Cuotas de paridad

Se llama cuota de paridad a la imposición de que, en una empresa, sociedad, asociación u organismo, haya igual número de hombres que de mujeres.
Esto conlleva un grave problema de aptitud laboral, ya que en un hipotético caso ( y no tan hipotético), de encontrarse en que no haya suficientes candidatos de un sexo, hubiera que asignar un puesto o cargo a mujeres aún sin cualificación para ello.
Que opináis?

Me imagino que en ese caso toda empresa con 2 dedos de frente, si no quiere perder dinero contratara a gente con un minimo de idea en el tema

Correcto. Pero es una norma que quieren imponer las feministas pidiéndolo al ministerio de igualdad.
Y viendo cómo están tan en auge…Se ve que se impondrá

El simple hecho de que exista un “Ministerio de la Igualdad” es una infamia.

1 me gusta

Incluso se pudiera dar el caso de que hubiera que asignar un cargo o puesto a hombres, aún sin cualificación para ello.

Mientras tanto, veo manifestaciones con millones de feministas reclamando paridad de sexo para trabajar en una cantera, limpiando alcantarillados y demás trabajos tan agradables (pero necesarios) :sisi3:

Bonus track con igualdad de la buena:
[

]
[]

1 me gusta

Estoy totalmente de acuerdo. La paridad en los puestos de trabajo y el algún que otro aspecto más, es absurdo.
No podemos ser tratados iguales porque NO SOMOS IGUALES.
Y la discriminación positiva ya es el acabóse…

1 me gusta

Me parecen una chorrada las cuotas de paridad. En un puesto tiene que estar la persona mas apropiada, sea hombre o mujer.

1 me gusta

Cuando existía la mili, recuerdo las constantes manifestaciones feministas solicitando igualdad y que fueran llamadas a filas las mujeres, …Ah no ! Que me parece que eso no entraba en sus planes

Si yo tengo una empresa, voy a contratar a las personas más cualificadas para el puesto ofrecido, sea mujer o sea hombre, me da igual si es 100% hombres, 100% mujeres, 30%-70%, 50%-50%.

Siempre he creído que esto de la paridad es mucho más machista que tener más trabajadores hombres que mujeres ya que “obliga” a contratar a la mujer por el simple hecho de ser mujer.

Lo he comentado ya en otro hilo de feminismo, pero lo repito aquí.

Las cuotas son un insulto a la inteligencia de la mujer, porque se saltan a la torera el principio más básico que existe en el escalafón profesional: LA MERITOCRACIA.

En lugar de apoyar medidas como esta, cualquier mujer, pero sobre todo, cualquier mujer que se tenga como profesional, debería directamente escupir a la cara del que proponga gilipolleces como ésta.

Obviamente, todas aquellas que no han pegado un palo al agua en su vida, que van a la seguridad social a pedir la vida laboral y la dan un folio en blanco, más alguna feminista engañada por la progresía reinante, apoyarán esta medida.

Y lo de que en una empresa privada, el estado diga quien tiene que estar en el consejo de administración, no es que de risa, es que es sencillamente lamentable.

Lo malo es que toda esta patraña está englobada dentro de la palabra IGUALDAD. Otro engaño más para que el que disienta, sea tachado con el calificativo que ya todos conocemos.

También lo he comentado en otro hilo y el amigo @Lokuax, más o menos lo ha indicado. Existiría una manera buenísima de ver a todas estas que le rebosa la boca de igualdad y heteropatriarcado, lo que dirían, si se volviera a implantar el servicio militar obligatorio.

Sería un descojono.

2 me gusta

MERITOCRACIA y nada más. Me es indiferente que sea hombre o mujer. Lo de las cuotas es una soberana chorrada. Lo ideal sería que no hubiera cuotas, y todo se basara en méritos profesionales, desempeño y valía.

3 me gusta

Por familiares y conocidos cercanos he sabido que en Sudáfrica se ha llegado a un punto de discriminación positiva que llega a dar la vuelta a la tortilla.

Según tengo entendido, para poder dar un empleo se da prioridad a mujeres y de etnias consideradas desfavorecidas (básicamente cualquiera que no sea blanco), con lo qué se están dando situaciones kafkianas en que personas de 30 años sin casi experiencia laboral, lleguen a altos cargos de dirección en empresas, por una mera cuestión legal.

En mi opinión, la única manera de fomentar la igualdad es a través de la educación. Si se enseña a niños que hombres y mujeres son iguales en derechos y obligaciones, y que pueden ser igual de válidos por sus capacidades personales, no creo que importaran las bajas por maternidad, y no se nos pasaría por la cabeza pagar una salario menor a una mujer por el hecho de ser mujer.

Cuotas = floreros. Quien se lo merezca, sea del sexo que sea, que ocupe el puesto. Estamos en un mundo competitivo y hay que espabilar. Los emprearios buscan rendimiento y calidad y normalmente eso es lo que hacen. Hay todo un mundo de dichos que muchas veces no se corresponde con la realidad; lo que ocurre es que hay trabajos en los que no solamente está la capacidad intelectual, sino que prima también el esfuerzo y ahí es donde muchas veces la mujer tiene las de perder.

Vamos a acabar como los americanos que en empresas de cierto tamaño (y en las administraciones) tienen que guardar unas cuotas para minorías étnicas, paridad, discapacitados, paridad…

Más educación y de mejor calidad y menos gilipolleces es lo que necesitamos.