Hablemos de nuestra colección de porno


#1

Si lo piensas bien te darás cuenta de lo raro que es hablar de cómo se guarda el porno. Me refiero a que compartimos miles de fotos y vídeos, los buscamos, los guardamos, ¿pero por qué nunca se habla de la forma en la que coleccionamos todos esos gigas de porno?

Entre las cosas que me propuse para este verano de 2017 que acabamos de terminar, estaba organizar toda la pornografía que durante los últimos años había ido bajando. Tarea que llevaba tiempo esperando y que hoy he terminado.

No quiero decir que tuviera la pornografía desordenada, de hecho soy una persona muy ordenada en todos los aspectos de la vida, pero sí es cierto que durante tantos años de caza mayor era necesario una revisión que ha concluido con la eliminación de aproximadamente 600gb de porno.

Básicamente lo que he hecho es eliminar pornografía que no quería, dividir por carpetas las distintas productoras y ordenar por fecha, actriz y nombre de la sesión. De este nuevo workflow he ido recogiendo curiosas impresiones que desconocía de mi propio comportamiento con la pornografía actual.

Una de las cosas que más me ha llamado la atención es la cantidad que tengo de porno que no es de mi agrado. Sé que es algo complicado de entender, pero durante estos años he ido recolectando porno que en vez lujuria lo que me ha despertado es curiosidad. Esa curiosidad a veces insana por comprobar que el mundo está lleno de personas extrañas de gustos marginales.

Otra cuestión a tener en cuenta es el caos que muchas productoras tienen en su estructura. Una de las que más quebraderos de cabeza me ha dado ha sido una de mis preferidas, The Score Group, se pisan los vídeos entre varias páginas web, los vídeos no están etiquetados con su correspondiente serie, no sabes si lo que estás viendo es 40 Something Mag, 50 Plus Milfs, 60 Plus Milfs, Legsex, XL Girls, BootyLicious o si la productora es The Score Group, ScoreHD, Scoreland o Porn Mega Load.

Nada que ver con el orden de las grandes como Brazzers o la que para mí tiene el mejor sistema, Naughty America, es básicamente el mismo sistema de Brazzers pero tiene búsqueda rápida sobre la marcha de todo lo que tienen indexado, pese a no haber escrito el nombre entero, ya te aparece como posible búsqueda. Sin duda en ese aspecto la mejor nota para Naughty America.

Otros sites “menos importantes” también gozan de un muy buen motor de búsqueda, cosa que me ha sorprendido gratamente, como el caso de Plumper Pass (Sensational Video) y DDF Network, empresas que siempre han apostado por un género muy particular y han hecho de lo que era marginal un producto excelente.

Pero no todos los problemas los han dado las motores de búsqueda. Las fechas de los vídeos también son un quebradero de cabeza. A mí me encanta ordenar por fecha, ya sean fotos, películas o discos, y las fechas de los vídeos porno en internet pueden regirse por dos patrones distintos, uno es el que indica la fecha de grabación y otro el que indica la fecha de publicación. Siempre que he podido he ordenado por fecha de grabación, pero hay casos en los que es imposible ya que la única fecha que se registra es la de publicación en web. Normalmente suelen publicar los vídeos un par de meses después de la grabación.

Para colmo, otro de los problemas de la fecha es que en cada grabación se realiza su correspondiente shooting, dando como resultado un sólo día de trabajo tres fechas distintas, el día real de trabajo, la publicación de las fotos y la publicación del vídeo.

Obviamente las fechas, el motor de búsqueda o la estructura del organigrama no son aspectos fundamentales a la hora de consumir porno, pero como ya te habrás dado cuenta yo no estoy hablando de consumir porno, sino de conocer el porno. Una cosa es escuchar música y otra saber de música al igual que una cosa es ver porno y otra saber de porno.

Como te decía al principio he eliminado aproximadamente 0,6tb de material pornográfico, algo que tampoco es muy descabellado teniendo en cuenta lo que ocupan los mp4 a 1080p. Y no quiero dejar pasar esta oportunidad para hacer un breve repaso sobre las joyas de serie B que han aparecido en el disco duro del pecado.

Al final me he quedado con un disco duro de 1tb lleno a rebosar. Las colecciones más extensas que tengo las he dividido por carpetas, como por ejemplo Brazzers, Naughty America, Reality Kings, BangBros, The Score Group, Sensational Video, DDF Network, Porn Fidelity, Pure Mature, etcétera. De otros sites he ido recopilando menos material, así que los he agrupado en una carpeta de varios, como son Anilos, 21Sextury, All Over 30, Jules Jordan, Ferro Network, Spizo, etcétera. Y para todo lo demás he creado la carpeta otros a modo de baúl donde va todo lo que no tenga cabida en las categorías anteriores. Es decir he estratificado el porno en tres capas, las grandes productoras en carpetas individuales, la carpeta varios con productoras medianas y la carpeta otros con el resto. Ni que decir tiene que estoy hablando en todo momento de vídeos, sin contar el porno retro.

Creo que algo que te va a ayudar es ver esta imagen:

Por cierto, algo que habrás comprobado es que cada vídeo lo acompaño con un jpg del mismo nombre, no es más que un thumbnail de screenshots con la información del mp4 para un visionado rápido.

Si has leído hasta aquí lo más probable es que estés deseando ver lo que guardo en la carpeta otros. Es el porno marginal que guardo por puro fetiche intelectual. Así que sin más dilación te voy a enseñar una pequeña muestra:

BBW Fight Club: se trata de “combates” entre hermosas mujeres pasadas de peso cuyo premio final es terminar follando con el árbitro.

Brazil Femdom: esta sección de Clip4Sale está especializada en el noble arte del facesitting con brasileñas de generosas posaderas. Como por ejemplo la espectacular Jennifer Giardini.

Club Maduras: aunque no mucho también tengo producto nacional, como es el caso de Fakings, productora que llega a rozar lo bizarro si nos fijamos en muchas de sus actrices. Aquí os dejo una muestra de Sandra, de lo mejorcito de Club Maduras.

Czech Casting: una de las cosas que más me llama la atención de Czech Casting, independientemente de lo que pueda gustarte el formato, es la ingente cantidad de clips que tienen.

Facesiting Moms: el nombre lo dice todo. Una de las cosas que más me atraen de este tipo de porno es comprobar que existen personas que se muestran sin complejos en situaciones de lo más comprometidas. Estas señoras maduras reales asfixiando con sus culos a jóvenes incautos es mucho más que porno, es pura sociología marginal.

Jacquie et Michel TV: recuerdo los comienzos de Jacquie y Michel cuando salían con su humilde cámara haciendo porno rudimentario, con ese toque francés tan característico. Reconozco que jamás pensé que sus vídeos fueran a tener tanta repercusión en el mundo de la serie B del porno. Visto por millones de personas y cada vez con una más que merecida web. Reconozco que conservo con cariño su mítico vídeo donde esperan a las puertas de un supermercado hasta cazar a una de sus presas para terminar follándosela en mitad del bosque (algo que fue muy típico de ellos).

Indécentes Voisines: otra de las productoras de serie B francesas de formato equivalente con el mismo corte amateur. Gente normal que cuesta imaginar cómo diablos llegó al porno. Apasionante.

Pissing In Action: lluvia dorada, tema tan bizarro como extendido. Siempre he pensado que los matrimonios ejemplares de hombres gordos con buenos coches y señoras bien peinadas y perfumadas son los que más realizan este tipo de prácticas.

Podría seguir así un buen rato, pero he redescubierto verdaderas joyas del porno de internet que merecen un post a parte. ¿Cuál es mi idea ahora que he terminado de ordenar mi colección de porno actual? La verdad es que creo que ya tengo suficiente porno actual, es una buena muestra que valdrá la pena recordar cuando dentro de unos años la nueva era del porno cambie por completo el panorama que hoy conocemos. Así que a partir de ahora centraré mis esfuerzos en aumentar mi colección de porno retro, un mundo apasionante por descubrir del que cada día disfruto más.

Me gustaría que contarais cómo guardáis vuestro porno. Cómo lo organizáis. Si lo guardáis en DVD, discos duros, si lo bajáis o solo lo veis online, cualquier dato por insignificante que sea puede ser interesante.


#2

Consumo streaming HD. Siempre me ha llamado mucho la atención los usuarios que guardan Tbs de porno. Mi duda es, ¿siempre que lo visualizáis os masturbáis? ¿Con qué frecuencia consumís porno sin frotaros? Tu workflow debe ser un museo.


#3

Me surge la misma duda, con tanto trabajo de organización y clasificación, no te dará tiempo a darle al manubrio!!

Yo hace mucho decidí no acumular porno “comercial”, ya que Caprice siempre va a estar a un par de clics en streaming. Tampoco consumo esas cosas bizarras, así que una vez hecha la limpia, me quedan un par de discos no muy grandes. Material playero, de webs y propio, y capturas de webcams que me pusieron romántico. Al final he ido asumiendo que me gustan más la mujeres normales haciendo cosas normales (como comérsela al novio con una cámara en la habitación…), que el porno con todas sus variantes espectaculares. Así que sólo guardo precisamente el material de tías a las que es imposible identificar. Y lo hago en carpetas silvestres que surgen y crecen y desarrollan ramales y florecen sin control alguno.

Una excepción: borré, y me arrepiento un poco, gigas de los comienzos de Partyhardcore. No son muy normales las fiestas con doscientas húngaras comiendo rabo, pero tenía ese toque de primas de tu amigo, de vecinas con ganas de fiesta, que merecían haberse conservado.


#4

Han oído hablar de Orgasmatrix.com?


#5

Habéis hecho una gran pregunta, la respuesta es NO. No me masturbo con el porno que bajo, al menos NO con la gran mayoría. Si tuviera que establecer un porcentaje de porno que guardo y con el que me he masturbado, diría que ronda el 5% o menos.

Guardar el porno convenientemente organizado me ha permitido disfrutar de la vida y obra de Heather Brooke o mi querida Cherie, o establecer un estudio creíble entre el porno actual y el porno retro, el orden es básico a la hora de trabajar, el orden facilita manejar información de hace años. Una prueba de que con el porno o erotismo se puede disfrutar sin masturbarse es la gran época dorada del cine español.

Con esto lo que quiero decir es que hay múltiples formas de disfrutar con una disciplina. Por poner un ejemplo, los amantes de la música no sólo disfrutan escuchando música, sino también conociendo la historia de sus grupos favoritos, viendo las portadas de sus discos, viendo los makin of de sus vídeos, y sobre todo contemplando una estantería ordenada con su colección de discos.

Igual que el que colecciona sellos, o recortes de periódicos de noticias históricas, coleccionar porno es lo mismo, ampliar el espectro para disfrutar de una forma menos ortodoxa, o más friki, como queráis llamarlo.

Otra de las cosas que me apasiona de guardar porno, es saber que dentro de unos años, cuando todo esto sea historia, me gustará echar la vista atrás y recordar los orígenes de una de las partes más importantes de internet, el porno. Esa sensación de disfrutar con todo lo retro me apasiona, como cuando abro las cajas que guardo con mis juegos de pequeño y me encuentro las chapas con las que mis hermanos y yo jugábamos.


#6

Pues yo estoy dejando el porno, ha arruinado mi vida y hasta hace poco no tenía ni idea.

Creo que se desconocen muchos de los efectos de visionar tanto porno, en fin, es un tema bastante peliagudo, pero a falta de ganas para explayarme dejo un vídeo que seguro algunos ya conocen.


#7

Cuando tengas ganas de explayarte me encantará leerte.


#8

Expláyate plis. Creo que sé por donde vas. Yo llevo tres semanas sin visionar nada de porno. Y entre eso y las pesas ahora mismo me siento He-Man.


#9

:jajaja:


#10

No guardo nada, que yo sepa, quizás quede algo escondido.

En su momento guardaba hasta cintas VHS con películas del plus…

Y sí, el porno te quita lo más valioso, tu tiempo. Una cosa es una paja y otra pasarte tu tiempo libre pegado a la pantalla…


#11

Otra es dedicarle una plaza en Madrid.



#12

Es más corto que “Plaza de la masturbación compulsiva”.


#13

Es posible que esté dando una impresión equivocada. Entiendo que lo primero que se os pase por la cabeza sea la imagen de un pajizo todo el día liado con el porno, pero es una imagen muy alejada de la realidad.

Hay que tener en cuenta que es la recolección de varios años y teniendo en cuenta los vídeos que tengo en FullHD, no creo que sea una cantidad alarmante. El mérito real de mi colección es el criterio tan exquisito que tengo para seleccionar lo que verdaderamente vale la pena, ya sea soft, hard o bizarre, y lo que considero que será agradable recordar cando pasen algunos años.

Me pasa lo mismo con la música, tengo discos tan bizarros que podrían no considerarse música, pero por alguna extraña razón me apasiona tener en mi colección.


#14

Me encantaría que contaras tu experiencia con el porno y tu estado actual con el mismo.

He estado viendo el vídeo por encima y creo que dice cosas demasiado obvias. Si por ejemplo cambias porno por facebook te lo crees igual. La gente hoy día tiene el porno a un clic, pero es que a un clic tenemos recetas de cocina, fotos de nuestra prima la del pueblo, noticias de todo tipo, música, cine… quiero decir que el porno es un problema serio cuando se convierte en una adicción insana y llega a modificar tu conducta normal.

Una simple colección de antigüedades puede convertirse en una diógenes, un ratón de biblioteca puede tener verdaderos problemas en su casa para guardar los libros, al igual que un cinéfago no haga otra cosa en su vida que ver películas mientras sus arterias se taponan con grasa de doritos.

Por eso convendría distinguir entre colección y adicción.

Dicho lo cual me encantaría conocer tu historia, @FrankConnors.


#15

La primera película que compré fue “Latex” (1995) con Sunset Thomas sin saber que aquello resultaría después un referente en la estética del porno y merecedora de varios premios, entre ellos, el de mejor director (Michael Ninn).

Por curiosidad, ¿Qué criterio sigues para hacer limpia (no de sable) de todo el material que tienes?


#16

Sencillamente he eliminado los vídeos que considero no tienen ningún tipo de interés artístico ni relevancia en la historia del porno. Sé que decir esto es como decir nada. Las cosas gustan o no gustan, igual que el cine o la música, los criterios para confeccionar una colección son misterios de la psique.

Pero es una buena pregunta la que me has hecho así que intentaré responderte con algo más de enjundia. Te voy a poner imágenes de vídeos con los cuales nunca me la he cascado, ni pienso hacerlo, pero considero que son historia de internet. Voy a ponerte variedad para que veas que el interés por un vídeo no se basa en un patrón definible.

Ver a esta mujer hablar de su vida durante quince minutos ante la cámara antes de desnudarse es una obra de arte del porno documental. ¿He visto la conversación entera? Claro que NO. Pero el vídeo es una joya.

Fíjate ahora en esta gorda madura. Observa la cocina. Hay cacerolas, estropajos, azulejos mugrientos, una instalación eléctrica de pena. Es real como la vida misma. Básicamente es el bumfights del porno.

Este vídeo es una obra de arte. La iluminación es perfecta. Todo está pensado y mimado al detalle. Las plantas, la regadera, el abrigo en el suelo bajo su pierna, la altura de la camiseta, la expresión de la chavala durante todo el vídeo. Es una escena perfecta.

Este es uno de los vídeos que podemos considerar como marginales. El porno ruso entre maduras y jovencitos. Es como esas películas de series B que son tan malas que llegan a convertirse en piezas de culto. Observa ese edredón, los rulos de la mujer, la lámpara en la mesita de noche. Aunque parezca mentira el porno ruso es una rama importantísima del porno en internet. Es porno de culto.

Para que no se malinterprete, tienes que saber que esto es lo “bizarro” que guardo en la carpeta otros. Brazzers, Reality Kings o Naughty America no necesita explicación.


#17

Ahora lo empiezo a entender. Donde los más comunes vemos pajas, otros como tú ven algo más.


#18

La realidad muchas veces es grotesca y hacer de lo grotesco algo atractivo es un reflejo de la excelencia.

Precisamente por eso he dicho el bumfights del porno, porque conviertieron lo grotesco en una OBRA DE ARTE.


#19

Quizas me anime a hacer un Post sobre el tema un día de estos, pero en el vídeo practicamente se explica todo lo que supone la masturbación unida al visionado del porno.

En lineas generales y resumiendo mucho, el visionado de porno y la masturbación provocan que el sistema de recompensas de nuestro cerebro se vea totalmente alterado.

Accedemos a una cantidad enorme de estímulos eróticos, y estos tienen una saliencia-fuerza- mucho mayor de la natural, nos acostumbramos a algo totalmente irreal y luego la realidad supone un aliciente mucho menor de lo que debería.

Iniciamos una escalada en la que cada vez necesitamos ver vídeos más hardcore, llega un momento en el que una anal es casi tan natural como besar un pezón, pero sobre todo el cerebro nos reclama más estímulos, más novedad, llega un momento en el que la actriz que tanto nos excitaba nos pasa totalmente desapercibida y descubrimos otra nueva, es la bioquímica de un cerebro adicto que nos pide más novedades.

Nuestro cerebro es pura química,

Pero es que esto es la punta del iceberg, toda esta descompensación supone un cambio en la química del cerebro enorme, es como si acostumbráramos a nuestro paladar a comer cada vez con más sal, llega un momento en el que la brecha entre el erotismo presente en la vida real y el de los vídeos porno es enorme.


#21

Luego te sorprendes a ti mismo pajeándote con granny shemales y es cuando decides parar. Estoy muy de acuerdo con lo que dices.