La hoguera inmaterial de las vanidades


#1

A San Bernardino de Siena se le atribuye haber promovido una de las primeras hogueras. Parece ser que

En Polonia predicó contra los juegos de azar y las gentes quemaron todos los juegos de azar que tenían. Un fabricante de naipes se quejó con el santo diciéndole que lo había dejado en la ruina, y él aconsejó: “Ahora dedíquese a imprimir estampas de Jesús”. Así lo hizo y consiguió más dinero que el que había logrado conseguir imprimiendo cartas de naipe.
https://www.ewtn.com/spanish/saints/Bernardino_siena_5_20.htm
De este hecho dejó constancia
https://es.wikipedia.org/wiki/Agostino_di_Duccio (conocido además por ser el escultor que rechazó el bloque de mármol donde esculpió Miguel Ángel su célebre David)
en esta fachada
https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/7/73/IMG_0789_-Perugia-San_Bernardino%2C_di_Agostino_di_Duccio-1457-61-_-_Foto_G.Dall%27Orto-6_ago_2006-.jpg

Sin embargo, es más famoso Jerónimo Savonarola - también del S.XV - y sobre todo por una hoguera que promovió un martes de carnaval - que como todos sabemos es la víspera del miércoles de ceniza - (polvo eres y en polvo te convertirás) del siete de febrero de 1497.

Savonarola ordenó a la policía que buscara por la ciudad cualquier cosa que permitiera la vanidad o el pecado como tablas de juego, libros eróticos, peinetas, espejos, perfumes, cosméticos y ropa indecente (vestidos femeninos demasiado escotados, calzas masculinas demasiado apretadas) que fueron confiscados por la policía y echados a la llamada “hoguera de las vanidades”, una inmensa hoguera que ardía en la plaza principal de la ciudad. También se quemaron instrumentos musicales, cuadros mitológicos, algunos obras maestras del Renacimiento, libros con la poesía profana de Petrarca y Bocaccio, libros de los antiguos escritores clásicos de la civilización romana y griega de incalculable valor, por ser considerados inmorales.(Wikipedia)

No son pocas las personas que se han dedicado o dedican al mundo de la farándula e incluso de la política que se declaran vanidosos.
https://www.msn.com/es-cl/entretenimiento/famosos/alicia-machado-acepta-que-es-una-mujer-vanidosa-video/vp-BBFYYpc

Y bueno, la vanidad puede devenir de creerse bella la persona - lo cual puede ser debido en parte a los cumplidos que recibe -, o creerse mejor
que los demás (más inteligente, más hábil, mejor dotado físicamente y/o mejor capacitado para practicar la actividad a la que se dedica)
La vanidad no tiene buena prensa. Hay personas que aún siendo muy buenas en su campo, no son dignas de admiración debido a su vanidosa soberbia.

Otras sin embargo, resultan más admirables precisamente por su humildad, aún a sabiendas de que son excelentes. Cuando se les aplaude, se quitan mérito, atribuyendo sus triunfos al mérito de sus compañeros, de sus entrenadores, de sus maestros y/o de su familia.

image

Sentirse orgulloso de los logros conseguidos es lícito. Siempre que se tenga presente que el mérito no es sólo privativo del individuo, que también es mérito de la evolución de su especie, de la sociedad a la que pertenece y de sus progenitores. Si eso se obvia, el orgullo se eleva un peldaño y pasa a ser soberbia.
La vanidad tiene además un componente extra. Aunque debería decir que no tiene, o sea: carece de ese componente. Me explico:
Vanidad es soberbia sin consistencia.
No es agradable un individuo que sea soberbio porque ser el más fuerte, el más hábil, el que más corre, el que mejor canta o el que antes resuelve un problema; el que ha construido los mejores edificios o ha pintado o esculpido lo mejor; el que mejor maneja un instrumento musical o el mejor director de una orquesta; el que ha inventado algo nuevo y útil para la sociedad.
Que se sienta orgulloso es lícito, repito. Que se ensoberbezca, es desagradable. Aunque sus logros sean reales y evidencien que el creador posee una inteligencia extraordinaria.
Una inteligencia extraordinaria se puede también detectar o suponer en el campo intelectual o científico.
El descubridor de un teorema, de una Ley universal o una teoría; por ejemplo.
Vanidad es creerse mejor que los demás, sin tener nada que pueda demostrarlo; nada que ofrecer o aportar a la mejora de las condiciones de vida de los demás.
Vanidad. Fatuidad. Banalidad.
Las hogueras de la vanidad del S.XV quemaban signos externos de vanidad. Eran cosas materiales. Valiosas para sus poseedores, perniciosas para sus fanáticos detractores y sus fanatizados seguidores; que, cegados por sus creencias; anteponían su fe y su esperanza en un hipotético futuro mejor a la mejora de la realidad que les tocaba vivir.

Ignoro cómo en aquella época, como en otras anteriores y muy antiguas; se acumulaban riquezas en las manos de unos pocos, mientras la inmensa mayoría de la población carecía de recursos; aunque puedo imaginar que no fueron nunca las virtudes de los ricos las que les proporcionaron su riqueza. A no ser que sus virtudes fuesen: soberbia, avaricia, lujuria, ira, gula, pereza y/o envidia.
Y las de los pobres: humildad, generosidad, castidad, paciencia, templanza, diligencia y caridad.

Y seguimos igual. A pesar de las revoluciones políticas e industriales, a pesar de los cambios en el pensamiento y en las costumbres; sigue habiendo gentes que acumulan bienes materiales mientras otros carecen de lo más básico de la pirámide de Maslow.


Y me pregunto: ¿Qué hoguera puede quemar las vanidades inmateriales?
La hoguera capaz de quemar esas vanidades, debe ser de su misma naturaleza: inmaterial. Esto es: el pensamiento.
Un pensamiento que nos dirija - que dirija a la Humanidad, o, al menos, a parte de ella, a la Sociedad Occidental - hacia otros derroteros.
Para ello, mientras damos tiempo y espacio a que surja un cerebro privilegiado que nos muestre el camino; debemos mantenernos firmes en nuestras convicciones y no sucumbir al intento de quienes nos quieren cambiar la mentalidad; mientras no veamos clara y palpablemente que nos conviene el embarque. Mientras no nos demuestren que esta “ingeniería social” va a mejorar las condiciones de vida de la especie humana.
Tabloide en ese sentido es un refugio de irreductibles.
image

¡Viva Tabloide!


#2

Gran post. Muy currado. Enhorabuena.


#3

Buen post y gran final de post!!


#4

Muy buen post, para leer relajado


#5

Gran post, te fecilito por el trabajo.
Y joder que viva Tabloide :ok_hand:


#6

titojavi919h
Gran post. Muy currado. Enhorabuena.
Leide9h
Buen post y gran final de post!!

AlanParsons9h
Muy buen post, para leer relajado

Darkreul7h
Gran post, te fecilito por el trabajo.
Y joder que viva Tabloide :ok_hand: