El Cavernícola viene a comer


#1

Dejadme que os hable de R.

Conocí a R. porque fuimos compañeros de estudios en la Escuela Politénica de ________.

Es alto, 190 cms. Corpulento, no fuerte, no gordo, corpulento. Tiene tipo de barril, es difícil distinguirle donde se separan la espalda y la cadera. Pelo abundante y grasiento. Acné. En abundancia. Babilla seca en las comisuras.

Una joya.

Mi primer contacto fue en una asignatura en la que me tocó como compañero de prácticas. Como soy UN PEDAZO DE PAN dije “Bueno, quizás tiene ese aspecto tan raro, pero es majo”.

ERROR :alarmessi:

El tipo era pura fuerza bruta mental. No pensaba, actuaba. Si ello implicaba equivocarse, era obvio que se la sudaba.

Su fondo de escritorio en el portátil era algo así

Dejaba un rastro de destrucción y caras de asco por donde pasaba, y excepto 2 o 3 chavales con un corazón de platino, iridio y oro, no se juntaba con mucha gente. Un amigo mío lo clavó el día que le bautizó como el cavernícola.

Yo acabé mi carrera y el decidió empalmar con Arquitectura, con los ojos puestos en el doctorado.

Ok.

Eventualmente R. me contacta por facebook pero lo bloqueo por pesado. Ídem en LinkedIn.

2017

Estoy establecido como profesional del sector Ingeniería/Arquitectura/Construcción en una ciudad fuera de España. Da la casualidad que hay un buen grupo de españolitos trabajando. Tenemos un grupo de facebook y otro de whatsapp. Que no pare la fiesta, de vez en cuando nos vamos de cañas al acabar la jornada, nos vemos los fines de semana… Algunos excompañeros universitarios están en el grupo de facebook y whatsapp.

Una compañera decide organizar una comida a mitad de Diciembre, para reunirnos aquellos que tenemos más confianza y también conocer a los nuevos fichajes que solo controlamos a través del grupo de whatsapp.

Se anuncia el evento en el grupo de facebook.

En el grupo de facebook estaba R. como miembro. No está en la misma ciudad, pero sí en el mismo país. Trabajando en un estudio de arquitectura.

R. se autoinvita a la comida.

Llanto y rechinar de dientes entre los excompañeros de la universidad porque el tipo sabe el lugar, la fecha y la hora. El evento está cerrado y reservado porque para ese fin de semana no va a caber un alma más en la ciudad. Yo sospecho que va a venir con dos cojones y a ver quien le tose.

Por un lado, me da pena el chaval. Para mí, contactar con este grupo de ingenieros españoles fue genial a nivel social y laboral, y siento que no tengo ningún derecho a prohibirle a nadie ser parte de ésto. Por otro lado, el chaval es para darle de comer a parte y otras personas, que ni siquiera lo conocían en persona, ya han tenido roces y malas experiencias con él.

¿Qué opináis?


#2

En realidad en todas las cenas hay un cavernícola o similar, no dejéis que os agobie el tema. O eso o le decís que oye, que ha habido roces y malas experiencias con ciertos compañeros y que queréis una velada tranquila. Que no te dé pena. La próxima vez sed más cuidadosos si queréis una cena sin contratiempos.

Dicho esto me voy a preparar las palomitas.


#3

Normalmente cuando la cena es de un grupo de 15 o más personas no suele importar mucho que una persona sea non grata, se le va dando largas, se evita y listo. Por verle el lado bueno, piensa que es posible que de aquellos fangos puedas sacar algún rédito profesional.


#4

Opino que el fondo de pantalla del móvil da para paja, qué quieres que te diga.


#5

Cuestión de objetivos: él va a comer y listo. Tú a pasarlo bien.
Luz de gas y listo


#6

¿No puede ser que haya cambiado de forma de ser? Algo aunque sea…


#7

¿Ya te ha dicho que aprovechando salís juntos esa noche y que se queda en tu casa?.

¿No?

…Se le habrá pasado.