Cosas de chinos


#1

Da igual si un chino está en su país o en otro: se comportan igualmente.

El otro día estaba en los lavabos de un centro comercial de Barcelona y se me puso un chino al lado de mi urinario y empezó a sorberse los mocos con tal fuerza y unos ruidos tan… reverberantes y llenos de matices que me entraron hasta arcadas. Y por si fuera poco mientras meaba se pegó un señor cuesco.

A mi se me cortó la meada y me fuí a limpiar las manos y el tío asqueroso se acercó al lavabo y se sacó los mocos como los futbolistas, así tapando un foso nasal y todo para afuera.

Nos quedamos de piedra todos los que coincidimos en los aseos.


Mi compañera de piso es rara
#2

era el chino cudeiro.


#3

Me hace gracia lo que decís, me cuadra. Llevo pasando 1-2 meses/año en China desde hace unos 10, por cosas de trabajo. De Mao se han contado muchas cosas que no sé si son verdad. P. ej., en “El último emperador” salía que invirtió el color de los semáforos porque lo rojo debía significar siempre adelante… Lo que dijo Truman sobre ser un cerdo es posible que sea cierto; a mí no me parece que sea incoherente. Lo son bastante, no sólo en higiene pública, sino también personal, y en el tema de la comida, que es de las peores experiencias que os recomiendo en la PRC. Tienen una mezcla de infantilismo y brutalidad que es difícil de apreciar correctamente…

Pero son diferentes de otros colegas del mundo emergente y del oriente. Bueno, lo de la censura a Internet es serio, pero nada que no se pueda arreglar (de momento) con una VPN por su sitio. El respeto a la mujer es muy similar al nuestro, y no van con dobleces nunca, no son como los indios (que también conozco) o los africanos, que te has dado la vuelta y la cosa ya se ha ido de madre ella sola o por su culpa.

En estos 10 años les he visto cambiar y civilizarse y aproximarse a occidente; han hecho en ese tiempo lo que p. ej. en España nos costó más de 40. Ahora puedes comer comida relativamente occidental y usar tenedor y cuchillo en lugar de chopsticks, además de tener servilletas, en bastantes sitios, cuando al principio… En cuanto a limpieza, en fin, aún les queda que trabajar. Si no se ahogan o se envenenan antes por el aire que respiran o el agua que les sale por el grifo.


#4

Yo alguna vez también estuve en China y en definitiva son buena gente, pero al lío, cosas de chinos que me han sorprendido;

-Así como en España parece que el que tiene pasta de verdad, pero pasta pasta lo oculta y el que no la tiene le gusta aparentar, en China es todo lo contrario, el que tiene pasta lo hace notar, le gusta mostrarlo y a lo grande y los demás más que envidia le tienen admiración. Y respecto al lujo son un tanto excéntricos, quieren lo más llamativo, lo más retorcido; una vez un cliente me llevó a cenar a casa de un amigo suyo que tenía mucho dinero y en el garaje tenía entre otros coches de lujo un ferrari que lo había cromado por capricho, parecía hecho de espejos, comentaba que había perdido la garantía al hacerlo pero le daba igual. La casa era enorme y la cocina tenia puertas automáticas de cristal, como las de los supermercados, muy sobrado.

  • Ambulancias. se pueden contar con los dedos de una mano las ambulancias que he visto por la calle. No sé si cuando pasa algo para ir al hospital se montan en un coche particular o qué pasa pero parece que no les gustan.

-Atascos en la carretera. Se montan atascos monumentales porque cuando dos coches se pegan, por muy pequeño que sea el golpe los dejan como están, estorbando en la mitad de la carretera hasta que llegue la policia que suele tardar porque con el atasco que se forma es un lio, aunque vayan en moto.

-Son muy listos en cuanto a la censura en internet. Google, Youtube, Facebook…todo censurado, de España hay muchas también como el diario El País que está censurado. Pero Greenshines y Tabloide se ven de lujo. Tampoco está censurado el diario ABC.

:alfatu:


#5

los chinos españoles gestionan mejor su patrimonio que un español medio


#6

Dios. Eso sí que era un programa. Humor Amarillo. Ains…


#7

Querer ser guardia civil.


#8

Pues una china me rompió el corazón.
Estudiante de intercambió, guapa como ella sola (la verdad es que no suelen ser muy guapas)
Al principio genial, pero cuando TODO parecía ya hecho me declaré y me dijo que nanai de la china. (nunca mejor dicho)
Lo más extraño es que se puso a llorar desconsoladamente.


#9

De buena te libraste. Loca del coño de manual.


#10

Es muy de chino dejarse la uñita del dedo meñique larga y, habitualmente, negra o en proceso de llenarse de mierda por dentro.

Lo entendería si tocasen flamenco pero, donde acaba la uña en cuestión normalmente, es cerca de cualquiera de los platos o bocadillos que elaboran en sus bares/restaurantes de barrio comprados a segundas generaciones de gallegos o asturianos.


#11

y los pelos de los lunares faciales, da un poco asquete eso


#12

Las manos se las limpió? Seguro que trabaja en un wok del centro comercial


#13

Para agregar un poco más, conocí a varios chinos con la uña del dedo pulgar larga y afilada, y la usaban como navaja


#14

Cosa de chinos: los Kentucky Fried Gallina …


#15

Esta la tomé en Shenzhen el año pasado. Ves cosas que te dejan con la boca abierta.


#16

No saben hacer cola, escupen mucho, les gusta aparentar aunque vivan mal cuando no se les ve ytienen los ojos rasgados porque así evitan tener que hacer fuerza mientras desconfiían, que es casi siempre. Ganan más de cerca que de lejos una vez te aceptan y tienen más sentimientos y mucha más profundidad de la que muestran. Además sí pagan algo de impuestos aunque no entienden porqué deben hacerlo, no crean problemas al resto y no odian hasta el punto de atacar al occidental como otras razas. China tenía navegación avanzada, pólvora y muchos más avances que sus vecinos y en vez de conquistarles porque podían construyeron una gran muralla. Creo que eso define bastante bien como.siguen siendo también en nuestra época. No violan, no ponen bombas, no atracan… Les prefiero a muchos.


#17

Cuando los chinos no tienen dinero en sus negocios para darte el cambio te pagan con sus caramelitos.
Un día decidí joder al chino ese y junté todos los caramelitos que me había dado y le dije que como yo no comía eso, que aceptara, empezó aireado a gritar en $)&::;^%%>€£] y yo salí caminando de su negocio sintiéndome victorioso.