El médico que grabó porno dice que fue con la misma pareja y en un solo hospital

En exclusiva uno de los 10 vídeos que están rulando por internet

Confirma que practicó sexo en un aseo de un centro médico tras acabar todas las intervenciones quirúrgicas del día. Ya ha presentado denuncias por hurto de móvil y por suplantación de identidad

Graban con un móvil la escena de sexo de una película pornográfica en la consulta de una clínica. E.M.

El médico que grabó porno en el aseo de un centro médico aseguró ayer a este diario que en su móvil «había cuatro vídeos de contenido sexual» y que siempre fueron «con la misma compañera» -en ese momento su pareja sentimental - y «sólo uno de ellos en fue filmado en un hospital valenciano».

Las otras tres grabaciones y fotografías se produjeron «en entornos privados» y se realizaron «en los últimos dos o tres años». La filmación sexual llevaba a cabo en el baño de la clínica «fue hecha hace cuatro años» , según el cirujano maxilofacial que se quejó de que se hayan difundido «sin autorización» vídeos en los que practica sexo con una mujer.

El facultativo describió que había sufrido el hurto de sus teléfonos móviles y que no sólo se había difundido el contenido pornográfico, sino también enviaron mensajes con comentarios obscenos que él no había realizado. Una actividad que para el afectado se traduce en varios actos delictivos que le han motivado a presentar tres denuncias: «Una primera denuncia por sustracción de móviles, la segunda por suplantación de identidad por mandar mensajes en mi nombre y la tercera por la difusión masiva, porque los mensajes llegaron a muchos de mis contactos, no sólo a uno».

Sospechosamente, la mayoría de las personas receptoras fueran mujeres. Por lo que los investigadores no descartan que se trate de una venganza por un despecho amoroso que ha acabado con un resultado judicial. En estos momentos se analiza cómo pudieron salir los vídeos del teléfono ya que el médico ya ha denunciado el caso y niega que fuera él el responsable de la difusión de los contenidos privados.

El envío de los vídeos se realizó durante la noche del viernes y el doctor presentó la denuncia por el hurto de sus teléfonos el sábado cuando empezó a recibir comentarios de sus allegados a los que les llegaron vídeos que mostraban a él grabando escenas con una compañera odontóloga.

Un «síntoma», según el maxilofacial de que alguien «tenía intención de acabar con mi carrera profesional» . Además, cree que detrás del reenvío masivo «hay una trama de personas que quieren arruinarme porque he logrado más éxito y trabajo mejor que ellos. Estoy convencido que hay clínicas que me ven como una gran competencia y persiguen que abandonen mi profesión».

Incluso aludió a la cantidad de vídeos alterados y ‘memes’ (bromas de internet) que se están emitiendo durante estos días de forma viral entre la profesión médica en toda España .

Sobre que un hospital con el que colaboraba haya resuelto cortar cualquier relación laboral, el afectado aseguró que fue el mismo, «el martes, cuando llamé para anunciar a la dirección de ese grupo hospitalario que, hasta que no pasara todo el escándalo, iba a dejar de prestar mis servicios en el centro». Acto seguido se mostró comprensivo si el centro hubiera decido, a la vez, paralizar su colaboración para evitar que el hospital quedara afectado por la difusión masiva del vídeo pornográfico en el interior de sus instalaciones.

IMPRUDENCIA

El galeno asumió que había cometido una imprudencia al «practicar sexo en uno de los vestuarios de un hospital valenciano hace cuatro años», pero argumentó que la actividad sexual llevada a cabo con su pareja y vestidos con la indumentaria de quirófano «fue realizada una vez terminadas todas las intervención quirúrgicas del día y sin peligro de infección para ningún paciente» . Aclaró también que el aseo se hallaba lejos del quirófano y en la primera planta del centro médico.

Extremos que están siendo comprobado por técnicos del hospital con el fin de evitar derivaciones jurídicas del caso. Más que por un problema de decoro que puede dañar la imagen clínica, la acción de practicar sexo ha sido vista por la dirección del hospital como una temeridad por parte del cirujano por tratarse de una zona donde se debe respetar la asepsia para evitar infecciones que pueden introducirse en la sala de operaciones.

Consultados al respecto, fuentes oficiales del Colegio de Odontólogos de Valencia (ICOEV) explican que no se tiene constancia de la participación de ninguno de sus colegiados/as en las citadas grabaciones razón por la que obviamente no ofrece ni ha ofrecido ningún tipo de apoyo psicológico o profesional ya que se trata de una cuestión de índole personal totalmente ajena al colegio, una institución dedicada a temas profesionales.

FUENTE

38 Me gusta

Esperaremos pacientemente a que soy_edu cuelgue los 9 restantes

7 Me gusta

Según he leído, no lo han echado, se ha ido. No obstante sería para echar a todos los implicados.

Por otro lado aprovechar para indicar, que si supiéramos lo habitual que es esto y otras tantas cosas, en los centros médicos y hospitales, se nos caería en cierta medida la imagen de la sanidad

1 me gusta

A mí, mientras hagan su trabajo con eficacia y manteniendo la limpieza del material y las instalaciones, me da igual lo que hagan. ¿Que no es lo más adecuado? ¡Seguro! Pero prefiero que si me van a operar, el cirujano venga de buen rollo y bien “ordeñao” a que tenga un problema de tensión sexual no resuelta con una compañera y no esté centradito en lo que tiene que estar.

Otra cosa sería que después de follar fueran “tal cual” a quirófano. Ahí sí sería un problema.

7 Me gusta

En este caso, lo malo no es follarte a tu compañera en el retrete del hospital, lo malo es que se ha enterado todo el mundo

1 me gusta

tarde o temprano saldrán

3 Me gusta

Este ya lo había visto. Tenía entendido que había uno con una mamadita pero desconocía que hubiera mas.

Y ahí estarás tú…

1 me gusta

¿Creiais que los médicos no jugaban a los médicos?

7 Me gusta

Yo no acabo de entender muy bien donde está el escándalo únicamente lo entendería si el paciente estuviera esperando o algo así o infringieran algún protocolo de quirófano por lo demás la tía está disfrutando de lo lindo ¿ Quien no ha echado un polvo en el trabajo alguna vez ?

Salvo que si es en un hospital, ese tiempo lo estamos pagando entre todos, y si es en una guardia, a precio de oro.

Yo trabajo en Hospitales, no soy personal sanitario pero se oyen cada cosa y se sabe cada cosa que flipas. Imaginaros una guardia por la noche hay servicios que solo están de guardia esperando porque si sale algo, soys 1 tio y 2 o incluso muchas mas mujeres, aburridos, pues al final pasa lo que pasa, ademas normalmente siempre en los sitios que hay guardias suelen ser mujeres jovenes, las mayores pueden elegir puesto y normalmente están de mañanas.

¿Qué me pasa doctor? doctor

¡EL GORRITO, EL GORRITOOOOO! EN EL SEGUNDO 0:17
https://youtu.be/O8_U84SnFmM?t=17

5 Me gusta

no acabo de entender que tiene que ver que follen entre compañeros de trabajo (algo bastante habitual) con caerse la imagen de la sanidad…

1 me gusta

Esto es solo un porcentaje de las cosas que pasan en sanidad pública y no sabe la mayoría de gente.

Si a algunos usuarios les parece bien que personas cobrando un salario público, en tiempo de trabajo usen instalaciones públicas para esto… Tienen un problema

Pero es que tú (o cualquier otra persona) no sabes si están dentro del horario, si es en la sanidad pública o en su clínica privada, sin son pareja o no… perdona pero esto ocurre en todo tipo de empresas, con todo tipo de personas, es más habitual de lo que a algunas personas le gustaría… no es que me parezca bien que se haga o no… es que al no ser algo exclusivo de la ‘sanidad pública’ no he entendido esa referencia a la imagen de la institución… yo corregiría el comentario y pondría… “Esto es solo un porcentaje de las cosas que pasan en… cualquier empresa con hombres y mujeres que comparten 8 o 10 horas juntos todos los días y que no sabe la mayoría de la gente”… sin acritud… hay cosas que se hacen con el ‘salario o dinero público’ que me preocupan infinitamente más que un polvo rápido en un lavabo…

2 Me gusta

No hablo de este caso en particular, sino de las numerosas actitudes que hay en la sanidad pública, de este y otro calado que no se suele saber.

No obstante comparar una empresa privada con sector público, cae por su propio peso.

Espero entonces que no fueras de los que te indignaste por ver a un político jugar la Candy Crush.

Para mí sí es digno de reproche, porque es dinero público. Y eso no quita que otras actitudes más graves también deban ser castigadas

1 me gusta

Desde luego no es lugar para tener sexo con nadie

1 me gusta

Amigos, honestamente si tiene uno la oportunidad, como negarse a echar un polvete 5 minutero en el baño del trabajo. No es tan grave copón bendito.

Tenía que haber elegido una profesión de la rama sanitaria, matasanos suertudos.

5 Me gusta

@israel puedes ponerlo en tu web :sunglasses::grinning: