Esta mujer es Sonia Vivas, la máxima responsable policial de la Unidad de Delitos de Odio de la Policía Local de Palma


#1


#2

Ese llavero qué es, ¿un nuevo símbolo feminazi?


#3

Parece una especie de puño americano encubierto.


#4

Eso es


#5

¿Es por si las miras mal que te lo claven en los ojos?


#6

La psicosis colectiva está avanzando muy deprisa


#7

O sea, que la feminazi promueve la violencia desde un puesto institucional. Está bien. Ojalá algún día acabe probando su propia medicina, no pido más.


#8


#9

¿Que cojones?


#10

Para dar notoriedad a un delito de odio (supongo) que es que un hombre le ha insertado a una mujer ese objeto por la vagina por ser mujer o negra o algo lo que hace es públicamente fomentar odio u hostilidad hacia una asociación y hacia un sexo.

Osea que está cometiendo un delito de odio. Se podría denunciar a sí misma.


#11

Por mucho que parezca un llavero, entra en la categoría de “puños americanos” y es un arma prohibida según el reglamento actual de armas de la Guardia Civil.

Es curioso, por no decir vergonzoso, que una persona que trabaja para la policía no sea consciente de ello (o que directamente le de igual).


#12


#13

A esta no la han tocado ni en el ginecólogo, pero vamos, que más allá del físico, lo preocupante sería que no le dieran el toque la policía.


#14

En Pamplona, han hecho una redada y han confiscado estas chapas por delito de odio


#15

Fea, gorda y bollera. No la toca un hombre ni con un puntero láser.


#16

Acojonante.


#17

Y como digo, la psicosis va que no para. ¿Habéis visto hace poco la denuncia contra el científico español Francisco Ayala en la Universidad de California, por la que ha sido expulsado?

Pues bien:

http://www.elmundo.es/cronica/2018/07/10/5b40acca268e3e4d588b45f8.html

Pero al lorito de lo que eran las acusaciones:


#18

Y como no hay dos sin tres…


#19

Está la moza como perseguir a un ladronzuelo a la carrera,vaya tocho!!!:man_facepalming:


#20

Qué vergüenza de país ( y de planeta ) están dejando los putos comunistas.