El curioso caso del cabeza de condón humilde


#1

Leyendo el hilo de Cabezas de Condón he pensado que hay muchos más tipos de Cabezas de Condón (CdC en adelante) de los que pensamos.

Voy a hablaros de un tipo de CdC, que a diferencia de los originales, no proviene de una familia adinerada. Este tipo de CdC proviene de familias humildes, muchas veces incluso tirando a pobres.

La gran virtud de este tipo de CdC, es que consigue vivir con el mismo tren de vida que los CdC originales, pero solo usando su jeta y picaresca.

Me refiero al típico que nunca ha trabajado, no tiene un duro, y aún así lleva una vida que más quisiésemos algunos que nos partimos el lomo a trabajar.

Para poder llevar este tipo de vida solo se me ocurren tres opciones.

a) La venta de drogas o similares.
b) Me ha tocado una lotería, lo justo para no vivir con lujos, pero no tener que volver a trabajar en mi vida.
c) Encadeno crédito tras crédito en distintas entidades y modalidades y voy dejando deudas por todos lados.

Voy a poner un caso real, de un personaje que conocí, y que a día de hoy aún no me explico como lo hace.

Voy a tratar de ocultar su identidad lo máximo posible, a partir de ahora lo vamos a conocer como Darwin.

El caso es que Darwin viene de una familia muy pobre. Un sueldo mileurista para 6 personas. Viven en una casa de dos habitaciones de un barrio pobre. Aún así va a la universidad y se tira por lo menos 10 años estudiando biología (desconozco si logró terminar la universidad).

De buenas a primeras un día decide que lo suyo es la fotografía. (Jamás nadie le conoció afición a la fotografía) Así que como por arte de magia empieza a hacer “fotos artísticas” de desnudos a modelos amateur. El como consigue que todas esas personas posen para él es otra incógnita que daría para otro hilo entero, desconozco si les paga, aunque me da a mi que no.

Las fotos en cuestión son bastante malas y desagradables, nunca ha recibido premio ni mención alguna por sus fotografías, pero aún así continúa haciendo malas fotos a modelos de tres al cuarto.

Para hacer estas fotos, no compra una cámara barata, se compra una buena cámara, una Canon EOS 400D (para la época una cámara bastante fuera del alcance de un desempleado, sobre 350€ aprox ) y un buen set de objetivos, focos, flashes y demás parafernalia de fotógrafo profesional. (No sabría cuantificar, pero bastante dinero en total)

Un día decide que ya que ha estudiado Biología quiere hacer también fotos de naturaleza. Para ello cambia de cámara, y se compra una de las cámaras más caras que hay. Una Canon EOS-1D X Mark II. (Sobre 5000 € solo el cuerpo). Para que os hagáis una idea, esta cámara es la que puede llevar un fotógrafo profesional de National Geographic. Aún así tampoco vende su antigua cámara, y la conserva por si acaso.

Como es evidente, con esa cámara no se puede llevar cualquier objetivo, así que la acompaña de este objetivo que veis en la imagen.

Para los que no sepas, ese tipo de objetivos son la serie L de Canon. Objetivos profesionales que rondan los 10.000 €.

http://www.fnac.es/mp1951269/Canon-EF-200-400mm-f-4L-IS-USM-Extender-1-4x/w-4?ectrans=1&gclid=CjwKEAjwsLTJBRCvibaW9bGLtUESJAC4wKw1cKiTxeph4cxFQQ6X3gCaP22lf2325qz30_egbzqOjhoCRzHw_wcB&gclsrc=aw.ds&Origin=SEA_GOOG_PLA_MK_FOTO

En este momento de la historia, voy a recalcar que no tiene ningún tipo de ingreso reconocido. Cualquier fotógrafo lo que hace es dedicarse a hacer Bodas, bautizos y comuniones y con lo que sacan mejoran su equipo para dedicarse a hacer sus fotos artísticas. Este no, este no tiene, como se suele decir, “Ni oficio ni beneficio”.

Bueno, pues siguiendo su estilo, en vez de salir al campo a hacer fotos, decide que España se le queda corta, y que nuestra fauna patria es muy aburrida. Así que ni corto ni perezoso se agarra un vuelo a Nueva Zelanda y se tira un mes allí haciendo fotos.

Un vuelo ida y vuelta a Nueva Zelanda anda en torno a los 1500 €, vamos a ser benévolos y pensemos que el alojamiento le ha salido gratuito y la manutención también. (En realidad se que no ha sido así, pero bueno, no puedo calcular ahora mismo ese gasto).

Nadie le contrató para hacer esas fotos, nadie le compró esas fotos a la vuelta (que además eran bastante malas), pero aún así, al poco tiempo, repitió la jugada y se fue tour por sudamérica.

Pero no paró ahí, y ahora mismo acumula en su historial varios viajes por Asia, África, y Sudamérica. Todos con el mismo “modus operandi”. El último viaje que le conozco fue a las islas Galapagos para fotografiar tortugas.

En resumen, tenemos una persona que proviene de una familia pobre y cuya profesión (más bien dedicación) es la de ser fotógrafo amateur mediocre. Se permite varios viajes al año de un mes de duración a destinos poco asequibles, y aún así le sobra dinero para comprar equipamiento.

No se como lo hace, pero lo que más me encaja es lo de ir encadenando crédito tras crédito. No se le conocen intenciones de asentarse y formar una familia, así que supongo que en algún momento huirá del país y terminará viviendo en alguna república bananera de sudamérica donde no le puedan localizar los bancos.

¿Conocéis algún caso más de este tipo de CdC? ¿Se os ocurre como puede mantener esa vida?.


#2

…Lotería, o hace de mula en sus viajes…


#3

Curioso caso, sin duda, pero es mejor no desvirtuar los términos.

Un Cabeza de Condón es, por naturaleza, diferente al pícaro que vendiendo drogas a sus compañeros de la universidad se paga su propio viaje a donde le sale de los cojones. Creo que me faltó explicar un punto muy importante sobre la psicología de un Cabeza de Condón en mi post original.

La principal diferencia entre estos dos casos es que aunque viven de maneras parecidas, un Cabeza de Condón nunca ha tenido que ingeniárselas para ganar dinero, lo que tiene lo heredó y eso tiene varias consecuencias:

  1. Es muy cómodo vivir así de manera que son pocos los que renuncian a vivir de un patrimonio aunque a cambio tengan que sacrificar su independencia personal y someterse a los deseos del padre. Al vivir en ese plan nunca terminan de “crecer”, tienen pocos incentivos para hacer algo de provecho con sus vidas, etc.

  2. Lo incómodo es codearse con gente normal. Un Cabeza de Condón sabe que su situación es excepcional. Cuando está con otros como él alardea de su condición. Todavía recuerdo como un Cabeza de Condón huérfano que heredó todo muy joven alardeaba con sus amigos Cabezas de Condón del hecho de ser hijo de un famoso escritor, decía que él y sus amigos podían fundar un club el de “los herederos de la cultura” como riéndose, pero su risa ocultaba cierto matiz de orgullo personal. Sin embargo cuando un Cabeza de Condón de este tipo se ve forzado a intimar con gente normal, por ejemplo en la universidad o en un trabajo, tiene que adoptar una actitud de humildad forzada si quiere ser aceptado dentro del grupo, o al menos eso creen ellos.

Así es como los Cabeza de Condón desarrollan una especie de complejo, una relación de orgullo/vergüenza con su apellido bien por complejo como he dicho o quizás por una especie de resentimiento hacia su padre (tienen relaciones familiares muy complicadas) terminan sumándose a causas de izquierda. Así ves como el hijo de un Marqués escribe un libro sobre sus antepasados nobles poniéndolos bien mientras que milita en un partido de izquierdas como Podemos. Eso sí, jamás donarían su herencia ni dejarían de vivir del cuento rogándole al padre que le pague la tarjeta de crédito.

Un hombre pícaro como el que describes arriba suele ser justamente al revés. Su condición le da orgullo, tener dinero le gusta y alardea de él, y cree que así como él pudo construirse un futuro mejor todo el mundo puede hacerlo. Suelen despreciar el victimismo, las ideologías de izquierda, y a los partidos políticos en general aunque si un partido de izquierda gana y ven una oportunidad de sacar dinero de ahí muchos se apuntarían sin pensarlo aunque beneficiara al régimen. En muchos casos desprecian las formas tradicionales de hacer las cosas como el matrimonio o la universidad. Son dos tipos de persona muy diferentes.


#4

Efectivamente, tienes toda la razón.

Son dos tipos de personas muy distintas, lo que tienen en común es que llevan un tipo de vida que ni les corresponde, ni se han ganado (al menos honradamente) y que, desde mi punto de vista no saben vivir.

Digo que no la saben vivir, porque, en el caso del cabeza de condón, dilapida una fortuna que en otras manos podría valer para levantar imperios, y en el caso del, llamémosle humilde, ejerce una profesión de manera mediocre, pero con los medios del mejor del sector. (Véase en el caso que describo, usar una cámara de 5000 € para hacer fotos que podría hacer mi sobrina con el movil).

En cuanto a sus diferencias, la más evidente es que del Cabeza de Condón se sabe de donde salen sus ingresos, pero del “humilde” no.


#5

Blanqueo de dinero? Just sayin’