El cine ha muerto y a nadie le importa

Estimados caballeros,

Soy un gran aficionado al cine desde mi más tierna infancia. El cine, como espectáculo, es una liturgia que se inicia con la elección de la película días antes, la búsqueda de compañero para la visualización (amigos o pareja, de gustos cinéfilos cercanos), que crece de intensidad con la misma compra de las entradas, el momento de enseñarlas, la entrada al vestíbulo, la meada de rigor, la visualización de los trailers de nuevos estrenos, y finalmente, con la visualización de la obra. Acabada esta, si la obra es buena, se continua comentándola emocionadamente con el acompañante.

Siendo, como he expuesto, una liturgia, cuando la película es buena, el cine nos hace soñar, nos lleva a otro mundo, a otras vidas. Uno puede vivir la aventura de ser Arnold Schwarzenegger con un grupo de comandos buscando matar un depredador (“si sangra, podemos matarlo”), estremecerse al escuchar el disparo que acaba con la vida de Fredo (“me partiste el corazón”), o soñar con perderte y enamorarte de Scarlett Johanson en Tokyo. El cine, admitámoslo, es la máxima expresión artistica de la humanidad. Es la manifestación artística universal. Las grandes películas fueron grandes ayer, lo son hoy y lo serán mañana.

Pero una negra tormenta se agita sobre la industria que amenaza su misma esencia.

Al calor de Netflix y el auge de las series, los productores han dejado de apostar por el cine. Me explico.

Antiguamente, los grandes productores de Hollywood recibían cientos de películas. Según su buen ojo (el gran Harvey lo tenía), elegían financiar unas u otras. Lo hacían a riesgo de perder grandes sumas, puesto que una película cuesta decenas o cientos de millones de dólares. Eso hacía el trabajo de productor muy arriesgado, puesto que un par de tropiezos podían ponerte fuera de la industria y arruinado. En una lógica darwinista, solo los mejores productores con mejor ojo aguantaban.

El auge de las series ha cambiado el panorama. Ahora no hace falta invertir cientos de millones. Se hace un piloto, o a lo sumo, unos pocos episodios y ya se verá. El riesgo económico se minimiza. Cualquier mequetrefe puede ser un productor, y vender motos y humo con actores mediocres y argumentos sin sentido. Si, las series dan mayores posibilidades de argumentos iniciales. ¿Pero a qué costa?

Quien se resiente es el arte. Las series no tienen un argumento lineal, coherente, armonizado, que debe tener inicio, desarrollo y cúlmen en el fin. Las series empiezan, y si tienen éxito, se alargan, y se alargan, y se alargan. Los argumentos se estiran, destruyendo toda trama lógica. Finalmente, cuando llega la 9ª temporada, se acaban, normalmente con finales sin sentido ninguno, ni la mínima coherencia, pues son improvisados. Eso si no se cancela. Para completar la historia de una serie se necesitan meses, sino años. Y es muy probable que el estiramiento haya matado su esencia. Las series son baratas, porque usan actores mediocres. En resumen, las series, comparados con el cine, son una puta basura.

¿Cual es la consecuencia de todo esto? Muy simple. Los productores no arriesgan en películas que no estén probadas como rentables o que no tengan un actor hiperconocido. Este verano he llegado a encontrarme esta cartelera:

Como se puede apreciar, de 7 películas distintas, 5 son refritos, continuaciones de “películas probadas rentables” (por supuesto, son películas de mierda), 1 es una película de mierda con un “actor con tirón”.

A la industria del cine le ocurre como a la teoría de la evolución de las especies. Para que se creen películas buenas debe existir un amplio rango de películas que prueben diversas variaciones (Nolan, Tarantino, etc). Pero la situación actual, en la cual solo llegan a las pantallas refritos, no permite que exista margen a la creatividad artística. La calidad, por tanto, se resiente más y más, y las películas que nos llegan son cada vez peores.

Esto es lo que me lleva a afirmar que el cine está muriendo y a nadie le importa. Pues bueno, después de este tocho digo que a mí si me importa. No quiero vivir en un mundo de “seriéfilos” que no son capaces de compreder que las grandes historias tienen que tener un inicio, un desarrollo y un final, que para conocer a un personaje no necesitas 60 horas, y que creen que pagar 5 euros por visualizar durante 2 horas una obra maestra es un robo.

19 Me gusta

Amancio, pégale un vistazo al catálogo de filmin, a los festivales que se van celebrando y que filmin rescata y verás como hay cosas que te gustan.

Y bs.

1 me gusta

Hablo evidentemente del cine comercial, el que llega a las pantallas, no del cine independiente o festivalero. Historias buenas se ruedan porque somos 6000 millones de habitantes en el mundo y sería imposible que no, pero si tengo que buscar la película en internet porque no la proyectan, o desplazarme a un festival de cine independiente en una sala de Madrid no me vale.

Lo que quiero decir es que los cines han pasado de proyectar varias obras maestras por año a proyectar única y exclusivamente basura.

Supongo que es consecuencia de la propia evolución del cine. Antes yo podía ir sin tener que usar vehículo. En mi ciudad habla 5-6 repartidos en distintos barrios donde se proyectaban entre semana películas menos comerciales y los fines de semana los taquillazos. En pocos años eso cambió y ya había que salir a la periferia para ir a un macrocine a ver toda la semana las mismas películas, dejando el cine “otro” para la Filmoteca.
No sé si ha muerto, ha mutado o está en ello😔

4 Me gusta

Todo el cine es comercial. Nació como industria y es una industria.

2 Me gusta

Te veo y subo a que todo es comercial. Hasta tú y yo.

1 me gusta

No lo comparto.

Hay arte en Salvar al Soldado Ryan y hay arte en Hermanos de Sangre.

Hay arte en Scarface y hay arte en The Wire.

Hay arte en Al Final de la Escalera y hay arte en The Haunting of Hill House.

El cine está muriendo porque está muriendo la asistencia a las salas. Este es un debate que da para análisis

5 Me gusta

Soy de los tuyos Amancio pero no estoy de acuerdo al 100% contigo.

El cine con Netflix como el Taxi con Uber se ha de adaptar a lo que el espectador quiera. El dinero manda y si algun día ha de morir será porque todos lo hemos querido así.

Actualmente el cine europeo vive de ayudas. Lo pagamos todos y yo prefiero pagar por lo que escojo que no por lo que cuatro consideran y deciden que ha de ser cultura.

Tú puedes considerar que una serie no es arte pero puedo afirmar que obras maestras como Mindhunter (producida por Fincher) y clásicos como Six feet under me han dado más satisfacción que enormes mojones del séptimo arte.

No te ancles en el pasado y aprende a disfrutar de todo en su medida. Hay mal cine, cierto. Hay malas series, muy cierto. Pero nunca ha existido un momento de nuestras vidas en que tuviésemos tanto donde escoger. Solo has de saber buscar y encontrar tu espacio.

3 Me gusta

Para mí el cine en las salas acabo en el momento en el que después de pagar 10 euros te tienes que comer 15 minutos de anuncios,si a eso le sumas que con mis auriculares 7.1 tengo mejor sonido que en cualquier sala y mi tele no tiene nada que envidiarle a las susodichas, creo que lo que a muerto es el mensajero no el mensaje.

8 Me gusta

Yo creo que el cine ya estaba agonizando desde hacia un tiempo. Con los refritos ya llevamos 5/7 años al menos; que si Hansel y Gretel cazadores de no se que, Los vengadores /1/2/3/4/5/6/
No se si seria porque Netflix ya estaba molestando por EEUU pero ya daba algo de pena desde hace tiempo. También creo que para mantenerse con Netflix tendría que tener un nivel excelso pero el mismo cine se fue sepultando

Muy de acuerdo en esto

:heart:
(y no me he leído nada más. Con eso me basta.)

2 Me gusta

De acuerdo a medias. El cine es esclavo de sus palabras y sobre todo de sus hechos. En primer lugar ir al cine ha dejado de ser esa aventura genial para pasar a ser una odisea. Las salas están sucias, los suelos pegajosos, el audio ensordecedor, los proyectores mal enfocados, las palomitas rancias y la Coca-Cola a temperatura ambiente. Además, pocos cines de calidad valen 5€. Es como la historia de Pedro y el lobo, el problema no es pagar 5€ por una película buena o mala, el problema es pagar muchas veces 5€ por películas horriblemente malas. Llega un momento en el que no te fías del negocio. Es como ir a entretenerte con un trilero.

La liturgia de la que hablas solo se disfruta en cines contados y no, no sale rentable gastarte 50€ en llevar a tus hijos a ver la última de Hotel Transilvania.

En mi casa veo mejor las pelis que en el cine. Defiendo que la nitidez de una OLED es superior a cualquier proyector y además, el 5.1, el 7.1 o el 9.1 es mentira. La experiencia de ir al cine ha dejado de ser atractiva en muchos aspectos.

8 Me gusta

Pues a mí me gusta mucho más el cine supercomercial de ahora que esas pelis de disparar y bolsas de ketchup a diestro y siniestro de Tarantino, nunca he entendido como a nadie le pueden gustar esas pelis, no tienen lógica ni sentido, se reúnen en una cabaña y se matan entre ellos…de locos.

Ahora el cine que no defiendo son aquellas pelis españolas que no valen la pena ni mirar el trailer, como esa de Super 8, de Dani Rovira, huele a fracaso desde lejos, pero como Mediaset te lo pone hasta en la sopa los padres de los niños no pueden decirles que no. Asi que éso, si quieren algo, busquenlo en internet, si les vale lo que les dan, vayan al cine.

1 me gusta

A mi el cine me encanta, mi mujer y yo antes de tener proble, íbamos todas las semanas, incluso si salíamos de una peli, y no nos había gustado nos metíamos a otra.
Ahora bien, el problema puede ser que una familia, ir al cine y cenar fuera, se puede ir a casi 100€, y existen economías de familia que no lo soportan.
Para mi, sinceramente, ir al cine en muchos casos está por encima de la película, yo siempre lo digo, para mi lo mejor son los tráilers, otra cosa es el anuncio de Vodafone o de tal anunciante.
Coincido en que el cine debe readaptatse, plantearse el negocio… Me parece muy acertado el símil con el taxi, son sectores que han vivido muchos años muy bien, y exprimiendo todo lo que han podido, sin importarles nada. El otro dia leí que se había bajado el IVA del cine, pero seguía costando lo mismo…un ejemplo más.
Por cierto, en el cine de mi antiguo barrio, dejan meter comida de fuera, y los domingos, ponen reposiciones por 3€ de pelis en DVD, eso me parecen muy buenas ideas.
Y por favor que alguien me diga, nadie ha ido a las reposiciones de the phenomena experience? Lastima que ya no se hagan en Madrid, y solo se hagan en Barna. Es cierto que en estos dos últimos ejemplos, es cine de hace años, pero bueno, como decía al principio, a mi lo que me gusta más, es ir al cine, que realmente ir a ver una pelicula

2 Me gusta

No es que sea un mundo de “seriéfilos”, aunque es cierto que están saliendo muchas, ni creo que a la mayoría les parezca caro pagar 5 euros por una sesión de cine.

lo que ocurre es que el cine ha sido superado por los videojuegos.

https://youtu.be/ElW94eCMZOA

https://youtu.be/-Rt3d8Xv86g

5 Me gusta

Es un problema complicado, y me gustaría poder dar una opinión segura pero me veo incapaz porque hay tanto que no conozco que me resisto a emitir juicios firmes.
Ahora bien, como se ha dicho antes, no creo que haya un problema intrínseco con las series, ni tampoco me parece que se deba oponer éstas al cine-cine. Es como si tuvieras que elegir entre el cine sonoro o el cine mudo. No se puede. Son dos formas diferentes de un mismo arte, y hay obras maestras en los dos, igual que hay bodrios de los dos tipos. La clave está, creo yo, en dos cosas:

  1. Una idea buena
  2. Una buena ejecución

Pero tampoco hay que perder de vista el hecho de que el cine es ante todo un arte y también un espectáculo. Si tenemos esto presente, puede que veamos con más claridad el por qué está fracasando recientemente. La masiva politización del medio crea un abismo entre lo que los críticos creen que se debe ver y lo que el público verdaderamente quiere ver. De donde se explican fenómenos como la controversia en torno a ‘blockbusters’ como Star Wars: The Last Jedi o incluso más recientemente Venom, o la estupidez esa de crear una nueva categoría en los Oscar a la ‘Mejor Película Popular’ (esto último me hace ver claramente cuán diferentes son las expectativas del público y de la crítica respecto a qué queremos ver: muchos preferimos divertirnos viendo Juego de Tronos o Los Vengadores que calentarnos la cabeza con el último invento del cine ‘indie’ progresista.

Por eso, y motivado por el triunfo de la pequeña (y muy pequeña) pantalla sobre la grande, creo que podemos entender el declive del cine. Porque, sencillamente, ha dejado de ser rentable.

O al menos así lo veo yo.

3 Me gusta

No se a que cines vais pero hace años que no pago 5 euros por ir al cine si no es con alguna oferta, pagando lo normal entre 7,5 y 8 euros la entrada, por eso solo voy a ver películas con muchos efectos especiales, para ver a dos personas hablando 90 minutos en una habitación me las veo igual en casa.

Una excepción de la regla que escribes:

Me pasó algo curioso con la saga y la serie de Hannibal Lecter. Muy fan de las películas, salvo en la que cuentan su infancia y juventud. Me maravillaban los buenos modales, el Aria Da Capo, Florencia, la gastronomía, y todas aquellas escenas de horror y belleza mezcladas que nos ofrecían las películas. Empecé a ver la serie, y le dejé al segundo capítulo, no sé por qué, no entiendo qué no asimilé en ese momento, supongo que fue porque empecé a verla con escepticismo, porque no me creía que nadie pudiera mejorar lo que había visto en la gran pantalla. Pero lo lograron, después de un tiempo la retomé, y esa serie fue una experiencia maravillosa. 13 capítulos por temporada daban tiempo suficiente para exponer aquellos complejos personajes con exquisito detalle, de explorar cada arista, cada recoveco. Dio tiempo de ver como se forjó una extraña amistad entre Hannibal y Will, de usar una fotografía muy onírica que se podía recrear en detalles como muertes escabrosas de seres humanos, ahogar un escribano hortelano en armagnac, o contemplar La Primavera de Botticelli. Así que a veces, amigo mío, una serie nos puede dar un poco más, puede estirar y explotar una buena idea si hay talento y recursos de por medio.

2 Me gusta

Creo que es la definición más surrealista y absurda que he leido nunca para definir a un titán como Tarantino.

Yo estoy loco por ver la nueva ambientada en la época Manson.

2 Me gusta

Superado por los videojuegos en qué? No será en historias o narrativa desde luego, y soy jugador pero a cada arte lo suyo. Si el cine comercial está canibalizado por subproductos para treintañeros con mentalidad de 15, lo de los videojuegos es ya the next frontier al respecto.

1 me gusta