La contradicción del escepticismo


#1

Quería compartir con vosotros una cuestión a la que le he estado dando vueltas últimamente. Es sobre la existencia de verdades universales. El escepticismo niega esta existencia, por tanto enuncia que “no existen verdades universales”. El problema viene cuando nos fijamos en este último enunciado, ¿es una verdad universal? Hay dos posibles respuestas:

  • Sí, es una verdad universal. Si tomamos esta, el enunciado se contradice al haber al menos una verdad universal.
  • No, no lo es. Si tomamos esta el enunciado no tendría validez alguna, pues al no ser una verdad universal no niega que existan otras.

Por tanto el escepticismo se contradice, existen verdades universales.


#2

El escepticismo es bastante más interesante. Para muestra el mero sumario de su artículo en wikipedia.

Tu deducción final es falsa porque solo has tenido en cuenta la mitad de tu propia argumentación. Además, una frase “indecidible” no se considera contradicción. Siempre es curioso que la gente se meta en estos líos.

[details=

]La parte esencial de lo que vas a leer a continuación ya lo has pensado por tu cuenta anteriormente pero conviene dejarlo por escrito.

Si vas a hablar del universo te recomiendo que no incluyas tus frases en la definición de “universo”, mucho menos frases que hablan de las frases. Las conclusiones que obtengas te dirán más sobre tu lenguaje que sobre el universo.

En cuanto a tu argumento. De tu proposición,

No existen verdades universales.

no hay nada deducible salvo que incurre en una doble contradicción. Fíjate que no es una contradicción única, sino doble. Me explico:

La contradicción es el elemento clave de la reducción al absurdo (el absurdo es la contradicción). Se quiere demostrar una proposición.

Primer paso: esta proposición se asume VERDADERA y pasa a llamarse hipótesis.

Segundo paso: se manipula la expresión (con la ayuda axiomas (verdades fundamentales, son las reglas del juego) y otras proposiciones demostradas) hasta que se consigue deducir una proposición que contradice la hipótesis (el llamado absurdo). Llegados a este punto hemos comprobado que si la hipótesis que definimos en el primer paso de nuestra reducción al absurdo fuera verdadera, llegaríamos a otra proposición verdadera que contradice la hipótesis.

Tercer paso: aquí entran en juego cuatro axiomas. Ríete pero una cosa:

a. si es, es.
b. o es verdadera o es falsa, o es o no es. Exclusivamente.
c. es verdadera o falsa. Hay dos únicos valores de verdad.

y del debido uso de verdades se deducen verdades.

De estos cuatro axiomas tan evidentes se deduce que en un sistema de proposiciones válido no tienen cabida las contradicciones (a, b) y que nuestra hipótesis necesariamente es FALSA ©. Es decir: hemos logrado encontrar una verdad: nuestra hipótesis no es verdad, y necesariamente su contrario es verdad. Como ves con la reducción al absurdo se deducen falsedades, y de falsedades se desprende que el contrario es verdadero. A veces las contradicciones son buenas.

¿Cuál es ese contrario en el caso de una frase como la tuya, que se refiere a sí misma? Tú lo has dicho, el contrario es otra frase que se incluye a sí misma en el referente. Pero no queda ahí la cosa: si a esa frase se le aplica de nuevo una reducción al absurdo (bastante sencilla como se ve en tu desarrollo) se incurre en una nueva contradicción.

Si de una contradicción se deducía una verdad haciendo el contrario de la hipótesis, ¿qué se deduce de dos contradicciones que apuntan una a la otra? ¿Ya no sirven nuestros axiomas, que tanto nos han dado? No, lo que no sirve es el uso que hacemos a veces del lenguaje. Es lícito preguntarse si las matemáticas como lenguaje tienen también limitaciones parecidas. Las dos cosas más inquietantes de las matemáticas son que funcionan y que quizá no funcionan para todo. Seguro que te encanta oír esto. Puedes aprender un poco más del tema puedes leer sobre Frege y sus contradicciones (estas involuntarias), sobre cómo Russell les buscó una solución más allá del sistema preexistente y, ya para rematar, sobre los teoremas de incompletitud de Gödel. Si no te suena nada o incluso si te suena, conviene que leas sobre el tema con calma y como si fuera un cuento. Casi como con todo vaya. Y de hecho en este caso es un verdadero cuento.

Volviendo a lo tuyo, me temo que ni la reducción al absurdo ni ningún otro método sirven para demostrar frases que te dejan atrapado en un péndulo lógico imparable. Por tanto, tu deducción final,

Por tanto el escepticismo se contradice, existen verdades universales.

No es aceptable. Has aplicado una reducción al absurdo e intuitivamente has aplicado los cuatro axiomas del tercer paso (el contrario ha de ser verdadero), sin tener en cuenta que en tu caso existe una segunda reducción al absurdo que te impide hacer tal cosa sin incurrir en una segunda e igualmente inaceptable contradicción.

Para empezar a investigar el tema deberías reformular tu proposición tal que así:

“No existen verdades universales sobre las cosas y fenómenos. El lenguaje es una cosa y un fenómeno, pero el referente del lenguaje no es ni una cosa ni un fenómeno aun cuando designe cosas o fenómenos.”[/details]


#3

El escepticismo en ningún momento postula que no existan verdades universales. Lo que postula es que para afirmar algo es necesario aportar evidencias. Lo que ataca el escepticismo es la verdad revelada, en favor de la verdad científica.

El escepticismo no es un dogma, es un método.


#4

Bueno, el que dice que no existe la Verdad ya está diciendo una verdad (Agustín de Hipona).


#5

Escepticismo.
Del lat. mod. scepticismus, der. del lat. mediev. scepticus ‘escéptico’.

  1. m. Desconfianza o duda de la verdad o eficacia de algo.

  2. m. Fil. Doctrina de ciertos filósofos antiguos y modernos que consiste en afirmar que la verdad no existe, o que, si existe, el hombre es incapaz de conocerla.

Obviamente me refiero a la definición filosófica, la segunda.


#6

Las deficiones del DRAE se suelen quedar cortas en este tipo de entradas, y bastante a menudo directamente meten la pata. El escepticismo tiene una historia larga y varias corrientes. Pero en general un esceptico no afirma “ninguna verdad es cierta” porque cualquier persona con un poco de conocimiento de lógica formal se da cuenta de que la sentencia es paradójica . Estas cosas se sabían ya en tiempo de los griegos, todos los cretenses mienten, dijo un cretense. Ninguna filósofo formula el escepticismo en estos terminos. El debate siempre ha sido sobre si la verdad puede ser conocida, y sobre los métodos para conocerla.


#7

En epistemología se formula de esa forma, entendiendo verdad como verdad universal. De ahí surgen varias corrientes como el subjetivismo y el perspectivismo de Ortega y Gasset.


#8

No me quiero enredar en un argumento interminable, pero el caso es que en tu primer post dices que escepticismo es afirmar que no existen verdades universales, y yo estoy diciendo que el escepticismo no afirma tal cosa. Lo que propone con distintos grados de certeza segun la corriente es que existen verdades universales inalcanzables, que es distinto a que sean inexistentes. Esto en epistemología, teoría de la ciencia o como lo queramos llamar. Podemos hablar de Ortega, o de Popper y del falsacionismo, pero a última hora el esceptico admite que la velocidad de la luz es constante en todo sistema de referencia porque la experiencia lo avala.


#9

Entiendo, pero el ejemplo de la velocidad de la luz no es el más acertado. La experiencia no genera verdades, genera certezas.


#10

Fíjate que he usado admite, que es lo mismo que decir se le concede certeza. Que la velocidad de la luz en el vacío es constante es lo más parecido​ a una verdad universal que podemos encontrar en el mundo real. Que parecido no significa lo mismo que exactamente igual lo sabe cualquiera.