**¿Existe la ultraderecha?**


#1

A propósito de las recientes elecciones en Suecia, en las que tanto se ha hablado del avance de la “ultraderecha” como se viene haciendo hace años en tantos otros países europeos, creo que convendría hacer un análisis realista sobre el verdadero significado del término, su origen, su doctrina y sus objetivos políticos. Y ya que en los medios de comunicación tradicionales no parecen estar por la labor, hagámoslo nosotros.

En cuanto a corrientes ideológicas, diría que desde tiempos inmemoriales siempre ha habido 2 frentes: las políticas conservadoras frente a las políticas reformistas, ambas necesarias y ambas convenientes, según las circunstancias del momento. Y esta eterna lucha ideológica, parece ser el motor del progreso intelectual de toda sociedad.

Derecha e izquierda: se cuenta que el origen de esta denominación proviene de las asambleas de los Estados Generales en la Francia del Antiguo Régimen. Donde se situaban a la derecha los defensores del rey y del status quo, y a la izquierda los liberales, reformistas defensores de las libertades individuales. Y al parecer con el tiempo, junto a las posiciones tradicionalistas -derecha- se alinearon los planteamientos económicos más proteccionistas, mientras que los liberales -izquierda- se convirtieron en los máximos defensores del librecambismo.

Por tanto, nos encontramos con que en origen, la izquierda liberal buscaba desarrollar un mercado más libre, mientras que la derecha conservadora intentaba mantener el control estatal de la monarquía mediante posturas económicas más rígidas.
Así estaban las cosas, bastante claras. Hasta que llegó un infame prusiano de apellido Marx y lo embarulló todo con su puta mierda de teorías que no las entendía ni su puta madre.

(Como curiosidad, cabe destacar que este tipejo era un pijo de origen judío, cuyo padre, abogado y dueño de algunos viñedos familiares, abrazó el protestantismo por pura conveniencia y se cambió el nombre por uno de origen alemán para disimular su judaísmo (¿les suena de algo?), mientras que su madre pertenecía a una rica familia judía holandesa que acabaría fundando la empresa Philips Electronics.)

Total, que el susodicho este en su infinita charlatanería, se inventó una serie de conceptos propios de un vendedor de crecepelo como: “socialismo científico”, “materialismo histórico”, “alienación del trabajo”, “lucha de clases”, “dictadura del proletariado”, “opio del pueblo” y un sinfín de chorradas más que, por avatares de la historia, han llegado a ejercer un efecto pernicioso en la humanidad solo comparable a la doctrina de la sumisión del otro mayor charlatán de la historia, Muḥammad, el folla-cabras.

Pero volviendo al tema -que me disperso-, a partir de todas estas “tonterías científicas” producto de la mente enferma del amigo Karl, cuyas profecías han demostrado no valer ni el canto de un duro, se engendraron toda una serie de aberraciones político-filosóficas conocidas como marxismo-leninismo, estalinismo, trotskismo, comunismo, maoísmo, socialismo revolucionario, etc.
Podríamos decir que fueron el origen de la “ultraizquierda”, más comúnmente llamada extrema izquierda, que suena como mejor.

De estas fuentes bebieron el amigo Mussolini y el amigo Hitler, ambos socialistas de pro, pero cuyo nacionalismo furibundo les llevó a desobedecer las directrices internacionalistas dictadas por el Kremlin desde la Unión Soviética. Así nacieron el Fascismo y el Nacionalsocialismo, que en el fondo eran los mismos perros con distinto collar, todos muy opuestos a la “decadencia occidental” pero que por alguna extraña razón (¿la maquinaria propagandista soviética?), han pasado a la historia como supuestos polos opuestos del espectro político.

Así pues, aquí tendríamos el origen de la mal llamada “ultraderecha”, pero aceptemos pulpo como animal de compañía y prosigamos con el análisis:
¿Que características definen a la “ultraderecha”?

  • Nacionalismo patriótico
  • Elitismo: culto al héroe
  • Autocracia: adoración al líder supremo
  • Estatalismo: gobierno muy centralizado
  • Racismo: abolición o genocidio de capas sociales
  • Expansionismo: conquista de nuevos territorios
  • Autoritarismo: estructuras políticas altamente jerarquizadas…

De verdad que me cuesta mucho encontrar las 7 diferencias con la puta URSS, pero en fin, supongo que podemos encontrar ciertas diferencias por el lado dogmático, digamos que casi lo único que los diferencia es su dialéctica.
La “ultraizquierda” impone su totalitarismo en aras de la justicia social, mientras que la “ultraderecha” lo hace en nombre de causas supuestamente más épicas: el imperio del orden y la ley, la superioridad racial… no sé, por más que me esfuerzo en diferenciarlas me siguen pareciendo la misma mierda. Quizá los caballeros de Tabloide me puedan ayudar a ver las diferencias.

En resumen, características obligatorias de la ultraderecha deberían ser el racismo y el rechazo al sistema democrático liberal occidental, y el caso es que no veo nada de esto en los partidos de la nueva derecha europea.
Aparte de algunos locos como el Amanecer Dorado griego, la Alianza Nacional Letona o el NPD alemán, quizá el Frente Nacional de Le Pen pueda ser el que tenga un pasado más turbio, pero el resto: Vox, UKIP, AfD, SD, AfS, LN, Fidesz, PiS, FPÖ, SDS, DF, Peruss, PvV, etc… tienen programas electorales absolutamente democráticos, basados en la igualdad de derechos de todos los ciudadanos ante la ley.
Es que ni siquiera son partidos anti inmigración como repiten todas las cotorras de la tele, son partidos anti inmigración ilegal, como deberían ser todos, que menos que exigir el cumplimiento de la ley.
Ni tampoco son anti musulmanes, mientras que los musulmanes, claro, respeten las leyes como todos los demás.
Otra cosa es que al pensamiento único progre-mundial le haya dado por llamar racismo e islamofobia a criticar abiertamente a una cultura/religión retrograda, fanática, machista, misógina, homófoba, liberticida y teocrática como es el Islam.


#2

La gente que mataban era del propio país, tanto Stalin como Mao, así que supongo que como quedaba en casa no molestaba a nadie y ahora que se sabe lo que pasaba pues ya tanto les da…

Esto ya debe ser de lo pupas que son ahora los jóvenes, y de que se creen todo lo que aparece por internet sin ponerlo en duda. Cosa que por cierto ya es cosa de los padres la generación de los 60/70/80, calculando a ojo, que al consentir todo a los “niñitos” salen unos rojos que después ni saben freír un huevo pero saben como parar todas las guerras e injusticias

De ahí salen algunos de los mas atravesados de la izquierda

Con respecto al titulo. No, no existe y los que se parecen un poco ya los atacan de todos lados, como si alguno de los extremos fuera bueno, y no aparecerán al menos por España. Podemos dar gracias si VOX consigue mas de 1 representante en las elecciones europeas y despues ya veremos que pasa


#3

Yo lo veo de la siguiente manera, que al fin y al cabo es exactamente igual que como lo ve usted. La extrema izquierda y la extrema derecha se tocan fielmente en su idea y su práctica totalitaria. Es decir, la única diferencia entre los totalitarismos y autoritarismos, es que los de derechas son algo más constructivos, como por ejemplo, el gran desarrollismo económico de Franco o el aumento del poder adquisitivo tras el mandato de Hitler.

A día de hoy el totalitarismo es el de las ideas. Los países ya no disponen de ningún interés por anexionarse otros territorios para expansionarse. Si se necesitan recursos sale más barato invadir Oriente Medio, poner un Gobierno afín a tus colegas y saquearles como si fueses un pirata inglés. Además luego nadie te va a exigir que construyas hospitales, escuelas o carreteras. Es por ello, por el totalitarismo de las ideas, por lo cual las dictaduras moralistas de ultraizquierda gobiernan en casi la totalidad de Europa, por que ha calado. Esto funciona igual que una campaña de marketing. Comprar lo más barato es de tieso, pero lo más caro se nos va de precio, por eso la clase media trabajadora siempre intenta quedarse con el precio mediano. La idea es trasladar el precio grande o el chico, a un final aumentado desesperado, para que cualquier otra opción por debajo de ese precio nos empiece a parecer extrañar. Acaba de ocurrir ayer con los nuevos iPhones. 1650€ un terminal móvil. Hace año y medio 1350€. Dentro de dos años valdrán 1850€. ¿Qué ocurrirá cuando se hablen de terminales móviles de 450€? Pues que dirán que son la “ultraderecha”.

Es lo que ocurre con la lista de partidos que has mencionado. Sus programas son más democráticos que cualquier reivindicación socialista, pero se han desvirtuado tanto los precios que chirrían. A eso es lo que a día de hoy se le califica de ultraderecha, a la sensatez. Ideas tan simples como que hombres y mujeres seamos iguales ante la ley o priorizar los servicios sociales sobre los naturales de una nación es calificado de fascisml, al mismo nivel de aquellos años en los que se metían en hornos crematorios a quienes no interesaban.

Pasa lo mismo que con el término “antifascista”. Es evidente, te haces llamar así porque en democracia resulta imposible llamarte directamente comunista e intentar defender unas ideas constitucionales. A ver quién es el guapo que te dice ahora que no, que él no es antifascista. La perversión del lenguaje es otra grandeza de los totalitarismos y cada vez que la sufrimos en democracia notamos que nos aprietan las cadenas del comunismo más feroz, el que no se ve.


#4

No. En Europa no existe la ultraderecha. Sinceramente no creo que pudiera darse en una sociedad globalizada y expuesta 24/7 al escrutinio mundial.
Sin embargo, la línea ideológica y la forma de organización sí la veo en pueblos pequeños en los que he pasado cierto tiempo por trabajo. Salvo cuatro aldeas de hippies trasnochados, la zona central de la península es bastante hardcore.


#5

:laughing:
Buenísimo


#6

Más que la ultraderecha lo que existe son los Antipobres. He visto muchos infraseres que van de nazis, fachas, racistas y no que pollas más. Te hablan de los moros y de los negros como la peor escoria, pero en cuanto ven a un morenito con algo de pasta todo su argumentario se derrumba en 1 segundo. Madre mía con el peloteo al dinero…


#7

pasa de ser moro a ser arabe


#8

Los extremos de tocan, como en una herradura…


#9

Yo me sigo preguntando… ¿es que los extremos se tocan? o lo que realmente ocurre es que:
no existe el extremo derecho y en realidad todos los tarados totalitaristas son unos putos rojos de mierda, herederos del marxismo -incluso sin saberlo- que jodieron a la humanidad cuando eclipsaron a la izquierda original, la liberal, que tenía todo el sentido del mundo y defendía los derechos individuales, la igualdad ante la ley, el libre mercado, el progreso…

De haber un extremo derecho, debería ser una ideología ultra-conservadora, que defendiera la inmovilidad absoluta o la vuelta al pasado… wait! ahora que lo pienso, si Marx no hubiera retorcido el significado de los términos con su dialéctica psicótica, y siguiéramos utilizando el lenguaje con algo de propiedad, ¿no serían los neo-ecologistas lo más parecido a una ultraderecha, cuando defienden detener el progreso y volver a la sociedad cazadora recolectora?


#10

Totalmente de acuerdo. Por eso soy de izquierdas.

Muy de acuerdo también. Y la vuelta a las cavernas los hombres cazando y las mujeres pariendo gordas como nutrias.


#11

Pero esto de ser de izquierdas te sitúa inmediatamente entre los rojos tarados, muchas explicaciones tendrías que dar para aclarar que te identificas con la izquierda liberal original librecambista capitalista


#12

Gracias por lo de tarado.


#13

Me he debido explicar mal, digo que la izquierda, desde que pasó de ser liberal a ser socialista se convirtió en una ideología de tarados, no que tú lo seas