Hay mujeres feas y mujeres guapas y os explico la diferencia con fotos


#21

…Quizás sea más fácil poner el nombre del que no sea Gay, si es que hay alguno que no lo sea…


#22

La mujer no tiene un canon ni ninguna de esas tonterías. Caso distinto es el gusto de cada cultura o época. Para no llegar a un debate que no lleva a ningún lado vamos a establecer unas bases mínimas.

  • CUERPO.

Debe respetar lo que las diferencia de cualquier otra especie que no es más que las curvas: Pies pequeños, piernas estilizadas, muslos alegres, un poco de cadera, cintura estrecha y pechos generosos.

  • CARA.

Es el principal arma de una mujer, debe ser lo suficientemente particular como para generar recuerdo en todos y cada uno de los que la vean.
En caso de no ser así, debe respetar una cierta regla de normalidad con respecto a la media solo rota por un detalle distintivo: Ojos, boca, pelazo…

  • CONSERVADORA.

No hay nada más vulgar y masculino que una bocachancla izquierdista.
Todo hombre necesita en su entorno social el aura que genera una fémina de derechas.


#23

Follamises, que sois unos follamises.

El cuerpo de la mujer es bonito. El del hombre es feo.

Una mujer sin tetas no es una novia, es un amigo.

¿Quereis que siga? :stuck_out_tongue:

Yo lanzo una pregunta. ¿La condicion social y el lugar de nacimiento marcan la belleza?

¿Hay mas guapas por m2 en el barrio de salamanca de Madrid (Zona pija) que en Coslada (zona no tan pija) por ejemplo?

No me meto en el chonismo, pijismo ni cremas usadas.


#24

De los nombres que has puesto, varios de ellos son los únicos que están diseñando ropa femenina hoy (siluetas femeninas, colores y materiales femeninos), como Oscar de la Renta, Carolina Herrera y Ralph Lauren. Los otros hacen ropa bastante neutra pero sin querer confundir los sexos como Calvin Klein. Pero la vasta mayoría de los diseñadores son gays o mujeres histéricas y la ropa que diseñan muchas veces está pensada para ocultar las curvas y la feminidad de quien la lleva. El mejor ejemplo de esta ropa de mierda es Alexander Wang que no sé si es gay o simplemente un hombre asiático y por lo tanto afeminado.


#25

Independientemente de que por azares de la vida nos termine pareciendo guapa o atractiva un cardo borriquero, existe un patrón de belleza ampliamente aceptado por nuestro subconsciente. Y digo subconsciente porque son percepciones innatas que los mamíferos hemos usado durante toda la historia para detectar la fertilidad del sexo opuesto.

Por ejemplo, una cara simétrica y una piel suave y uniforme es síntoma de salud, indica que no se ha padecido ninguna enfermedad importante.

Algunos antropólogos aseguran que la “geometría” de la cara es básica para percibir belleza o fealdad, siendo el gesto de sonreír uno de los más importantes y decisivos a la hora de escoger pareja. Los expertos afirman que una mujer guapa cuando no está sonriendo debe cumplir la ley del triángulo, sus labios junto con el contorno de la nariz debe guardar la proporción de un triángulo sin estridencias en sus ángulos y lados de longitudes parecidas, sin embargo si el triángulo que dibuja la cara de una mujer se distorsiona, igual lo hará su belleza.

Ese mismo triángulo debe convertirse en un pentágono al reírse, bajo el mismo patrón, un pentágono con sus ángulos y lados parecidos será síntoma de belleza, por el contrario un pentágono deformado mostrará fealdad.

Ni que decir tiene que hay muchos más rasgos faciales que en conjunto podrán mejorar o empeorar esta ley geométrica de la sonrisa, la separación de los ojos, la curvatura de la cara, el tamaño craneal… es un trabajo de percepción que queramos o no, lo hace nuestro subconsciente.

Gran parte del atractivo físico radica en las proporciones, que no es más que la relación entre los tamaños de las distintas partes del cuerpo, como por ejemplo la relación existente entre cintura y cadera.

Las mujeres cuando entran en su etapa fértil sufren modificaciones en su cuerpo tales como el aumento en el tamaño de sus pechos o el ensanche de sus caderas. Unas caderas anchas reflejan una buena capacidad para la gestación y por lo tanto es síntoma de fertilidad, así que la proporción entre cintura y caderas es algo que ha atraído a los hombres desde siempre.

La grasa acumulada en estas zonas dibujan la curvatura o el contorno que tanto nos gusta, a la grasa de la cintura se la conoce como flancos (o riñones) y la grasa de las caderas definen las cartucheras.

Aquí os pongo unos ejemplos de proporciones ámpliamente aceptadas como atractivas:

La atracción es subjetiva, la belleza no tanto.


#26

Asiático = afeminado es una de las pocas afirmaciones tajantes que hoy en día se pueden realizar.


#27

Mónica Belluci es maravillosa y siempre lo será, tenga los años que tenga. Maravillosa.


#28

¿Es esa la clave para identificar a LA AUTÉNTICA belleza? Ese es el tema. Yo creo que sí.


#29

Monica Belluci es la mujer perfecta, pero ojo, yo creo que la madurez ha hecho que esté mejor, porque las facciones se “afilan”, ya que la cara femenina deja de ser la de una niña para convertirse en una MUJER.
Eso, por suerte, le pasa a muchas mujeres :slight_smile:


#30

Casualmente, muchos de los diseñadores heterosexuales que citas (Oscar de La Renta, Carolina Herrera…) crean diseños superfemeninos, en el sentido de acentuar los atributos deseables en una mujer. Nada que ver con otros creadores que lo unico que consiguen con sus diseños es un ser asexuado ¿es casualidad?


#31

A continuacion adjubto imagenes resultantes de poner Dress + marca en cuestion. Teneis razon, son diseños supermasculinos.

Gabanna (Jlo, Beyonce) Tom Ford ( Kim) Dior ( Jennifer Lawrence).

Venga, corred todos a buscar “diseño asexuado Calvin Klein” y asi hasta que encontreis una prenda anecdotica. Besos


#32

Te lo has currado, TrumanCipote. Me has descubierto (has penetrado en mi verdadero pensamiento sobre la belleza). Además has utilizado una especie de solapada adulación a mi ego, al mencionarme expresamente. Me veo obligado a participar -que no replicar, ni simplemente responder- en este hilo.
Estoy totalmente de acuerdo con tu exposición. Quede esto sentado. Yo también aprecio esas diferencias.
Aunque he de decir que todas y subrayo todas las mujeres que aparecen en tu hilo, o post o escrito o como se llame -que no estoy muy puesto en los neologismos usados en la comunicación virtual- me parecen guapas; excepto Rossy de Palma.

Si recuerdas, en mi intervención aludía a la simetría del rostro, a la proporción áurea del cuerpo y al modelo al uso en época de Rubens y en la actualidad.

No se trata, como decía otro usuario, de cualquier cosa vale con tal de mojar el churro. No. Trataba yo, de ir mas allá.
En cuanto a belleza: los ademanes. la elegancia, la personalidad, el carácter. Una mujer puede ser muy femenina, pero caminar como un tractorista; hacer un brusco movimiento con el brazo al dar una respuesta, dirigirse al otro con cajas destempladas, ser agria o desabrida…
Por el contrario, puede caminar pisando con delicadeza, pausadamente. Puede, si estás con ella tomando un café la primera vez, adelantarse con naturalidad a coger - en España, coger es asir - tu sobrecito de azúcar y verterlo en tu taza antes de hacerlo en la suya propia. Puede sonreírte, puede mirarte arrobada o con timidez, rendida su mirada. Puede hablarte con delicadeza. Puede reír con franqueza…
Ya has apuntado tu que luego hay detalles como los dientes de perlas, labios de rubí, ojos de aguamarina o de esmeralda o de verde oliva o de azabache; cabellos rubios como de oro o negros como el carbón; largos o de media melena o cortos.
Cualquier detalle puede endulzar la escasa belleza física. No se trata, como decía otro usuario “si, ya, algunas tienen el talón bonito” como si eso fuese despreciable.

Entender la belleza desde la estética no me parece suficiente ni siquiera para deducir desde nuestra memoria reptiliana qué mujer puede ser mejor madre. Puede una mujer ser muy fértil, pero no ser la mejor madre de sus hijos. Por eso hay que considerar su personalidad, su carácter. Y ello nos invita a indagar y comprender cual sea su ética.
Como esto es cosa de parejas, nosotros también debemos ser éticos. Lo más básico es considerar a cualquier mujer, persona; a cualquier persona susceptible de sentir dolor por el rechazo.
Por esto, mi ética me impele a emitir un mensaje de esperanza y aliento para aquellas mujeres que puedan creer que son feas y no se hayan detenido a pensar que la verdadera belleza está en el interior. Que hay nueces de California, tan grandes, tan pulidas; que resultan vanas.
Esta tarde sigo. Ahora voy a cocinar para dos.


#33

No busques los vestidos que diseñan para la alfombra roja porque en la mayoría de los casos los diseñan en conjunto con el equipo de las actrices. Sé más serio y busca las colecciones ready-to-wear. Aquí te dejo algunos ejemplos de la última temporada:

D&G

Tom Ford

Lo de Dior es muy Himmler-chic… sería fan si fuese una colección de hombre.

Como bonus, el diseñador que mencioné en el post anterior:

Alexander Wang (describen la colección como “delightfully feminine with rock details”) jajajaja:

Es un poco pesado que cada vez que puedas metas que eres homosexual y después niegues la existencia de la mariconería organizada para defenderla en cosas como esta.


#34

Se que te escuece que niegue tus teorias conspiranoicas.
No sabes leer una pasarela. El diseñador presenta una media de 700 piezas con 40 modelos. Sacan todas las prendas y una modelo puede llevar un chaleco sobre un jersey. Tienes que ver las prendas de forma separada.
Luego tambien tienes que ser consciente de las colecciones de invierno. Todos los abrigos de pieles que has mostrado, son eso, abrigos, un buen abrigo no es ajustadito, ni entalladito ni recalca los senos.

Yo en cambio he puesto una pieza suelta, los vestidos


#35

Alguien olvidó (no sé si a propósito o por desconocimiento) nuestra cantera nacional de meticulosidad en la moda:

David Delfín, Carlos Díez Díez, Eugenio Loarce, incluso Manolo Blahnik …

Sin olvidar los inefables José Víctor Rodríguez Caro y José Luis Medina del Corral (vamos, los que están detrás de esos alias italianizados Victorio & Lucchino).

Y seguro que hay más, lo que pasa es que para ello hay que estar metido en ese submundo … como el cansino de aquí arriba , capaz de “leer en las pasarelas” (sic) …


#36

Creo que de lo que habla usted, caballero, es del savoir faire, del encanto natural y, en gran medida, del ánima de una persona. Entiendo que hay mucho más que el simple tamaño de las caderas para elegir a su compañera, pero sólo la invitará a tomar un café cuando le atraiga físicamente; una vez sentados delante del café, CLARO QUE PODRÁ DILUCIDAR MÁS COSAS.


#37

Un buen abrigo femenino tiene forma, marca la cintura, las caderas y el pecho. Los rectos son masculinos. Una mujer nunca se ve favorecida con un abrigo masculino, recto, sin forma.
Que sea ancho no quiere decir que tenga que ser recto. Las gordas también tienen curvas, sus abrigos son más grandes y precisamente necesitan más que ningunas que la ropa en cuestión (en este caso, un abrigo) tenga un buen corte para favorecer la figura, resaltar las curvas y no parecer un saco de patatas.
Puedes decir lo que quieras, pero es que cualquier prenda aislada de las colecciones que ha puesto @TrumanCipote no son tampoco muy femeninas


#38

Viendo el cauce que toma el hilo y desde mí más absoluta ingnorancia hacia la moda. ¿Realmente es posible la masculinidad o feminidad pura en este mundillo? Tengo ciertas dudas de que alguien que está bajo demanda de algo tan superficial pueda desarrollar plenamente sus ideas (si es que no son rarezas místicas).


#39

Si claro, eso sera en tus mundos de yupi de mujer sunisa. Date una vuelta por Munich en diciembre y dile a una ingeniera alemana de BMW que su abrigo tiene que marcar caderas


#40

Tengo que decir que nunca había caído en esto de los diseños masculinos para mujeres y los diseñadores gays, pero ahora entiendo muchas cosas que me pasan cuando voy a comprar.
Relacionado con esto acabo de acordarme de una cosa muy curiosa que reafirma esta teoría , sobre todo para los escépticos. Como ya sabréis porque no es la primera vez que se habla de ello en Tabloide, la influencer de moda Aida Domenech, alias Dulceida, se hizo una reducción de pecho. Ella misma explica en un vídeo que empezó a tener complejo cuando se fue haciendo mayor y “pija”. De asolescente era una choni que exhibía orgullosa sus atributos. También habla de que por tener el pecho grande no encontraba ropa que le favoreciera, que no se podía poner camisetas sin sujetador y esos fueron los motivos para operarse. Así que, desde que se quitó pecho está muy contenta pudiendo vestir ropa de moda sin preocuparse de las tetas.
En conclusión, se quitó parte de su feminidad para poder ir a la moda.