El confesionario de Tabloide (VOL 2)


#141

Solo si dejas de fingir que no eres Carlota.

Mmmm… ¿quizás Echenique?


#142

Definitivamente tienes el cerebro frito.

Mucho ánimo, y tranquilo que de todo se sale.


#143

Una prima mía tenía un profesor de matemáticas que le hacía la vida imposible. La sacaba a la pizarra continuamente, la dejaba en evidencia delante de todos cuando no iba preparada, la machacaba, a veces llegaba llorando a casa.

Hay padres que habrían ido al colegio a mantener unas palabritas con el profesor. Y hay padres padres, como mi tía y su marido, que le dijeron a mi prima: “Si no has sabido hacer los ejercicios, estudia más y la próxima vez demuéstrale a tu profesor que sí sabes”.

Hoy mi prima es directora de una importante sucursal bancaria, y recuerda con nostalgia a aquel profesor. Dice que si no hubiera sido por él, no habría destacado tanto en matemáticas a lo largo de su carrera. No sabe si ese hombre la trató así porque de verdad le tenía manía o porque quería prepararla bien especialmente a ella. El caso es que, sea por una cosa o por otra, a ella le ha beneficiado. Ese profesor no sólo le enseñó matemáticas, sino que le hizo ganar las tablas necesarias para tomar con firmeza las riendas de esa importante sucursal bancaria que hoy dirige (y donde cada día se tiene que enfrentar a problemas más serios que el que un profesor la saque a la pizarra y la deje en evidencia por no saber hacer algo).


#144

Confieso que me estoy enamorando poco a poco de @rococo

:gonorrea:


#145

Este ejemplo no viene al caso. Si yo trabajo sin cobrar para ti, tú te lucras a mi costa.Y ese es el discurso que se extrae de tus respuestas.

Ese profesor ganaba igual ayudando o no a tu prima.

Yo no trabajo gratis para nadie ni consiento que nadie lo haga para mí. Eso es tener cojones.


#146

Veo que no trato de transmitirte la idea. La explicaré de otra forma, y si no conseguimos entendernos lo dejaré aquí, porque tengo cosas que terminar antes de las 2.

  • Eso de “yo no trabajo gratis para nadie ni consiento que nadie lo haga para mí” está muy bien en países con 0 desempleo. Pero aquí, con una tasa del 16% (eso es mucha gente en paro), hay que buscar formas para que las empresas se fijen en ti. Dirás que es injusto y todo lo que tú quieras, pero cuando se trata de destacar hay que hacerlo a cualquier precio y teniendo en cuenta el contexto en el que te encuentres.
  • De cualquier modo, yo no hablo de trabajar gratis. Yo hablo de usar eso como gancho para que esa empresa con la que tú sueñas se fije en ti, que se supone que eres un chico estudiante, sin ninguna formación para esa empresa y sin ninguna experiencia laboral de ningún tipo, es decir un chico en el que ninguna empresa en su sano juicio se fijaría (y mucho menos en una situación económica como la actual).
  • La empresa no se va a lucrar con ese chaval, es más al principio le va a costar dinero, porque va a hacer falta destinar recursos a formarle y a cambio él va a producir 0. En el momento en el que ese chico empiece a producir, si realmente es válido y produce bastante, te aseguro que será la propia empresa quien querrá ofrecerle un buen contrato, por la cuenta que le trae. Y si no produce y la empresa lo desestima, que se busque un McDonalds y se olvide de triunfar, porque habrá tenido la oportunidad de su vida y la habrá desaprovechado.

#147

Prefiero chupar pollas a trabajar gratis porque nadie quiere en su empresa a alguien que ni siquiera se pone en valor. VAmos, yo no lo quiero.

¿Tienes hijos?
¿Vas a decirles eso?
Yo no.

Eso es un mito. Una cosa es un contrato en prácticas o una beca y otra lo que tú estás exponiendo.

Si la empresa no lo quiere que siga teniendo a gente trabajando gratis y que se hunda si de mí depende.


#148

Veo que sigues sin entender lo que trato de explicar, y te quedas en las palabras, no en el fondo del mensaje.

En todo caso, da igual. Como dije, tengo cosas que hacer, y si a estas alturas no lo has entendido, por mucho que yo lo explique no vas a hacerlo. Pero no pasa nada, yo sé que lo que estoy explicando sólo lo entiende el 10% de la población (exactamente el 10% que termina dirigiendo al restante 90%).


#149

No sabes lo feliz que me hace no entender tus argumentos y muchísimo menos seguirlos.


#150

¿Ves? Eso es exactamente lo que suele responder el 90%. Un beso y sigue a lo tuyo.


#151

Serán los que tú contratas.
Un abrazo.


#152

A la larga, se aprende mucho (¡pero muchísimo!) más del profesor, del compañero o del jefe que te ha puesto las cosas difíciles; de quien te has podido llevar una bronca monumental pero, seguramente de forma involuntaria, te dio las armas y te enseñó a usarlas. También del “aprovechategui”, que acaba convirtiéndose en una especie de yonki del cual tú eres su camello.
Dicho esto, por el camino se pasa mal porque el resultado no se ve instantáneamente. La semilla tarda lo suyo en germinar aunque acabe dando un fruto espléndido.


#153

Cuando os leo hablar así de la servidumbre llamada “esfuerzo”, de que te lo hagan pasar mal, del masoquismo y el consentir esos abusos por un bien posterior, entiendo muchísimo más por qué le mundo es como es.
Por supuesto os dejo pensar que es que no estoy entendiendo nada, así podéis dormir tranquilos.

Es que no sé quién os creéis que sois para saber cómo alguien conseguirá ser o no mejor persona. Todos los abusos de los que habláis suponen, en mi opinión, una fábrica de auténticos hijos de puta incapaces de sentir un mínimo de empatía por nada.


#154

No estamos hablando de gente que te hace sufrir aposta ni que te exprime con mala fe. Por supuesto que de ésos hay a manta de Dios y que son unos hijos de mala madre. Nos estamos refiriendo al jefe, profesor o compañero que te deja bien claro desde el principio que como tú hay a patadas, puede que más listos y mejores, y que es responsabilidad tuya marcar las diferencias con ellos. No ser un empleado del montón sino uno excelente, al margen de lo mucho o lo poco que te paguen.


#155

Me mantengo lo más lejos que puedo de la gente que juega a ser Dios. No sé quién se creen que son para enseñar nada a nadie, y mucho menos de esa forma.

Esa gente que tanto bien pretende provocar en otros no lo hacen por ellos, sino por sí mismos. Porque no tienen otra forma de relacionarse que no sea la de poder influir en otros a la manera en la que ellos quieren.

Estamos protagonizando un whiplash sin quererlo. Es horrible. Lo que decís es tremendo.


#156

¡Es que probablemente no quieran enseñarte nada y acaban haciéndolo, indirecta y/o involuntariamente! Salvo en el caso de los profesores, en el que la enseñanza se limita a la transmisión de conocimiento (que ya es bastante), no les pagan para eso. Es lo que tú eres capaz de aprender de ellos: incluso el tipo de profesional en el que no te quieres convertir.


#157

No es lo que se extrae de esta conversación. Aquí hay intencionalidad por todos lados.

Creo que queda clara la postura de cada uno, por lo menos, así lo entiendo yo.

Nada más que añadir.


#158

No es tan tremendo. Antiguamente para aprender una profesión estaban los aprendices. El aprendiz de zapatero o herrero, de cualquier oficio, era un niño al que le mandaban estar pegado y haciendo lo que dijese el oficial. Así se aprendía el oficio, callado y mirando cómo se hace. Y no se cobraba nada, quizás para comprar una barra de pan.

Hoy en día no es aplicable, ya que antes los aprendices tenían 14 años, con 20 ya sabían el oficio y se podían poner a trabajar y ganar dinero por su cuenta. Hoy los que tienen que aprender un oficio en una empresa tiene 30 años y no se cuántos másteres e historias. No es sostenible que se pongan a trabajar gratis, ya que no serían capaces de independizarse y vivir como adultos.

Yo creo que es preferible pedir un crédito o jugarte tus ahorros y montarte por tu cuenta antes de entrar en una empresa a trabajar gratis. De esta manera trabajarás más y mejor, porque la necesidad te obliga a ello. Si eres bueno, al final destacarás y serán las empresas las que te querrán, y quizás de aquella seas tú el que no quiera trabajar para ellas.


#159

Bueno, y antiguamente también se tenían esclavos y tus padres te ponían a trabajar con 8 años.
Mi punto está más que claro.


#160

Tú eres marxista aunque no lo sepas. Crees que, como el mundo es injusto, hay que imponer normas (concretamente las que tú crees que son justas) y obligar a todo el mundo a seguirlas a riesgo de ser señalados o perseguidos. Crear un hombre nuevo, perfecto y virtuoso. Y esto es un peligro, porque se empieza con buenas intenciones pero todos sabemos cómo se termina.

Yo, como todo liberal conservador, pienso que el hombre lleva aquí miles de años y que no se puede cambiar a la fuerza. Así que tienes que mirar a tu alrededor, asumirlo, analizar y trabajar con lo que hay.