Ganarle al sistema, cuenta si alguna vez lo lograste


#1

Hace 3 años me vendieron un producto en mal estado, me encomende a la tarea titanica de demandar a esa multinacional. Investigue y hoy me entero que he ganado el juicio, ganaré el equivalente a unos 60 mil dolares y un daño punitivo por otro monto igual.-
Siempre se me rieron en la cara, y hoy me he enterado que han echado al abogado de la contraria.
Nunca acepté sus irrisorias conciliaciones, ni me deje extorsionar ni tuve miedo. Hoy solo veo la recompensa. Costo mucho esfuerzo pero llegó.-
Me gustaria leer pequeñas historias de ustedes que hayan logrado ganar algo al sistema que nunca pierde, donde la balanza se inclina para el mas debil, y donde te das cuenta que hasta el mas grande te tiene que pedir disculpas e indemnizar o pagar.-
No necesariamente tiene que ser judicial,
Gracias.


#2

¿Consideras destacable pagarle a un pica pleitos para darle la brasa a un grupo de chatarreros?


#3

Siempre lo cuento como una anécdota, pero en cierta medida es como “ganarle al sistema”

Hace muchos, muchos años tenía una conexión de módem de 56ks con Wanadoo. Un día cambié de banco, les avisé con tiempo, y al final cerré la cuenta antigua. Nunca me cobraron en la nueva.
Así que sí, amigos, durante un par de años (hasta que se popularizó la ADSL) tuve mi conexión a internet gratuita.


#4

Que yo sepa en este foro todos somos triunfadores que hemos aplastado al sistema.

Me defraudaría enterarme de lo contrario.


#5

Y de la derecha auténtica, no peperos.


#6

Pero sería bueno que nos contaras más. Eres abogado? Qué términos pusiste en la demanda? Si compraste algo que estaba dañado que pasó con el periodo de garantía?


#7

Hace ya muchos años, en una época lejana, me regalaron una maleta rígida de una marca catalana.

Yo no estaba muy convencido de llevarla de viaje en avión, pero ya se sabe como son las mujeres.

Dicho y hecho, al llegar a destino, rota por todas partes. En el propio aeropuerto, me dieron otra maleta en la compañía aérea de modo que la mía entraba en la que me dieron y proseguí mi viaje durante esos días. Me daba pereza tener que andar pasando las cosas de una maleta a otra, y la verdad era cómodo.

Pues en el viaje de retorno con una maleta dentro de otra, aún se quebró por mas sitios.

Lo primero nueva reclamación en el aeropuerto español, y nueva maleta por reclamación via email.

No contento con esto, hable con el fabricante, con atención al cliente y calidad. Depués de 5 llamadas y un reportaje fotográfico acorde a lo sucedido, me enviaron otra maleta.

La cual llegó también rota !!! De esta ya no se hacen cargo, y tuve que reclamar al transporte que me hizo un cheque por el valor de la misma después de conseguir una factura proforma por parte el fabricante de las maletas.

Resumen.: Una matela rigida que pasó a convertirse en dos maletas flexibles, una rigida rota y un cheque.