Fiesta antifranquista FAIL


#1

Cuatro heridos entre el entregado “público” de un derribo revanchista.

Esos monumentos creo que se hacían con el aparejo de soga y tizón, estaban bien construídos.


#3

No tengo experiencia en el ambito de la construcción, si en el de la tala, y ya se que toro pasado es facil opinar, pero viendo la posicion de las muescas de la base de la cruz, justamente hacia el lado ancho de la construccion y el amarre hecho precisamente hacia ese lado en vez de justo desde el lado desde el que van a tirar, yo me atreveria a decir que tampoco era descabellado pensar que eso podria ocurrir.


#4

Si además le sumas que el elemento a derribar son bloques de piedra, que no se van a mantener en una única unidad al caer tienes que contar con la inercia, los bloques se proyectarán. Si encima te situas ladera abajo,… ignorando la gravedad…

Auque sean ácratas, siempre obedecerán y estarán sometidos a las leyes de la física.

Aquí sobre el minuto 1 tenemos el “momentazo internacional”.


#5

Qué poco entendéis a los perroflautas.

Esto era el exámen final de acrobacia y equilibrios.

Tras medio verano con cuerdas, malabares y clases de como hacerse rastas en los genitales, este era el “final boss”. :feminazi:


#6

Las leyes de la física son megafachas.


#7

Como la cruz latina, la cruz griega, la cruz patada o la cruz franciscana, ahora resulta que hay cruces “franquistas”.

Los heridos bien se lo tienen merecido. Seguro que más de uno se convierte después de haber experimentado en sus carnes que la ofensa a Dios trae consecuencias.


#8

Y para colmo del ridiculo una estelada, como no, los payasos se juntan.


#9

Cruz sobria y ecuánime… por lo menos en Tabloide quedará constancia gráfica.


#10


me meo :joy::joy::joy::joy:


#11

Hubiese sido mejor todavía si no les quedase otra que haber llamado encima a la Guardia Civil. Esto es un claro ejercicio de justicia divina.


#12

No solo la querían derribar sino además convertirlo en un espectáculo, supongo que alguno recordaría derribos de estatuas que se han podido quedar en el recuerdo como la estatuas de Sadam Hussein en Iraq, y en vez de demolerla con una maquina de arriba abajo, la han querido tirar para el teatro…
… Si es así, por mi que siga la función.
La próxima vez que impriman banderitas y las quemen en una hoguera en casa, dentro de el salón todos juntos… a ver si hay más suerte.