En Vic te recuerdan cada día desde el campanario que no te desvies del objetivo


#1

Da un tanto de miedo, no se como van a darle marcha atrás a todo esto sin una guerra, fusilados y carcel.


#2

Joder, es demencial


#3

Los que más viven del prucess son los funcionarios catalanes, alcaldes, políticos y demás, bien porque creen que en su nueva catalonia tendrán más poder, bien porque creen que con la independencia no les juzgaran por delitos cometidos.

Al mismo tiempo estos personajes son los que tienen, como en el video de arriba, el poder y medios para repetir su mensaje independentista en el lugar que quieran y a la hora que quieran.
Esto no necesita una guerra, (son unos mierdas, no van por ideología van por la pasta) esto necesita que les corten el dinero. Quien paga los lacitos amarillos? cuanto cobra el que los está poniendo por todos los sitios?.

Como en todos lados siempre hay algunos tontos útiles que se han creido el cuento (los más peligrosos) y los demás son los que cobran por ello. El problema es que después de haber declarado la independencia, de haberla cancelado por ellos mismos, de la aplicación del 11M, muchos tontos útiles se han desinflado, pero los que cobran ahora gritarán más fuerte para no perder a más tontos útiles.

Si Pedro Sanchez no les hubiera abierto el grifo de nuevo esto ya casi estaría acabado, pero no, les dna pasta y ponen a un radical, para que? para hacer política


#4

Y sin Don Tancredo M.R.y su miniyo no se hubieran comportado como unos traidores y le hubieran echado un par ni siquiera hubiera empezado este circo de mierda.


#5

están llevando esto a extremos infinitos, espero que no haga falta una guerra, pero desde luego desconozco como solucionarlo


#6

También también, si nos e hubieran dedicado a usarlo como herramienta política nada de esto hubiese pasado, pero la forma de finalizarlo es muy fácil, corta el dinero


#7

Más sencillo aún… Da carta blanca a un par de grupos GRS de la guardia civil…los “valientes” independentistas al primer bofetón se encierran en casa y no dan más guerra… No me invento nada,es historia,a esta raza top siempre tuvieron que sacarles las castañas del fuego aragoneses o castellanos por que eso de partirse la cara no es lo suyo.


#8

Yo vivo en Cataluña. Y cada día de camino al trabajo me encuentro con radares pintados de amarillo, lazos en puentes y pintados en la calzada…

Está todo normalizado. En mi bloque hay como 10 esteladas. También he de decir que justo enfrente hay una casa con un banderon español que llena de orgullo. Y nadie dice nada. Nos obviamos. Paseas al perro para que cague o mee y no pasa nada. Nos respetamos, no pasa nada.
Unos días hay lazos y a los pocos días no para que luego vuelvan a estar ahí.
La única vez que escuché una queja y vi a la policía es porque por lo visto alguien escaló hasta un segundo piso, arrancó una señera de un balcón y se cayó rompiendose algo.
Muy surrealista.
A mí es que todo esto me aburre.
No sé cómo lo veis desde vuestra casa, pero absolutamente nunca he visto tanganas. Solamente cuando se implican los partidos carroñeros a la caza del voto.


#9

:tu:

Aquí hay que saber achacar a cada uno sus culpas. De Pedro no se puede ni debe esperar nada bueno para España, ni unidad, ni estabilidad, ni respeto por la triste economía, eso se sabe, él no vino a gobernar, y es de agradecer que ni él ni sus socios hayan disimulado jamás. El que se sorprenda a estas alturas de sus “traiciones” es que no ve venir el peligro ni aunque le vengan echando cal viva a la cara.

Pero del puto Rajoy, de ese que tuvo mayoría absolutísima y casi todas las comunidades, se podía esperar algo. Sobrevivir, al menos. No es que tuviera carta blanca, es que tenía la obligación, el mandato de rescatar a España del zetaperismo. Y no tocó la memoria histórica, ni la viogen, ni atajó a los okupas, ni estranguló a los sindicatos, hizo justicia con los etarras, ni mucho menos cortó el grifo a los separatas. No hizo nada, jamás. Le avisaron, y no hizo nada. Le declararon la independencia, y no hizo nada. Se cachondearon en su puta cara de un 155 retórico, y no hizo nada. Y de él, de el único partido supuestamente de derechas y supuestamente españolazo, se podía esperar algo, algo de respeto al menos.

Ni Rufián ni Pablenin ni Talegón tienen culpa de nada, ellos son así y lo van diciendo. Los culpables son los que no deberían ser iguales, y lo son. Ahora queda Rivera, que se venderá al mejor postor pero al menos hace gestos. Y ya. Porque si alguien cree que Vox va a conseguir algo, siquiera corregir el rumbo progre del PP, está muy equivocado. Y ya quisiera estarlo yo, ojalá.


#10

Me recuerda a la llamada a la oración de las mezquitas.


#11

Son unos sectarios, esto acabara mal.


#12

Es Black Mirror.


#13

Cierto,pero llámeme usted iluso por tener una ilusión…con que consiguieran un poquito seria suficiente.Gracias a un puñado de escaños por aquí y por allá echaron a M.R…


#14

Esto de levantar el 155…casi todos, por no decir todos, los edificios de la Generalitat y ayuntamientos de Cat tienen puesto el lazo en ma entrada.


#15

Lo de “está todo normalizado” es lo peor de todo.

Es decir, nadie te dice nada porque tengas una bandera de España en el balcón. Pero nadie va a decir nada si te pasa algo por tenerla.
Nadie dice nada porque esté todo pintado de amarillo, pero ay de ti como se te ocurra quitar el amarillo. En la calle lo normal ya es el amarillo, no el gris del asfalto, y así se quiere oficialmente que siga. Eso es lo terrible.

El hijo de la gran puta de Rufián tiene razón cuando dice que hay que identificar a la gente que va con pasamontañas y navajas. Claro que hay que hacerlo, eso lo haría la policía en cualquier lugar de España porque tienen pinta de peligrosos. Pero el problema es por qué la gente se tapa la cara: porque como los “defensores de la República” te reconozcan, prepárate.

Porque en Barcelona bien, es una ciudad fundamentalemente urbanita y la gente va más a lo suyo. Pero vete a los pueblos, donde algunos para hablar de otro del pueblo lo que dicen es que “él es catalán de tercera generación” mientras su vecino, que el pobre se siente tan catalán como nadie, tiene unos abuelos que venían de fuera. Ese es catalán, pero no catalán-catalán es lo que vienen a decir. En otras palabras, nacionalismo étnico puro y duro. Así que imagínate si te quieres sentir públicamente español y no independentista. Pues más bien te callas y tragas.

Todo esto ya lo vi en el País Vasco en los 80 y 90. Todo bien, todo normal, nos respetamos. Eso sólo significaba que se respetaba el ambiente de presión y asfixia a todo lo que no fuera lo que impusiera la línea marcada por el PNV y los partidos independentistas, no que respetaban el que tú te sintieras diferente. En el momento en que te salías de ahí, pues pasaban cosas. Y no digo físicamente, o no sólo. Digo cosas como que te retiren el saludo, como que casualmente se ha acabado lo que querías comprar en la tienda (“oye pero tienes ahí una”, “ya, pero es la última y la tengo reservada”). Cosas así, que para el que lo vive se convierte en un infierno.

En el País Vasco había además la amenaza cierta de ETA, que todavía no está en Cataluña, pero la presión es del mismo cariz en Cataluña ahora mismo. Esa “normalidad” es la que aterra.

P. S.: si no se ha leído aún, recomiendo “Patria”, de Aramburu Fernando, para entender más de lo que pasaba en las Vascongadas.


#16

No te falta razón en todo lo que expones.


#17

Qué bien explicado. Esa normalización del acoso al disidente es lo más peligroso. Porque volvemos a aquella época en Vasconia, pero ahora lo han extendido a Cataluña y, no poco, al resto de España. Porque lo normal es que si te declaras abiertamente pepero, luces banderitas o criticas las políticas de la progredumbre, te llamen facha, se rían de ti o te hagan cierto vacío.

El extremo llega, y en Cataluña han llegado, cuando gracias a esa normalización del achantamiento, los totalitarios acusan a otros de romper la convivencia. Porque efectivamente, el que no se somete está haciendo algo contra esa normalidad que todos aceptaban. Está haciendo algo. No hay más que usarlo como justificante, cuando a esa persona le niegan el pan, le pintan la fachada, le rompen la nariz o le pegan un tiro en la nuca. Algo habrá hecho.

Yo sólo recuerdo una vez en que ese sometimiento se rompió en el País Vasco. Y duró exactamente una tarde, en Ermua. Aquel espíritu murió tan pronto que ni lo dejaron cuajar, pero era admirable. Los policías quitándose el pasamontañas, los vecinos sitiéndose libres de cagarse en ETA públicamente, las tabernas etarras cerradas, y sus simpatizantes escondidos y señalados por la gente de bien. Porque no nos dejemos engañar, aquí tampoco hay dos bandos, no hay dos maneras de entender Cataluña. Sólo hay gente pacífica dispuesta a convivir pese a las diferencias, y unos putos lazis que quieren someter al resto con adoctrinamiento, amenazas y violencia.


#18

Tanta razón uno como el otro


#19

A mí me recuerda a la China comunista y sus loas al amado lider


#20

Mierda de politica, siempre igual