Cómo hartarse de FOLLAR y de ver WEBCAMS de chicas GRATIS


#1

Cuando tenía 21 años corté con mi novia del pueblo (con la que estuve 4 años) y me fui a estudiar a otra ciudad, donde pasé los 4 años más espectaculares a nivel sexual que podría pasar cualquier chaval de mi edad. Mis padres me pagaban lo relacionado con los estudios, es decir básicamente el alquiler (un alquiler normal, con otros 3 compañeros de piso), algo de ayuda para el material que me hiciese falta y lo imprescindible para comer. Es decir si quería salir con amigos, comprar cualquier tipo de comida que no fuese realmente necesaria o gastar en algo superfluo (un móvil nuevo, algún capricho, etc.) debía buscarme la vida para costeármelo yo. La verdad es que ellos podrían habérmelo dado todo, pero quisieron hacerlo así para convertirme en un hombre de provecho.

¿Por qué digo esto? Pues porque un chaval de 21 años, sin novia y viviendo a cientos de kilómetros de su pueblo solamente tiene una cosa en mente: SEXO. Mujeres, tetas, chochos, culos, bocas. Vaciar los huevos constantemente. Descargar toda su leche. Soltar el veneno que lleva dentro. Con esa edad y en esa situación debes darle vueltas al coco para tener mucho sexo —real y virtual— a todas horas y sin gastar un céntimo. Y yo se las di. Y he decidido compartir mi experiencia aquí porque posiblemente ayude a tabloideros que están pasando por la misma situación por la que yo pasé.

Si eres joven, ojalá puedas sacar provecho de este post. Si estás cerca de los 30, olvida lo que leas aquí; búscate una novia con la que construir un proyecto de vida y céntrate, que ya es hora, tu tiempo pasó, acéptalo.

LA EXPERIENCIA QUE CAMBIÓ MI VIDA

Cuando corté con mi novia, antes de irme fuera a estudiar, me metí en una web de contactos (creo que era Amistarium.com, aunque sinceramente no lo recuerdo) y conocí a una mujer. Ella tenía 44 años (o sea 23 más que yo) y era jefa de personal de un importante hospital de mi zona, supuestamente soltera y sin hijos.

Cuando empezamos a hablar por Messenger me di cuenta de que realmente era una mujer e iba en serio por su forma de expresarse, su forma de preguntar y el tipo de preguntas que hacía. No puedo explicar por qué, pero estaba seguro que quien hablaba conmigo no era otro tío haciéndose pasar por tía (cosa que en aquel entonces pasaba mucho más que ahora, ya que el nivel de acceso a Internet de las mujeres era mucho menor al de los hombres).

El caso es que me tiré a la piscina y quedamos un sábado en un bar de copas de una ciudad a medio camino entre ella y yo. No os voy a engañar: no era un pivón. Pero era una mujer que tenía su atractivo: morena con el pelo corto y rizado, delgadita pero no escuálida, y con dos buenas tetas que no pude dejar de mirar en todo momento.

Nos tomamos algo, nos caímos bien (cosa que ya sabíamos iba a ser así) y fuimos a un hotel donde pasamos la noche.

La tía me exprimió.

Al principio yo estaba algo nervioso; era la primera vez que hacía algo así (quedar con alguien por Internet, y encima con una mujer que me doblaba en edad). Pero ella me trató con mucho cariño y me transmitió mucha confianza.

El caso es que creo que esa experiencia ha marcado toda mi vida sexual posterior. En fin, estuve con una mujer que sabía lo que quería, desinhibida sexualmente y conocedora de su cuerpo a la hora de buscar el placer. Y yo tenía 20 añitos. Aprendí mucho aquella noche, y desde entonces tengo algunos traumas (traumas en el buen sentido, es decir desarrollé algunas filias y vicios sexuales).

Entre otras cosas, cuando empezamos a acariciarnos y a calentarnos, fue ella la que se me subió encima, empezando a frotarse mi miembro hasta que éste se hundió suavemente en su carne. Recuerdo que sentí un placer indescriptible. Era la primera vez que la metía sin condón dentro de un chocho, y además yo no lo pedí sino que fue ella la que lo hizo sin preguntarme siquiera, mirándome con unos ojos de “calla y no digas nada, sólo métemela y disfruta”. Cuando noté que iba a correrme le dije que parase para sacarla y correrme fuera, pero en vez de eso lo que hizo fue ponerme las manos en sus tetas y decirme rozando su boca con la mía dos palabras mágicas: “Córrete dentro”. Yo no podía creerlo. Nunca, jamás se me habría pasado por la cabeza hacer algo así. Esa mujer me descuadró por completo. Pero estaba sintiendo un placer que jamás había experimentado antes, así que me dejé llevar, dije de perdidos al río, y me limité a disfrutar sintiendo cómo mi leche se derramaba dentro de ese vientre al mismo tiempo que caía deslizándose caliente por el pene y sirviendo de lubricante. Recordaré esa escena con todo lujo de detalles para siempre.

Y ése sólo fue nuestro primer polvo. Imaginad por qué digo lo de los traumas sexuales.

Durante el transcurso de la noche me explicó que ella tenía el DIU puesto, y que no me preocupase. Quería que me corriese siempre dentro de ella, decía que eso le ponía. A día de hoy desconozco si eso era cierto; no volví a verla. Algún amigo me dijo que podía tratarse simplemente de una mujer que quería quedarse embarazada y buscaba algún chico joven que aguantara una noche entera vaciándose dentro de ella para tener más probabilidades. Nunca lo sabré, pero la cuestión es que esa mujer me marcó para siempre. Ella despertó en mí un apetito sexual que difícilmente se podía saciar.

Pero lo más importante a destacar es que desde entonces no he vuelto a follar con condón.

Desde aquella noche siempre lo he hecho a pelo. Es más pienso que follar con condon no es follar. Para llamarlo “follar” se tiene que producir el contacto de carne con carne. Cuando te pones un condón no te follas a una mujer, te follas un plástico. Eso sin contar con que el hecho de tener que parar en medio de los preliminares para ponerte una goma antes de meterla corta toda la magia del momento.

LIGAR POR INTERNET CON ÉXITO

Durante mi época de estudios me convertí en un auténtico sátiro. No me bastaba con salir con alguna chica como cualquier persona normal. Necesitaba guarrear todo lo posible y de cualquier forma. La hubiera metido incluso en un ladrillo.

La experiencia con aquella web de contactos resultó muy positiva, así que decidí seguir los mismos pasos en la nueva ciudad adonde fui a estudiar. Me apunté a algunas webs, e iba probando a ver cuáles funcionaban bien y cuáles no.

Sin duda, la mejor que probé jamás era una que hoy sigue existiendo: Badoo.com

No voy a entrar a debatir si es una buena web de contactos o no. A mí me funcionó. Y me funcionó bastante bien. Si a vosotros no os funciona, el problema lo tenéis vosotros. Pero para eso estoy yo aquí: para intentar ayudaros por medio de mi experiencia.

En aquella época se decía que quien ligaba por Internet lo hacía porque no era capaz de ligar en persona. Yo pienso que quien dice eso es un dinosaurio viendo cómo se acerca el meteorito a la Tierra; es un caso perdido, jamás entenderá nada. Creo que si quieres ligar puedes hacerlo donde quieras, la única diferencia es que Internet te permite contactar directamente con gente que quiere lo mismo que tú: follar. Eso ahorra mucho tiempo y dinero.

En Internet, además, la gente se abre más. Hay chicas que por Internet te dirían cosas que jamás te dirían a la cara recién habiéndote conocido. Y eso ayuda a generar un clima de confianza más rápidamente. En Internet, si tienes arte y sabes engañar, puedes hacer que una chica se sincere y te cuente lo mal que le va en su relación, o que su novio es un desastre en la cama. O puede que todo sea mentira y que ella también te esté engañando. Pero ¿qué más da? Los dos estáis jugando a actuar. Eso siempre es morboso. Yo al menos lo veo así, como un teatro improvisado y morboso.

Internet era perfecto para lo que yo quería: conocer a muchísimas chicas, descartar rápidamente aquellas con las que sabía iba a perder el tiempo, e ir al grano con todas las demás para poder follar mucho.

Pero vamos al quid de la cuestión: ¿Cuáles son las claves para ligar por Internet con éxito?

Después de mi productiva experiencia de cuatro años 24/7 en el asunto, a mi juicio las claves en principio son:

  1. Identificar una buena web de contactos. Hace años que no estoy en el mercado, pero diría que Badoo sigue siendo un nido de 1) maduras resabiadas que buscan aventura, 2) jovencitas que están perdidas en la vida, e incluso 3) dieciochoañeras y veinteañeras que ya son madres (conocí a una de 19 años que tenía dos hijos de dos hombres distintos, y sus padres la obligaron a hacerse una ligadura de trompas… era una auténtica guarra en la cama, como cualquiera con dos dedos de frente se puede imaginar). Todas estas —que suelen ser unas putas desequilibradas— son perfectas para lo que buscamos, así que Badoo es perfecto para lo que buscamos.
  2. Inventarte una identidad. Con tu vida de mierda no vas a atraer la atención de nadie, así que no seas quien eres. Es muy fácil: sólo tienes que inventarte un personaje por el que cualquier mujer perdería las bragas, y sencillamente serlo. Quieres atraer al mayor número de mujeres posibles, porque 9 de cada 10 al final te dirán que no, así que si quieres follarte a 100 tendrás que ser capaz de atraer de primeras a 1.000. Empieza por cambiarte de nombre; invéntate una vida y métete en el personaje cuando hables con ellas. Tienes que ser un Tolkien, tienes que crear un puto mundo, hasta el más mínimo detalle, y ser coherente con cada cosa que dices o haces para que no se te vea el plumero.
  3. Currarte las fotos de tu perfil. Pon fotos interesantes, que no sean desagradables o explícitas. A toda mujer le gusta ver un buen rabo, pero eso no es lo primero que le gusta ver. En tus fotos de perfil tienes que insinuar que estás bien, que más o menos te cuidas y no das asco, pero no tienes que mostrarlo explícitamente. Eso déjalo para cuando cojas confianza.
  4. Currarte un buen texto de presentación para tu perfil. Miente. Miente como un cabrón. El texto lo vas a poner en tu perfil junto a tus fotos, y al igual que las fotos el texto tiene que ser atractivo para las mujeres. ¿Qué atrae a las mujeres? El dinero. Insinúa que tienes altos ingresos, que eres un espíritu libre y no tienes problemas de ningún tipo. Te tienen que ver sofisticado. Pero igual que antes: insinúalo, no lo digas explícitamente porque lo que podrías parecer es 1) un sobrado o 2) un mentiroso, y no sé qué es peor.

Si sigues estos 4 puntos, ya tienes medio camino recorrido. Si lo haces muy bien, habrá incluso mujeres que te escriban a ti sin necesidad de tener que escribirles tú a ellas.

Pero queda lo más difícil: no espantarlas una vez establezcas contacto con ellas (esto para un tío sensato no es difícil, pero la mayoría sois unos capullos, reconocedlo, y necesitáis ayuda). Compartiré algunas nociones básicas que a mí me han servido:

  1. Escribir bien. No seas pedante (recuerda que la mayoría de tías que conocerás aquí son unas putas desequilibradas, y no les interesan los cerebritos) pero tampoco seas un bajuno (por favor, no saludes con un “ola prinsesa”). Yo siempre saludaba con alguna fórmula que de primeras no necesitase tildes ni nada extraño: un “Hola” seguido de su nombre. Si al empezar a hablar veía que ella cuidaba su escritura, yo me adaptaba y escribía lo mejor que podía para que viese que soy un tipo culto con el que se puede hablar. Si en cambio veía que ella era tan guarra escribiendo como después seguramente lo sería en la cama, yo aflojaba el pistón y escribía más normal (sin llegar a escribir mal, por supuesto, porque a pesar de todo hay que dar imagen de ser un tío solvente).
  2. No ir a saco. Esto es como todo: con algunas tardarás más en llegar al meollo de la cuestión, y con otras menos. Unas querrán tener primero una relación e ir despacio para regalarte su flor, y otras estarán tan cachondas que querrán que se la metas en ese mismo instante. También dependerá del clima que sepas crear, y de lo predispuesta que esté la tía a que se le bajen las defensas. Para todo esto, como siempre: sentido común. Tú mejor que nadie sabrás si estás pinchando en hueso o si tienes una oportunidad de meterla en caliente. Y tú mejor que nadie sabrás durante cuánto tiempo estás dispuesto a jugar para conseguir el premio.
  3. Saber preguntar. No te quedes en lo típico (“a qué te dedicas?”). Preguntarle por su familia ayuda a generar confianza. Preguntarle por sus sueños hace que comparta contigo sus aspiraciones de futuro. Preguntarle en un momento clave si quiere tener hijos hace que se ablande. Preguntarle por sus relaciones hace que se abra y se dé cuenta de con cuántos gilipollas ha tenido que lidiar. Trátala como si fuese alguien que te interesase mucho y quisieses saber todo sobre su vida. Hazle las preguntas que le harías a una amiga de mucha confianza. Pero sin pasarte. Dile cosas como “se ve que eres una mujer con personalidad y que lucha siempre por lo que quiere”. Eso le encantará, diciéndole eso en un momento clave parecerá que la conoces de toda la vida, porque todas las mujeres piensan que tienen personalidad y que luchan siempre por lo que quieren, así que acertarás seguro. Busca su debilidad y dale ahí.
  4. Saber hacer que ella te pregunte por tu vida. Hazle ver que ofreces tanta confianza como para que puedas responderle a cualquier pregunta sobre ti. Seguramente haya leído tu perfil y querrá saber en qué trabajas (recuerda, una vez más: a este tipo de tías les atrae saber que te manejas bien de pasta, pero tampoco vayas de sobrado). Miéntele como un bellaco. Pero no digas directamente que tienes mucho dinero y que vas a Nueva York cinco veces al año, más bien deja caer algún comentario tipo “odio los aeropuertos, aunque por mi trabajo no tengo más remedio que aguantarme”. Insinuar, siempre insinuar. Y, en todo caso, si ella pregunta tú respondes, pero limítate a eso, no seas bocazas hablando de ti. Que vea que controlas tu vida, que eres seguro y que eres más poderoso que ella, por muy buena que esté. Que no eres un tío más, que eres un tío al que alguien como ella tiene que aspirar.
  5. Conseguir que sólo hable contigo. Al igual que tú, ella estará hablando con diez tíos más a la vez que contigo. Usando la información que te he dado en los cuatro puntos anteriores, tienes que conseguir que sólo hable contigo. Tienes que ofrecerle una conversación tan interesante, y con la que ella se sienta tan cómoda, que captes toda su atención y mande a paseo al resto de tíos con los que está hablando en ese momento. Por eso tienes que diferenciarte de los demás y no hablar de sexo a la primera, porque si no te descartará. Algo que yo solía hacer era soltar perlas como “no me pongas los cuernos, eh?” o “anda, deja ya a los otros tíos con los que hablas… me estás faltando al respeto, que soy el futuro padre de tus hijos”, pero en plan cachondeo. Que ella sepa que es coña y se ría. Tienes que hacerlo con arte, si no el efecto que conseguirás será el contrario, y en vez de parecer un tío simpático parecerás un enfermo mental peligroso. Tienes que crear momentos en los que la hagas emocionarse y momentos en los que la hagas reír. Si logras esto, te la habrás ganado y tendrás más fácil llegar al punto 6.
  6. Dirigir la conversación al sexo. Como dije antes, nuestra meta es follar, pero primero tenemos que seguir un tortuoso camino hasta llegar a ella. No se nos puede ver que queremos follar a la primera (porque eso es lo que hacen todos los tíos, y tú no quieres ser uno más, quieres ser el mejor). Hay que conversar, hacerle las preguntas clave según la estés viendo, hacer que ella sienta que te conoce —o sea que conoce al personaje que te has inventado— e ir quitándole su armadura hasta que esté completamente desnuda —en sentido figurado— y podáis hablar de sexo abiertamente. Pensarás que es hipócrita, pero es así. Los dos queréis sexo, pero al principio toda mujer quiere mandar el mensaje de que no es una chica fácil (aunque en el fondo sea más puta que la Veneno). Entonces, sólo cuando estés seguro de que ella está hablando solamente contigo y te dedica toda su atención, puedes ir orientando la conversación hacia el sexo. Una fórmula que de normal no falla es hablar de exnovios. Si estáis de buen rollo y la ves receptiva —sólo si la ves receptiva, no te pases— puedes ir haciéndole comentarios cada vez más pícaros, a ver hasta donde llega, tipo “por qué cortaste con él? Seguro que era un mariquita que no te daba lo que una mujer como tú necesita eh? Jejejeje”, y quizás eso te dé pie a terminar preguntándole “sólo por curiosidad” qué tipo de prácticas sexuales le gustan, posturas, fantasías, etc. Es una cuestión de ablandarla, de bajarle las defensas mientras diriges la conversación hacia el sexo, y una vez ahí ya tendrás el terreno abonado para ponerla cachonda y que quiera follar. Si llegáis a hablar de sexo con comodidad, es posible que la empieces a calentar.
  7. Hablar de sexo con morbo e inteligencia. Ante todo quieres ponerla muy cachonda. Quieres que esté tan cachonda que no pueda esperar más a que se la metas, y haber dirigido bien la conversación hacia aquí puede ayudarte a ello. Por eso cuando llegas a la conversación sexual también tienes que saber mantener la excitación. Háblale de alguna fantasía que tengas, pero intenta que sea una fantasía que creas también le pueda gustar a ella. Por ejemplo hacerlo en algún sitio público (muchas mujeres fantasean con eso). Háblale de lo que te gusta. En mi caso era follar sin la gomita, y que ellas me pidieran follando que me corriese dentro una y otra vez y las preñase. Adáptate a lo que notes que le gusta a ella. Crea un círculo de confianza y haz que se sienta dentro de él, para que te pueda confesar sus fantasías o prácticas sexuales favoritas. Te aseguro que si sabes hacerlo ella se excitará contándotelo. Si logras llegar hasta aquí follará contigo sí o sí.

Como véis, esto no es más que un estudio de mercado: hay que identificar el nicho y saber colocar nuestro producto entre los clientes potenciales.

Aún así, hay tías con las que más o menos sigues este esquema pero pasan de rollos y van más al grano que tú. En ese caso, bienvenidas sean. Adáptate y ve tan al grano como ellas te permitan. También hay tías que te calan y te cortan la jugada en seco; si te toca una así, lo cual es muy posible, pasa de ella —por muy buena que esté— y céntrate en otra. No pierdas el tiempo.

Con este sistema me tiré a muchísimas tías de todas las edades, feas, guapas, altas, bajitas, gordas, delgadas, casadas, divorciadas, solteras y con novio. Me llegué a tirar incluso a una tía con retraso mental. Yo no tenía filtros, sólo quería meterla en muchos coños distintos, llenar de lefa al mayor número de mujeres posibles. No os hacéis una idea de la cantidad de mujeres que hay a las que les gusta follar sin condón y lo hacen.

La clave es ponerlas muy cachondas. El sexo está en la mente, tenéis que usar la mente para ponerlas cachondas. Los mejores polvos se diferencian de los peores polvos no porque en el momento de follar la estés metiendo mejor, sino porque previamente se ha generado un clima de excitación que hace que las sensaciones en ese polvo sean extraordinarias.

Os preguntaréis si es posible que yo tenga algún hijo por ahí, al haber ido follando sin condón. Como poder, puede ser posible, sí. Pero en cualquier caso no lo sé. Cuando alguna chica me ha dicho que no le bajaba la regla, yo —antes de abandonarla para siempre, y que me buscase por mi nombre falso si quisiese— le he contestado que hiciese lo que le diera la gana, pero que yo no le iba a dar dinero ni para tener al niño ni para abortarlo. Si ella follaba conmigo también follaba con otros, y no le convenía chantajearme porque si en una prueba de ADN se demostraba que yo no era el padre se destaparía que ella era una puta que follaba con múltiples desconocidos, y tendría que andar haciendo pruebas de ADN por ahí.

Sé que suena heavy, pero era lo que había en aquel momento. Con esa edad yo era un niñato y un hijo de puta.

SEXO POR WEBCAM GRATIS

El sexo virtual es el gran fenómeno de Internet. ¿No es maravilloso que la tecnología nos haya proporcionado otra forma de hacer sexo, otra forma de obtener placer?

Sin embargo, en su día yo no contemplé la opción de gastar dinero en webcams y sexo virtual (para eso, prefería gastármelo en sexo real). Y estoy seguro de que muchos de vosotros tampoco contempláis esa opción, aunque os interesa el cibersexo tanto como a mí me interesó. Para todos esos comparto este capítulo.

Lo que yo hacía era buscar chicas de otros países (españolas no, para evitar chantajes con imágenes), principalmente de Sudamérica, donde las mujeres son las más fáciles de ligar del mundo. Facebook es una poderosa herramienta para eso. Aprovechadla.

Hacía con ellas básicamente lo mismo que hacía en Badoo con las españolas, pero con ligeros cambios en el planteamiento (porque la finalidad era distinta). Me resultaba mucho más sencillo conseguir el objetivo, pues en Sudamérica las mujeres son, como digo, más fáciles de engañar si lo haces bien. Es decir, lo que ellas buscaban era lo mismo que las españolas (un hombre con dinero) pero además de una forma mucho más descarada, ya que su sueño era que ese hombre con pasta las preñaran y las rescataran de sus tercermundistas países.

¿Y qué hacía yo? Pues darles eso mismo.

Me hacía pasar por un joven empresario español con el ojo puesto en algún tipo de inversión en su país sudaca. Les decía que iba a visitarlo próximamente para cerrar algún negocio, y que de camino quería conocer a alguna chica linda de allí para tener hijos con ella. Me las camelaba a todas con la misma historia. Además, con el tema de tener hijos, el sexo sin condón estaba implícito. Y ellas, encantadas. Eso me ponía mucho.

A la hora de empezar a hablar con ellas seguía los mismos pasos anteriores, pero cuando llegaba al final en vez de quedar en persona —lo cual obviamente no podíamos— nos intercambiábamos el Skype “para seguir charlando”.

Si consigues una conversación de Skype, habiéndola dejado previamente cachonda como una perra, seguro la verás ante la cámara con alguna ropa sexy, o con alguna camiseta de tirantes que le queda suelta, o algo así. No falla. Y ésa será una señal inequívoca: aquí ya podrás ir con las bromas más directamente, por ejemplo “vaya, tienes un tirante juguetón, déjalo que se caiga, mujer… jejejeje”.

Es importante que, si por ejemplo la chica es colombiana y estás hablando con ella en junio, le digas que vas a ir a Colombia en septiembre. Así la tendrás con la expectativa de conocerte en persona en pocos meses, y será ella quien quiera camelarte a ti, para atraparte con sus encantos y que quieras conocerla en persona cuando vayas a su país.

Entonces, cuando llegue septiembre le dices que ha surgido un imprevisto en tu empresa y que tienes que posponer el viaje hasta diciembre, pero que cuentas los días para que ese momento llegue porque estás desesperado por conocerla y sientes que ella es la mujer de tu vida.

Cuando llegue diciembre, lo mismo: dile que tienes que posponerlo hasta marzo. Miente. Cuanto mayor sea la mentira, más se la creerá.

Sin embargo, llegará un punto en el que ella se dé cuenta de que realmente no vas a ir nunca, se aburra y te deje de hablar. Pero no pasa nada porque para entonces tú ya tendrás a más chicas que la sustituirán.

Con este sistema yo he llegado a tener un ejército de tías, muchas de ellas jóvenes y buenísimas, dispuestas a practicar cibersexo con su novio español cada vez que éste —o sea yo— lo demandase.

Mi sistema lo veía mucho mejor que ir a sitios de webcams, ya no sólo porque me salía gratis, sino porque creaba una verdadera relación con las chicas: ellas me contaban sus vidas, me trataban realmente como si fuera su novio, en muchos casos las llegaba a conocer en profundidad. Y eso mola. Eso sí, es muy importante —una vez más— mantener la misma historia con todas, ser coherente, porque como te inventes cosas distintas para cada una puedes cometer errores.

CONTACTOS DE CHICAS CON WEBCAM

La idea de escribir este hilo surgió porque el otro día cogí mi portátil antiguo para hablar con un cliente por Skype, y cuando abrí el programa tenía mi antigua cuenta guarra guardada, así que entré y al ver la cantidad de contactos de chicas recordé todo esto.

Y como soy una gran persona compartiré aquí un puñado de direcciones (cogeré unas cuantas por cada letra del alfabeto), por si queréis probar suerte con ellas:

maria-encar
alejacas2803@hotmail.com
Andresinha.
brunnamorenita@hotmail.com
caren511@hotmail.com
Celesste
celeste_bb_1997@hotmail.com
claudiadipcampi
cristinta56049
danielita.giraldo2
daniela_loa17
danna0101
lobitatuya06@hotmail.com
debora5983
edilenemel6
tu_lokita@hotmail.com
eligm251202@hotmail.com
ericalamorocha1990@hotmail.com.ar
erikagarcia1
estefaniagomez_
fabiola_rg84
harnerojas@hotmail.com
hcarolinao
jceballoslopez
kalwyne
karinavl.21
karoina.karoina1
laleska.sanchez
hada.buena
marce-la27
majolu38
marylozada081
nicole.0720
mechis1972
pamela.berna2
pamelagarzon22@hotmail.com
pamela.rodriguez200
patricia.21012
paulive.92
samanta-4301
sandra.valino1
selma.maria82
sol.fuentes28
diana.badoi1
susana.ocampo29
sussylg
valeri-121212
valerialynch05
veronicasand11
xiomy-444
maestrayaja
karolyis-andrea
yeraldin24
preciosita25-@hotmail.com
yulissa.isabel
yulieth115528

Es muy probable que muchas cuentas no funcionen (han pasado años de esto), o que algunas chicas ni siquiera os acepten porque no os conocen. Pero quién sabe, alguna era muy guarra y quizás siga buscando tema y se deje llevar.

En cualquier caso, hoy tenéis muchas herramientas en Internet para haceros con contactos de chicas de otros países. ¡Usadlas! Lo importante es seguir la estrategia.

*** BONUS TRACK: CÓMO IRSE DE PUTAS ***

El hilo va de follar y de webcams gratis, sí. Pero lo de follar en modalidad de pago es algo que todos o casi todos hemos hecho alguna vez, y veo que algunos dan penita incluso cuando van a puticlubs. Irse de putas es algo que también hay que saber hacer, y por eso quiero compartir igualmente una serie de nociones que yo aprendí con la experiencia, a modo de Bonus Track.

Al principio del hilo os dije que mis padres me pagaban todo lo relacionado con los estudios, pero que si yo quería algún capricho me tenía que buscar la vida para costeármelo. Pues bien, mis mayores caprichos han sido las putas y la coca.

No son caprichos baratos, lo sé. Sin embargo, tenía la suerte de hacer trabajos puntuales en los que me pagaban bastante bien. Por ejemplo, con una faena de aproximadamente hora y media podía ganar 160-180 euros, así que procuraba hacer varias faenas de estas al mes, y con eso tenía dinero para gastármelo en mi insaciable polla y en mi nariz.

En primer lugar, aclaro que no sólo se van de putas los tíos que no tienen otra opción para follar. En mi caso, yo me iba de putas por puro morbo. Si follarte a una tía sin condón da morbo, follarte a una puta sin condón es el morbo al cuadrado, es el summum de lo prohibido. No todas las putas te dejan, obviamente, pero para eso también hay que saber escogerlas.

Así que os daré una serie de puntos que yo seguía cuando me iba de putas, por si os sirven en caso de tener gustos parecidos a los míos:

  1. No vayas al puticlub en grupo. Si vas a un puticlub con todos tus colegas dará la impresión de lo que realmente sucede: que vais de excursión y que la mayoría de vosotros sois curiosos que sólo están allí para mirar. Las putas huyen de eso. Lo mejor es ir solo, o si acaso con un colega que vaya en el mismo rollo que tú, y llevar contigo medio gramo de coca. Entonces entras, echas un vistazo como si el local fuese tuyo, pides algo en la barra y te sientas a mirar el ganado.
  2. No te vayas con la primera puta que se te acerque. Es un fallo de inexperto. Como le digas que sí a la primera que te entre dará la impresión de que estás muy necesitado, y ella hará contigo lo que le dé la gana (seguramente en la habitación cambie de actitud y no sea tan amable como lo fue en el bar). Cuando se te acerque la primera, te presentas, le sonríes, hablas con ella un poquito y le dices muy educadamente que no quieres hacerle perder el tiempo y que prefieres echar un vistazo a todas las chicas que hay. Lo digo en serio: no te vayas con ella por muy buena que esté (si está buena, te jodes, pero no entres con ella). Tienes que ser tú quien llame a la puta que te interese, porque son tus cojones quienes mandan allí.
  3. Identifica a la más guarra. No te vayas con la que solamente tenga el cuerpo más bonito —eso, de hecho, no es garantía de un buen servicio— sino con la que creas que vas a poder hacer más guarradas. Para filtrar, lo que hacía yo era decir que me encantaba hacer sexo anal y que buscaba una chica que se dejase. En realidad yo no buscaba sexo anal, pero si la chica aceptaba era garantía de que haría muchas otras cosas más aparte de esa (por ejemplo follar sin condón). Que una puta te diga que hace anal es buena señal. Pero no le preguntes directamente si folla sin condón, porque jamás te admitirá que sí, y encima correrá la voz entre las demás putas de que buscas eso y ninguna querrá estar contigo.
  4. Pregúntale a la puta si le gusta “la fiesta”. La fiesta, por si no lo sabías, es la coca. Si una puta te dice que hace anal y que le gusta la fiesta, ésa es tu puta. Entonces dile que quieres montarte una buena fiesta con ella en la habitación, que la invitas. Llévatela porque posiblemente puedas hacerle guarradas y follártela sin condón. Pero, insisto: jamás le preguntes directamente si folla sin condón; eso tiene que surgir.
  5. Demuéstrale quién manda. Ni se te ocurra maltratarla, entre otras cosas porque te echarán de allí y te darán una paliza. Pero ella tiene que ver que tú eres un cabrón. Las personas que suelen estar en los puticlubs son por un lado lo peorcito de cada casa y por otro lado los pringados; en tus manos está ser —o al menos aparentar ser— de los primeros para que no se aprovechen de ti. Como ejemplo ilustrativo, en una ocasión le pedí a mi puta que comprara algo de coca en el mismo club porque yo me había quedado sin nada, y con el ciego que llevaba me puse agresivo y la acusé de timarme. Al final ella trató de calmarme, se metió la primera raya y se tumbó en la cama abierta de piernas para que yo le clavara la polla directamente. Ni siquiera sacó el condón. Ese día fue memorable. Seguramente por la combinación de alcohol y drogas y el calentón por lo buena que estaba me llegué a correr tres veces en un rato. Fue como un orgasmo continuado de varios minutos.
  6. Trucos por si ella no da el primer paso para follar sin condón. La coca le baja las defensas a las putas: es meterse una raya y ponerse cachondas. Es casi seguro que si la invitas a coca ella te deje metérsela a pelo (sobre todo colombianas y brasileñas). Aún así, es posible que muchas no terminen de abrirse de piernas para invitarte a que se la metas. En estos casos, insisto una vez más: no le pidas directamente follar sin condón (lo más que conseguirías es que se cierre en banda y tome aún más precauciones contigo). Tendrás que intentar seguir calentándola usando otros recursos. Algo que yo hacía era tumbarla en la cama (ella tiene que estar tumbada para que tú puedas dominar la situación; si dejas que ella se suba encima tuya será ella quien controle). Entonces, con ella tumbada boca arriba yo cogía el condón y lo dejaba a un lado (como diciendo “tranquila que dejo aquí el condón para ponérmelo después, pero antes quiero jugar un poco contigo”), la abría de piernas y le daba besos y lenguëtazos por los muslos (por el coño no porque me daba asco, pero intentaba acercarme lo más posible), y recorría su cuerpo con mi boca buscando las partes erógenas. Cuando llegaba a los pechos, hombros y cuello, mi polla —que para entonces estaba durísima como una piedra— empezaba a rozar “sin querer” su coño y su clítoris, así que ella, que no era tonta, se refregaba mientras gemía, y yo empezaba a notar cómo aquello lubricaba y se abría como un mejillón, como dándole la bienvenida a mi pene. Si eres capaz tú también de hacer eso, lo normal es que empecéis a jugar a meter la puntita y acabéis follando a pelo como locos. Aún así hay putas a las que la responsabilidad les puede y cortan en seco para que te enfundes. En ese caso no hay nada que hacer: o te enfundas y sigues, o haces como hacía yo y le pides que al menos te la chupe para correrte.

Un consejo, si os va la coca: no compréis cualquier mierda. Normalmente la coca suele estar cortada mil veces y te tienes que meter una raya cada 15 minutos para notar algo. Yo, en la ciudad donde estudiaba me fui a la calle más chunga y me hice colega de dos gitanos que me dijeron qué casa de todas las que allí había era la que traía el material para luego distribuírselo a las demás casas que vendían en esa misma calle, es decir quién tenía la coca más pura. Allí fue donde empecé a comprar desde entonces, y os aseguro que una raya de esas te duraba una hora. No he probado una mejor.

Actualmente veo la vida de manera distinta y no apruebo el consumo de drogas. Pero si te metes, te aconsejo que al menos te la metas lo más pura posible, de lo contrario te estarás metiendo mucha mierda (además de la mierda que ya es de por sí la droga).

CONCLUSIÓN Y ÚLTIMO CONSEJO PERSONAL

Cuando era un veinteañero, por las noches quedaba para cenar y follar con la novia real que tuviese en ese momento (generalmente alguna compañera de la universidad), luego me iba al piso a follar virtualmente con alguna de mis novias sudamericanas, y si después de eso seguía cachondo quedaba con alguna guarra de Badoo. Finalmente, si había salido e iba puesto de coca y seguía teniendo un calentón del 10, me iba a un puticlub a terminar la fiesta con alguna puta.

Hoy soy un respetable hombre de treinta y pico años, tengo una esposa maravillosa que cocina como un ángel y con la que tengo un sexo muy satisfactorio, tengo hijos listos y guapísimos. Gracias a mi trabajo mi familia puede vivir con todas las comodidades, vamos a misa los domingos y soy inmensamente feliz. No cambiaría mi vida actual por nada.

Espero que este hilo haya ayudado a alguien. Pero, por favor, recordad:

En cada edad hay que hacer lo que toca, y hay que ser el mejor en cada cosa. Si tienes 20 años, no te hagas pajillas ridículas, sé un follador sin escrúpulos; si tienes 30, no seas un tío cualquiera, sé un gran señor.


[ÍNDICE] Lo mejor de Tabloide
Pregunta para las Féminas y/o entendidos (Anticonceptivos)
#2

Hombreee, después del master-psico-erótico que nos has soltado es lo mínimo… Maestro… :guay:

…Pues nada, abres el hilo del Doctor-Amor y a seguir enseñando…

…He pasado un buen rato leyéndote, gracias.


#3

Supongo que te habrás hecho algún tipo de análisis para las ETS porque no me extrañaría que tuvieses más bichos que el suelo… Por todo lo demás, muy buen post. Me ha gustado.


#4

Te felicito por el post, sí señor! Todo un tratado de buenas prácticas y malas artes. Muy agradecido.


#5

Me he reído


#6

¿? Espero que te haya valido la pena… me he quedado un poco perpleja sinceramente.


#7

Estoy con @chAga, con lo de los bichitos… hazte analíticas, porque tienes altas probabilidades de tener algo, aunque sea VPH. El VPH en hombres apenas tiene sintomatología (quizás alguna verruga o condiloma en zona genital que, con el pelo, suele pasar desapercibida), pero para las mujeres implica una altísima probabilidad de desarrollar cáncer cervical en el cuello del útero, y tiene bastante mal tratamiento a día de hoy. En algún caso, según el tipo de virus, en hombres puede desembocar en un cáncer de ano o de pene. Y esto que te digo no es broma…

También tienes altas probabilidades de ser invitado próximamente a un programa de TV, de esos presentados por Isabel Gemio o similar, en los que uno o varios adolescentes reclamen tu paternidad… y a ver qué y cómo se lo explicas a tu mujer… y a tus hijos!!

Yo también desfasé con 20 años, pero para evitar ese tipo de problemas, opté por la solución clásica, que además ya los empezaba a haber extrafinos, con estrías y gran variedad…


#8

Mi dios se ha revelado. Gracias de verdad por tan valiosos consejos, acabo de descubrir el significado de la Navidad. De verdad eres el puto amo. Te quiero. Ojalá todos fueran como tú. Me he enamorado de ti. Necesito de tu gran sabiduría. Ilústrame, ilumina mi camino. Etc

¿Esperabas una respuesta así? Si eres de la clase de persona que se mete en Badoo, bien puedes ser un gilipollas o un tío que, además de putero, le gusta buscarse a las típicas choni mierdas y gente con baja autoestima.


#9

Joder, empezaste como un pardillo de pueblo y en cuatro años te convertiste en Toni Montana, buen guión.


#10

Enhorabuena por el curro, por contarnos parte de tu vida y por formular esos consejos. Eso de por sí ya hay que apreciarlo.

Por otra parte,

:asco:


#11

Yo pensaba que jamás conocería a nadie interesado al menos públicamente en follarse a prostitutas a pelo. Que conste que respeto tu opción, aunque me parezca temeraria.


#12

Clavadito a “Soy una Pringada”


#13

Cuando te hagas el analisis lo cuentas tb


#14

Enhorabuena @santifesti , uno de los mejores posts que he leído en Tabloide, sobre todo el Bonus Track!

Por fin alguien cuenta La Verdad de España (aunque con algún pelo de esos rizados en la lengua) :blush::blush::blush:

:ylosabes:


#15

#16

Me huele a Invent desde Orcera. O es la versión española de Johnny Sins o tiene vocación para novelista, a medio camino entre Camorra y 50 Sombras de Gray

:trepidante:


#17

Esto es lo más grande de este post…cuánta gente piensa que es una fantasmada, que es una vida irreal, paralela, de película… :smile:


#18

Es lo de menos…

Se non è vero, è ben trovato :cosby2:


#19

Me sorprende, pero no mucho, como cuando alguien reparte información de valor saltan rápido algunos a decir “es mentira” o le aconsejan pasados años ya que se haga un examen de ETS.

Eso del examen de ETS es la versión laica de gritar “PECADOR!”.

Por lo general la gente no aprecia la información de este tipo, porque los pone entre la espada y la pared: Ahora ya no tienes excusa para ser un fracasado tienes la herramienta para dejar de serlo y al menos deberías intentarlo. Hay quien se siente muy cómodo en su fracaso y no quiere que nadie lo ponga en la situación de asumir ante él mismo que no solo es un fracasado sino que lo es porque quiere. El fracasado, que en un 99% de los casos como he dicho lo es porque quiere, disfruta mucho el papel de víctima y la información de valor es una amenaza para él.

Recuerdo cuando hace unos días alguien dejó información clara y concisa acerca de cómo “traficar” con bitcoins y no pagar impuestos y hubo 3 ó 4 también muy indignados con la información de valor.

Dejando a un lado el que este post sea verdad o mentira, da exactamente igual, es un gran post y yo personalmente te doy :misdies:

Yo creo que todo es cierto, y si no lo es, quiero creer que sí lo es porque eso hace que internet sea un lugar mucho más divertido. No hay nada mas triste que un incrédulo.


#20

Un guión en el que se mezclan putas y familia. Aderezado con pastoreo.
Estás en el lugar adecuado. Lo digo en serio, en ningún otro foro te leerían la tontería.