad privada (en colaboración con la policía local y nacional) hasta dejarnos en un estado de asedio. Esto supone que ninguna persona puede salir ni entrar en el edificio, no permitiendo que se nos proporcione ningún suministro básico tales como agua y comida.

La universidad ha triplicado el número de trabajadorxs(que se note bien fuerte la ideología de los géneros) de la seguridad privada, rodeando el edificio. La actitud de estos estos está siendo provocadora, violenta y amenazadora, llegando a expresar uno literalmente “si yo os pillo por aquí fuera os vais a acordar de mi después de esto” “os va a salir cara la bromita” “os vais a arrepentir para toda la vida” decía mientras jugaba con las esposas de manera intimidatoria. Queremos asegurar que nuestra actitud ha sido dialogante y pacífica en todo momento. Este ha sido el único contacto que hemos tenido con cualquier institución ligada a la Universidad de Valencia hasta el momento.

Este es un espacio que la Universidad abandonó a su suerte hace ya más de 5 años, con el pretexto de que se encontraba inhabilitado y suponía un riesgo para sus ocupantes. No hace mucho la fundación Goerlich de arquitectos desmintió esta versión, declarando que el espacio está en perfectas condiciones para ser usado y reabierto de nuevo.

Aun así, desde la ingobernable declara que no va a ceder ante ningún chantaje ni amenaza, que somos fuertes y estamos unidas. ¡Que La Ingobernable no se abandona!

Quiero que te quedes con ésto:

Esto supone que ninguna persona puede salir ni entrar en el edificio, no permitiendo que se nos proporcione ningún suministro básico tales como agua y comida.

O bien los anarquistas son plantas y hacen la fotosíntesis, o viven del aire, o conocen la prestidigitación de un mundo mágico y fantasioso y consiguen sacar el dinero del vacío. De momento llevan más de un mes.

El caso es que no sé responder a tu pregunta, pero sé que hay varios problemas parecidos a lo que mencionas y con diferentes matices. @NoTokes, mi recomendación es que te vayas a una escuela de magia y hechicería, probablemente tienen el monopolio los perroflautas, podemitas, gente de estética popurri y por eso, personas como nosotros no llegamos a entender en el mundo en el que se encuentran ni los trucos que utilizan.


#12

Por un lado, es lógico. Una de las diferencias fundamentales entre lo que llamamos izquierda y derecha es el enfrentamiento entre colectividad e individuo. Parece natural por tanto, que el hombre de izquierdas tienda a asociarse más que el de derechas en organizaciones sociales, sin ánimo de lucro etc.

Dicho esto, no tengo datos sobre las subvenciones que se entregan, pero también se subvencionan asociaciones de carácter religioso (las cofradías que comentaba antes), asociaciones de carácter deportivo (que entiendo son neutras a priori, aunque luego cada una tenga una tendencia)…

Ahora mi pregunta es, eliminaríais las subvenciones a asociaciones por completo?

Yo por un lado entiendo su necesidad y creo que puede hacerse mucho bien con un poco dinero repartido. El problema, el de siempre, los mangantes sean de izquierdas o derechas; y la necesidad del gobernante de comprar votos con dinero público, que hace que se subvencionen a veces propuestas difícilmente defendibles.


#13

Me encanta porque en esos carteles de actividades siempre está la clásica “cena de sobaquillo”, un must en los eventos izquierdosos.

Ahora en serio, cámbiate de barrio :asco:


#14

Por todo lo que has expuesto se deben eliminar TODAS las subvenciones, el que crea en una causa que la pague voluntariamente, no como ahora que se hace mediante la violencia.


#15

Nada nuevo bajo el sol. Es la táctica de la izquierda que tan buenos resultados le ha dado desde la Transición. Crear núcleos de afines vistiéndolos con el ropaje de asociaciones; lo de menos es el nombre, lo más es conseguir inscribirla en el registro y a continuación darles subvenciones. Con solo revisar el listado de asociaciones “sin ánimo de lucro” y ver sus nombres, se puede dar uno la idea de por donde van los tiros.
Luego a utilizarlos para reventar actos, hacer presión, vociferar en plenos municipales, tumbar cualquier iniciativa que no sea propuesta por los suyos o como clásicos abajofirmantes; eso si, todo revestido de una apariencia generalmente cultural, poniendo como cabeza visible a algún tonto útil que luego aparece en alguna lista para calentar asientos.


#16

En mi barrio hay una asociación de esas y hay un huerto urbano y ya te digo yo que de subvenciones no se huele nada.

Es más, la policía apareció 2 veces diciendo que era un huerto ilegal (ya ves, aprovechar un puto descampado).

En fin, que te de asco gente que monta un huerto urbano en su tiempo libre es de traca.


#17

Tu no has leido el mensaje. Que coño tendrá que ver el "huerto " con… [quote=“NoTokes, post:1, topic:16428”]
Fiestas del barrio!! Participa!! Sábado 11AM, taller infantil de reciclaje, caretas sostenibles antisexistas!! Sábado tarde, chocolatada con productos de comercio justo!! Sábado noche, concierto especial de la banda de rock punk ska revindicativa Vagina de La Virgen Puta. Domingo por la mañana, batukada multiracial!!! Exposición y charla anticonsumista…
[/quote]

En fin, que te parezca de traca el que alguien se queje del circo que le han montado enfrente, es de asco.


#18

Supongo que también se rasgará las vestiduras cuando vea subirse al Real Madrid en la estatua de la ciudad o haya un concierto…

El espacio público es para darle uso y unas fiestas del barrio no le hacen mal a nadie.

Os quejáis luego de las feminazis por el ManSpreading y esas mierdas que se inventan para lloriquear, pero… vaya traca la vuestra…


#19

#20

[quote=“pueblerino, post:18, topic:16428”]
El espacio público es para darle uso y unas fiestas del barrio no le hacen mal a nadie.[/quote]

A mi si. No quiero tener una favela delante de mi casa, y en la actualidad, eso es lo que hay. Cuatro lechugas mierdosas y unos sofás viejos, una pila de palés y unos bidones amontonados sin ton ni son. Esa estampa afea mi barrio y hiere mi sensibilidad. Que yo sepa yo no hago daño a nadie quieto en mi casa sin extender mi basura a los campos aledaños, así que no merezco que me lo hagan a mi. Sobre las fiestas, también hiere mi sensibilidad que se politicen y se conviertan en una exhibición de ideología de una parte de la población.

Abrir las piernas en el metro no cuesta dinero de mis impuestos.

¡En serio? Es decir, ¿cada vez que la mugrería invada mi espacio tengo que mudarme? Pues menuda solución que me da usted…