La crisis financiera de 2008 explicada


#1

Buenas tardes caballeros, hoy voy a explicar de un modo claro, sencillo y distendido la crisis financiera iniciada en 2008, hablaré de su origen, su desarrollo y las medidas tomadas para aplacarla, así como las consecuencias de estas medidas.

Bueno, como os podéis imaginar, una crisis es algo profundamente complejo y trataré de simplificarlo cuanto pueda, la primera parte habla de causas en general de las crisis financieras, si ya estáis puestos en este tema, podéis psar al siguiente título que ya me meto en faena. El hilo se centra en la crisis financiera a nivel global, no se centra en España, más adelante publicaré otro hilo sobre la crisis en España en concreto.

Espero que os parezca interesante y os animo a todos, controléis del tema o no, a comentar, corregir cualquier error y preguntar cualquier cosa.

Aviso de que hay que leerlo con calma, mientras uno se fuma un puro o se bebe un whiskey, aunque está muy resumido, es un buen tocho y condensa mucha información.

Introducción. Qué es una crisis financiera y por qué se produce

Las crisis financieras tienen diversas causas. Generalmente están intrínsecamente relacionadas con la propia naturaleza del negocio bancario, aunque también pueden influir factores externos, como los shosks macroeconómicos. A grosso modo, se pueden clasificar así:

  • Circunstancias macro
  • Factores micro o regulatorios
  • Estrategias y operaciones bancarias
  • Fraudes

Hay que tener en cuenta que estos factores no son rígidos ni ajenos los unos a los otros, lo habitual es que todos estén conectados entre ellos pues, como he dicho, la economía es algo complejo.

Dentro de la inestabilidad macro, por lo general, las causas principales son:

  • Desplome en los precios de los activos, sobre todo de los bienes raíces.
  • Brusco aumento de las tasas de interés.
  • Desaceleración del ritmo de la inflación.
  • Recesiones económicas.

Las condiciones macro, por si solas, no deben ser fácilmente aceptadas como la causa de las quiebras bancarias. Los administradores de los bancos tienen como responsabilidad asegurarse de que sus bancos resisten factores como estos, dentro de los límites de la probabilidad, claro está.

En el ámbito microeconómico, los factores principales pueden ser:

  • Mala infraestructura/legislación contable. Las deficiencias en la contabilidad y auditoría no son determinantes, pero si que pueden ocultar o retrasar la detección de problemas de liquidez y solvencia.
  • Interferencias de los gobiernos. Presiones para realizar operaciones con determinados clientes, requisitos de reserva inadecuados, obligaciones de financiar el déficit estatal, …
  • Riesgo moral. Fomenta los comportamientos arriesgados y no incentiva a clientes e inversores a diferenciar entre bancos “buenos” o “malos”.
  • Falta de transparencia: Si las actividades de un banco no tienen transparencia hacia los depositantes y otras contrapartes, o incluso para los accionistas, se obstaculiza la disciplina de mercado.

En las estrategias y operaciones ejecutadas por las entidades, el peligro principal es la mala gestión de los riesgos del negocio bancario. Excesiva concentración, balance muy sensible a los tipos de interés, comercialización agresiva, mala gobernanza, incentivos perversos para el personal, etc.

Los empleados, administradores y otras personas relacionadas con la EC son susceptibles de corrupción o capaces de cometer fraude en un banco. El fraude puede venir de alguna persona concreta o puede suceder que se utilice la EC en su conjunto con fines fraudulentos. Como ejemplo de como un solo empleado puede cargarse a toda una entidad, tenemos al mítico Nick Leeson, director de operaciones regional de Barings Bank (el banco más antiguo del mundo, por aquel entonces) en Singapur, el bueno de Nick falseó a través de una cuenta residual en la contabilidad millones en operaciones ruinosas con futuros del Nikkei. Cuando todo se destapó, el banco tenía un agujero de más de 800M de pounds. Al final, ING compró Barings por el precio de one pound, asumiendo todos sus pasivos, ¿os suena de algo?
Grande Nick, ahora da charlas y tiene su propia web https://www.nickleeson.com/

I. Antecedentes. Cualquier tiempo pasado fue mejor, o lo parece.

Nos remontamos a los primeros años del siglo actual, veréis como, en economía, la frase “de aquellos polvos vienen estos lodos” es bastante acertada. Nos encontramos ante una época de gran crecimiento económico que esconde algo muy feo detrás, y es que la crisis financiera que se iniciaría en 2007 ya se estaba fraguando durante esta época debido a los siguientes factores:

  • La elevada disponibilidad de liquidez (lo que los guiris llaman “cash”),
  • los tipos de interés bajos (tipos de interés bajos = dinero barato, es decir, cuando los bancos se financian en el mercado interbancario, encuentran el dinero más barato porque pagan menos intereses por él -no es lo mismo que te presten dinero a un interés del 4% que a un 0,5%- y entonces “compran-piden prestado” más dinero, por lo que tienen más liquidez, todo eran risas), como se financian más barato, se financian mucho, es decil, aumentan el apalancamiento;
  • además, como bien nos eneseñó en su día la teoría neoclásica, y hoy a desarrollado la economía conductual durante estos años se vive una “ilusión” en los mercados sobre la alta posibilidad de lograr un crecimiento sostenible y veloz de forma permanente gracias al alto crecimiento macroeconómico iniciado en los años anteriores, es decir, cuando las cosas van muy bien, la percepción de los agentes del mercado se distorsiona y proyectos de inversión que, en otras condiciones, serían considerados infructuosos, en estos casos se ven como buenos, lo cual da lugar a la acumulación de riesgos sistémicos.

PIB mundial 1992-2006:

Si entramos más a fondo en el sector financiero, otro punto clave fueron las titulizaciones, especialmente en USA, las titulizaciones eran contratos financieros que consistían en lo siguiente (trataré de explicarlo de la forma más sencilla posible, porque es algo un poco abstracto):

_Yo soy un banco y tengo derechos de crédito sobre diferentes personas/empresas (es decir, la gente me debe pasta). Por lo tanto estos derechos de crédito (donde también se incluyen las hipotecas) son activos en mi balance (bienes/derechos que yo poseo o que me deben y por tanto voy a poseer en una fecha determinada).

_Como siempre existe un riesgo de que no me paguen (riesgo de crédito en la jerga), yo cojo estos derechos y los vendo/cedo a una entidad llamada Fondo de Titulización, que se dedica a partir en muchos trozos esos derechos, mezclar esos trozos con otros activos y hacer paquetes con ellos (esto es titulizar), las obligaciones de esta nueva entidad están separadas de las del banco originador de los activos, así yo, como buen banco, abandono la responsabilidad sobre ellos y el riesgo de que no me paguen pasa a otro.

Lo mejor de esto es que el proceso puede ser el infinito y se puede retitulizar una y otra vez, ya que el Fondo de Titulización emite bonos de deuda como una empresa normal, bonos que podían ser comercializados.

Para más info, las titus están explicadas magistralmente en la película de 2016 La Gran Apuesta (The Big Short), peliculón. El libro de Michael Lewis que da nombra a la peli está en El gran hilo de Tabloide sobre economía y finanzas.

Muestra gráfica de las titulizaciones básicas (hecho por un niño pequeño…)

Esta estructura permitía que los bancos minoristas USAnos se quitaran el riesgo de crédito de encima y que los tenedores de los bonos ganaran mucho dinero, claro, siempre que se siguieran concediendo hipotecas (también había otros créditos pero principalmente hipotecas, ya que es el préstamo mayoritario en la banca minorista), además, los gestores de los fondos de titulización y los banqueros de inversión de llevaban un pastizal en comisiones con estas operaciones. A este modelo se le llamo “originar para distribuir”, ya que un banco concedía una hipoteca a un tipo un lunes y el viernes ya se la había quitado del balance.

La mala gestión de los riesgos por parte de entidades, superviores y reguladores también fue clave, puesto que se obvió completamente la fuerte relación entre el riesgo de crédito y el de liquidez, así como la falta de cantidad y calidad en el capital de las entidades.

II. Año 2007. Fin de ciclo, o la forma técnica de decir que se acabó la fiesta.

En finanzas (y en la vida en general) todo lo que sube tiene que bajar. En el año 2007, el tipo de interés interbancario habían ido subiendo debido, en parte, al crecimiento económico. Esto hizo que la gente ya no pudiera pagar sus préstamos, por ejemplo, si ahora empezara a subir el EURIBOR una barbaridad, todos los que tienen hipotecas a tipo variable pagar unos intereses mucho más altos. También es importante hablar de esta gente ya que los bancos , especialmente los americanos, habían estado dando préstamos a los, por ellos mismos denominados, NINJAS: No Job, No Income or Assets (sin curro, sin ingresos y sin bienes), básicamente estaban dando dinero a espuertas a gente que sabían que no se lo iba a poder devolver en el futuro, aunque ellos tenían la percepción distorsionada de que sí porque la cosa iba muy bien, como hemos comentado antes.

El caso es que los bancos se encontraron con un montón de auténtica mierda en sus balances, préstamos e hipotecas que no valían para nada porque la gente no se los iba a pagar, el mayor problema, es que, como has leído más arriba, todos estos préstamos estaban titulizados y retitulizados, por lo que todos esos bonos emitidos por los Fondos de Titulización también eran pura mierda y no se pagaban, esto hizo que absolutamente nadie quisiera comprarlos porque, evidentemente, ahora se habían dado cuenta de que eran una ruina cuando hace unos meses esas titulizaciones habían tenido un rating de AAA (según las agencias de rating, esas titulizaciones eran canela en rama, hasta ahora), esto llevó a un aumento brutal de la desconfianza entre los operadores del mercado interbancario y a que los bancos perdieran liquidez a ritmo brutal, puesto que no se fiaban entre ellos.

III. Año 2008. La quiebra de Lehman

Ante esta situación de cierre del mercado interbancario, los bancos se ven obligados a reducir activos, es decir, desapalancarse o, lo que es lo mismo, pasan a asumir 0 riesgos en sus operaciones ya que no tienen manera de financiarse, esto da lugar a un credit crunch, o lo que es lo mismo, se acabaron los créditos, 0 préstamos, bye bye, ahora me da igual que seas un NINJA o seas Warren Buffet, no le presto ni un chavo a nadie porque estoy acojonado por perder más dinerito, la consecuencia de una contracción crediticia es básicamente que la economía real se frena, no hay financiación para particulares: cae el consumo, caen las ventas, cae el empleo, etc.

Este año hubo varios acontecimientos históricos en USA, uno de ellos fue la quiebra de Lehman Brothers, uno de los bancos de inversión más grandes del mundo, en una decisión muy discutida, la Fed, que es como el Banco Central de USA, se negó a rescatar a Lehman, lo cual causó una conmoción en el mercado financiero mundial. Aquí entra de nuevo el concepto de riesgo moral, básicamente, no rescataron a Lehman Bros porque políticamente era inviable, la opinión pública no aceptaría que se rescatara a un banco para “ricos”, porque Lehman era eso, un banco de inversión en el que los ricos se hacían aún más ricos. Perderían mucha pasta sí, pero al fin y al cabo, eran ricos. No era un banco comercial normal en el que los ancianos y los currantes tienen metidos sus ahorros.

Esto de no rescatar a Lehman es irónico, puesto que rescataron a un montón de bancos, empezando por las dos mayores tenedoras de hipotecas del país, Fannie Mae y Freddie Mac, así como Bear Sterns, AIG, y otras tantas.

Sin embargo, “algo ocurrió al margen de la voluntad del anillo”, perdón, que me lío, la FED y el gobierno USAno (junto con todos los supervisores financieros nacionales e internacionales) metieron la pata, ya que no supieron ver la red bancaria que se había creado en todo el mundo, mediante la cual prácticamente todas las entidades financieras de gran tamaño tenían muchas operaciones entre ellas. Así que al bueno de Lehman le acompañaron bancos de medio mundo.

Ante esta situación, la Fed y el Bank of England deciden bajar los tipos de interés para que los bancos tuvieran más barato el dinero y tomaran prestado más, para tener así más liquidez, ya que entre ellos no se prestaban nada. A pesar de ello, el BCE (que es el que controla nuestra política monetaria), al contrario que sus colegas internacionales, decidió mantenerlos relativamente altos, en torno a un 3 y pico -que locos, pensaréis, así los bancos tendrán aún complicado financiarse-, -tenéis razón -os respondería el BCE- pero que se jodan- y es que, cuando se creó el BCE allá por 1998, su principal función no era otra que la de controlar la inflación, manteniendo una subida interanual del IAPC (índice armonizado de precios al consumo) del 2% más o menos, vamos, que al BCE le importaba poco la salud de la banca, su misión era que los precios no subieran más de un 2% al año, y para cumplir su misión, si había que subir los tipos, pues se subían y ya está.

Sin embargo, como era de esperar, esto no resultó tan bien como preveían por la conmoción que aún vivía el mercado interbancario y la dificultad a la hora de transmitir las medidas de política monetaria en los países de la unión, ya que la zona euro, aunque es una zona monetaria única, no es una zona monetaria perfecta, principalmente porque los países que la integran, como es lógico, estaban y están en fases del ciclo económico diferentes, lo cual significa que el nivel de los tipos de interés marcado por el Banco Central no les afecta de la misma manera. Si a esto le añades que el mecanismo de transmisión de la política monetaria (del que son parte fundamental la banca minorista y el mercado interbancario) está escacharrado, pues te encuentras con lo que va a ocurrir en Europa en 2010…

IV. 2010. Si algo puede empeorar, empeorará

Como ni la Fed, ni el BoE daban con la tecla para frenar la sangría, y en la Zona euro la cosa se iba poniendo cada vez más fea, el BCE decidió dejar de lado su mandato de política monetaria y preocuparse por salvar el sistema financiero, así que tomó las siguientes medidas:

  • En 2009, llego a bajar los tipos al 1%, lo nunca visto.
  • Creó un suministro de liquidez en otras divisas, manteniendo una línea swap con el Banco de Suiza.
  • Amplió la lista de activos admitidos como garantía de los bancos cuando estos iban a pedir liquidez. También amplió el plazo de las operaciones de financiación de los bancos (LTROs).
  • Desarrolló un programa de compra de covered bonds, conocidas en España como cédulas hipotecarias, muy usadas aquí.
  • Muchas otras medidas más difíciles de enteder y más largas de explicar que ahora mismo no interesan.

El BCE intenta estimular el mercado favoreciendo que los bancos obtengan liquidez. Por lástima, la cosa no mejora y, para amenizar aún más la velada, la desconfianza en el mercado interbancario comienza a trasladarse al mercado de deuda pública de los Estados miembros de la UE, ya que los inversores pensaron siguiendo esta lógica: si un banco cae, arrastrará a casi todos los demás, por lo tanto, Papá Estado tendrá que inyectarles una barbaridad de dinero para salvarlos, por lo tanto, más vale que las finanzas de cada Estado estén bien sanas; oh, vaya, las finanzas de los Estados están que dan pena, a lo mejor los Estados también acaban quebrando…

De este modo, los Estados van perdiendo capacidad de financiación porque nadie compra su deuda (bonos, letras del tesoro, etc) al no estar dispuestos a arriesgarse, así Grecia acaba pidiendo el rescate en abril de 2010, seguida por Portugal e Irlanda, esta desconfianza en las cuentas públicas y su efecto contagio dan lugar al siguiente círculo vicioso.

Ante este GRAN problema, y con media Europa al borde de la ruina, el BCE da un paso más allá en su programa de ayudas e inicia el Securities Market Programme (SMP), básicamente se lía a comprar valores de deuda a los bancos europeos, tanto privada como pública.

Evolución de los tipos de interés en la Zona Euro:

V. Años 2011 y 2012. Nuevos problemas.

En 2011, parece que las medidas no convencionales del BCE han relajado un poco las tensiones en los mercados, por lo que, tras un período de relativa estabilidad, decide volver a subir los tipos del 1 al 1’5%. Sin embargo, siguiendo la norma del título del apartado anterior, los problemas de confianza en las deudas públicas se extienden (y con razón) a España e Italia, esto es un problema más gordo, porque España e Italia son peces más grandes que Irlanda y Grecia, peces que pueden hundir el barco si tiran mucho de la caña, así que el BCE reactiva la SMP las ayudas que os expliqué antes y crea nuevas líneas swap con la Fed y con el BoE.

A estos problemas se le añade uno nuevo, a finales 2011 y principios de 2012, se produce una concentración de vencimientos de la financiación bancaria, lo cual reduce aún más la liquidez de los bancos.

Por otro lado, el BCE empieza a poner condiciones a los bancos sobre el uso que se le da al dinero que les presta, ya que los genios, en lugar de utilizar el dinero que se les prestaba para sanear sus cuentas y dar préstamos a la economía, lo invertían en deuda soberana, ya que el BCE se lo prestaba al 1% y la deuda española, por ejemplo, tenía una rentabilidad del 7% debido al tema que os comenté de la confianza.

Es en Junio de 2012 cuando el Estado Español solicita la asistencia financiera para recapitalizar su sector bancario, el famoso rescate a la banca, no me voy a meter mucho aquí porque quiero dedicarle un hilo propio en el futuro, básicamente os diré que existen dos tipos de rescates regulados en Europa, los totales, por así llamarlos, que son un rescate al país completo en el plano macroeconómico, como el de Grecia; y los parciales, que consisten en inyectar liquidez mediante una línea de crédito al sistema financiero únicamente, como en España o Irlanda, si os fijáis ambos llevan el nombre de rescate aunque se les cambie el apellido.

Es en este momento, con el miedo al hundimiento de nuestro querido país, cuando las tensiones sobre la caída del Euro y el resquebrajamiento financiero de Europa llegan a su máximo. Así que Mario Draghi, el presidente del BCE, también conocido como Super Mario (no he podido evitar dar este dato de vital importancia), da una rueda de prensa para soltar la siguiente bravuconada: “Within our mandate, the ECB is ready to do whatever it takes to preserve the Euro… And belive me, it will be enough”, básicamente Super Mario viene a decir que hará lo que sea necesario para salvar al Euro y, de hecho, el BCE inicia las OMT (Outright Monetary Transactions), el BCE apoya mediante la compra de bonos soberanos a corto plazo (1-3 años) en el mercado secundario, a cualquier Estado que solicite la ayuda financiera.

Realmente, la financiación estatal por parte del BCE está TOTALMENTE prohibida por el TFUE, el Tratado de Funcionamiento de la UE, es una gran línea roja para el BCE y, de hecho, esto fue denunciado por el Bundesbank, el banco central de Alemania, ante el Tribunal de Justicia de la UE (los alemanes siempre se han opuesto a que el BCE ayude a alguien que no sean ellos, no sé por qué…). El caso es que el BCE, para evitar saltarse la ley, lo que hace es comprar deuda pública en el mercado secundario, es decir, en vez de suscribirla directamente cuando el Estado la emite, se la compra en caso de necesidad al que se la compró al Estado previamente.

La activación está condicionada a que el Estado solicite previamente asistencia financiera al FEEF/MEDE (línea de crédito o rescate macroeconómico, como vimos antes). Para evitar el riesgo moral, el programa de ayudas está sujeto a una condicionalidad estricta orientada a que los Estados mantengan una disciplina fiscal y profundicen en reformas estructurales para corregir los desequilibrios macroeconómicos, aquí he de decir que es muy habitual ver a los medios criticando a la Troika, las condiciones de los rescates, etc. Pero si uno lee las condiciones del MoU entre España y la UE (publicado en el BOE), verá que las medidas presentadas son tremendamente sensatas y, de hecho, le hae a uno preguntarse porque no se estaban ejecutando antes de eso, o por qué nuestros gobernantes no las aplicaron hasta que vinieron a obligarles.

VI. 2013-2016.

No se me ocurrió ningún subtítulo.
En 2013 y 2014, el BCE reduce los tipos de interés al 0’05% y FMD hasta el -0’20%, este último dato significa que el BCE empieza a cobrar unos intereses del 0’2% a los bancos por dejar dinero bien guardado en el propio BCE, porque no encuentran demanda solvente y les sale más a cuenta tenerlo ahí depositado que dar préstamos u operar con él.

Además, el BCE extiende las subastas de liquidez, las LTRO (estas eran cosas que no os quería explicar antes por pereza, más que nada, básicamente es una forma más de dar dinero a los bancos), y compra bonos de titulización (nuestros viejos amigos), también amplía las compras de deuda y consigue que la prima de riesgo disminuya a mínimos históricos en todo el sur de Europa, de hecho, gracias a esta medida, últimamente España está incluso cobrando por la deuda emitida, cuando en 2012 pagaba en torno a un 7% en el bono a 10 años (si me equivoco aquí que alguien me corrija, por favor).

En marzo de 2016 y por primera vez en su historia, el BCE coloca los tipos de interés al 0%. Esta es la última bala del banco central, puesto que más del 0% no se pueden bajar. Y podemos ver como en los últimos años la inflación ha ido subiendo levemente.

Es en 2016 cuando Draghi dice que el BCE está al límite de su rango de movimiento, poco más se puede hacer (parece que el “whatever it takes” y el “it will be enough” se le estaban quedando un poco cortos…) y que es hora de que los gobiernos cambien su política económica y fiscal hacia otra más expansiva (sí, dijo expansiva, ¿la austeridad ya no se lleva o es que realmente no se llevó nunca? ¿O es que, como todo en la vida, las políticas austeras y expansivas tienen cada una su momento, sus ventajas y sus desventajas, y es absurdo defender a ultranza las unas o las otras?).

VII. Actualidad y consecuencias

La Fed lleva más de dos años subiendo tipos (ahora los tiene al 2 y pico), lo que está ayudando a mejorar la rentabilidad de los bancos americanos, puesto que la banca es esclava de los tipos de interés. Aquí en Europa, el BCE ha anunciado que comenzará a subirlos pronto, además, las LTROs y TLTROs están casi todas finalizadas, y están terminando los programas de compra de deuda (habrá que ver entonces que ocurre con las primas de riesgo de los estados periféricos de la UE).

Como consecuencias de la crisis tanto en Europa como en USA se han ido desarrollando una auténtica barbaridad de regulaciones nuevas al sector financiero, centradas especialmente en la supervisión y en la resolución y recuperación de las entidades, además de la gobernanza y el control de las remuneraciones de los directivos. Toda está nueva regulación ayuda, aunque lógicamente, como cualquier normativa, tiene sus pros y contras, y los seguirá teniendo mientras sigan olvidándose las enseñanzas de la teoría del capital y del interés: no manipular artificialmente los tipos de interés, no permitir que la banca se apalanque, y no permitir que el dinero sea una ilusión de números en una pantalla.

Otros efectos son la burbuja de activos financieros en la que, al parecer, vivimos actualmente, especialmente en USA, por los bajos tipos de interés de los años anteriores, esto explica, en parte, porque las acciones cotizan tan caras en general, al haber tipos bajos, los instrumentos de renta fija (como la deuda pública) dan muy poca rentabilidad, a esto también ha contribuido, por ejemplo, las compras de deuda del BCE, por lo que los inversores se van a los mercados de renta variable (bolsa) y, al producirse un gran aumento de la demanda, el precio de las acciones sube.

Por cierto, dejo aquí un grafiquito del tamaño del activo agregado de los principales bancos centrales y del BCE en particular, para que le deis al coco vosotros.

También quiero decir que todo lo aquí explicado parece sencillo pero la realidad de la época era distinta, es decir, que a toro pasado, todos somos sabios. Pero hay que estar allí para verlo venir, aunque hubo gente que lo vio venir y avisó.

Próximamente, a la vista de las votaciones en El gran hilo de Tabloide sobre economía y finanzas, hablaré de la Crisis en España, partiendo de lo que hemos visto aquí, la parte española es bastante más amena porque incluye batallitas de la banca y las cajas de aquí y tal.

Si os ha gustado, me alegro. Y os animo a comentar cuanto gustéis.


El gran hilo de Tabloide sobre economía y finanzas
El gran hilo de Tabloide sobre economía y finanzas
#2

me lo guardo para leer con calma


#3

Muchisimas gracias por la currada, has conseguido explicarlo de manera que todos los foreros podamos entenderlo. Esperando ya el hilo de la crisis española.


#4

Muy buena explicación y un gran texto. Sencillo y ameno.
Hasta ahora, por más que lo he mirado en mil sitios y he intentado entender lo de las titulizaciones de las hipotecas, no lo había entendido. Pero tu explicación me ha servido para comprenderlo perfectamente.
Los asuntos complejos se entienden mejor si se explican con claridad y sencillez.
Muchas gracias por haberte pegado esta currada y te animo a que sigas escribiendo sobre estos temas.


#5

Me alegro de que te haya gustado.

Si, las titus son todo un mundo, y hay muchos tipos y con objetivos diferentes, yo aquí explico el básico, el que se usaba en España hasta que se cerró el mercado de titus completamente, aunque eso lo explicaré más a fondo cuando haga el hilo de la crisis en España.

Gracias por leerlo y comentar :+1:


#6

Me parece un gran hilo. Lo he leído detenidamente y lo he disfrutado. A la espera de que te pegues otro gran curro explicándonos los entresijos de la economía.


#7

Genial, estos temas se me escapan por completo.
Pero me has ayudado a comprenderlo
Gracias


#8

Grandísimo aporte.
Espero con devoción el próximo episodio