La cultura de la culpa.

Buenas señores.
Les invito a que lean este artículo.
A mi me ha encantado.

5 Me gusta

Es basura muy bien elaborada. Si bien es cierto que existe una cultura de la victimización y el poco esfuerzo, no lo es menos que el sistema nos prefiere víctimas subvencionadas o responsabilizándonos del fracaso propio que cuestionando las reglas. La naturaleza no fabrica tantos humanos aptos para sobrevivir dignamente dentro de las estructuras de poder actuales.

La única obsesión del sistema es que no se cuestione ni controle su poder, y si andamos despistados en ideologías, culpabilidades y responsabilidades jamás veremos la madre del cordero: la sociedad civil carecemos de control frente al poder del Estado. Las reglas son esas.

6 Me gusta

Me parece un poco conspiranoicos, pero estoy en parte muy de acuerdo.
En otra no tanto, una frase que me encanta, y es contraría, ‘la suerte siempre me pilló trabajando’. La clave es la educación que damos a nuestros hijos

4 Me gusta

Gran aporte. El nick que tenía en un foro estaba en esa línea, un foro de gente privilegiada, que lo único que hacía era quejarse y al verlo y darme de alta adopté un nick que manifestara lo injustificado de la queja.
Por cierto, jamás he entendido lo de “mesa mala” me parece de subnormales profundos que crían subnormales profundos.

3 Me gusta

Hay tres factores que condicionan a todo ser humano: herencia (donde naces, comobte educan tus padres), azar (suerte, aleatoriedad) y voluntad (the will to act).

De los tres, solo podemos controlar la voluntad. El peso de cada factor depende de cada persona, y tan ingenuo es pensar que todo es herencia o suerte, como que todo es cuestión de voluntad. Consiste en hacer lo máximo con nuestra voluntad y intentar que los otros dos factores te sean lo mas favorables posibles.

9 Me gusta

De acuerdo, pero yo te pregunto, aunque no sepas la respuesta ¿Crees que influyen en la misma proporción o hay factores más determinantes?

2 Me gusta

Con permiso me cuelo.
Yo creo que la proporción de la suerte o la herencia son fundamentales.
Además, pueden ser determinantes llegando a obturar el factor voluntad.
Por ejemplo naces ciego, víctima de la Talidomida, te quedas en una silla de ruedas con 16 por un accidente de moto, etc. o por ejemplo naces en un poblado gitano y tu padre es el Vaquilla, eres el hijo de Juan Carlos I, naces en Uganda, tus padres son asesinos psicópatas y tienen a tus amigos destripados en el sótano.
Como bien ha dicho @AmancioOrtega sólo somos dueños de nuestra voluntad y si me lo permite, ésta se puede verse afectada por los otros dos factores.
Yo voy por mi cuenta en la vida, huyo de la esclavitud de un empleo “fijo” (aunque hoy domingo aquí estoy currando), pero he sido influenciado desde siempre para lo contrario. Un día tuve una revelación y con una niña de un año, otra de 6, piso hipoteca y toda la pesca, lo mandé todo a la mierda.
Ayer mismo hablando con unos conocidos trataban de buscarle la explicación a por qué lo hice. Me bombardearon con preguntas y a mi sólo me apetecía decirles “yo no soy como tu”. Pero eso no está bien y mejor me cayo y que me sigan tomando por loco.
Ella cajera en Carrefour y el empleado en un taller (y se consideran personas de éxito).

5 Me gusta

Voy a ser malo, pero, así trabajaba yo, navegando por la web

2 Me gusta

Y yo te voy a confesar que lo que estoy haciendo, tenía fecha límite el 30 de julio así que tampoco me voy a volver loco.
Pero es lo que tiene la procrastinación, y ser usuario de Tabloide.
:rofl:

1 me gusta

Yo creo que la voluntad es más del 33%, incluso naciendo ciego, puedes hacer lo que no hacen los que ven perfectamente

1 me gusta

Por supuesto. Habrá incluso quien te diga que con más motivo.
Pero me temo que puede condicionar completamente para la mayoría de las cosas importantes.

1 me gusta

En realidad, no podemos buscarle un peso específico a cada factor, porque cambia de una persona a otra completamente. Si te pilla un coche, ya puedes tener toda la voluntad del mundo. Y son famosos los casos de gente que lo logró todo y lo perdió todo. No, creo que solo podemos reconocer que esos son los factores que condicionan nuestras vidas, y que en función de cada uno pesan mas o menos, en una mezcla de azar y voluntad propia.

Dicho lo cual añado que, dado que lo único controlable es la voluntad, al menos en el mundo civilizado, este puede ser mas decisivo que otros, para bien o para mal. No creo que los chavales de una aldea perdida del África subsahariana puedan usar su voluntad para mucho.

4 Me gusta