Deambulando por la librería del Corte Inglés me encontré con el libro de Gloria Álvarez


#1

Por cosas de la vida me encontré un jueves por la mañana deambulando por los pasillos de la librería del Corte Inglés de Sol. Mientras esperaba me puse a mirar lo que había y entre números del cómic de El Rubius y prácticos manuales sobre cómo crear tu propio blog me encontré frente a esto:

“Cómo hablar con un progre” el libro de Gloria Álvarez en el que, según la descripción de la portada, “Gloria Álvarez desmonta con humor y sencillez los mitos, argumentos, e ideas preconcebidas de la socialdemocracia”.

Gloria Álvarez fusiló el título del libro que Ann Coulter publicó hace como una década: “How to talk to a liberal” pero la editorial (o ella misma, no me queda claro quién es el que toma las decisiones allí) decidió quitarle toda la gracia al mismo tiempo.

Mientras que el “subtítulo” del libro de Ann Coulter es “if you must” (“cómo habla con un progre… si es necesario”) el del libro de Gloria Álvarez es “Por qué, en lugar de hacerla desaparecer, la socialdemocracia incrementa la pobreza”. Un lugar común lleno de palabras enredadas sin nada de gracia. Mientras que Ann Coulter aparece en la portada de su libro como una persona NORMAL por alguna razón que carece totalmente de sentido a Gloria Álvarez la han disfrazado de Ché Guevara.

Creo que sé por qué la disfrazaron así y es que si buscas el libro de Ann Coulter en Google Images el cuarto resultado es una foto-manipulación hecha por algún progre enfadado en el que la disfraza de nazi:

Imagino que en la editorial vieron esa foto y pensaron que a Gloria Álvarez podía pasarle lo mismo así que dieron un paso adelante y ya la disfrazaron de Ché Guevara para mitigar posibles comparaciones con Hitler.

De todas maneras a Gloria Álvarez nadie la disfrazaría de Hitler porque es una progre… es libertaria. El libertarianismo es básicamente un progre obsesionado con el libre mercado pero que cede todo el terreno cultural e ideológico a la izquierda. Ann Coulter los detesta, imagino que si le importara el mercado hispano en lo más mínimo o si tuviera la más remota idea de su existencia, a Ann Coulter le enfadaría que la haya fusilado justamente Gloria Álvarez.

Pensé en abrir el libro y leerlo por encima, pero no pude superar la introducción en forma de dedicatoria… no solo le quita toda la gracia al tono de Ann Coulter es que le agrega como 4 capas de cursilería innecesaria propia de niña de instituto que escribe en la última hoja del cuaderno su nombre con el apellido del chico que le gusta.

Después de leer eso cerré el libro y lo volví a poner en el estante así que desconozco si fusiló algo más que el título del libro.


#2

#3

Hace tiempo que por casualidad conocí la existencia de Gloria Álvarez y al momento me di cuenta de un hecho:
Su intención como la de cualquier libertario es muy noble, no en vano les desatascan el cerebro a los social-comunistas que tienen la mosca detrás de la oreja. El problema es que el libertaríamo fuera de Latinoamérica es algo extremadamente vacío, dónde la economía y la sociedad no han vivido siempre totalmente destrozados y por tanto el discurso debe ser más rico.


#4

Compré en mi librería habitual el de Alicia y me recomendaron el de Gloria Álvarez.

Algún familiar mío no sabe que ya tiene regalo de cumpleaños.

Alicia Rubio, es otra cosa.


#5

No la conozco, ¿quién es?


#6

Profesora española, perseguida y acosada por decir las cuatro del barquero…


#8

La Editorial Deusto debería cuidar más los detalles … y decirle a la autora que preste más atención a la ortografía y redacción de los textos:


#10

Gloria Álvarez ha estudiado a fondo el fenómeno populista en Iberoamérica, en general, y en Guatemala, su país, en particular. Seguramente su mensaje “libertario” se queda cojo cuando lo enfoca exclusivamente en la defensa del libre mercado y olvida los terrenos educativo y cultural, en los que la Izquierda campa a sus anchas.
Ann Coulter tiene más años y, por tanto, más experiencia. Ha estudiado el populismo progre que enarbola el Partido Demócrata desde la era Reagan, con momentos cumbre durante los mandatos de Bill Clinton y de Barack Obama. Su análisis es más amplio y profundo que el de Álvarez porque no deja de la lado ni la Educación ni la Cultura, sino que muchas veces pone el zoom en ellas. Además, sabe ser más divertida que la guatemalteca a la hora de tratar con liberals.
En fin, que Gloria Álvarez está recorriendo un camino del que Ann Coulter ya está de vuelta. Sólo démosle tiempo para ver cómo consolida su mensaje.


#11

¿Qué tendrá que ver la experiencia de una persona con su moral? Gloria Álvarez fusiló el título de un libro de otra persona. Eso está mal y tiene poco que ver con su experiencia, su estilo, o su recorrido profesional. Además de fusilarlo lo hizo sin gracia, disfrazada del Ché Guevara que es el doble salto mortal.


#12

Gloria Álvarez es muy bella. No creo que lea el libro.


#13

Pues bastante más de lo que pueda llegar a creer alguien como tú. La juventud y las consiguientes inexperiencia e imprudencia te pueden hacer creer que no existen límites de ninguna clase y que eres más listo/a que nadie. Por el contrario, la veteranía hace que midas tus palabras y aprecies “del viejo, el consejo”. Por supuesto existen excepciones, jóvenes sensatísimos frente a mayores estúpidos e inmorales, pero no dejan de ser las que confirman la Norma General.


#14

Qué va, es un tema cultural, en Sudamérica literalmente no existen límites de ninguna clase porque no hay imperio de la ley. De ahí viene esta mujer y actúa como la gran mayoría de los sudamericanos con una mezcla de soberbia y desinterés por entender y cumplir con las reglas básicas de convivencia.


#15

No olvidemos que la gran diferencia entre izquierda y derecha es la visión de Estado, ahí es donde los libertarios se quedan mudos y dan la palabra directamente a pseudoanarquistas.


#16

Evidentemente no voy a responder por esta señorita, ni por su ética personal, ni por la falta de la misma que tú le atribuyes. Y, por cierto, la moral y la cultura pueden diferir de la ley. No entiendo que las consideres forzosamente sinónimas. Si no fuera así, ¿cómo explicar la objeción de conciencia a la que podría acogerse un farmacéutico para negarse a dispensar la píldora abortiva del día después a una adolescente?


#17

Es un tema de costumbres. Mucha gente no tiene reparos a la hora de robar o de plagiar pero al mismo tiempo son cobardes así que al ver que las acciones tienen consecuencias eso los disuade de hacer este tipo de cosas. Pero si esas personas moralmente corruptas en lugar de nacer en un país civilizado con leyes que se cumplen nacen en Guatemala donde no hay consecuencias, no hay nada que los disuada. En números suficientes termina por transformarse en costumbre sobre todo cuando la mayoría de la población de por sí tiene un problema del lóbulo frontal.


#18

Bueno, el castigo o la amenaza del mismo es el motivo principal por el que los ciudadanos cumplen las leyes. Tanto si éstas concuerdan con su moral como si no. Desconozco la situación de Iberoamérica, en general, y de Guatemala, en particular, así que no voy a poder aportar mucho más a este hilo.


#19

A Gloria Álvarez le ha pasado lo que a muchos otros: Se hizo famosilla a nivel internacional, sin esperarlo, a raíz de un discurso en el Parlamento Iberoamericano de la Juventud (es decir, en un foro de aprendices de corrupto), y pronto descubrió que dando conferencias y escribiendo libros se puede vivir bastante bien, sin trabajar demasiado.

De preparación intelectual anda flojita pero tiene dos grandes ventajas: es atractiva (casi tanto como Miguel Anxo Bastos), y sabe vender la moto, lo cual hoy en día es suficiente para recibir cierta atención en los medios.

Por cierto, parece que anda pensando en presentarse a las próximas elecciones presidenciales en Guatemala…

Por otro lado, ha mencionado en alguna entrevista que colecciona ushankas soviéticos y demás recuerdos del antiguo bloque comunista. Por lo que no me extrañaría que lo de disfrazarse de ché hubiese sido idea suya después de todo.


#20

esa guatemalteca cuando la conocí en un evento aquí en Venezuela le comenté sobre sus afinidades con el conservadurismo de Ann Coulter y me dijo que ella le conocía sus libros. Tiempo después le plagió por completo sus obras… típico…


#21

aunque si a ver vamos, para algunos, el plagio es la forma más recia de tributo, a lo mejor sirve esa forma de pensar en términos (((liberales)))


#22

Seguro que hay algo malo en que una sudamericana difunda ideas liberales, o simplemente anticomunistas en el mundo de habla hispana, pero no lo veo. Su famoso discurso en Zaragoza fue una bofetada al progrerío y al populismo bolivariano que campa por allá y por acá. Su función mediática en redes, radio, tv y libros es cojonuda, útil, necesaria.

¿Que se enreda al hablar? Po fale ¿Que escribe demasiado y con expresiones incorrectas? Pues a mejorar eso también ¿Que se forra por el camino? Más se podría forrar si siguiera presentando chorriprogramas musicales o enseñara las tetas y se declarara progre, no jodamos a estas alturas con criticar al que gana dinero, y menos cuando su manera de hacerlo le supone un riesgo personal alto. Lo del “plagio” o inspiración en Coulter que lo resuelvan sus respectivos abogados, si hay caso. Y sea lo que sea, es jodidamente bueno que el discurso de ambas, más allá del copyright, llegue a España y Sudamérica, y si lo peta en amazon y ECI, mejor.

Luego nos sorprendemos de por qué no hay derecha ni política mínimamente liberal, y todo es marxismo y saqueo tributario. Pues será que nos lo merecemos, si cuando sale cualquiera hablando contra ello, empezamos a buscarle los fallos y las minucias con las que no estamos de acuerdo. No existe el comunicador, y menos aún el político, que represente todo lo que a uno le gusta, no nos volvamos sibaritas porque que haya una sola tipa como ella, ya es de agradecer y digno de fomentar. Si alguien busca la coherencia completa y la identificación plena con todas las ideas de alguien, que se meta en una secta, se haga podemita de derechas, y hala, a disfrutar. Mientras tanto, como ese personaje, partido, periódico, político o foro no va a existir nunca, aceptemos que nunca vamos a estar de acuerdo con todo. Al final esto es como la guerra contra el islamismo, me da igual si uno lo combate con libros y otro con misiles, mientras ambos estén de mi lado, con todos sus fallos. Pues Gloria Álvarez, con todos sus defectos, está de mi lado, y sus enemigos son los míos. No importa si son galgos o podencos, ni si ella es liebre y yo conejo, podemos aliarnos para que no nos destripen, o seguir perdiendo el tiempo.