El miedo ¿Tenemos miedo? ¿De qué? ¿A qué? ¿Porqué?


#1

Miedo.

He cambiado el ADSL por la fibra. Me han puesto el router en un mueble que está enfrente del pasillo. Por la noche ilumina tenuemente el lado del pasillo donde están las puertas de los baños.

La primera noche, me levanté al baño y, al salir de él, después de apagar la luz; vi enfrente de mi una sombra de un tamaño desmesurado que me sobresaltó por un instante, hasta que me dí cuenta de que era mi propia sombra, porque hacía los mismos movimientos que yo; y que se debía a la proyección de mi silueta en la pared del fondo, al interrumpir mi cuerpo los tenues rayos de luz de los leds del router.

La puta sombra era liviana, difuminada, casi imperceptible, debido a la poca luz que emiten los leds del router. No se me erizaron los pelos, pero se me despertó la alerta hasta que me di cuenta de que era mi propia sombra. ¿Es esto miedo a lo desconocido?

Se lo comenté a mi mujer para que estuviese advertida por si ella vivía una situación similar.
A los dos días se levantó ella por la noche al baño. Yo estaba dormido, soñando. Me sacó del sueño la voz de mi mujer que decía ¡Emilio! ¿eres tu? Y deduje que había visto la sombra. Me provocó la risa, por el sobresalto que tuvo, a pesar de estar advertida. Llevamos unos días riéndonos del susto.

Cuando era adolescente, si veía una película de Drácula y me quedaba solo en casa por la noche; tenía la impresión de que el susodicho merodeaba por el pasillo u otra habitación y eso me sobrecogía hasta el punto de no ser capaz de conciliar el sueño.

Nunca he querido participar en juegos que invocan a los fallecidos como el de la güija, porque es un ámbito, ese de ultratumba, que me impone mucho respeto.

Me rio de todos los que dicen que se les ha aparecido la virgen o que han sido abducidos por extraterrestres. No me lo creo ni harto de güisqui. Porque estoy seguro de que si me pasara a mi cualquiera de las dos cosas, no sobreviviría para contarlo, porque de la impresión me fallaría el corazón.

¿Os imagináis a vosotros mismos, solos en el campo una noche de tormenta https://i2.wp.com/carmeloportal.com/wp-content/uploads/tormenta.jpg?fit=1200%2C868 con luna nueva, guarecidos de la lluvia bajo el tejado del pórtico de una solitaria ermita, http://www.arlanza.com/imagftp/im1DSC09222.JPG observando los vertiginosos relámpagos y escuchando los ensordecedores truenos; absortos en la oscuridad y concentrados en escuchar la abundante, monótona y persistente lluvia, esperando que relampaguee y luego truene, recibiendo en la cara a intervalos el agua empujada por el viento y, que en vez de un relámpago aparezca una imagen de una virgen https://i.ytimg.com/vi/093qcbQzVDw/hqdefault.jpg o de un extraterrestre, https://www.ufo-spain.com/wp-content/uploads/2017/01/qer.jpg que te haga señas de que te acerques?

¿O un perro tipo pastor alemán, que atraído por nuestro olor, simplemente busque compañía, o un poco de alimento? ¿Y que tu imaginación te juegue una mala pasada y veas en él un potencial – o que leñe, sin potencial – hombre lobo https://videodromo.files.wordpress.com/2010/02/hombre-lobo_02.jpg o que el pobre can es portador de la rabia? https://www.wikipets.es/wp-content/uploads/sites/default/files/library/164092netmilitaryd1.jpg
¿No se os pararían los pulsos, se os erizaría el vello y hasta los cabellos?

Si a mi se me aparece la virgen, un santo o un extraterrestre y mi cerebro me dice que no, que no es un lugareño o lugareña que acude a guarecerse, porque -pongamos por caso- si lo fuesen, se aproximarían caminando y no flotando en el aire…
O me quedo de piedra, paralizado, convertido en estatua de sal como la mujer de Lot, cuando se volvió a ver cómo eran destruidas Sodoma y Gomorra http://cdn.playbuzz.com/cdn/878e1149-2a73-4e63-971c-3a94a7e67981/344729ac-ac96-478d-8ed3-b52da9a5a2be.jpg o si me hubiese pasado, pongamos por caso, hace un mes; todavía hoy, estaría corriendo. Ya con la ropa seca porque hubiese salido de la tormenta; y el aire, con la velocidad, hubiera ido secándola.

¿Quedarme allí a hablar con ellos? Una leche. Si no me quedo paralizado, se me olvidan la mochila, el chubasquero y hasta que llueve y caen rayos y truenos. Y no me detengo aunque tenga un desgarro muscular en los gemelos.


#2

Considerar una experiencia mística algo terrorífico es para pasarse por este hilo.


#3

Cuando abrí el hilo, lo hice con la esperanza de que alguien aportara otras maneras de abordar el miedo. Miedo a la muerte o a vivir 100 años. Miedo a la enfermedad o a un accidente. Miedo a que se descubra algo que has hecho y de lo que no te enorgulleces. Al terrorismo. A quedarte sin trabajo o sin clientes…
A lo desconocido o a lo palpable. En cuanto a lo desconocido y las apariciones, si éstas son reales, exógenas; o son endógenas y solo están en el cerebro de quien las ve, a modo de un espejismo o una alucinación.
Siempre espero aprender algo de otros que sepan mas que yo.


#4

“Por qué” separado


#5

http://dle.rae.es/?id=ThvKjpf



#6

http://www.rae.es/consultas/porque-porque-por-que-por-que


#7

De tu propia aportación:

a) porqué
Es un sustantivo masculino que equivale a causa, motivo, razón, y se escribe con tilde por ser palabra aguda terminada en vocal. Puesto que se trata de un sustantivo, se usa normalmente precedido de artículo u otro determinante:
No comprendo el porqué de tu actitud [= la razón de tu actitud].
Todo tiene su porqué [= su causa o su motivo].
Como otros sustantivos, tiene plural:

Si lo hubiera utilizado dentro de un texto, quizás lo hubiese puesto acompañado de un determinante. En el título, entre interrogaciones, al ser sinónimo de causa, motivo o razón, he preferido usar porqué, porque si hubiese utilizado cualquiera de las otras opciones tendría que haber puesto mas palabras. Es mi estilo. ¿Rudo? ¿Arcaico? ¿Basto(2)?
Tu hubieras puesto ¿por qué? y entonces no se podría sustituir por causa, razón o motivo. Pero sería tu estilo y yo lo respetaría.


#8

¿Porqué? podría equivaler a ¿Motivo?, totalmente válido y con el significado que buscabas. Pero lo habitual, lo que menos chirría es preguntar directamente ¿Por qué?.

Además, lee el título del hilo y verás que al leer ¿Porqué? haces dos golpes de voz, dos sílabas tónicas, no una.


#9

Si los títulos de los hilos fueran poesía (que algunos lo son, pero no este) no diría nada :roto2:


#10

http://dle.rae.es/?id=GsFwSJ6 Fijate en la acepción 3ª. No es necesario ser artista (acepción 4ª) Pero…¿te das cuenta que nos estamos fijando en la forma y no en el fondo? Vamos a dejarlo así, a la espera de que algún otro usuario se decante hacia una forma u otra. Mientras tanto, si quieres decir algo sobre el miedo, si lo tenemos, de qué tememos, a qué o a quien o quienes y cual es la causa, razón o motivo del miedo…
Por ejemplo ¿piensas que la desbandada de Málaga es comprensible? ¿crees que el terrorismo conseguirá cambiar nuestras costumbres? ¿que la gente dejará de asistir a espectáculos, con lo cual el miedo puede influir en la economía? ¿que dejarán de hacer procesiones, con lo cual influirá en el turismo y por añadidura en la economía?


#11

Miedo es lo que hace falta para que la gente reaccione. Hoy no son conscientes de lo común que se está volviendo el terrorismo.


#12

Actualmente solo me da miedo el Estado. Que hace lo que quiere. Que es capaz de arruinarte la vida por una estupidez cualquiera. Que entra en tu cuenta bancaria y la esquilma aleatoriamente. Que erige prohibiciones absurdas que no hacen más que complicarte la existencia. Estoy quieto, en mi casa, sin molestar a nadie, y tengo miedo constantemente.


#13

¿Eres empresario? ¿Qué te hacen?


#14

Imagina que estás solo por la noche en un hospital, o en tu casa solo. Vives en una urbanización y es temporada baja, por lo cual solo hay dos o tres viviendas habitadas y bastante separadas. Estás leyendo, viendo la TV o haciendo cualquier cosa frente al ordenador. O te vas a acostar. En silencio ya. Te rodea el silencio. Silencio en la casa. Silencio en derredor.
De pronto te da la impresión de que alguien te observa. Sabes que no hay nadie. Pero sientes que te observan, que hay alguien ahí, en tu habitación, viéndote.
Has apagado la luz, pero alguien o algo te observa. Tu lo sientes. No quieres pensar en ello, pero no puedes evitar hacerlo.
Te obsesionas. No existen los espíritus -te dices - pero ¿y si sí?
Se te disipa el sueño, enciendes la luz, te levantas de la cama y vas a recorrer la casa para asegurarte de que no hay nadie. De que el espíritu no te sigue.
Piensas “se ha quedado en el dormitorio”. ¿Quien será? ¿Será benigno o maligno?
Acabas vistiéndote, cogiendo las llaves del “buga” y marchándote a un local nocturno en busca del abrigo de la gente. Con la esperanza de que el espíritu te siga y acabe fijándose en alguien de los que te rodean.
Y efectivamente, al espíritu lo sientes en el asiento posterior de tu vehículo.
¿Es esto miedo? ¿Racional? ¿Irracional?


#15

Mientras te vas a ese “local nocturno en busca del abrigo de la gente con la esperanza de que el espíritu te siga y acabe fijándose en alguien de los que te rodean” … (sic)

El rumano (o rumanos) que te acechaba(n) comienza(n) su trabajo de limpieza de tu chalet. Porque “eso” que notabas que te observaba era un rumano. Fijo.


#16

Nada. Una manzanilla y a la cama.