¿Cualquiera puede ser político?

Ser político no es cualquier cosa. No debería ser como actualmente una forma de ganarse las lentejas (un trabajo más). Y no debería ser tampoco una cuestión de vocación: no sirve que una persona quiera dedicarse a la política porque quiera ayudar a sus conciudadanos, de la misma manera que no nos parecería bien que un abogado se dedicara a realizar operaciones a corazón abierto porque le gusta salvar vidas.

El gobierno de los sabios

Para Platón el gobierno debería recaer en los más sabios. Ha pasado mucho tiempo desde entonces pero la idea sigue vigente. ¿Deberían gobernar aquellos que más sabiduría tienen en un tema? Economistas, médicos, empresarios, profesores, militares, informáticos etc., en cada uno de los puestos básicos del gobierno (tanto a nivel municipal como a nivel del Estado)

¿Por qué personas que no saben hacer la O con un canuto, que no saben decir tres palabras seguidas sin liarse, están dirigiendo los designios de este país? ¿por qué cualquiera puede ser político, y se le da por ejemplo la concejalía económica de un municipio, si a lo mejor no sabe ni llevar las finanzas de su propia casa?

Y no estoy hablando de corrupción, estoy hablando de políticos honrados que con toda su buena fe están gestionando el dinero aportado por todos en impuestos de forma nefasta, simplemente porque no tienen ni idea y no dan más de sí.

¿Qué se puede hacer?

Por eso propongo este tema a los tabloideros. ¿Se debería exigir alguna titulación o alguna experiencia a un político para que pueda ejercer como tal? ¿Estamos tan mal como país por culpa de políticos que no saben dirigir el cotarro? ¿Deberían los políticos pagar con su patrimonio o con la cárcel cuando gestionan mal nuestro dinero, aunque sea de buena fe y sin robar?

3 Me gusta

En esto, como en casi todo, si tienes padrino, p’adentro. Igual que si eres un “trepa”.

Y difícilmente se cambiará por muchos requisitos que pongas, desgraciadamente.

Lo que deberían es tener menos poder y dejar que la sociedad se gestione a sí misma.

Marcelino Iglesias fue presidente de Aragón, es decir, un presidente autonómico durante 13 años o así. Dejó derecho en 3º y hasta que empezó a medrar en política lo único que se sabe que ha hecho es ser monitor de esquí. Por tanto… Requisitos académicos, al menos, se ve que no hay.

Si a dicho cargo se accediera por oposición entiendo que al menos exigirían licenciatura, y un conocimiento de derecho administrativo altísimo luego empresas,economía, etc.Algo así me imagino el temario.
Si lo equiparamos al sector privado, para un cargo así qué requisitos pedirían? licenciatura,4 masters y 20 años de experiencia, más o menos… salvo que el negocio sea tuyo, eso es lo que hay, creo.
Y con esto creo que he respondido.

El gobierno de sabios es imposible bajo un sistema democrático porque el criterio de selección es la popularidad y aunque a veces se da el caso del sabio carismático, no es algo frecuente.

3 Me gusta

Puestos a elegir entre blanco o negro, y sabiendo que por fortuna hay grises, dame un gobierno de tontos a uno de sabios. Los sabios ya se han ocupado de ir mojando bragas, cual gruppie de Bon Jovi, ante cualquier tirano comunista en el siglo XX. Y paso. En realidad son los más manipuladores. Porque tienen su idea de mundo en la cabeza y si no encaja no cambian, sino que “recortan” el mundo, con lo que ello supone. Por suerte siempre quedará la posibilidad de vender a Platón como esclavo.

De eso ya tuvimos y tenemos. Yo prefiero gente formada que gente ignorante.
Creo que era Reverté el que decia que si un día tenía que morir de una puñalada, mejor que se la diese un profesional, que seguro que iba a sufrir menos que si se la asestaba un amateur.

Exactamente, la gente acaba votando el carisma, la belleza y las dulces mentiras.
Yo siempre tomo como ejemplo aquél famoso debate en campaña electoral entre Pedro Sobes y Pizarro.
Solbes iba con un parche en el ojo, mintiendo como un bellaco, negando la crisis y con un tono entre parsimonioso y soporífero. Pizarro contando las verdades del barquero pero sin carisma. El resultado es que Solbes arrasó en las encuestas, porque decía lo que la gente quería oír.

1 me gusta

Si negamos la capacidad de comunicación de los sabios (no incluyo aquí los sabios de la comunicación), la culpa de que el gobierno sea ignorante recae entonces sobre el pueblo, el cual promueve al famoso ignorante carismático. Así pues, podemos preguntarnos: ¿cualquiera puede ser ciudadano?

Yo dudo que un gobernante deba saber mucho de algo como informática, ciencias medioambientales, economía, etc., o incluso de ciencias políticas. Mucho menos ser experto en algo de eso. Un buen político ha de saber dirigir un equipo (este sí, de gente con conocimientos aplicados) y ha de estar dispuesto a construir. Si el gobernante es experto en algo, y no necesariamente a nivel académico, ya genial.

Si hablamos de diputados, concejales, etc., pues no sé, ¿hablamos de ellos? Creo que nos faltan datos en el hilo. A mí me vienen 2 imágenes a la mente:

  • Un parlamento y unas alcaldías sobredimensionados. Hay 350 diputados, por muy expertos que sean, quizá la propia fisiología del sistema les impide hacer algo útil.

  • Muchas butacas vacías. Quizá son muy expertos pero en los debates retransmitidos, fotos de prensa etc. parece que prefieren trabajar desde casa.

¿Es un tópico o se corresponde con la realidad?

Me pregunto cómo es la rutina de un diputado. ¿Está obligado a ir al parlamento a diario, o se lo preparan todo en casa y van solo a votar? ¿Los debates entre partidos se producen solo en el parlamento, o también fuera?

1 me gusta

Hagamos una lista de lo que nos hace estar tan mal como país, concretando se discute mejor.

Yo creo que hablar de sabios, aunque es lo típico y Platón lo hizo, es pasarse de místico. El de político es un trabajo sí, peculiar, pero es uno más. Consiste en algo, en algo que se puede hacer mejor o peor. Pero no veo que dentro de ese trabajo, que por una parte es administrativo y por otra más de líder y “gurú” si me permitís el término, tenga especial relevancia la sabiduría. Es administrar bien, y canalizar y ejecutar soluciones. Al sabio se lo consulta.

En primer lugar hay que decir que los gaznápiros que vemos en el Congreso de los Diputados no son los que manda. No son más que marionetas. Hay Gobiernos en la sombra con tecnocratas que son los que diseñan las políticas que los otros ejecutan. A veces los Gobiernos de sabios no son los mejores: llevan a cabo políticas que solo les benefician a ellos en detrimento de los demás.

Interesante, ¿qué te hace creer eso? ¿Esas políticas que mencionas están ocultas?

Bueno, EL GOBIERNO DE LOS SABIOS, hoy en día se llama tecnocracia.
Yo creo que hay puntos intermedios, pero desde luego, no deberíamos permitir ser gobernados por inútiles incompetentes. Par dirigir cualquier pequeña empresa, te exigen títulos, idiomas, experiencia…
A nuestros politicos, deberíamos exigirles al menos eso mismo revoluciona industrial ya ha quedado muy atrás, hoy en día, no tiene sentido permitir que una persona sin estudios no formación, dirija un ministerio y menos aun un país. Así las cosas, en mi opinion, hay que repetir el sistema de elección por votación, pero exigiendo una preparación para poderse presentar (al igual que no te puedes presentar a una oposición si no cumples las condiciones)

Buenísimo ejemplo el del debate Pedro Solbes vs. Manuel Pizarro de cómo los votantes (al menos en España) sólo quieren oír lo que les interesa… Y de cómo se puede ganar una contienda de este tipo sin que importe lo que digas o los datos que manejes. Otro buen ejemplo fue el de Elena Valenciano vs. Miguel Arias Cañete, con una desastrosa intervención de este último que, objetivamente, era mejor candidato.
Volviendo al hilo principal, en algún momento he escrito que el Gobierno ideal sería el de un supercomputador tipo HAL 9000, que tomaría decisiones racionales y lógicas sin ceder a la demagogia. Además, tendría que ser un Gobierno que vele por la Libertad y por la Igualdad de todos los ciudadanos ante la Ley, que garantice la seguridad jurídica, la separación de Poderes y el Estado de Derecho, y que no se entrometa en la vida económica… Como mis deseos parece que están lejos de convertirse en realidad sólo pido que nuestros representantes públicos no sean políticos profesionales y lo mismo me da que:

a) Sean empresarios.
b) Tengan una carrera brillante en la Universidad o en la investigación.
c) Sean funcionarios, técnicos del Estado.

El hecho es que tanto antes como después de pasar por la política tengan un oficio y/o un beneficio honrado.

3 Me gusta

No es ningun secreto que, actualmente, progresa en la política el que más sabe trepar. Trepar es un proceso laborioso, que no exige conocimientos específicos, sino más bien don de gentes, falta de escrúpulos y persistencia. Diría que son los únicos ingredientes que, actualmente, se le exigen a un gobernante.

Yo siempre he creído que la forma de gobierno más adecuada sería un concurso de oposición. El que quiera ser presidente, que sea el más preparado en todos los terrenos. Siempre con la idea en mente de que el estado debe ser un buen gestor, que se inmiscuya lo menos posible en la vida del ciudadano. Desearía un estado que ayudara a vivir, no un estado megalomaníaco, invasor y coercitivo como el que tenemos actualmente.

Video que deberia ver todo el mundo…

https://www.youtube.com/watch?v=k8vVEbCquMw

2 Me gusta

El enlace no va, pongo una captura. Pero puedes buscarlo en google

Gracias hombre. Ya podías haberlo compartido antes en el mismo post, te has expuesto a parecer un paranoico. Habrá que echarle una ojeada.

1 me gusta

Soy un paranoico informado. Hay que leerlo.