Kevin Spacey entre el cielo y el infierno: ¿héroe o villano?

Durante décadas, Kevin Spacey fue un respetado y respetable miembro del stablishment cinematográfico norteamericano. Fue uno de los grandes actores de su generación, recibiendo dos premios Oscar, y con decenas de papeles memorables.

https://www.youtube.com/watch?v=WCjt7PME5_E

Personalmente fue un actor que me gustó mucho. Tenía el porte de Jack Lemmon, pero era capaz de darle una profundidad magnífica a sus personajes. Papeles como el padre de American Beauty, o el asesino de Seven demostraron que como actor, era brillante.

Sin embargo, quizás el cúlmen de su carrera fue interpretar al Presidente Frank Underwood en la serie House of Cards. Las primeras dos temporadas son, simplemente, impresionantes, una auténtica lección de interpretación.

Porque Spacey rompe la cuarta pared y habla con el espectador con una sinceridad brutal. La complicidad que actor y espectador logran en esas temporadas es simplemente inigualable, haciendo que el público, que está viendo a un político sin escrúpulos que no duda en hacer lo que haya que hacer para prosperar, pero que por otro lado es sincero (contigo), acabe deseando que le salgan bien las cosas. “Puede que sea un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta”.

Este papel tiene un gran significado, porque Spacey fue el primero de los grandes actores de Hollywood que se pasó al formato de series en streaming. ¿Alguien conocía Netflix antes de House of Cards? En España desde luego, no. Fue House of Cards la serie que permitió a Netflix su gran paso adelante.

Ah, pero llegó el #MeeToo y su caza de brujas. Lo recordaréis, porque fue puro McCarturismo. Día tras día, aparecían nuevas acusaciones contra actores o productores por acosar o violar mujeres. Kevin Spacey no fue menos, quien por cierto en su calidad de homosexual, nunca acosó a ninguna mujer. Su caída en desgracia fue rápida y brutal.

De un día para otro, comenzaron a aparecer presuntas víctimas de Spacey, con acusaciones un tanto ridículas, pero que los periódicos amplificaron hasta convertirle en un nuevo Harvey Weinstein, un depredador sexual.

Un señor llamado Antonny Rapp que decía que 30 años trás (¡30 AÑOS!) Spacey le había propuesto sexo siendo menor (sin llegar a más). Unos trabajadores que decían que Spacey era muy malo y les daba voces. Un masajista que decía que le había tocado la pierna. Un señor que decía que le había tocado la polla en un bar. Y el más famoso, el escritor Ari Behn, exmarido de una princesa Noruega, que decía que Spacey le había “agarrado intimamente y propuesto salir”.

La carrera de Kevin Spacey se derrumbó como un castillo de naipes, sutil metáfora de la serie que lo había encumbrado. Netflix le despidió, olvidando que todo lo que tenía era por él. Le humilló en la serie, dandole una muerte ridícula, para “empoderar” a su compañera, que no movió un dedo y aceptó la corona. Esa temporada obtuvo los peores resultados, como es lógico.

La humillación llegó al límite cuando Ridley Scott le borró de una película ya rodada, Todo el dinero del mundo. ¿Qué mayor humillación puede existir? Kevin Spacey se convirtió en un apestado, en un paria, él, que era el mejor actor de su generación.

Guardó silencio durante un año.

La nochebuena de 2018 Kevin Spacey lanza un misterioso video, “let me be Frank”, un juego de palabras interpretable como “déjame ser franco” o “déjame ser Frank (Underwood)”.

https://www.youtube.com/watch?v=L3M_9EzryhQ

La conclusión que saco del video es que Spacey conoce bien muchos de los trapos sucios de Hollywood, trapos que este año ya hemos ido viendo salir con el tema de Epstein. Quizás pudo ser partícipe, o quizás tiene pruebas de la participación de otros. Como sea, el video no se puede interpretar de otra manera que como una amenaza, velada, pero amenaza. Y un gran desquite. Un gran “Sigo aquí, sigo vivo, sé quien sois, yo he caído, y vosotros vais a caer”. Su rostro está hinchado, se le ve quizás enfermo, pero su discurso es fuerte.

“Si no he pagado por las cosas que hice, no voy a pagar por las cosas que no hice”.

Durante el año 2019, empiezan a pasar cosas muy interesantes. Varios de los principales acusadores de Spacey mueren, se suicidan o se retractan.

Muere la enfermera que decía haber escuchado de uno de sus pacientes que Kevin Spacey le acosaba.

Muere el masajista y se retiran los cargos.

El señor al que le había tocado el pene en el bar se retracta y retiran los cargos.

Y de nuevo, en la nochebuena de 2019, Kevin Spacey/Frank Underwood nos felicita las fiestas.

https://www.youtube.com/watch?v=oaGBeqD8vV4

Al día siguiente se suicidó Ari Behn, su principal acusador, el ex marido de la princesa noruega.

35 Me gusta

Sin duda es uno de mis actores favoritos y seguirá siéndolo. Lo que tengo claro es que todos los héroes tienen sus sombras y todos los villanos sus luces, nadie es blanco o negro, siempre hay matices.

Pienso que para este tipo de personas que lo tienen todo: fama, poder, dinero, etc; es difícil moderar sus apetitos, por lo que seguro que alguna vez se han propasado con alguien para intentar satisfacerlos. Pero de ahí a vetarlo por tocar una pierna o proponer sexo a alguien hay un mundo, no estamos hablando de abusos sexuales, como mucho de supuestos acosos que muy difícilmente pueden ser demostrados.

Así que para mi ni héroe ni villano, simplemente un gran actor al que seguiré admirando por su trayectoria.

2 Me gusta

Para mí la figura de Kevin Spacey es la de la monja en el chiste.

  • “Mataremos a diez mil personas y a una monja.”
  • “¿Y una monja?”
  • “¿Lo ves? Nadie pregunta por las diez mil personas”.
8 Me gusta

Si, efectivamente.

En este foro creo que la pregunta que se debe uno hacer es ¿por qué él y no otro? ¿a quien había molestado para que fueran con todo contra él? Pudo ser cualquier otro: Brad Pitt, Tarantino, DiCaprio, Tom Cruise, Matt Damon, Al Pacino, Robert DeNiro, Tom Hanks… Hay decenas de grandes actores que es vox populi que llevan vidas desordenadas y a los que seguro que es fácil encontrarles mierda por un tubo. ¿Acaso es que no hay historias mil veces mas turbias de cualquiera de ellos que de él? Pues claro que si. Precisamente Kevin Spacey había sido hasta el escándalo una persona muy celosa de su intimidad y poco se sabía de ella, salvo que era un homosexual no confeso.

Yo pienso que tiene que tener algo que ver con su papel en House of Cards, pero no sé exactamente qué. Pero algo debió tocar que desató la avalancha.

Si uno lo piensa, después de Harvey, las principales víctimas del #MeeToo y la ola de ultrafeminismo son Kevin Spacey (un hombre homosexual que lógicamente no acosaba a mujeres) y Woody Allen (un viejo de 80 años por una relación sentimental consentida con su hija adoptiva que data de hace 40).

No tiene sentido. Es lo que dices, la monja del chiste.

8 Me gusta

Lo que veo más importante aquí, más allá de si nos gusta o no, es que han MUERTO TODOS los que le acusan menos el del bar.

Y el kill them with kindness final parece de alguien que se ha gastado lo de House of Cards en un sicario.

7 Me gusta

Para mi es uno de los mejores y no me creo una mierda.

1 me gusta

Da para un hilo de suicidios de personas que acusan a actores de pederastia o abusos

4 Me gusta

Me ha encantado el hilo, compañero!

1 me gusta

Detrás de todos estos casos está la Iglesia de la Cienciología. Que se lo digan a Plácido Domingo.

5 Me gusta

Si tiras del hilo hazlo en un hilo +prv. sería muy interesante que gente que teneís más conocimientos compartierais con los plebeyos.

Muy buen hilo

1 me gusta

Gracias por la info.

1 me gusta

De la Cienciología más allá de lo que se haya publicado conozco el día que me invitaron a entrar y el día que elegantemente me echaron.

3 Me gusta

Hola ¿por curiosidad ,de donde eres? yo tenia un compañero en el insti al que llamábamos peloto jajajaja,chao.

Esto lo tuvimos en España con los Morancos,Jesus Vazquez etc… los cuales salieron de rositas,el dinero lo calla todo ya sabéis ejjejeje.

1 me gusta

A diferencia de Epstein que era un productor y el público no lo conocía o de Bill Cosby de quien nadie creía las acusaciones que durante décadas le hicieron… todo el mundo sabía lo de Spacey y pocos lo cuestionan porque se sabe que es un degenerado y un maricón con inclinaciones pederastas (valga la redundancia) así que el hecho de que finalmente le haya pasado factura no es una sorpresa. Lo que si me sorprende es lo que comenta @extrimado y me atrevería a argumentar que no fue el autor material ni intelectual sino que está tan cerca del poder como lo están, digamos, los Clinton y ha sido hecho por él por otros. Esto no quita que sea un magnífico actor porque el talento y la decencia no van necesariamente de la mano

5 Me gusta

Compañero, queremos un hilo con esa historia narrada con detalle, interesa desde como te intentaron captar, las bizarradas y demás.

Creo que lo conté en un comentario en otro hilo. No fue nada espectacular. Soy curioso y cuando vi la Iglesia de la Cienciología en Madrid me paré delante de ellos y me invitaron a entrar. Más que entrar oliesquee. Ya otra noche volví a coincidir allí y la gente que estaba dentro haciendo una reunión bastante oculta me llamó la atención y ahí es cuando sí quise entrar por voluntad propia pero me empezaron a cerrar puertas y a apagar las luces de los escaparates a medida que yo me iba moviendo. Como tienen varias puertas los invitados a aquella reunión salían por donde yo no estaba y según me iba moviendo junto con dos personas que me acompañaban ellos iban jugando con las luces y las puertas para que no viéramos nada. Cuando se cansaron echaron unas cortinas y ya dejamos de ver. Salió una persona muy altiva y nos invitó amablemente a dejar de mirar.

4 Me gusta

Desde luego hay que sentirse con mucho poder para hacer un vídeo así. Da escalofríos después de ver todo lo que ha pasado este año.

1 me gusta

Para mí un actorazo.
Pero siempre he pensado que gente como futbolistas o estos actores con tanta pasta, todo les debe saber a poco