"Manspreading" o desparrame masculino


#1

Manspreading” (pronunciado en inglés /ˈmansprɛdɪŋ/) es un anglicismo que se refiere a la práctica de algunos hombres de sentarse con las piernas abiertas en el transporte público, ocupando con ello el espacio de más de un asiento.

…pues es que llevo unos días escuchando este tema así como un “run, run” de fondo y de repente he visto una publicación en Facebook (…esa cosa a la que uno entra cuando está en el baño, principalmente) en lo que ya viene siendo una cruzada a cómo nos sentamos los hombres (no me jodas!) en los espacios públicos, principalmente el transporte.

Al parecer esta “cruzada” (no de piernas) viene iniciada en ciudades tales como Tokio o Nueva York y ahora se ha unido también Madrid (olé!) y tiene su origen en foros feministas que quieren acabar con la manera (“masculina”) en que nos sentamos.

No sé si será un tema cultural (pero se ve que no), algo que esté en nuestros genes, por una cuestión de comodidad (a mí me lo parece), o porque le salga a uno de ahí sentarse como quiera…

Y ojo, que no me refiero a tirarse uno en el asiento con dejadez, como si te esparcieras sin energía, hablo de una manera de estar pero de “saber estar”, de poner el tobillo sobre la pierna contraria, de sentarse con las piernas separadas (imagino que una mujer se sentaría de la misma manera si no se le hubieran dicho desde pequeña que “esa manera de sentarse no es de señoritas” -sin tener en cuenta la falda-) puede que, ocupando / invadiendo el espacio del otro pero respetando las normas de civismo y el sentido común.


#2


#3

Nos vamos a la mierda con tanta permisividad a la inquisición progre-guay. Ya nos dicen hasta cómo colocar los huevos. ¡Diles a ella cómo hacer nada con su cuerpo!

Que esta gente tenga voto …


#4

Entonces los gordos y sobre todo GORDAS… no van a poder hacer uso del transporte público por que ocupan mas espacio?


#5

Al contrario, al ser una minoría vas a tener que levantarte y dejarles tu sitio para que se desparramen en dos butacas…

Pronto si no nos ponemos las pilas estaremos obligados a llevar sujetadores para aprender el sufrimiento que el patriarcado ha impuesto a las pobres féminas…


#6

Desparrame masculino, decian…

Como mujer, todo esto me parece de sociedad de atontados y atontadas (así soy politicamente correcta). Y el artículo de eldiario… mejor me callo. Con feministas como las de ahora, mal futuro nos espera precisamente a las mujeres, porque an algún momento la gente se va a cansar de tanta tontuna y va a pivotar al lado contrario.


#7

Exacto


#8

Manspreading y lucha contra Jorge Cremades como baluarte del empoderamiento feminista


#9

El día que me entere que esto de sentarse con las piernas abiertas (dando absolutamente igual si es mucho o poco) era machista pense que a las feministas se les estaba empezando a ir la pelota, pero es que despues he leido por internet cosas como que explicar algo a una mujer o meter las manos en los bolsillos del pantalon tambien es machista y ya pienso que es que nos hemos vuelto gilipollas definitivamente.

¿Qué va a ser lo próximo considerado machista? ¿Ver el futbol? Esto se nos esta yendo de la manos.


#10

Señores, la merma da para lo que da. A ver si os creéis que el apelativo está puesto al tun tun. Si estás mermao, no das para más. Y esto es lo más que da esta gente. Estas subnormalidades.

El Detector de Merma es un aparato muy necesario en estos tiempos que corren y este tipo de iniciativas hace que se encienda la luz roja del detector prácticamente desde el infinito.

Lanzo una pregunta al aire:

Si yo (varón blanco heterosexual y por lo tanto machista y fascista desde el día que nací) abriendo las piernas ocupo en el asiento exactamente la misma longitud que una gorda feminista lesbiana votante de Podemos con las piernas cerradas, ¿estamos los dos ocupando el espacio vital de las mujeres en el metro, o sólo yo?

Que me responda alguien, por favor, que no sé si podré dormir esta noche dejando este tema sin resolver.


#11

Van Damme


#12

Deberíamos abrir un hilo con sus vídeos…y deberían poner una calle con su nombre en cada ciudad.

Nos están estigmatizando a marchas forzadas


#13

Están de atar. Si alguien no pone freno a esto acabarán convirtiendo la política en algo parecido a un antro de lesbianas a última hora.


#14

La tendencia femenina, resultado sin duda de la educación, es juntar las rodillas cuando están sentadas. Que un tío a su lado se despatarre porque tenga el síndrome de los cojones grandes debería ser motivo de alegría: ¡así encajan a la perfección y él da prueba fehaciente de no ser un eunuco!


#15


#16

¿En serio van a venir a decirme cómo debo sentarme?
Me siento como me sale de los cojones, nunca mejor dicho.


#17

Por supuesto, no te quepa duda.


#18

No sé si se verá bien pero es una joya :ok_hand:

El típico.


#19

Ese lo que quiere es un polvo fácil.


#20

Pues nada, una tontería más del feminismo como el mansplanning ese. Ante estas cosas solo hay dos posibilidades:

-Reírse en su cara, que sería lo más normal del mundo, pero en los tiempos que corren te puedes buscar la ruina.

-Inventarse un womanspreading y decir que el tinte del pelo, el perfume , el maquillaje y cosméticos que llevan las mujeres en el transporte público te irrita las mucosas, los ojos y te pica la garganta.

Yo no podré sentarme agosto pero ellas se maquillarán al llegar al trabajo. La cuestión no es joder por joder, es hacerle ver a la sociedad que no somos iguales y cada sexo tiene sus cosas buenas y malas