Detenida por prostituir a su hija de 13 años para comprar alcohol y tabaco

Una mujer de nacionalidad rusa ha sido detenida en Almería por prostituir a su hija de 13 años a cambio de alcohol, tabaco, algo comida o 15 o 20 euros. La cría era obligada a mantener relaciones sexuales con un hombre de 59 años que tiene antecedentes por abusos sexuales a menores. La madre, tras declarar ante el juez, ha quedado en libertad con cargos por abandono de familia y el supuesto pederasta está en prisión sin fianza. Tanto la víctima como su hermano pequeño, del que se tenía que ocupar por la dejadez de su progenitora, se encuentran ahora en un centro de protección de menores. La mujer tiene una orden de alejamiento de sus hijos.

La culpa es del heteropatriarcado. ¡Ahh, no, que ha sido una mujer quién ha prostituido a su hija y encima extranjera!. El ser humano puede ser egoista y malo sin importar géneros.

1 me gusta

Libertad con cargos… :joy:

1 me gusta

¿ Y ese empresario de hostelería que habría tenido trabajando a la niña en su comercio durante unos quince días a cambio de cinco euros diarios … ? Eso sí que es un abuso … Vaya Ud. a saber si no abusó también de su cuerpo …

¡¡ Al cadalso con todos ellos !!

Examen psicotécnico para tener hijos.

A mas de uno tendrian que quitarselos eh :tu:

:que:

Otra de flipar

@chapahai @castizo Ambas noticias son nefastas. Se han perdido valores, pero por fortuna la tendencia general es de hacer el bien (y que siga asi). Lo que me entristece son los niños, ese joven niño de 5 años con toda la vida por delante y esa muchacha sometida a esos abusos es simplemente inaceptable y ambas actitudes de los padres y madres completamente cobardes.

1 me gusta

No se quien es peor la madre que prostituia a su hija o los indeseables que accedian al abuso sexual…

Los dos son igual de culpables y verdugos.

Escalofriante. Pero los medios le han prestado más atención a este caso que al reciente juicio del caso Rotherham, ciudad de Inglaterra donde una mafia pakistaní estuvo años violando a un mínimo de 1400 menores, con la policía y los servicios sociales haciendo la vista gorda, ¡¡¡para no ser acusados de islamofobia!!! Uno de los condenados salió del juicio grita do Alahu akbar. Pero claro, es mucho más interesante un caso aislado de madre rusa, porque eso no pone en cuestión la corrección política.