Masonería: pistas sueltas

illuminati
masonería
idealista
arquitectura
masonazos
madrid

#103

Hoy andando por Paseo de la Castellana repare en la fachada del edificio que ocupa el número trece. Sobre el portal hay un sello con el fénix de dos cabezas, dos dragones y dos rosas a los lados. No se si se verá bien el detalle porque era de noche e hice la foto con el móvil…

A ver si entre todos hacemos una investigación como con el palacete de idealista…


#104

@TrumanCipote yo he estado dentro “recientemente”. Me dio por hechar un CV cuando cuando termine el doctorado y me llamaron para hacer entrevistas. En concreto era para un puesto de programador en C++ pero lo rechace porque el trabajo era en getafe y soy de la zona norte. La verdad que ahora que lo pienso fue un poco raro. A parte del mangoneo típico de cuanto quieres cobrar y esas cosas, recuerdo que me contacto personalmente el “director” para concertar una segunda reunión y le dije que al final nada. Eso fue a finales de 2017 y aun hoy en día me siguen llamando de vez en cuando… cosa rara ya que quede mal con ellos. O mi CV es muy bueno o están desesperados buscando a gente que sepa programar. A lo mejor debería hacerles más caso si me llaman otra vez…

Recuerdo que el edificio tiene un ascensor de los antiguos tipo “aquí no hay quien viva”. Yo fui a la planta 4. Empresa de RRHH Roger Walters. Veo que no aparece el cartel. Creo recordar suelo ajedrezado pero no estoy seguro.

Me llamo la atención que al salir del ascensor había dos puertas, ambas en el centro, una escorada a la izquierda y otra a la derecha. Me llamo la atención porque después, una vez dentro, conprobé que ambas puertas dan al mismo pasillo … (¿que sentido tiene entonces?) por lo demás me pareció todo muy normal. Oficina que ocupaba toda la planta con mucho movimiento. Por cierto, esta empresa contrataba a ejecutivos e ingenieros (yo iba por lo segundo)


#105

Me ha picado la curiosidad…

Esto es lo que he encontrado en idealista;

https://www.idealista.com/inmueble/82390310/

Parece que la empresa de RRHH ya no está allí. Las fotos que hay en idealista son de la fachada, y el interior de lo que eran los oficinas (me parece que es exactamente donde estuve)

El edificio es de 1940 (tiene 79 años según idealista) y pertenece actualmente a Knight Frank Oficinas (nombre estrambótico con caballero de por medio).

Esta es la URL: https://www.knightfrank.es/properties/comercial/en-alquiler/po-castellana-13-madrid/spn1622a


#106

Sorprende lo bonito que es por fuera y después por dentro es totalmente mediocre


#107

La fecha es cierta, según el catastro fue construido en 1940.


#108

El escudo de la República Democrática Alemana.

svg


#109

Como un IKEA dentro del Palacio Real.


#110

El escudo de la República Democrática Alemana que acaba de poner santifesti me ha recordado a la foto de Alberto Garzón haciéndose una paella que vi hace tiempo, lo que ocurre es que la primera vez que la vi no la relacioné con la masonería. La foto es esta:

He acudido a su twitter para ver las últimas payasadas que ha publicado y bingo. Triángulo rojo en el saludo y en el nombre:


#111

A este imbécil no le hace caso ni la masonería, siempre ha sido el último elegido en las pachangas de fútbol en el parque.


#112

Ese tooooonnnto no sabe lo que es una paella. Igual que no sabe lo que es trabajar.


#113


@TrumanCipote al presidente interino Juan Guaidó se le escapó este like a un tweet

Os doy este link sobre la masonería Venezolana y su relación con personajes de la izquierda de ese país.

https://www.monografias.com/trabajos97/mis-17-anos-francmasoneria-universal-familia-venezolana/mis-17-anos-francmasoneria-universal-familia-venezolana.shtml


#114

Creo que lo del triángulo rojo invertido era porque los ¨natsis¨ ponían a los comunistas ese símbolo en los campos de concentración… como dice Cuttlas, a este tío no le quieren ni en la logia


#115

No voy a poder responder demasiadas preguntas pero si os gusta el tema os puedo subir dos o tres fotos de mi casa, de un par de cosas que quedan, antes era de un masón, yo quite varias cosas e hice una obra aunque antes Le hice fotos, eso si son fotos de las de antes, de carrete.


#116

¡Súbalas!


#117

los 80’s fueron muy oscuros hasta que los oscuro se convirtió en cotidiano y anodino, un ejemplo este videoclip de Tino Casal, riete tú del marxismo cultural que se vive ahora.

:mostolemos5:


#118

Joder y yo que pensaba que este tipo de vídeos los había inventado “El Guincho”

:que:


#119

Tengo mucho que contar en este hilo porque no he tenido tiempo de sentarme a escribir y no sé si es que la masonería me persigue o si es que está en todas partes pero cada día descubro algo nuevo. Son en realidad 3 actualizaciones, hoy haré la primera.

Cuando salió el último vídeo de la Ramera de Babilonia, me puse a investigar quién había dirigido y producido el vídeo y me encontré con una productora de contenidos llamada simplemente “O”. No sé a qué se refieren con “creative studio” no sé si es una especie de Think Tank satánico detrás de la imagen de las marcas o si únicamente producen contenido audiovisual. También se puede especular si la O viene de “ojo” o si viene más bien de “ojete” de “ano” de “sodomía satánica”:

Este es el logo de la productora:

20

Orto no solamente produce los satánicos despliegues audiovisuales de la satánica Rosalía sino que están detrás de la imagen o de las campañas de otras firmas internacionales desde Mtv a Lobountin. Casi todo lo que producen es gnóstico/satánico. Ejemplo:

Pues una de las marcas que aparece en su web es Aristocrazy, esa joyería barata pero moderna. Nunca me había dado por fijarme en lo que venden pero desde que vi sus campañas en la web de Ojete he estado más pendiente. Esta semana cambiaron el escaparate. Este es el escaparate que tienen en El Corte Inglés de Serrano


#120

Hoy, como me pillaba de paso, pasé por el Aristocrazy que hay en el centro de Valencia y me puse a ver el escaparate, las joyas, etc, y me he encontrado con más simbología masona, como serpientes, el ave fénix, etc.


#121

Hace un tiempo, hice un aporte en este hilo sobre la posible relación del sector editorial con la masonería. Básicamente consistía en vincular el grupo editorial Anaya con el fenómeno en atención a los posibles símbolos masónicos que ocultaban los logos de las distintas empresas que conforman el grupo. Decidí eliminarlo, con la intención de publicarlo más adelante mejor terminado.

La cuestión es que, después de indagar un poco más sobre el tema, creo que va a ser mejor ir publicando poco a poco lo que voy conociendo. Como la historia es compleja, creo que lo más sencillo es conduciros por el mismo camino por el que me han llevado las distintas pistas que he ido encontrado. Esta siendo un viaje muy interesante a lo largo del siglo XX. La entrada en concreto trata sobre la masonería y el control de los medios de comunicación antes de la Guerra Civil Española, a cuyo estallido contribuyeron mucho. Si resulta de interés, intentaré ir ampliando la historia.

Alguno recordará que a principio de los 90, el grupo editorial Anaya lanzó al mercado el diario “El Sol” . Fue muy comentado en el momento, ya que resultó ser un proyecto muy ambicioso, tanto por la inversión en nuevas tecnologías y el equipo humano empleado, como por su inspiración: el diario "El Sol” que fue publicado en España entre los años 1917 a 1939 y que muchos han calificado como el mejor periódico español de todos los tiempos

(https://www.elespanol.com/economia/medios/20171202/266473493_0.html).

La trayectoria del diario de los 90 fue muy breve, apenas vivió dos años. Los malos resultados económicos y el difícil entendimiento en las esferas directivas lo llevaron al cierre. No obstante, me resultó muy interesante la voluntad de Anaya de emular aquel famoso diario.

Bueno, pues este diario, “El Sol” publicado en 1971, es el hilo inicial del que tiré para desenredar toda la madeja. Obviamente, lo primero que hice al saber de la existencia de este periódico fue buscar información al respecto.

(Quien tenga curiosidad, puede consultar un ejemplar en la hemeroteca de la biblioteca nacional)

No sé si se aprecia bien el gráfico. Se trata de la cabecera de dicho diario. La simbología me resultó más que llamativa. El sol emergiendo entre dos columnas etc. Así que decidí indagar más. Su fundador fue el empresario Nicolás María de Urgoiti, seguramente una de las figuras más influyentes y menos estudiadas del primer tercio del S.XX.

¿Y por qué le considero una de las figuras más importantes XX? Pues porque este hombre controló el mundo editorial durante un periodo decisivo de nuestra historia: las tres primeras décadas del siglo XX. En pocas palabras, la sociedad española leía en los periódicos lo que él decidía.

¿Y por qué le considero uno de los grandes desconocidos? Porque, pese a su influencia, ha sido una figura muy poco estudiada. Existen muy pocas biografías sobre él. Las que he tenido oportunidad de leer presentan la imagen de un luchador, idealista, preocupado por el pueblo español y comprometido con los ideales liberales. Y no digo que no fuera todas esas cosas, pero seguro que se dejan en el tintero otros aspectos y cualidades de su persona.

Especial mención merece el trabajo de Mercedes Cabrera Calvo-Sotelo publicado en 1994, pues ha servido de base a algunos artículos académicos serios que existen sobre Urgoiti. Se trata de una obra muy poco objetiva, lo que no sorprende si tenemos en cuenta su filiación política (fue ministra de educación de Zapatero) y la editorial en la que publica: Alianza editorial que desde 1989 pertenece a grupo Anaya (sin comentarios).

A muy grandes rasgos, esta es la historia de tan ilustre empresario.

Pues bien, en poco más de una década creó un monopolio en el ámbito de la producción del papel con una importante y lógica repercusión en el mundo editorial. Por lo que hace a la industria del papel, “La Papelera Española”, empresa que dirigió de Urgoiti desde sus inicios hasta principio de los años 30 constituyó un verdadero Trust tango horizontal como vertical consiguiendo imponer una disciplina de precios que tuvo especial repercusión en el mundo de la prensa escrita. Por si no ha quedado claro, se convirtió en el principal productor de papel utilizado para la publicación de periódicos.

Pero lo verdaderamente importante viene ahora, además de controlar la industria papelera participó muy activamente en el mundo editorial, ya que creo, por un lado, y adquirió, por otro, muchas de las más importantes publicaciones de la época. Pues bien, la influencia que ejerció en la sociedad española por medio de estas publicaciones fue tremenda.

Pero además de ser el rey de la prensa escrita, lo fue también de la edición de libros. Fundó la editorial Calpe, que luego fusionó con Espasa. Vamos que fue el padre de una de las pricipales editoriales en lengua española a nivel mundial: Espasa-Calpe.

Pero ahí no acabó su labor, ya que, además de controlar importantes publicaciones escritas, también creo su propia agencia de noticias con las que nutrir tanto a éstas como a las publicaciones de la competencia, la agencia Febus.

Pensad un momento el poder que acumuló Urgoiti: prácticamente todos los rotativos del país tenían que proveerse de la Papelera Española. Y obviamente condicionó el mercado editorial a su favor mediante una politica de precios nada favorable a sus competidores.

Alguno habrá pensado “y si Urgoiti vendía el papel caro ¿por qué no lo compraban en el extranjero? Donde además estaba muy barato debido a la I Guerra Mundial. Pues porque la importacion de papel soportaba fuertes aranceles, por lo que la compra en el extranjero no era una solución. ¿Y quién era ministro de Hacienda? Santiago Alba, cuya proximidad a la masonería ha sido probada -cartas de agradecimiento por el trato de favor a algunas logias- pero no su pertenencia - nunca apareció su nombre en un cuadro lógico-.

Esta situación obligó a muchos periódicos a llegar a acuerdos con Urgoiti como, por ejemplo, nutrirse de su agencia de noticias para conseguir un tratamiento económico más ventajoso. Con lo que la competencia fue también utilizada como púlpito para difundir sus noticias.

Y si los diarios importantes de la época como ABC o El Imparcial tenían serias dificultades para sobrevivir bajo su hegemonía, la sumisión de las pequeñas publicaciones locales o provinciales que vertebran muchas comunidades estaba asegurada.

En resumidas cuentas, en España se publicaba y se leía lo que Urgoiti y sus colaboradores decidían.

¿Y cuál era la linea editorial de sus principales publicaciones? liberal, antimonárquica y anticlerical y, por supuesto, comprensiva con la cuestion catalana y vasca.

Por lo que hace al nacionalismo vasco, su estrategia merece especial mención. Urgoiti, de origen vasco, siempre se declaró español. Pero su socio en La papelera Española (no olvidemos que esa es su verdadera fuente de poder) Rafael Picavea fundó el periódico el Puebo Vasco, que obviamente recibía un tratamiento muy ventajoso de la empresa matriz. Pues bien, el nacionalismo vasco, en uno de sus momentos más bajos, encontró cobijo y continuidad gracias a esta publicación. De hecho, los nacionalistas le están tan agradecidos que hasta hace poco existía una beca de estudios sobre la historia del nacionalismo con su nombre.

Y no creáis que su actividad no tuvo consecuencias. En más de una ocasión se ha dicho que la caída de la monarquía y el advenimiento de la II República fue en buena medida propiciado por su labor. De hecho, justamente, tras la proclamación de la República se orquestó toda una conspiración para acabar con el imperio creado por Urgoiti.

Llegados a este punto, alguno se preguntará qué tiene que ver todo esto con la masonería. Bueno, pues tras leer sobre estas publicaciones y conocer a sus principales colaboradores, creo que todo.

Repasemos alguna de ellas.

El Sol.

Periódico que se editó de 1917 a 1939. No hace falta que reproduzca su cabecera. Creo que la simbología masónica ha quedado clara antes.

Un detalle. Este fue el cartel con el que se promocionó el lanzamiento del periódico:

El gallo es un símbolo masónico por excelencia.

Pero la simbología de su logo o de la publicidad, palidece ante quiénes fueron sus principales colaboradores. Basta nombrar y hablar de los siguientes.

  • Ortega y Gasset: Uno de los principales compañeros y colaboradores de empresario en el mundo editorial. Hoy día es de dominio público la filiación masónica de Ortega y Gasset. Así que poco más se puede decir al respecto.
  • Felix Lorenzo, quien firmaba habitualmente bajo el nombre de Heliófilo (no es broma). Aunque de este no se tiene constancia de su pertenencia a la masonería, su producción literaria resulta bastante llamativa en este sentido. En el diario el Sol se encargaba regularmente de la columna titulada “charlas al sol”. En principio, y dado que escribía en el dicho diario, no habría que buscar un doble sentido a título. Opinión que tal vez varía si observamos los libros en que se recogieron todas las columnas que publicó en el periódico. Les dejo la portada de estos (no tienen desperdicio).

A parte de estos, que desempeñaron un papel fundamental, por El Sol desfilaron como colaboradores intelectuales de la talla de Unamuno, Antonio Machado y Américo Castro, que como se sabe, también era masones (el listado es mas amplio, pero como ejemplo sobra)

Diario La Voz

El diario el Sol tenía un público reducido, de cierto nivel intelectual y económico (era un diario caro, a pesar de las facilidades que supuso que Urgoiti fuera su fundador). Así que para aumentar el espectro de lectores se lanzó la Voz, que resultó ser un diario mucho más popular.

Creo que con ver la imagen es suficiente para sacar conclusiones.

Agencia de noticias febus:

Como ya he señalado antes, su ímpetu periodístico rebasó la presa escrita y fundó una de las agencias de noticias más importantes del país Febus. Pues bien, curiosamente Febus, proviene Phoebus, es decir, Apolo o Dios sol.

Editorial Calpe

Que luego pasó a ser Espasa-Calpe. Entre sus colaboradores figuran, entre otros, Ortega y Gasset (inseparable de Urgoiti hasta el final), Ramon y Cajal, Manuel García Morente y Manuel Bartolomé Cossío, que como se sabe, guardaban una más que estrecha relación con la masonería.

Creo que las referencias son suficientes para continuar con la historia. Como les he contado, Urgoiti influyó notablemente (eufemismo) con sus publicaciones en la opinión pública, siendo su línea editorial claramente radical. Lo que finalmente provocó su destitución por el consejo de administración y la pérdida de los diarios El Sol y La Voz.

Una pequeña muestra del alcance de su influencia en los medios de comunicación. Se trata de como Mercedes Cabrera en la biografía que escribió sobre de Urgoiti intenta quitarle hierro a las tensiones (llamarlo así es poco, pero no se me ocurre ahora otro término) en la que se movía la publicación. En concreto se trata de un extracto en el que se cuenta como un redactor del periódico El Sol disparó un arma de fuego al paso del Presidente del Gobierno (¿se imaginan si esto ocurriera hoy en día la trascendencia mediática que tendría?):

Resumiendo mucho, al final perdió la publicación. Le fue arrebatada en un momento de gran inestabilidad política en el que el imperio periodístico de Urgoiti resultó una gran amenaza fuera de todo control.

Pero Urgoiti no se rindió y tras la debacle sufrida, inició una nueva aventura editorial. Creo la editorial Fulmen (rayo en latín) y fundó la revista el Crisol (nuevamente la simbología masónica en el nombre), al que se llevó a sus más fieles colaboradores (Ortega y Gasset y Heliófilo). Aquí la columna de presentación de Heliófilo:

El crisol, pronto (1932) fue reemplazado por La luz (de verdad, que orginialidad con los nombres). Pero ninguna de estas iniciativas tuvo el éxito esperado. Finalmente, Urgoiti cayó en un grave depresión con intento de suicidio incluído y fue ingresado en un psiquiátrico a mitades de 1932 en Suiza del que no regresó hasta el final de la Guerra Civil.

Y la gran pregunta ¿Urgoiti era masón? Pues curiosamente no se tiene constancia de ello.

Pero una última aportación puede ser bastante ilustrativa. Urgoiti tuvo muchos otros negocios en muy distintos campos. Entre ellos, el Instituto IBYS (instituto de biología y sueroterapia S. A. ). Bueno, pues en cargos directivos de esta empresa encontramos a ilustres masones como Gregorio Marañon y Gustavo Pittaluga. Esta fueron imágenes corporativas de IBYS.

La garza o ave solar.

Bueno, aquí termina el periplo por la vida y obra de Urgoiti, fundador del periódico El Sol, que sirvió de gran inspiración al grupo editorial Anaya.


#122

¡@Tomatefritodemama muchas gracias por el aporte!