El feminismo es lo que hundió a Occidente


#422

Roma… el Imperio, el más poderoso que conociera el mundo y decadente por tener todo satisfecho.

Y las moras, las que paren sin pensar en igualdades ni leches. Solo crían y crían, y acaparan subvenciones y beneplácitos. Las que nos van a superar en población en unos años, imponiendo su fe, su ley, sus valores. En nuestro mundo de igualdad sin hijos cristianos.


#424

Claro que te leo. Y como has puesto que te crio de mala manera de forma peyorativa he colegido que te estabas quejando. Y estando en boca de la gente… Ay…


#425

Que el Imperio Romano fue arrasado por unos teutones salvajes no es de eruditos, que yo sepa se estudia en Primaria.

Sobre la crisis social contemporánea, sólo estaba respondiendo al título del hilo: “El feminismo es lo que hundió a Occidente”. Y precisamente para no desviarnos mucho de la esencia del mismo ha sido por lo que he retomado tu dispersión sobre manifas sí, manifas no…


#427

Di mejor que no puedes entender lo que te digo, porque lo que te estoy intentando explicar es sencillo. Si no me vas a seguir, no me pidas que hile fino.

Yo estoy trabajando todavía, pero ahora mismo no tengo mucho, como podrás ver. Hasta las 3 no llego a mi hogar, y mi prole hoy está con su padre, así que me iré a comer con una amiga tan retrógrada como yo y de paso hablaremos de las pobres almas en desgracia que han sido desnaturalizadas y que están hundiendo a Occidente. Permíteme que te ponga como ejemplo.


#429

¿No es maravilloso que sean precisamente dos mujeres las que guarreen este hilo?

I’m lovin it!!

:wiiiii:


#431

Carlota, tengo unas preguntas, sin intenciones, me gustaría saber…

-¿Qué decisiones vitales no has podido tomar, o has tenido que cambiar, exclusivamente por ser mujer? Dime alguna, algún impedimento real. Incluso tu madre, en otra época, pudo superar sin más las supuestas habladurías, y hacer lo que quiso. Recuerda que nadie, los hombres tampoco, está libre de comentarios ajenos, pero no vale culpar a la sociedad ni hostias, cada uno es responsable de si lo que opinan los demás le resbala o le penetra… por el culo. Tampoco me valen otros impedimentos, como que no pudiste ser astronauta cateando mates, ni azafata estando gorda, ni pichichi de la liga. Eso nos pasa a todos.

-¿Por qué tus compañeras de logística no se van a otra empresa? ¿Qué factores aparte del sueldo estarán considerando? ¿Crees realmente que tu empresa paga más en research sin motivo, pudiendo pagar lo mismo que en product? ¿Entiendes (lo digo sin condescendencia, ojo) que las empresas las gestionan personas (también mujeres) y ciertas decisiones podrían ser más fruto de la ineptitud que del machismo?

-Y la que más me conmueve… ¿Qué crees que ha cambiado en el mundo por que hace dos días te dieras un garbeo por la calle con otras mujeres? ¿Qué opinas de que los comunistas utilicen a todo el género femenino como excusa para difundir sus patrañas criminales? Yo creo que has hecho mucho más aquí en cuatro comentarios que en una tarde de paseo, pero aquí respetamos tus opiniones, y ellos sólo se han apuntado tu presencia, un bulto más.


#433

Gracias a ti por responder honestamente. Intento abreviar y concluir…

-Hijos. Lee bien las palabras que usas, porque en ellas está la trola del discurso que dice Jueves que has comprado. “He tenido que”, “yo no puedo”, “me vería obligada”, frases que puede usar también un hombre en momentos de lloriqueo. Pero tener que posponer un hijo es decisión tuya, tu madre sin ir más lejos sí pudo, y nadie te obligaría a nada, exclusivamente por ser mujer. Hay mujeres que no han renunciado a eso, que trabajan en otras profesiones, o que directamente no trabajan o no cuidan a sus hijos o no los tienen, porque son… sois libres de decidirlo. Dinero, situación personal, aspiraciones profesionales, prioridades, incompatibilidades y elecciones de las que nos arrepentimos luego. Todo eso nos afecta a todos en la vida, pero no es exclusivo de las mujeres y, sobre todo, no es culpa de los demás. El feminismo os está diciendo que sois las únicas víctimas de cosas que afectan a todo el mundo, y que los hombres y las mujeres independientes asumen sin aspavientos: sacrificamos horas de juerga por estudios, vida familiar por profesional, y momentos del presente a cambio de mejorar nuestro futuro. No se puede ser estrella del rock y querer volver a bañar y acostar a tus hijos cada noche. Y qué.

-Empresas. Reconoces que tu empresa es el mejor entorno en el que pueden estar, por eso se quedan. Si no, se irían a otra o montarían esa necesaria empresa que fuera un entorno cojonudo para todas. Yo estoy igual. Gano menos que el 90% de mis compañeras, sólo he tenido jefas (madres), no me entero de los tejemanejes de convenios, variables y promociones, y como me manejo fatal en el politiqueo laboral ni siquiera tengo información básica, como qué polla hay que chupar o qué callo no pisar. Y así me va. Pero como tengo un buen rabo entre las piernas, no culpo al patriarcado de mi suerte o habilidades en el trabajo.

-Manis. Obviamente para mí ir de manis es bastante más inútil y pernicioso para todos que ir a museos o de compras (mueves la economía y no paralizas el tráfico). Milongas sobre las cifras aparte, no preguntaba si ha cambiado algo sino qué. Del jueves a hoy, para las mujeres en España. Y cuando cambie algo (no hacen falta pancartas para eso), será otra ley restrictiva para las empresas y nociva sobre todo para las mujeres, porque el objetivo de la mani era difundir marxismo atroz. Es gracioso que uses sentimientos para describir un hecho, que os han utilizado, y te quieras desmarcar ahora. Da igual que no te sientas utilizada ni comunista, eres una cifra más para ellos, que se manifestó contra el capitalismo, la cultura occidental, y por las subvenciones y el control estatal de nuestras vidas. Yo tampoco soy derechista ortodoxo y aquí lo saben todos, pero no puedo distinguir esa mani de la basura del 15M, y si acaso, diría que esto es peor, porque va contra la mitad de la población, no contra la famosa casta.

Un placer debatir aquí, como siempre.


#435

Yo no guarreo, querido, yo soy como la RAE, que “limpia, fija y da esplendor”.
:guino2:


#436

No te compares con la RAE, desde que murciegalo y asín se han admitido…tu eres mejor que la RAE tienes una escala de valores sólida!!


#437

Pues vas a tener razón… A mí lo de almóndiga me dejó muerta.
Asco de vida…


#438

Esto de Jorge Bustos es casi la perfecta definición del 8M:

Destaco:

La mujer buena:

Es la joven que aún no es madre y lleva una carrera fulgurante que teme que se trunque en cuanto decida formar una familia. Es una mujer agradecida, que se emociona cuando recuerda las vidas que llevaron, sin quejarse, su madre, su abuela y su bisabuela, por no hablar de su tatarabuela, y les rinde tributo en su memoria sabiendo que las condiciones que ella disfruta eran directamente inimaginables para las españolas de ayer. Pero que la mujer buena no caiga en el catastrofismo no significa que se abandone al conformismo.

La mujer fea:

Es esa activista de postureo que ni ha padecido discriminación digna de ese nombre ni le interesa el movimiento más que como palanca de su particular narcisismo. Es la que lleva media vida viviendo de lo contrario que ahora predica. Es la que se pudo permitir la huelga porque le nace el éxito de las hectáreas que mide su jardín, pero luego clama contra el capitalismo opresor. Es la que exagera o inventa acosos porque sabe que la condición de víctima aumentará su poder en la industria de la queja mediática en la que vivimos.

La mujer mala:

La mala es la nieta de aquella Pasionaria que en la guerra sentenció que “es mejor matar a cien inocentes, antes de que se escape un solo fascista vivo”. Son las totalitarias de siempre, revolucionarias aún más crueles que sus compañeros fascistas o comunistas, a quienes animaban a no dejarse llevar jamás por la compasión. Son las que odian la maternidad y consideran que el feto es un parásito y la familia una cárcel. Son las que vieron fracasar todas sus revoluciones y ahora pretenden instrumentalizar para sus viejos rencores a las mujeres que se dejen.

Repito. Me parece una definición casi perfecta del feminismo actual.

Lo que no entiendo es cómo las primeras, ni siquiera piensen en sentirse representadas por las segundas o las terceras.


#439

¿Esta gente también tienen brecha?


#441

No estoy en la movida de los salarios. La activista eres tú. Yo soy más de “lo que les dé la gana”.


#442

Con dos cojones Harry! Crack total. No estoy de acuerdo contigo, me caes bien, Pero por lo menos no eres un amargado y jodido de la vida como la rana esa fea.


#444

¿Menear el gallinero es llevarte la contraria?
Sigues sin entender mis argumentos. Porque intento explicarte --ya dijeron que es dificilísimo convencer a alguien de que le han engañado-- en este hilo, creado ad hoc, por qué "El feminismo es lo que hundió a Occidente. Y lo intento porque veo por tus comentarios que te has dejado arrastrar hacia el lado oscuro.
Mi interés en que tú me expliques algo no es el que me adoctrines, sino conocer las falacias que circulan sobre el tema. En este caso era la brecha salarial entre putas y putos.


#446

Ya… Lo haría, pero estoy trabajando. Y me hace gracia que te hayas mosqueado. Es verdad que te he victimizado, has sabido leer entre líneas. Y además pienso que es un discurso peligroso porque se extiende por contagio y -insisto- está hundiendo a Occidente.

Pero mi comprensión lectora es cojonuda. No te engañes. Es más, comprendo hasta cosas que no estás diciendo, como si leyera poesía. Es importantísimo interpretar. Si no ¿cómo te iba a comprender?


#448

El título del post ya es la ostia. Es el típico que entra de manual en el de los ofendidos.

Hay 2 tipos de hombres, los gañanes que tiene miedo y están acojonados por el hecho de tener que fregar mañana 2 platos y los que todo esto se las suda, que quieren respetar y ser respetados ante sus semejantes, las mujeres.

Vamos no me jodas…


#449

Si todo el mundo estuviese de acuerdo, sería una puta mierda.

También te digo que lo que no tolero es que me intenten IMPONER doctrina. Ya va uno siendo mayorcito para aguantar subnormales (con pene o vulva, me da igual)

Ya sabes a lo que me refiero.


#450

Después del cariz que ha tomado la conversación, he dudado mucho en dar mi opinión, pero ya que he hecho el esfuerzo de escribirlo ahí va.

Yo durante mucho tiempo pensaba como Carlota. Hasta que tuve a mis hijos. Retrasé la maternidad hasta que conseguí la estabilidad y proyección profesional que me había propuesto. Cuando quise tener hijos casi no puedo.

Tengo a mis hijos y la experiencia me ha abierto los ojos. Hombres y mujeres no somos iguales. Una cosa es la deseable igualdad de oportunidades y otra la perniciosa igualdad en los resultados. Nunca lo seremos e imponerlo es ir contra la naturaleza humana. Y genera sufrimiento y frustración.

Por ejemplo, cómo he dicho retrasé la maternidad, por trabajo y no me ha servido para nada. Una vez decidí ser madre, solamente las circunstancias biológicas derivadas de la maternidad me han puesto a la cola de todos mis compañeros (hombres y mujeres). Por mucho que mi marido me ayude, el no puede asumir el embarazo con sus limitaciones (insomnio, dolores de espalda, vómitos, falta de concentración -que en un trabajo como el mío es fundamental-…) cuando no complicaciones (infecciones u otras dolencias q te obligan a guardar reposo) ni el posparto, ni la lactancia… Todo sumado y multiplicado por x hijos, te lleva un parón inevitable de años. Y solamente hablo de las alteraciones físicas que te produce la maternidad, no abordó el tema de la crianza, que eso es ya otro cantar.

Cómo superó ese parón? Exijo que me promocionen por delante de mis compañeros y compañeras (porque hay mujeres que decidieron no ser madres o solo tuvieron un hijo para que su carrera no se viera tan afectada)? Aún a sabiendas de que no soy mejor? No sé, no lo veo…

Llegar a esta conclusión y asumirla no ha sido fácil ni agradable. Tienes que replantearte todas las premisas sobre las que te has educado y has construido tu vida. Todo es mentira. La conciliación de la vida familiar y laboral, una patraña absoluta que esclaviza a las familias.

Carlota un poco más arriba dice que ha trabajado mucho para no depender económicamente de un hombre para mantener tu hogar. Esa frase me ha impactado especialmente, no por falta de comprensión, todo lo contrario. Yo también la solía utilizar. Pero ahora sé que yo no dependo de mi marido, yo confío en mi marido y él confía en mí. Puede parecer ingenuo o arriesgado, pero si asumes un compromiso como el matrimonio y creas una familia esa es la única solución.Claro que nos puede ir mal, por muchas razones, pero esa es una variable inevitable que asumes siempre que tomás cualquier decisión, no solo personal.

Yo vivo la maternidad de una forma totalmente distinta a la de mi marido. Quiero cuidar de mis hijos y si tengo que elegir entre trabajo y familia, lo primero es mi familia. Mi trabajo me gusta mucho, no quiero engañar a nadie, y la satisfacción que siento ejerciendo mi profesión también. Pero la plenitud y madurez que me ha dado y me da mi familia nunca la hubiera alcanzado de otra forma. Pero supongo que para que se pueda entender, es necesario sentirlo, como a mí me pasó. Ese es otro de los problemas actuales, yo no tenía ni puñetera idea de que era la maternidad hasta que tuve a mis hijos. De hecho, no había cogido un bebé en brazos nunca. Cómo es posible eso?

Por el contrario mi marido no está preparado para afrontar la crianza de nuestros hijos, por lo menos en estas primeras etapas. No tiene la paciencia ni la sensibilidad ni empatía necesaria. Obviamente, estoy hablando de niños muy pequeños. Hace todo lo que puede y más, pero no nos engañamos, no está en su naturaleza. Y como mi marido, muchos, por no decirte todos los que conozco. Y no veáis las tensiones que genera eso dentro de la pareja…

Antes de ser madre este discurso que he asumido me hubiera parecido retrógrado, machista y todos los adjetivos que se le quieran dar…yo misma se los hubiera puestos. Es más, recuerdo como me escandalizaba cuando alguna conocida decidía pedir una excedencia para cuidar de sus hijos, mientras que su marido seguía trabajando y prosperando.

La igualdad de oportunidades ya existe, desde hace mucho. La cuestiones que en esta vida tienes que elegir y eso conlleva unos resultados que no se pueden forzar hacia la uniformidad. Si tienes hijos, tu carrera profesional se verá seriamente afectada. Pero eso tiene que ser necesariamente malo? Es que decidir cuidar de tu familia te hace ciudadano de segunda? Todo depende de tu valoración personal y de tus prioridades. Si yo no hubiera tenido hijos, profesionalmente estaría en un nivel muy superior (que modestia la mía…). Y ser mujer no me hubiera supuesto ningún escollo. Pero quise ser madre, mi vida tomo otra dirección y punto. Amoldé mis circunstancias a esa nueva realidad.

Ahora bien, si he de claudicar en un aspecto muy importante y que creo que es la base sobre la que se justifica toda la frustración que el día 8 se mostró. El estilo de vida que llevamos sitúa a las mujeres contra las cuerdas. Con carácter general queremos ser madre (conozco a muy pocas mujeres que rechacen esa posibilidad sin más) pero no pueden o si lo consiguen es con un gran sacrificio, ya q la gran mayoría necesitamos trabajar para vivir. La actual situación económica y cultural ha creado una brecha insalvable entre ambas facetas (trabajo/hijos) y que nos vemos obligadas a salvar de algún modo en solitario (mi marido no pude parir, ni dar el pecho ni corre el riesgo de perder su empleo por ser padre). Cómo superar el actual panorama? No lo sé, la verdad. Es uno de los problemas más serios que afectan a nuestra sociedad y que mayores desequilibrios está produciendo y producirá. Lo que sí tengo claro es que no es una cuestión de feminismo, no es resultado de la subyugación de la mujer por el heteropatriarcado. A ellos está situación también les repercute muy negativamente y el q no lo vea, es q no tiene dos dedos de frente.


#451

Yo creo que hay dos tipos de aliados feministas:

  • el tonto muy tonto que sólo sabe tirar de topicazos porque, como ya he dicho anteriormente, es muy tonto;
  • y el tonto muy tonto que es todavía más tonto y baboso que el anterior.

Por cierto, enanito podemónguer, te noto últimamente muy escocido como para ir presumiendo no sé exactamente de qué. Mama fuerte, pringao.