Desastres Comunistas: Segundo Capitulo El Poligono un infierno peor que Chernobil


#1

“No había fuego, no se veía nada pero sentí una fuerza que me tiraba al suelo. Intenté levantarme, pero me volvía a caer. Perdimos a nuestro hijo de cuatro meses”. Es el relato de Elena Mihailova, una anciana que vivía en Semipalatinsk (hoy llamado Semey, Kazajstán) durante los 40 años en los que la URSS usó la estepa de esa zona del noreste del país para realizar más de 450 explosiones nucleares.

Las bombas de EEUU sobre Hiroshima y Nagasaki en 1945 dejaron unos 250.000 muertos, cifra similar a la que algunos atribuyen al accidente en la central nuclear ucraniana de Chernóbil en 1986. En la región de Semipalatinsk, en el llamado Polígono, entre 1949 y 1989, los soviéticos realizaron en secreto 86 explosiones nucleares aéreas, 30 sobre la superficie y 340 bajo tierra. Querían desarrollar armas atómicas. Más de 1.300.000 personas se han visto trágicamente afectadas, pero casi nadie ha oído hablar de ello.

Hoy, la ciudad más cercana al Polígono se llama Kurchatov, como el creador de la bomba atómica. Su aspecto es fantasmagórico, muerto pese al esfuerzo del Gobierno por dinamizarla. Decenas de edificios están abandonados. La nieve, el barro y los charcos aderezan con tonos plomizos una atmósfera de melancolía generalizada.

Tienen la mayor tasa de suicidio infantil del país y los psicólogos afirman que el drama sigue muy presente. Los médicos del Hospital Oncológico y los del centro de Investigación de la Radiación advierten de que la incidencia del cáncer se debe además a que hay mucha industria y extracción de minerales y petróleo que también son contaminantes. Parece difícil establecer la relación directa de las pruebas con la enfermedad, dicen.

“Los jóvenes tienen muchos problemas de relación con sus padres y también entre ellos. Cuando llegan a nuestro centro lo primero que hacemos en una terapia de contacto físico, no están acostumbrados ni siquiera a tocarse”, explica una psicóloga de uno de los lugares de acogida instaurados por Unicef en Semey.

Dicha organización también trabaja para lograr reducir los embarazos entre adolescentes -“aquí es que directamente no usan preservativos”, afirmaba un especialista en el país- y prevenir que sean cebo de las mafias. Kazajstán es origen y destino de tráfico de seres humanos.

Las malformaciones son habituales. Un estudio publicado en la revista Science afirmaba que la proporción de mutaciones en el ADN de los habitantes de Semey duplica la de otras zonas del país.

Preguntados al respecto, un grupo de jóvenes mostraba su preocupación por las consecuencias de la radiación. “Si alguien se quiere casar tiene que pensar si los hijos podrán tener problemas”, reconocía uno de ellos. Mientras, desde la dirección del centro insistían en que “Semey no es sólo el Polígono”.

Cuando los afectados logran que un tribunal médico establezca que su enfermedad se debe a la radiación, entran en un programa del Gobierno, reciben una pensión y tienen derecho a tratamientos. En la época de las explosiones se generalizaron los tumores del sistema digestivo y más tarde en el reproductivo, tiroides, pecho y pulmón.

Los especialistas siguen preocupados por lo que ocurrirá en las futuras generaciones

Fuente: https://www.vice.com/es_co/article/plutonium-in-the-hills-how-do-you-keep-nuclear-secrets-buried-forever-v22n11

http://www.elmundo.es/elmundo/2010/04/12/internacional/1271098596.html


#2

los niños de chernobyl se fregaron. su progenie sale mal de fábrica


#3

En el poligono se detonaron cerca de 500 bombas nucleares, aparte que chernobil fue un accidente que merece un capitulo aparte, lo de esta zona de Kazajistan fue predimitado

Bonitas perrerias hacian a las repúblicas de la URRSS


#4

y donde me dejas a la TSARBOMBA?


#5

Cierto esa fue detonada en otra zona en unas islas creo de todas formas la URRS hizo algo mas de 700 pruebas la gran mayoria en Kazajas

Sitio de pruebas de Nueva Zembla <- aqui exploto la que hablas
Polígono de Tótskoye otra zona de pruebas