Cómo ligar con camareras. El método definitivo para dejar de ser un capullo


#1

Quiero dejar claro que prefiero el método de contacto más virtual, asentado en las redes sociales de ligoteo, que el ligue en el mundo real, por así llamarlo.

Aunque el punto de confianza en uno mismo que he alcanzado en los últimos meses me ha valido para dar el salto a un terreno donde me siento mucho más cómodo que ante el ordenador, que es en el maravilloso mundo de las camareras de bar o pub irlandés. No voy a hablar de camareras de discoteca, porque ese mundo de la noche ni lo frecuento habitualmente ni me gusta y supongo que será parecido, pero con el plus de llevar un gramo encima.

Tampoco hablaré de camareras de hotel o restaurante. Me ceñiré a camareras de bares, donde se sirven cervezas frías y tapas en algunas ocasiones.

Soy un animal de cervecería. Soy un hombre que disfruta en bares de mierda. Esa es la mentalidad. No vamos a ligar con camareras vamos a disfrutar de una buena cerveza y de unas rabas de calamar recalentadas. Esa es la idea. Importante.

Psicología de la camarera
No es cierto que las putas quieran que las rescaten. Eso es una leyenda de pelis de Julia Roberts. La mayoría ganan pasta y tienen para sus fiestas de alcohol y drogas. No necesitan que nadie las quiera ni las pague más allá del servicio.

Las que quieren que la rescaten son las camareras. Jornadas maratonianas, gente maleducada, tíos babosos (si la camarera es medio guapilla, ese es el objetivo, obviamente) que le lanzan los tejos sin gracia dos mil veces diarias, sueldos bajos, dolor de pies, etc.

Están saturadísimas y hartas del mundo. Esa es tu oportunidad.

Por qué camareras
Además del amor a la cerveza y a los bares, hay más razones de por qué ir a por las camareras.
Hay muchísimos bares, y por tanto muchas camareras. Eso hace el objetivo más flexible y enriquecedor.

El cliente que soportan a diario suele ser muy mal educado o muy cutre en sus formas. Aprovecha eso. Haz de una suma educación tu arma. Ser educado les llama la atención.

Ligar con camareras, no requiere ser un Adonis, ni ser simpático, ni especialmente nada. Ni siquiera tienes que tener dinero. Es un mundo ideal, donde si manejas bien tu mediocridad puedes hartarte a follar, que de eso se trata este hilo.

Es decir, es un mundo al alcance de nosotros, los hombres mediocres. El maravilloso mundo de la gente mediocre, la cerveza fría y las camareras de generosos culos y asqueadas del mundo. Es tu oportunidad. Léeme con atención.

Consejos básicos
Cinco consejos básicos para cumplir a raja tabla si quieres tener éxito y dejar de ser un capullo:

1 - Debes dejar claro que vas por algo concreto a ese bar, pero desde luego no es por la camarera. Un comentario tipo “cómo servís la cerveza fría en este bar. Así en ningún sitio. Da gusto”. Mientras acaricias la jarra o tercio y sonríes. O “vengo a este bar porque vuestros calamares de piscifactoría son los mejores de la ciudad”. ¡Funciona! Doy fe.

Se ingenioso, pero no con ella. Jamás la piropees. Por favor. Jamás. Eso lo hacen todos los gañanes que pasan por allí. Sé simpático, pero no con ella ni en exceso. Que vea que te gusta ese bar, no ella. Que de vez en cuando le dices algo como se lo dirías a un gorila al otro lado de la barra. Que eres un tío majo, que de vez en cuando abre la boca.

Las camareras están hartas de tíos torpes, si haces un comentario ingenioso, sin pasarte -pues no son ingenieras nucleares-, llamarás su atención.

2 - Debes ser muy muy educado. Las camareras no están acostumbradas. Siempre por favor y después dando las gracias. Que parezca que tienes estudios.

3 - Jamás vayas más de tres veces en semana al bar. Jamás. Entre una y tres. Ligar con camareras es un proceso que requiere cierto tiempo, pero en realidad tú estás disfrutando de una buena cerveza. Nada más. No hay prisa. De esos tres días, di algo dos. En el tercero sé amable pero no digas nada. Aplica los “tiempos marianos”, es decir, como Rajoy con la oposición, desquicia a las mujeres con tus silencios y tiempos. Sé un castigador. Si vas lunes, miércoles y viernes, y cumples los consejos, ella ya te habrá echado el ojo. Que un día no le digas nada la descolocará. Y eso es lo que queremos. Tiempos marianos. Término clave para la conquista. Poco a poco, todo va yendo solo. Ellas te “esperan”. Si, por ejemplo, ya hay ciertos comentarios por su parte e intenta sacarte conversación es el momento de si vas los viernes habitualmente, esa semana no ir. Eso es cuando todo vaya fluyendo. Si a la camarera le gusta tu rollo, pronto te dará bola, os lo aseguro. Lo demás es aplicar tiempos marianos a la situación.

La paradoja de la camarera. Les entran tantos tíos que ligársela es más fácil. Aprovecha tu mediocridad.

Tómate solo una. No te tomes más. Estás disfrutando de un momento, no estés demasiado tiempo o serás otro más.

4 - Lleva allí a tus conquistas. Siempre que puedas, lleva al bar de la camarera a tus ligues. Uno tras otro. Alimenta la rueda del bar donde trabaja la que te quieras cepillar. Llevarte a un ligue a un sitio donde no esté ninguna otra mujer que te interese es un desperdicio. A las mujeres siempre las tienes que restregar a otras mujeres. Esto es clave en el mundo de la camarera.

5 - Jamás se te ocurra ni piropearla, ni invitarla a nada (ella tiene que invitarte a ti) ni llevar libros, ni estar con el móvil. Solo tú ante la mesa. Sé diferente. No te hagas el interesante. No cuela. No lo eres. Esos trucos las camareras se los conocen. Uno va a disfrutar.

Y si hace buen tiempo en terraza. La barra da sensación de tío que va a ligar. Aunque un paso más avanzado y arriesgado en barra, que no es recomendable en principio, pero sí si la cosa va marchando algo. Consiste en mirarla con media sonrisa cuando un baboso le esté dando el coñazo. La miras, creas un vínculo, sonríes y te vas deseándola suerte. Y que ella lo oiga y también el tipo. Sin decir nada más. El problema es que ya necesitas a más personas, pero como en el jazz, hay que saber improvisar.

Conclusión
Ligar con la camarera tirando los tejos es una pérdida de tiempo. Le tiran 2500 tejos diarios. Sé majo, indiferente, y que se note que no vas a por ella.

El mundo de la camarera es fascinante. Fácil y difícil. Depende del enfoque. Una camarera medio decente está acostumbrada a que le tiren los tejos hasta la saturación. Guapos, feos, listos, tontos, pobres, adinerados, altos, bajos, simpáticos, babosos, retrasados… Destacar ahí es dificilísimo y hay que descartar eso. Una camarera por simpática que sea siempre estará a la defensiva, inconscientemente. Ir por ahí es perder el tiempo. No vas a destacar, conoce tus cualidades, y respétate a ti mismo. No entres partiendo la pana a no ser que seas famoso. No eres gracioso ni vayas de cara dura. Sé discreto y usa la distancia corta. Sin presión de lanzar los tejos, sé simpático y deja claro que te gusta el sitio y no ella. Se contratan tías solo porque van tíos. Si tú eres diferente, simpático y educado y que te importe tres cojones si el camarero es una tía o el vecino Manolo, eso desactiva su armadura anti-babosos. Se relaja y será ella la que te dará conversación. Que no te vea como otro pesado más.

Razón y camino a seguir de este hilo
Además de los típicos comentarios que pueda levantar este hilo, el objetivo es mostrar al mundo que ligar con una camarera es maravilloso.

La idea de que te invite a una cerveza tras otra, mientras es tuya, o que cierre el bar contigo dentro es algo que produce un placer para paladares exigentes.

También tengo el siguiente objetivo: que contéis anécdotas de ligoteo de camareras, yo también aportaré. Que no sea un hilo muerto. Pueden ser camareras no solo de bar, de cualquier campo, y cómo lo hicisteis. También que os apuntéis a este método prácticamente infalible y narréis vuestras anécdotas.

Corolario
Primero os puse cachas, ahora os enseño el camino para dejar de ser unos capulletes. Dar las gracias al tío @EcheniqueC17


EGC: El Gran Chat de Tabloide.es
[ÍNDICE] Lo mejor de Tabloide
#2

#3

Y si vives en una zona con poca población o bien los habitantes que frecuentan el/los bar/es se conocen la mayoría entre ellos, ¿qué se debe hacer? Supongo que me dirás que me desplace hasta la ciudad más lejana de mi periferia pero, ¿y si no puedes?


#4

Siempre puedes ligarte a la hija tonta del estanquero.
:wiiiii:


#5

:calatrava: Mereció la pena esperar por tu 2º hilo :misdies:


#6

Sólo con eso ya me habías conquistado…


#7

Seguirás siendo el discípulo más activo de Onán…


#8

Múdate. Este método no vale para primas. Lo siento.


#9

El tío @anon58335122 es un fucker de la cabeza a las ruedas


#10

:jojojo:puto echenique!! De verdad que me troncho contigo!!! Ha llegado el,punto que solo entro a tabloide pa leerete :joy::joy::joy::joy::joy:


#11

Cambia de pueblo, si ya te conocen estas jodido, todo lo que comenta @anon58335122 te servirá. Aunque es un método perfecto, que suscribo en su totalidad (también funciona con propietarias), lo difícil sería saber qué debes hacer en todo momento, yo siempre he dicho que para esto se nace.

Si todo falla, un par de amigos mios que estan forrados usan el método de pagar con billetes de 50, sea cerveza, cubata o licor. He podido obsevar como abriendo la cartera y buscando el billete más pequeño les funciona bastante bien. Yo observo a dónde se les van los ojos y aunque el método no es tan efectivo como plan B sirve.


#12

Hilo Serie Oro :misdies:
Mañana intento aportar lo que aprendí de las camareras trabajando detrás de la barra codo a codo con ellas.


#13

Cualquier aporte será bienvenido.


#14

También te comento que eres muy joven. Por ahí leí que tenías 18 años. A esa edad olvídate de las camareras. Van a pasar de ti. A no ser que ya seas un follador pro, no tendrás posibilidades. Las camareras buscan algo que las saque de la rutina de mierda, y con una chaval de 18 solo verán la posibilidad de ir de botellón.

PD: Puedo equivocarme. Si es así, y ojalá lo haga, será un placer leer cómo me equivoqué (si es con fotos, mejor -de ellas, no tuyas-).


#15

Lo tendré en cuenta. Aunque, ahora que lo dices, como lo has escrito en estas fechas de veraneo siempre sube un poquito la población aquí en mi pueblo :cosby2:


#16

Ostias, me has sacado una sonrisilla. La verdad es que no bebo, pero con las amigas algún que otro roce he tenido (ellas iban subiditas porque beben), pero siempre me he mantenido firme porque claro, son amigas.

Y obviamente no soy un cabrón que les recuerdo lo que han hecho el sábado a la noche…


#17

Joder @anon58335122 como te lo has currado, la verdad es que es un mundo que ni me lo había planteado :alfatu: una pasada mis felicitaciones.


#18

Qué tristeza ir a un bar, sólo beberse una cerveza, estar pendiente de no sacar el móvil, tener que ir durante meses y repetir el teatrillo. Sinceramente, creo que es mejor ir al bar con unos amigos, pasar el rato y pasar de la camarera. Si te gusta la camarera, y eres guapo y se te nota qu tienes educación y dinero, no te hará falta esta danza de apareamiento tan larga. De verdad.


#19

¿Por qué no te callas? El día que escriba cómo ligar con un cabeza de condón prometo pedirte opinión.


#20

Hombre, bastante callado estoy siempre, viendo lo que hay que ver.

Qué repetitivos con lo de cabeza de condón. ¿Me pongo a trabajar de albañil?

Bueno, suerte con las camareras.