La Crisis en España

Buenas tardes caballeros, la economía asalta de nuevo Tabloide. Esta vez para hablar sobre las causas y el desarrollo de la crisis en nuestro país, ya que ha sido el tema más votado en El gran hilo de Tabloide sobre economía y finanzas.

Recomiendo leer antes el hilo sobre La crisis financiera de 2008, o al menos su introducción, ya que son buenos antecedentes de lo que vamos a tratar aquí.

Causas coyunturales de la crisis en España

Solvencia
Al inicio de la crisis financiera, las entidades españolas no se vieron muy afectadas, todo sea dicho, en buena parte por su modelo de negocio, ya que en España la banca sigue un modelo tradicional, es decir, capto depósitos reembolsables del público y concedo créditos, punto. Por lo tanto, no había en el secotor una gran exposición al sector surgido en USA del modelo originar para distribuir del que hablé en el otro hilo.

Liquidez
Recordemos que en el incio de la crisis el mercado interbancario se cerró, puesto que las entidades no se fiaban (y con razón) de sus balances, por lo que no se concedían financiación entre ellas. La consecuencia fue la pérdida brutal de liquidez de las entidades, que se habían vuelto muy dependientes de la financiación mayorista debido a los bajos tipos de interés de la época, lo cuales provocaban que los intereses a pagar en el mercado interbancario fueran bastante bajos.

¿La adopción de Euro pudo influir?
La respuesta es sí, en parte. Veréis, la Zona Euro se concibió como una zona monetaria única, como pueden ser los USA, con un banco central propio que controla la política monetaria de todos los estados y ésta es ejecutada de forma descentralizada. El tema es que distintos estados pueden estar en fases del ciclo económico diferente, esto también ocurre en USA, lo que pasa es que allí las diferencias no son tan amplias porque la política, la idiosincrasia y la cultura empresarial son muy muy similares entre estados.

Pero nadie en la UE pareció tener en cuenta la teoría de la Área Monetaria Óptima del señor Robert Mundell (1961) así que vivimos en una zona monetaria única en la que tenemos países con políticas económicas y fiscales totalmente opuestas y culturas diferentes, la consecuencia de esto, como explicaron en su día numerosos papers y artículos americanos, es que los efectos de la política monetaria (que es la misma para todos) del BCE no son los mismos en todos los países.

Un ejemplo claro lo podemos ver en los años inmediatamente anteriores al 2008, cuando unos tipos de interés más altos le hubieran venido de perlas a España para enfriar la burbuja crediticia e inmobiliaria (que suelen ir de la mano) y unos tipos de interés más bajos le ubieran venido de perlas a Alemania para dar un pequeño boost a su economía más industrial y de crecimiento más lento, sin embargo teníamos unos tipos muy bajos para España y muy altos para Alemania.

Aquí una muestra gráfica de cuando se pensaban que por tener la misma moneda los países se volvían clones económicos los unos de los otros:

Por otro lado, el mercado único de capitales que vino con el Euro también tuvo que ver, ya que permitió que las entidades de otros países invirtieran en el sector inmobiliario español, recalentándolo más aun. Además, el balance por cuenta corriente de los países del sur de Europa se vio perjudicado al tiempo que se mejoraba la posición de la balanza de pagos de otras economías, también debido a lo comentado arriba de la ZMU, en la cual nuestros bancos centrales nacionales no pueden devaluar o apreciar las monedas para compensar las exportaciones-importaciones.

Desequilibrio entre las masas de activo y pasivo las entidades

Debido al sobrecalentamiento de la economía en los años anteriores, las entidades, se apalancaron demasiado y, como hemos comentado arriba, desarrollaron una gran dependencia de la financiación mayorista (más inestable) en lugar de los depósitos, que debe ser la base de la financiación en el modelo de banca minorista tradicional.

La burbujas inmobiliarias y las burbujas crediticias suelen ir de la mano, como todos sabemos, el boom inmobiliario en nuestro país aceleró toda la economía, que empezó a girar en torno a éste, una imagen vale más que mil palabras, mientras el sector financiero inyectaba crédito a todos: promotores, constructores, abogados, obreros, jefes de obra, arquitectos, etc. que luego gastaban en otros sectores el dinero tomado prestado. Por si os vais cansando de tanto texto, ilustremos un poco lo que acabo de explicar:


Más causas coyunturales

Deterioro de los activos

Cuando la burbuja inmobiliaria pincha, el precio de los inmuebles empieza a desplomarse por la caída de las ventas, esto provoca que las promotoras dejen de poder pagar los grandes préstamos concedidos por la banca, lo que supone que los bancos deben recalificar sus activos y deteriorarlos por el brutal aumento de la morosidad, es decir, tienen que asumir pérdidas por deterioro brutales en sus cuentas de resultados, e incluso deben ejecutar las garantías de dichos préstamos (las promociones inmobiliarias) y empiezan a ver como sus balances se llenan de adjudicados, que es como se llama en la jerga a los inmuebles adquiridos por ejecución de garantías reales. Así las entidades financieras de nuestro país se convirtieron en inmobiliarias con activos que valían poco o nada, de aquí viene también lo de la desconfianza entre ellas que comentamos antes.

Con la recesión económica llega el paro, lo que supone un aumento aun mayor de los impagos debido también al gran nivel de endeudamiento privado, es decir, más deterioro en el balance de los bancos y más pérdidas.

Exceso de capacidad instalada

Cuando no paraban de construirse nuevos barrios, ahí estaban los bancos, de hecho, cada vez que se iniciaba una promoción nueva lo primero que aparecía por la zona eran sucursales bancarias, a la red de sucursales físicas de una entidad bancaria se le llama capacidad instalada y, como no, durante la burbuja creció demasiado.

Impacto posterior de la crisis de deuda soberana

Esto está muy relacionado con lo que hablamos antes de la zona monetaria única, pocos años despues del estallido de la crisis, las economías occidentales iban remontando, pero en la Zona Euro, al no ser un AMO, pasó lo que véis en este gráfico:

Las dudas sobre la sostenibilidad de la deuda griega se extienden (y con razón), al resto de economías del sur de Europa. Esto se traslada a los costes de financiación de la deuda soberana: peligroso aumento de la prima de riesgo. Esto dificulta aun más el acceso de las entidades financieras de estos países a los mercados mayoristas para financiarse, es el llamado círculo vicioso banca-soberano: “si los bancos están llenos de mierda y quiebran, los estados no tendrán más remedio que rescatarlos, así que esperemos que los estados tengan suficiente pasta para rescates, un momento, ¿y si no tienen?”"

Causas estructurales de la crisis en España

Vida y obra de las cajas de ahorros

Las cajas de ahorro nacieron como entidades de crédito con un fin social, por eso todas tenían una obra benéfico-social, su objetivo era facilitar el crédito en un ámbito regional y, con sus beneficios, llevar a cabo proyectos con fines sociales en su región.

Sin embargo, la propia naturaleza jurídica de las cajas provocaba terribles limitaciones estructurales que resultaron en entidades que funcionaban básicamente como un banco normal solo que unas taras terribles, que son las siguientes:

  • Limitaciones a la generación de recursos propios: las cajas de ahorros no tienen capital social, no van al mercado de valores y emiten acciones que suscriben los inversores y todos tan felices. Una caja de ahorros solo puede obtener CET1 (el CET1 es la categoría de fondos propios más rica de todas, grosso modo está formado por el Capital social y las reservas de la empresa) mediante la capitalización de los beneficios, por ejemplo: este año la empresa ha ganado 80M€, pues de esos 80M€, 60M van a ir a las Reservas de la empresa y los otros 20 para dividendos y la obra benéfico-social. Cuando ven reducidos sus beneficios por los problemas mencionados arriba, las cajas se ven atadas de pies y manos para poder aumentar su CET1. (Si hay dudas sobre el tema del CET1 preguntad, la solvencia bancaria es un tema muy complejo y no quiero que andie se quede con cara de no-entiendo-un-carallo al leerlo) En cambio, tenían un instrumento llamado cuotas participativas que no valía ni para limpiarse el culo con él. Por lo tanto, cuando los ingresos empiezan a caer, se encuentran con que no pueden soportar el deterioro de sus balances ya que no tienen recursos propios para absorber las pérdidas por deterioro.
  • Gobierno corporativo e injerencias políticas: una sociedad de capital normal tiene sus accionistas, que son inversores privados que quieren obtener un retorno a su inversión en dicha empresa, para lo cual, en la medida de lo posible, ejercerán más o menos control en los gestores de la empresa para cuidar su buena marcha. Pero como hemos dicho, las cajas no funcionaban así debido a su régimen jurídico, por lo que la ausencia de socios accionistas que arriesgaran su capital provocaba que la asunción de riesgos por parte de los gestores cayera en una espiral de degeneración sin precedente, ya que los criterios para doptar las decisiones no eran económicos si no políticos. Como hemos dicho más arriba, al tener vocación social y regional, los políticos de las CCAA se metieron en los consejos de administración de las cajas, bueno, ellos y sus amigos, colegas sindicalistas y de la patronal. Lo cual dio lugar a disparates como estos:


Como véis, lo último que se debe hacer con un político es regalarle una entidad de crédito. Uno de mis ejemplos favoritos es Caja Madrid, ya que es un caso en el que podemos ver todo lo explicado más arriba concentrado en un lapso de menos de 20 años. Caja Madrid ejemplifica a la perfección todo lo que acabo de exponer.

El caballero de la izquierda es Jaime Terceiro, cuyo CV reza lo siguiente: “Ingeniero y Doctor Ingeniero Aeronáutico, con premio extraordinario, por la Universidad Politécnica de Madrid; licenciado en Ciencias Económicas, con premio extraordinario, por la Universidad Autónoma de Madrid”. Presidente de Caja Madrid del 88 al 96 y uno de los mejores economistas de España.

El caballero de la derecha es Miguel Blesa, en cuyo CV ponía “Inspector de Hacienda y amigo de Aznar”.

Bueno, pues este es el desarrollo histórico del pasivo de Caja Madrid:

Como se aprecia en el gráfico, el pasivo de Caja Madrid que, recordemos, era una CAJA DE AHORROS acabó pareciéndose más al de un banco de inversión, y esa espiral de demencia financiera se inicia, la casualidad, con la salida de Terceiro y la entrada de Blesa. Sin olvidar que Blesa fue nombrado presidente con el apoyo de los sindicatos, ¿vosotros pensáis que un presidente colocado por los trabajadores va a tener incentivos para disminuir costes en caso necesario?

El caso es que en las décadas anteriores a la crisis, las cajas habían adoptado una dimensión enorme y que sobrepasaba claramente a su vocación jurídica, llegando a acaparar casi la mitad de los depósitos de España. Aí en 2008 nos encontramos con unas entidades que poseen miles de millones de euros de los depositantes y no están dirigdas por profesionales, como comprenderéis, es un caldo de cultivo perfecto para lo que vino después.

Desarrollo y medidas adoptadas en España durante la crisis

Las primeras medidas adoptadas consistían en avalar las emisiones de deuda de las entidades, por lo de que no tenían casi acceso a financiación y, por tanto, andaban cortas de liquidez. En 2008, se creó el Fondo de Adquisición de Activos Financieros (FAAF), su objetivo era básicamente comprar activos financieros de alta calidad a las entidades a cambio de liquidez.

Los SIPs

Bueno, ahora van apareciendo más iluminados. A los genios de siempre se les ocurrió poner en práctica lo que habían hecho en Alemania, donde también habían quebrado muchas cajas. Los SIPs (Sistemas institucionales de protección) permitían integrar, mediante “fusiones frías”, los balances de las cajas de ahorro, potenciando así su rentabilidad y solvencia a medio y largo plazo, mejorando la eficiencia, productividad y obteniendo mayor capacidad de generar beneficios, con el objetivo de lograr un mayor tamaño medio de las entidades para procurar aumentar su competitividad…

Bueno, era la teoría de quienes tuvieron la idea, la realidad fue que en la mayor parte de los casos lo único que lograron fue tener cajas más grandes e igual de quebradas, lo cual es lógico, si tu fusionas una mierda con otra mierda, pues lo que obtienes es una mierda el doble de grande, pero sigue siendo mierda.

El FROB

Así que en 2009, también en respuesta a la necesidad de redimensionamiento del sector bancario español, especialmente el de las cajas de ahorro, se creó el FROB, al cual, los que leáis algo de prensa, conoceréis por el caso Popular, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria es un órgano dedicado a agilizar los procesos de quiebra de las entidades y facilitar los procesos de integración de entidades viables mediante el reforzamiento de la solvencia de la entidad resultante y promoviendo su reestructuración, es decir, cuando se tenía que nacionalizar una caja para absorber sus pérdidas, se hacía a través del FROB, por ejemplo, el Frob es el órgano que tiene parte de las acciones de Bankia ahora mismo.

En un primer momento, el FROB lo que hacía era suscribir participaciones preferentes de las entidades, le pagaban un cupón del 7,75% y, si a los 5 años no eran capaces de recomprárselas, se convertían en capital y computaban como capital de máxima calidad (tema importante en solvencia bancaria). Este proceso estaba dirigido a entidades sanas que estuvieran en fase de redimensionamiento e integración con otras.

Es decir, lo que el FROB hacía y hace es básicamente comprar las entidades quebradas o a punto de quebrar, muchas de las cuales fueron compradas posteriormente por los bancos grandes del país, véase BBVA con Unnim, que se la compró al FROB por el módico precio de 1€, asumiendo sus pasivos y sus deterioros, claro está.(BBVA se queda con Unnim por un euro).

Hablando del BBVA, como anécdota, me gustaría contar que Francisco González, CEO y futuro presidente de BBVA, es uno de los mayores rebeldes de la historia de la banca española, todo viene de cuando a mediados de la década pasada tuvo que resistir un intento de descabalgarle del banco a través de Sacyr, que llegó a controlar un 3% del BBVA en una operación orquestada –según diversas fuentes– por Miguel Sebastián, por aquel entonces director de la oficina económica del presidente del Gobierno. Desde entonces, no quiere saber nada de los gobiernos españoles, ni de supervisores, ni de nadie como, por ejemplo, cuando el gobierno de Zapatero le “invitó” a entrar en Bankia –le pidieron que pusiera 250 millones–, en la venta de sus acciones previa a la salida a bolsa, o en la constitución de la Sareb, donde le “tocaban” 800 millones. Se negó y aguantó el chaparrón. González estaba entrenado y es un hijoputa muy duro. De hecho, con el reciente cambio de gobierno en el Banco de España, todas las entidades han enviado una “delegación” ha hablar con la nueva dirección superisora excepto, como no, el BBVA.

También se obligó a las entidades a acometer un proceso bastante intenso de saneamiento de sus balances. Se reforzó la normativa de provisiones, mediante mayores exigencias en relación a la cobertura de los deterioros, aplicación de haircuts, reconocimiento de deterioros en los activos adjudicados, mayores requisitos formales… Otro paso importante fue hacer desde cero una nueva normativa para las cajas de ahorro, centrada en la profesionalización del gobierno corporativo y en la transparencia.

El Rescate

Todos estos parches están bien, pero no dejaban de ser medidas que se deberían haber implantado décadas antes, ahora era demasiado tarde. En 2012, como explicaba al principio, las tensiones en los mercados son evidentes y la prima de riesgo española se había disparado a en torno un 7%, si subía más, España se tendría que declarar en bancarrota al no tener liquidez para afrontar los vencimientos de su deuda.

(Nos metemos en las partes más interesantes). Sin embargo, a pesar de todas estas (y otras más) medidas adoptadas para arreglar el sistema financiero español, en 2012, el Gobierno se ve obligado a solicitar al Eurogrupo asistencia financiera en el contexto del marco de reestructuración y recapitalización del sector bancario.

En julio de 2012, el Estado español firma un “Memorando de Entendimiento”, la Unión Europea nos ofrece una línea de crédito de nada más y nada menos que 100.000M € (sí, cien mil millones de euros) de los cuales España toma unos 40.000M €, destinados, principalmente, a dos cosas: a) recapitalizar y reestructurar a los bancos viables y resolver de forma ordenada a los bancos inviables y b) separar los activos tóxicos de las entidades que necesitan ayudas públicas y transferirlos a una nueva sociedad gestora de dichos activos (ahora hablo más de esto).

Como bien supondréis, la firma del Memorando está sujeta al cumplimiento de determinadas condiciones que voy a ir explicando.

Según los resultados de las evaluaciones realizadas a todas las entidades, se crearon 4 grupos de éstas en función a su viabilidad, si os fijáis en la lista, veréis que ya no hay prácticamente cajas, puesto que a estas alturas de la peli casi todas habían desaparecido fusionadas entre ellas o absorbidas por bancos:

- Grupo 0, entidades sin necesidades de capital: Santander, BBVA, CaixaBank-Banca Cívica, Sabadell-CAM, Kutxabank, Bankinter y Unicaja. (Estos bancos no vieron ni un chavo de esos 40.000M €).

- Grupo 1, entidades ya controladas/administradas por el FROB: BFA (Bankia), Catalunyacaixa, NCG y (cómo no) Banco de Valencia.

- Grupo 2, entidades que necesitaban capital y no podían obtenerlo por sus propios medios: BMN, Caja 3, CEISS y Liberbank.

- Grupo 3, entidades que necesitaban capital y podían obtenerlo por sus propios medios: Ibercaja y *Banco Popular*.

Os sorprenderá ver que el Popular se encontrara entre las entidades de mejor nivel (dentro de lo malo). Por lo visto, Ángel Ron, entonces presidente de la entidad, rechazó entrar en el grupo inferior ya que ello conllevaba una bajada de su salario, por si no lo sabíais, ahora mismo está de juicios con el propio Popu por su pensión; sí, amigos, Ángel Ron acabará siendo conocido como uno de los mayores peseteros de la historia de España.

Recapitalización y reestructuración:

De acuerdo a lo pactado en nuestro querido Memorando de Entendimiento, se prestaron una serie de ayudas a la banca con cargo al programa de asistencia financiera de la UE (fondos MEDE). Generalmente en forma de acciones o de obligaciones contingentemente convertibles (conocidas como CoCos, son obligaciones que se convierten en acciones ordinarias cuando los Recursos Propios de la entidad descienden por debajo de un determinado nivel).

Otra medida cuestionada y cuestionable fue la utilización del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) para esta reestructuración y saneamiento del sistema financiero. El FGD, es un fondo con dinero a portado por todas las entidades de crédito que interviene en el momento en el que la entidad se ve obligada a cancelar el pago a los depositantes para absorber con dichos depósitos las pérdidas generadas por el deterioro de sus activos. Lo explico en estas imágenes lamentables:

La ley básica de la contabilidad es: Activo = PN + Pasivo
En resumidas cuentas:
· Activo= lo que tengo o voy a tener.
· Pasivo= lo que debo o voy a deber. En el caso de los bancos, aquí se encuentran los depósitos de los clientes.
· Patrimonio Neto= lo que no es ni activo ni pasivo (ole ahí).
Si los activos del banco se deterioran, y el Activo deja de valer 120 y pasa a valer 90, no hay mucho problema (dentro de lo que cabe) porque esos 30 perdidos se absorben en el Patrimonio Neto, es decir, el Capital y las reservas de la empresa (entre otros).

La cosa se complica y mucho cuando las pérdidas no se pueden absorber sólo con el patrimonio neto y hay que tirar de pasivos, porque hay ya se quedan sin dinero los obligacionistas y los depositantes, pues como hemos dicho antes, los depósitos forman parte del pasivo del banco, es un dinero que debe a sus clientes. Es en este punto donde entra en juego el FGD para cubrir la pérdida (de hasta 100.000€) de cada depositante, en teoría, porque durante varios meses el FGD de España estuvo en quiebra técnica debido a que se utilizó en las reestructuraciones El Fondo de Garantía de Depósitos perdió 420 millones en 2015, un 53% más.

La SAREB

Otra de las condiciones del MoU era la creación del llamado “banco malo”, llamado SAREB, se constituyó para un período de 15 años y su capital es privado en un 55% y público (FROB) en un 45%. Su objeto social exclusivo es la tenencia, gestión y administración de los activos transferidos por los bancos, es decir, si un banco tenía 500 casas vacías de una promotora quebrada y que nadie (lógicamente) quería comprar, pues se las quedaba la SAREB para sacar esos activos de mierda del balance del banco; por ello la SAREB es conocida jocosamente como la mayor inmobiliaria de España.

Que conste que pongo como ejemplo los inmuebles porque es lo que más llama la atención, pero a la SAREB también se transfirieron créditos, hipotecas, instrumentos de capital de inmobiliarias, entre otros activos, todos deteriorados, por supuesto. Como os podéis imaginar [porque a estas alturas os tengo que estar convirtiendo en unos jodidos expertos en finanzas], el modelo de negocio de la SAREB consiste en vender los préstamos y alquilar o vender los inmuebles, además de recobrar deudas, un negociaco, vamos. Nótese la ironía.

De hecho, aquí os dejo un ejemplo del nivel de gestión que se gastan en la SAREB: Sareb pierde 2.710 millones por un seguro sobre tipos de interés El Director de Riesgos hizo que perdieran casi 3.000M por contratar un IRS para cubrirse de subidas de los tipos de interés, ¡de SUBIDAS! Cuando el BCE había anunciado 500 veces que iba a seguir bajándolos. Lógicamente, a ese tipo le despidieron, ahora se dedica a dar charlas.

Los Guindos:
Además de esto, en 2012 entra en vigor varios Decretos que suponen un mazazo brutal para la banca, el gobierno decide que, ya que uno de los principales problemas era la gran exposición a los activos relacionados con el sector inmobiliario (el cual estaba en la ruina desde hacía 3 años), ahora se obligaría a los bancos a constituir coberturas aplicables a esos activos, para los menos duchos, quiere decir que se obligaba a los bancos a guardar dinerito para los casos en que esos activos relacionados con el sector inmobiliario se deterioraran, ese dinero se quedaba ahí preparado y sin poder ser utilizado para nada más, lo cual era una putada para las entidades ya que no podían hacer nada con él.

Estos y otros son los motivos por los que en los últimos meses vemos artículos y declaraciones como esta El BBVA vende la cartera de inmuebles a Cerberus pero no revela el precio y esta La plantilla de Popular teme un ajuste de 3.000 empleados de la red en el nuevo ERE
La nueva regulación (y lo que he mostrado ahora sólo es la punta de un gran iceberg) y los bajos tipos de interés han provocado que la rentabilidad del negocio bancario caiga en picado en los últimos años, coberturas, recursos propios mínimos, medidas de protección de la clientela, regulación de los mercados, estas medidas sirven para reducir el impacto de las crisis financieras reduciendo los riesgos asumidos por las entidades, pero nunca se puede eludir el clásico binomio de las finanzas de riesgo-rentabilidad.

Continuará… bueno, no

24 Me gusta

A ver, señores de Tabloide: este caballero abre unos hilos sobre economía que te cagas. Tiene rango de “señor”. Yo hago poco más que decir que me gustan las tetas y los culos y tengo su mismo rango.

Es evidente que él debería ascender a “Héroe”. Digo yo.

9 Me gusta

Yo aquí vislumbro otro buen libro para nuestro selecto fondo editorial:




4 Me gusta

Sublime jajajaja. Voy a vender más que Juan Rallo.

3 Me gusta

Me he hecho palomitas y todo para leer el post. Otra gran contribución. Sabes explicar las cosas de manera sencilla y aunque he tenido charlas con colegas sobre este tema considero que lo has redondeado de fábula.

3 Me gusta

Grandísimo post.

3 Me gusta

Excelente post. Muchas gracias

1 me gusta

Maravilloso post @BattleBorn. Yo siempre he visto el origen de la crisis europea en la estructura económica de la Unión. Es como si cada país fuera un perro tirando de un trineo pero cada perro quisiera ir para un camino distinto. La política monetaria monolítica es el trineo y la dirección de cada perro son los intereses particulares de cada país, es decir de cada organización financiero-criminal.

Dicho esto, como gran economista que eres, mi pregunta es la siguiente. Teniendo en cuenta la injusticia de la política monetaria común, cuando empezaron a invertirse las balanzas comerciales, ¿crees que se pudo evitar los efectos de la crisis (o al menos amortiguar) si los gobiernos hubieran actuando como una unidad verdadera reajustando (reduciendo) el gasto público para incentivar la inversión y consumo privado?

Siempre me dio la impresión que mientras el barco de Europa de hundía, los países miembros en lugar de achicar el agua se dedicaron a mantener seca su ropa para no mojarse mientras el barco se hundía, porque en el fondo el barco es de todos pero no es de nadie.

Brutal, en lo de los pasivos, activos y PN me he perdido un poco, pero lo demás para tontos, como a mi me gusta

En primer lugar, yo no soy un gran economista, ni muchísimo menos. Pero gracias por el cumplido.

En cuanto a tu pregunta, la balanza comercial española no solo se invirtió por la política monetaria única (hubo más razones), y prueba de ello es que ahora mismo, las exportaciones en España superan a las importaciones pese a que seguimos en el euro.

Para que haya un área monetaria óptima, uno de los factores más importantes es la regulación laboral, cuya convergencia es prácticamente inexistente en la zona euro, ¿por qué? Porque para que haya una regulación laboral única se necesita previamente una movilidad laboral casi total, probablemente todos tenemos conocidos trabajando en otros países de la UE, pero son personas que han tenido que superar barreras culturales y lingüísticas evidentes, si no hay una movilidad laboral óptima no se puede lograr una regulación laboral única, la cual es clave para el funcionamiento de una zona monetaria única como un área monetaria óptima.

Tanto las regiones como las empresas que forman el espacio económico europeo presentan numerosas disparidades (tanto en capacidad, medios, funcionamiento e interacción con los agentes institucionales) que provocan que disten mucho de constituir una unión armónica. Proyecto que se ve aún más deteriorado por la deslocalización europea hacia países de otros continentes, que demuestra que los beneficios obtenidos a partir de las mismas, se encuentran localizados en las regiones más competitivas (Alemania y Centro-Norte) en detrimento de los países periféricos que no han visto incrementada su competitividad a largo plazo desde que entraron a formar parte de la Unión del Euro.

Como en su día predijeron autores como De Grauwe, Connolly y el español Juan José Calaza “La escalada deflacionista a corto y a medio plazo, derivada de los ajustes, y las acomodaciones de precios y salarios, que se están produciendo desde hace algunos años, pueden generar efectos quizá más perversos que la inflación previa de la que se trataba de huir” (R. Calaza, 1998) La moneda única del euro, durante el tiempo que lleva funcionando, no ha demostrado ser ni condición necesaria ni suficiente para que los países miembros puedan adoptar un comportamiento cooperativo, ni tampoco ha sido capaz de lograr un bienestar (en el sentido pleno de la palabra) para los ciudadanos de los países periféricos de la Unión.

En resumen, que ya me he alargado bastante. Al final el gasto público da igual a estos efectos, ya que no puedes hacer que todos los perros tiren en la misma dirección ni a la misma velocidad porque resulta que uno es un perro, pero otro un gato, otro una jirafa y el otro un rinoceronte.

4 Me gusta

Que cierto es esto.

1 me gusta

El bueno de Mundell sabía lo que se decía allá por 1961.

A ver quizás el símil del trineo no haya sido el mejor. Cuando hablaba de que todos los perros tirasen en la misma dirección no me refería a que todos los países hicieran lo mismo, eso no se le ocurre ni al que asó la manteca. Lo que yo quería decir es que cada país, sin poder mover la política monetaria monolítica, ajustase según sus balanzas el gasto público para favorecer la inversión privada, obviamente estimulando otros aspectos internos como la regulación laboral y ese tipo de cosas. Para ello algunos países, los perjudicados, tendrían que haber hecho política común en perjuicio de sus propios intereses. A eso me refería.

Creo que ahora te he entiendo.
Si quieres que en una región aumenten la inversión privada tanto interna como externa y el crecimiento, básicamente hay que bajar impuestos y liberalizar el mercado de trabajo. Esto permite crear un tejido industrial fuerte, un sector privado con pasta es capaz de soportar un Estado grande, véase los países nórdicos, los ciudadanos pagan muchos impuestos y hay muchos servicios prestados por el Estado, pero hay un sector privado relativamente libre que facilita la existencia de rentas altas que pueden permitirse pagar tantos impuestos (aun así, yo pienso, personalmente, que cuanto más pequeño sea el estado, mejor).

De lo que deduzco que tenemos el mismo pensamiento, ha sido la propia Europa quien ha hundido a Europa, unos por mezquinos, otros por egoístas y otros por querer seguir siendo los reyes del mambo. Corrígeme si piensas otra cosa.

1 me gusta

Por fin!!! Por fin alguien con conocimientos de economía ratifica lo que llevo observando desde hace décadas…el capital privado es el que hace fuerte a un sector industrial,a una región,a un país…

2 Me gusta

Enhorabuena. Otro trabajazo. Sabes hacer de la economía algo didáctico y entretenido.

2 Me gusta

Bueno, a Europa la hunden sus políticos. La UE no deja de funcionar como otro estado más, un grupo de políticos que tienen detrás un ejército de funcionarios y manejan en dinero de la sociedad civil.

Lógicamente, cuanto más dinero tenga la sociedad civil, más ahorro, más inversión y menos demanda de crédito.

De todas formas, igual que os digo que siempre he seguido las enseñanzas de la escuela neoclásica, os digo que no las sigo como un dogma de fe, pues sus teorías, aunque mejores que otras, tampoco son perfectas. Es decir, lo de los mercados eficientes no es 100% verdad porque sabemos que las personas, muy a menudo, tomamos decisiones equivocadas, la curva de oferta y demanda no funciona para cualquier mercado, ya que existe el marketing.

Y si nos quejamos de regulación, por ejemplo, en el sector bancario, no hay más que leer el OP para ver como era la gestión de los riegos y el gobierno corporativo antiguamente. Vale que la regulación actual no deja de ser un parche y que los problemas siempre estarán ahí por la propia naturaleza del negocio (y la reserva fraccionaria) pero, puestos a elegir, prefiero parches a una herida abierta.

1 me gusta