La maldita generación Netflix


#1

Se podría desarrollar una gráfica inversamente proporcional a la cantidad de horas que le dedica alguien a cumplir el cupo de sus responsabilidades, si es que tan siquiera las tiene, y las horas ingentes que le echa a las series desde que se abonó a Netflix.

Es muy curioso como el mundo de las series o incluso del cine se ha ido desarrollando de tal manera que se engloba dentro de la cultura. Se han equiparado a la lectura. Es cool dedicarle al día cuatro horas a ver series mientras no tienes trabajo alguno y tampoco pretendes buscarlo. Estás viendo series, pero ahora es como si leyeses a Umberto Eco o estuvieses aprendiendo a tocar el arpa. Te engloba dentro de un noble club de gilipollas que pueden pasarse las tardes enteras delante del televisor para salir a la calle a seguir hablando de lo que ven en sus televisores. Y ojo, que en ningún momento digo que engancharse a un producto televisivo sea negativo, el problema es que la mayoría de todos ellos son seres improductivos que se hacen creer a ellos mismos que están engordando su currículum por ver The Walking Dead en versión original, como si de ello fuesen a sacar el mismo rédito que un master bilibgüe en Cambridge.

Son los mismos que repudiaban a los que ahora se llaman gamers, con la diferencia de que estos gamers jugaban cuando habían terminado todos los deberes que les mandaban en la ESO. Ahora no tiene ningún mérito social quedarte en casa el viernes viendo Netflix, ahora no. Son los mismos subnormales que medían la hombría en quién llegaba más tarde a casa al salir de fiesta. Y repito que no me refiero con esto a la totalidad de sus suscriptores, y aunque a lo mejor sólo me pase a mí, les pido que miren a su alrededor y analicen un poco a sus allegados y a como pueden permitirse la zafiedad de hablar de una cantidad abismal de series, con todas sus amplias temporadas y todos sus capítulos cuando siguen en casa viviendo a mesa puesta y mesa quitada.

El culmen es cuando alguien suelta la mejor de todas las perlas: “Al principio es flojilla pero a partir de la cuarta temporada mejora muchísimo.” Es para cagarle literalmente en el pecho. Dedicarle cuatro jodidas temporadas a 13 capítulos por temporada y a una hora por capítulo para empezar a decir que ahora sí que le está gustando. Lo más gracioso de todo es cuando cambias de tema y te sueltan que no, que no hay trabajo de lo suyo.

El target al que va dirigido Netflix es sencillamente carnaza, jóvenes ociosos de los que se creen vivir bien informados porque tienen Twitter. Apolíticos, progresistas, o lo que es lo mismo, neocomunistas disfrazados de equidistancia política. Gente que cojea siempre del mismo pie y que empatiza fácilmente con las gracietas en contra que intentan ridiculizar lo tradicional y más conservador. No contentos con todo ello han tenido que sumarse al bando terrorista. Se nota que ni ninguno de ellos ni de sus familiares están entre los casi mil muertos de la banda terrorista de ETA.

Netflix es otro altavoz más del Marxismo Cultural, un importante elemento de esa socialización secundaria donde los jóvenes se sienten más influenciados por los medios de comunicación y la publicidad de las grandes empresas.


#2

¿Ya se te acabó el mes gratis?


#3

Esta gente en Norteamérica son puro SIDA:

Aquí no iban a ser diferentes. Boycott ad eternum.


#4

En realidad casi la totalidad de los gamers son chavales de entre 17 y 22 años que han dejado de lado estudios para dedicarse (o intentar dedicarse) profesionalmente a jugar. Son pocos los que compaginan estudios y gaming debido al excesivo numero de horas entrenando/compitiendo, disponibilidad y flexibilidad que necesitan. En algunos casos es una buena decisión ya que la carrera de un gamer es relativamente corta (hasta los 23-24) y en ese periodo han podido amasar cierto volumen de dinero que luego les permita costearse por su cuenta volver a los estudios más tarde.

En cuanto a Netflix, si es una plataforma multimedia enfocada mayoritariamente para la juventud parece lógico que la única responsabilidad de ésta sea hacer lps deberes. En verano ni eso. Supongo que antes no se veía la tele y que Vigilantes de la playa, El príncipe de Bel Air o El coche fantástico triunfaba porque lo veía gente de 40 años al llegar de trabjar.

La crítica a Twitter también es muy gratuita. Ya que puedes elegir a quien seguir, algunos TL están llenos de contenido que o te deriva a otras páginas (artículos, vídeos, libros…) o forman un hilo de tweets bastante extenso y rico en contenido


#5

El nuevo opio del pueblo… “Pan, toros y Netflix”


#6

Arriba y abajo
Los Roper
vs
Estas basuras


#7

Grandes. Ambas.

Y en el lado del entretenimiento puro y duro, sin mayores pretensiones que las de evadirte del día a día, unas cuantas más también -de diverso tipo y pelaje-:


#8

Glorificar al infame amigo de Felipe González, el megacriminal Escobar, y que sea seguido y querido con devoto fervor por el lumpen del joven español medio (izquierdoso de 20 a 45 o más allá), define exactamente la escoria en la que vivimos


#9

Creo que no hemos visto la misma serie, en la serie de Narcos la verdad es que Pablo Escobar no crea ningún tipo de empatía, no es un personaje simpático en ningún momento.


#10

En primera instancia, me gustó mucho el concepto de Netflix porque ofrece un catálogo moderadamente generoso a un precio módico. Dentro del devenir de la “cultura de internet” me pareció muy OK el planteamiento.
Dos años después, aborrezco todo lo que has dicho. Trabajo con personas que dedican un mínimo (UN MÍNIMO!!) de 2 horas diarias a ver series, que han entrado antes un lunes para salir antes y poder ver GOT y que puede que no sepan mucho de muchas cosas, pero las temporadas y los capítulos y las tramas se las conocen al dedillo. Me parece escalofriante la cantidad de tiempo invertida en eso.
A mí me encanta el cine. Es una de las cosas que más me gusta en el mundo e intento ver como mínimo una película por semana. En este sentido me viene muy bien Filmin y es un capricho que pago encantada. Pero aun así, no entiendo de dónde saca la gente el tiempo para ver un capítulo de una hora por día, en serio. Y no me sirve “mientras ceno” porque no me cuadra que mientras cenas seas capaz de ver una temporada por semana. Además… ¿no hablas con la/s persona/s con las que cenas? ¿No aprovechas para terminar de hacerlo y coger el móvil y mandarle a tu madre un whatsapp diciendo que la quieres?

No puedo, en serio. Es que me repatea. Y me repatea además el uniforme netflixiano de camiseta raída y pantalones cortos en la oficina.


#11

También está la gente que le preguntas si has visto tal o cual película y te responde “yo sólo veo series”. De patada en la boca.

Para mí el catálogo de Netflix se divide a grandes rasgos en dos tipos de contenido.

1- Películas buenas/clásicos que ya has visto y no te apetece volver a ver (10% del catálogo).

2- Basura posmoderna, insulsa, ideológica (90% restante)

De vez en cuando ponen algo bueno pero te lo ventilas rápido y hasta que vuelvan a poner algo decente pueden pasar semanas o meses. La serie de Narcos tenia su aquel gracias a Wagner Moura, el actor que interpreta a Escobar, es un gran actor (ver Tropa de Élite 1 y 2 para más señas… ambos peliculones interpretados por él), y le da mucho carisma al personaje. Al margen de esto la serie como mucho “se puede ver” (lo cual no es poco teniendo en cuenta el panorama).

Lo de “fe de etarras” me aventuro a interpretar que es una serie que van a hacer sobre la ETA, no había escuchado nada hasta el momento pero el cartel debo decir que es los más asqueroso y repugnante que he visto en mucho tiempo, hasta estaba dudando de si era un montaje.


#12

Chistoso, pero jamás he estado abonado.

No lo entiendo así. Está claro que Twitter depende de a quién sigas, pero estamos hablando de lo que ha creado el efecto Twitter. Es como cuando actuaba el Sindicato Manos Limpias. Durante años consiguieron la credibilidad suficiente como para presentar una querella y ganarse de antemano la razón del pueblo. Twitter es igual, entre los jóvenes da la sensación de que quien tiene Twitter vive bien informado, siga a quien siga, simplemente por leer el RT que ha hecho alguien de una foto manipulada de algún tuitstar.

No lo ha creado en ti, ni en mí, que somos medianamente racionales. Hay una gran caterva de jóvenes que quieren ser como él y no hablo de niños que quieren ser como Cristiano Ronaldo o Messi, hablo de personas que ya deberían llevar unos añitos cotizando. Por lo menos yo los he conocido.

Ojalá fuese sólo un capítulo al día. De hecho se terminó formalizando el concepto "binger" para hacer referencia a tragarse una serie del tirón. Hablamos de horas y horas de ocio reconvertidas en cultura.

Según he podido leer, glorificando a ETA.


#13

Hay una cosa que odio todavía más de Netflix y es lo que ha creado entre sus consumidores. No hay momento en el que me siente con colegas en un bar a tomar algo en el que no se pongan a hablar de series que ven en Netflix y además tengo la sensación de que creen tener conversaciones elevadas intelectualmente.

Por lo demás gran parte del contenido más mediático de Netflix viene a destrozar los valores tradicionales.


#14

Yo también. He visto conversaciones sobre GOT que hablan del guión como si se tratase de la última disertación sobre los orígenes de la crisis capitalista a manos de Adam Smith.


#15

Ese es el Síndrome de HBO. Está prohibido decir públicamente que una producción suya sea una auténtica basura.


#16

Lo secundo completamente. Si no ves Netflix no estás en la onda. A mí cada vez que me preguntan si he visto tal o cual serie siempre respondo lo mismo, “No, porque trabajo.”


#17

Habla el hijo de Pablo Escobar: “Netflix ha convertido a mi padre en un héroe para el mundo”


#18

Lo estaba buscando y no daba con él. Me acuerdo de haberlo leído. Gracias por el aporte.


#19

Yo dejé de usar netflix hace meses porqué tampoco había nada de calidad por allí. Creo que incluso las valoraciones de las películas, o series que hay en la pagina estan puestas al gusto de Netflix, ya que hay peliculas que son mas malas que el cancer, y estan valoradas con 5 estrellas, luego te vas a Filmaffinity, o cualquier pagina del estilo, y esta película que en netflix está valorada en 5 estrellas allí esta bien valorada con 6/10, etc. Eso sobretodo sucede con las películas originales de netflix, que todas son malisimas y todas estan valoradas como un peliculon.


#20

Como ganar pasta compartimentando gustos de White trash

http://ebusinesshoy.com/por-que-como-netflix-mantiene-cautiva-su-clientela/