¿De verdad vale la pena?


#1

Después de haber pasado por una situación difícil, relacionada con mi salud, me ha hecho reflexionar si en realidad vale la pena tanto sacrificio.

Desperdiciar 12 o 14 horas en el trabajo, resolviendo problemas, aclarando dudas, vivir en un eterno estrés, luego llegar a casa y preguntarte como fue tu día. Conocer la respuesta obvia, irte a descansar y al día siguiente…lo mismo.

Olvidar que lo mas importante en tu vida, son esas personas que siempre te están esperando en casa, a la hora que llegues.

Olvidarte en todo momento que eres un ser humano, no una máquina de hacer billetes, una que a toda costa busca dar resultados, una que a veces niega su realidad y se convierte en un ser sin sentimientos y a veces hasta sin escrúpulos, y todo para poderse sentir “alguien” en la vida.

Perder esos momentos tan memorables e importantes en la vida familiar, poniendo siempre la maldita excusa de “estoy forjando un futuro para ustedes”. Esos momentos perdidos ya no regresan, se pueden quedar grabados en una memoria USB, en alguna computadora, el algún disco, en la nube, etc., pero no es lo mismo, es tiempo perdido, ya no regresan. La esencia de un ser humano capaz de amar es, justamente estar presente en “esos” momentos, ya que son situaciones que te definen en un futuro.

Alimentar tu ego con falsas esperanzas de éxito, confort, regocijo, seguridad, estabilidad etc. no sirve de nada cuando, en un abrir y cerrar de ojos, la vida (o tu modo de vida) te da un revés, una cachetada que hace que reacciones y te des cuenta de cómo la llevas y tengas que hacerte la pregunta ¿de verdad vale la pena?

Simplemente he tenido la necesidad de desahogarme.


#2

A veces conviene tomar un descanso para tomar perspectiva.

Un viaje sólo (o en buena compañía si es que te apetece) sin fecha de vuelta, suele ayudar.

El mundo es un lugar difícil y vida sólo tenemos una.

Ánimo.


#3

Precisamente ahora estoy leyendo “Cartas a un joven poeta” de R.M.Rilke, y ahí he encontrado ésta frase que puede venir bien para éste asunto:

"Solo hay
un medio. Entre en sí mismo. Investigue el fundamento
de lo que usted llama escribir; compruebe si
está enraizado en lo más profundo de su corazón;
confiésese a sí mismo si se moriría irremisiblemente
en el caso de que se le impidiera escribir. Sobre todo,
pregúntese en la hora más callada de su noche: ¿Debo
escribir? Excave en sí mismo en busca de una respuesta
que venga de lo profundo. Y si de allí recibiera
una respuesta afirmativa, si le fuera permitido responder
a esta seria pregunta con un fuerte y sencillo
“debo”, construya su vida en función de tal necesidad"

Creo que se podrían cambiar las palabaras “escribir” por “trabajar” y podría extrapolarse a tu pregunta


#4

La vida siempre vale la pena si la vives plenamente.

El problema es que vamos todo el puto día como pollo sin cabeza. Estas pero no estas. Porque todo “es para ayer”, todo pasa a ser “urgente” y al final olvidamos que lo “más importante siempre es lo más importante” (aunque parezca una obviedad, no siempre lo tenemos claro)

Hasta que un día la vida te da la hostia y te paras. Y en ese momento te das cuenta de todo, como en slow motion y es cuando empiezas a establecer las prioridades. Lo duro es que te tiene que venir esa hostia para darte cuenta.

Así que tómatelo con calma…


#5

He olvidado que hay cosas mas importantes en la vida que ser solo un número.


#6

Me gustaría mejor cambiarla por “disfrutar”, valdría la pena.

Has definido mi estilo de vida en este párrafo.


#7

Me tuve que hacer autónomo por necesidad. Hoy en día creo que fue la mejor decisión que tomé. Hay muchas pegas, lo sé, te comes todo el marrón, las responsabilidades, a veces tienes que trabajar durante la noche, necesitas un colchón monetario inicial, etc… Pero puedo estar tres tardes a la semana con mi hija y llevarla a piscina, darle la merienda en el parque, ir al cine o llevarla a un cumpleaños. Y cuando crezca mi hijo lo mismo, con el añadido de que jugará a fútbol porque al cabrón le gusta más una pelota que un chupete. Soy jodidamente feliz…


#8

De todas maneras, pienso que quizá, debas realizarte una pregunta que yo me hice.
¿Disfruto lo que hago? ¿El momento? ¿Estoy a lo que estoy?
El problema no es trabajar 12-14-16h. Es no disfrutar lo poco que te queda.
Hay días que con 10 minutos desconecto más que antes con horas. ¿porqué? Porque ahora estoy aquí y ahora, valga la redundancia, estoy a lo que estoy y mi mente está centrada.
Está centrada en el trabajo y está centrada en la vida personal. Tengo equilibrio, y sin ese equilibrio no conseguiría disfrutar de nada.
1h de calidad, para mí, vale más que fines de semana enteros como un alma en pena, vagando sin dejar huella en la arena que me rodea.


#9

He pensado hacer eso una y mil veces, lo único que me falta son huevos para hacerlo. [quote=“louiscipher, post:8, topic:18609”]
De todas maneras, pienso que quizá, debas realizarte una pregunta que yo me hice.
¿Disfruto lo que hago? ¿El momento? ¿Estoy a lo que estoy?
[/quote]

Creo que ahí esta la raíz de todo mi, si se puede llamar problema. Ya llegó el momento en que no alcanzo a disfrutar de lo que hago, al menos no como yo quisiera. Pero también me pongo a pensar, si la vida fuera fácil, que aburrida sería. No me queda mas que encontrar ese equilibrio que tu lograste.


#10

Pues ahí solo te puedes ayudar tu mismo. Es importantísimo darse cuenta de que no disfrutas, una vez lo interiorizas, va todo rodado. Tienes que frenar tu cabeza cuando se va del presente y el ahora y reconducirla, eso es lo complejo, pero es todo práctica y tesón. Animo


#11

@Dirk acabo de recibir el distintivo de “Buena respuesta” y ese último “me gusta” ha sido el tuyo lo que lo hace doblemente especial. Quería darte las gracias, no tanto por el “me gusta” sino porque dice mucho más de ti, por lo que dijiste, que el propio “me gusta” en sí.


#12

Ahora
No mañana ni ayer, ni dentro de un minuto
Ahora. Esa es la vida que merece la pena ser vivida


#13

Creo que esto va por rachas. Son épocas y etapas que debemos ir superando.

De adolescentes hacemos unas cosas que jamás podremos repetir. Luego de jóvenes… Yo, por ejemplo, no puedo dormir más allá de las 10 de la mañana, por mucho que trasnochara. Antes sí, pero esa etapa pasó.

Luego toca trabajar y prosperar. Luchar, bregar… Si no lo hacemos tenemos la sensación de estar perdiendo el tiempo.

Después maduramos y nos hacemos más reflexivos… Volvemos a tener más tiempo para nosotros. Repasamos… .

Y así en cada edad. Pero va con nuestra propia naturaleza. No podemos forzar nuestros biorritmos ni nuestra realidad. Nos venden demasiados estereotipos y know how. Tanto que al final si no encajas en el cliché sientes que estás perdiendo tu vida (una sesión de mechas en la pelu con el Yo Dona acaban con mi salud mental).

Conclusión: disfruta lo que haces en cada momento de la mejor forma posible. No podemos nadar dos veces en el mismo río.


#14

Decía un profesor que tuve que “vivir es LA tarea urgente”.

Y sí, si lo piensas es cierto.

Estamos en la carrera de la rata. Cuanto más rápido te mueves, más curras, más pasta ganas… pero claro, te metes en una casa más grande y te lo gastas que para eso lo ganas… y más rápido tienes que seguir corriendo en la rueda…

Esto no lo hace todo el mundo, lo cual aplaudo y recomiendo, pero no es sencillo.

No obstante creo que han dado en tecla en un post anterior. A veces los que dan lecciones sobre lo que es importante en la vida y lo que no, no tienen ni puta idea, porque es su vida y no la tuya. Y si a ti te gusta meterle 16h a tu profesión; eso es lo que debes seguir haciendo y no sentirte mal porque no estés leyendo un libro, fumando en pipa o cambiando un pañal.

Por ello y ya que la tarea urgente es “vivir”, lo que hay que hacer es definir bien lo que es “vivir” para cada uno.


#15

Me suena en la cabeza la frase que dice “Vives para trabajar o trabajas para vivir”


#16

Eso es lo que pienso cuando me cuestiono o me cuestionan las prioridades de mi vida en este momento y lugar.


#17

@marceius, este foro es un pequeño tesoro que recoge a mentes privilegiadas y personas con la capacidad de sorprenderme y hacerme tener esperanza en que no todo está perdido ni podrido.

Tus post, a parte de valientes y sinceros, me dicen que eres un tipo que va de cara y de ahí mis likes.

Puedo estar más o menos de acuerdo con mil cosas de lo que aquí se expone pero jamas subestimaré a quien va de cara.

Tu post comentando la web en que hablan mal de Isra y tu naturalidad acabaron de convencerme que eres uno de los nuestros. Sin duda.


#18

Joder @Dirk, te aseguro que no es fácil dejarme sin palabras y no porque no las tenga sino porque éste sería el momento en el que, con una cerveza en la mano, brindaría con la tuya mirándote a los ojos y, en un gesto de complicidad, asentiría con la cabeza en señal de gratitud. Como hacemos los hombres. Como hacemos los caballeros.


#19

Como alguien dijo:

“Ayer es historia, mañana es un misterio, pero hoy es un regalo, por eso lo llamamos presente”.

Ese alguien es el maestro Oogway de Kung-Fu Panda. Puto Amo.


#20

Es de lo mejor que he leído en mucho tiempo.