Nick Cave. Dicen que era un salvaje


#1

Dicen que era un salvaje, un punk larguirucho y drogado que llegaba a las manos con el público, que no toleraba las críticas que eran incapaces de ver -su innegable- genialidad y que en resumen era un pecador fascinado con la muerte y la sangre.

Nick Cave es profundamente creyente, en sus canciones se cita muchas veces la Biblia y ahora viste impecable, tiene una familia estable, es un padre responsable, su rugido, aún oscuro, han ido hacía otros derroteros, firmando las canciones de amor más profundas y bellas (podríamos decir tiernas también) que jamás se han hecho. Podemos decir que es un santo pecador, un joven punk que ha evolucionado a un crooner punk.

Sigue con su pasión por la música. Va a su estudio y dedica ocho horas diarias de jornada laboral a componer y tocar con sus malas semillas (The bad Seeds), y después desconecta -como odio esa palabra en realidad- y vuelve con su familia, la cual separa de su faceta artística, porque no quiere que esa música autodestructiva le salpique.

Se sabe que amó con pasión a PJ Harvey, que una amante le intento clavar un cuchillo y le dejó una cicatriz en la cara, que se enamoró de mujeres casadas (o con novio), que fracasó una y otra vez. Todo lo hace con esa pasión que se necesita si uno quiere hacer las cosas y no ser un cualquiera con ganas de ser un cualquiera. No hablo de triunfar en la vida, hablo de que la vida te tome en serio. Que seas respetable o que, al menos, cuando por la noche te vayas a dormir, repases todo lo que has hecho y digas “debo que reconocer que para lo que puedo, he hecho bastante”. Cave es duro y tierno, viril y romántico, mundano y místico, australiano y genial. Sí, un GENIO. Así de simple.

Casado con la espectacular Susie Bick, un hijo de la pareja de 15 años se les murió cayendo por un acantilado bajo los efectos del LSD. El magistral y desgarrador disco Skeleton Tree, está dedicado a él.

Into My Arms, canción que empezó a componer en el entierro de un amigo (Michel Hutchence, cantante de INXS, que se suicidó) y aunque alguno pudiera pensar que es una canción a una mujer, no, es una canción de amistad. La mejor que se ha hecho. Viéndolo desde su perspectiva real, la del amigo, el tema es aún más escalofriantemente bello. Estas frases:

“No creo en un Dios intervencionista / Pero sé, querido, que tú sí / Pero si creyera, me arrodillaría y le pediría / que no intervenga cuando de ti se trate /que no te toque ni un pelo, que te deje tal como estás / y si sintiera el deber de dirigirte, que te dirija hacia mis brazos. / Hacia mis brazos, Señor”.

¿Por qué escribo sobre Cave? Porque me ha dado por pensar y cuando lo hago, a veces divago, otras bebo, otras pienso en mi vida y otras pienso en Nick Cave.


Y ahora tres canciones, elegidas sin ningún criterio más allá de porque creo que son importantes. Podría citar infinitas, pero creo que eso es más para darle vida a este arriesgado hilo, y no agotarlo tan pronto. En realidad hay mucho que decir:

· Sobre su filosofía vital:

· Cuando te enamoras de quien no debes, porque no es para ti:

· Sobre la amistad:


OBJETO Y SENTIDO DE ESTE HILO:

Soy consciente de que este hilo tiene poca proyección, porque no tiene como objeto otra cosa que los seguidores y fans de Cave dentro de TAB tengamos un lugar único donde subir las noticias alrededor de su figura, pero no solo noticias, también aportar datos interesantes o de puro salseo, canciones (con alguna explicación de lo que para ti significa o aporta o de por qué la pones, no pongas solo el link y te vayas), sus giras, sus reflexiones. En conclusión, un rincón óscuro, sórdido y romántico (así es, a nuestra manera) donde podamos hablar de Cave sin ninguna excusa.


#2

Sólo por esta letra vale la pena este hilo


#3

Gracias por este pequeño homenaje a Cave y darle su espacio. Creo que aquí está entre “amigos”.

Yo le descubrí en este foro y si bien no todas sus canciones me gustan por igual confieso que algunas ya forman parte de mis “indispensables”.

Comenzando por "Stagger Lee"

(A pesar de que esta canción ya ha aparecido en otros hilos, que sea éste el que le corresponde por derecho propio).

¿Cómo fue que le descubriste y qué fue lo que hizo que te dejara su huella?

¿Vas a hacer lo mismo con Nacho Vegas? (Ésta es por el salseo)


#4

A mí me encantaba hasta que lo vi en directo durante la gira del Abattoir Blues/The Lyre of Orpheus en 2004. Se comportó como un auténtico macarra. En un momento, casi consigue tirar abajo a uno de los cámaras que estaban en el escenario. Esa actitud me dio a entender que la nueva faceta suya de hombre reconvertido no es más que pura fachada.


#5

Uno de los mejores hilos
Felicidades


#6

Pero, aunque fuera macarra, no entiendo que te encantara y después de ese concierto no. Además de macarra, ¿sonó mal? ¿Hizo algo mal musicalmente hablando? A mí que quisiera pegar al cámara me parece hasta casi bien y desde luego no un motivo para que te encantara y ya no. Incluso un mal concierto pasa en las mejores familias, pero cualquier otro motivo externo a su música no es ni será razón para que deje de gustarme, como si se dedica a matar viejas en sus ratos de ocio.

Y es obvio que lo de Cave no es pose, es un hombre con una evidentísima sensibilidad especial que cada vez sabe explotar mejor.


#7

Pues yo siempre, por influencia de mis hermanos mayores, escuché rock en casa. Pero no salían del rock lúdico y a lo máximo que llegaban era a Queen y Deep Purple (que conste que me parecen dos grupos soberbios) y un día viendo la tele, allá por 1998/1999, yo, con 16/17 añitos vi un anuncio de TV que sonaban dos canciones de esas que siempre ponía mi hermano mayor pero que nunca había sabido de quien era, ni mi hermano tampoco. Solo que gustaban a todo el mundo. Muy de M80. Walk on the wild side y Sweet Jane. Salía un judío con el pelo teñido de rubio cantando. Y se llamaba Lou Reed. Por fin supe quien cantaba esa maravilla.

Ese fin de semana me fue de fiesta a Valencia con tres amigos, finde salvaje, con nuestras primeras conquistas femeninas, y nuestras primeras grandes borracheras.

Pero logré guardar algo de dinero y a la vuelta, antes de pisar la casa, resacoso y tras dos días sin dormir, fui a la tienda de discos e invertí todo mi dinero en ese disco doble recopilatorio de Lou Reed que anunciaban en la TV. Y me lo compré en cinta, aunque ya se estilaban más los Cds, yo era feliz con mi Walkman.

Me enganché tanto al viejo Lou, tanto tanto, junto a la literatura americana beatnik y demás, que además de hacerme un joven más raro de lo que aún era, me hizo encerrarme más aún en mi mismo y solo salir de esa burbuja para jugar al baloncesto.

Y gracias a Lou Reed descubrí un fantástico mundo de grandísimos músicos y rockeros: Bowie, Cave, Bob Dylan, Petty, Young, Nirvana, Pearl Jam, Radiohead (y más clásicos claro)… En música, todo lo que se sale de ahí para mí como si no existe. Me da igual.

Claro, las rachas de vida, los acontecimientos, te van llevando a unos u otros. Y Cave es el que ahora me toca, porque además creo que es el más maduro y el más profundo de todos. Aunque siempre hay que volver a Young y Reed. Uno porque folla con la guitarra y el otro porque es la nave nodriza de todo.

Si estuviera seguro que lo iba a leer él mismo, me ponía a hacerle un hilo ahora mismo.

Una chica que conozco de Carabanchel tras leer mi Facebook, donde colgué este escrito de Cave, me preguntó que para cuando uno de Rosendo. Se me agolpa el trabajo.


#8

Me has traído a la memoria muy buenos recuerdos de cuando perdí la virginidad con los grandes del rock…

El marido de mi madre, directivo de una multinacional, se encargó por los 80 de trasladar la sede al Campo de las Naciones y recuerdo que nos íbamos a comprar CDs de música para ponerlos de “hilo musical” en aquella oficina…

En uno de aquellos recopilatorios de música (“Noches de blanco satén, vol. 1”) descubrí esta canción. Me enganchó desde el primer acorde. Cadente, rítmico, deprimente y sencillo. No sabía nada de aquel tipo…

Mis mejores letras siempre las he escrito con una mano. Díselo y no le hagas esperar… Está deseando leerte con la boca.


#9

Cuando agredió al cámara fue como si se creyese muy poderoso cuando en realidad no estaba más que haciéndose el chulo con un desgraciado. El cámara estaba en el escenario detrás de una pequeña valla que Nick Cave tuvo que saltar para llegar hasta él. Es un comportamiento que no me pega con lo que se supone que es su sentir actual de gran cristiano. Lo prefería cuando realmente había oscuridad en él y no necesita hacer estos paripés para demostrarlo porque era capaz de transmitirlo a través de su interpretación. Simplemente, si me gustaba porque sentía que había verdad en lo que hacía, en el momento en el que vi que todo era un circo dejó de hacerme tanta gracia.

Musicalmente el concierto fue impecable. Faltaba Blixa Bargeld, pero todavía estaba Mick Harvey. Eran como unos doce en el escenario entre músicos y coro y todos de la máxima calidad. Recuerdo perfectamente a Warren Ellis siguiendo como si tal cosa cuando se le rompió una cuerda del violín, por ejemplo. Tímbricamente, las construcciones eran densas y variadas. En su momento me pareció que habían alcanzado la cumbre de su sonoridad.

Han pasado varios años ya y sé que tienes razón en lo que dices (si mata viejas en sus tardes de ocio, hasta puede venirle bien como idea para una composición), pero creo que esto es lo mejor que soy capaz de hacer para poner en palabras lo que fue el germen de por qué he ido dejando de apreciarlo desde aquella noche. ¿Realmente a ti te parece coherente que comportarse como un gallo en su corral, creyéndose el rey por pisar gusanos, encaja con su nueva forma de ver el mundo? Me encantaría volver a ser capaz de apreciarlo como antaño.


#10

Muchas veces, para poder apreciar las cosas y más las que transmiten algún saber o sentir, no hay que valorar mucho más. Si el concierto fue impecable no tiene más.
He tenido la desgracia de compartir mi vida con dos artistas. Nada de su genialidad hubiera salido si no fuera por su complejidad y parte de lo oscuro que había en ellas.

Con Cave pasa lo mismo


#11

La música en un concierto no lo supone todo. La actuación de los artistas, incluyendo su comportamiento, discurso y actitud, forma parte también del espectáculo. Y lo más importante, si vas a ver a un artista en vivo, esperas disfrutar de la experiencia. El señor en cuestión puede ser lo que quiera en su casa. Y en un concierto también, faltaría más. Es sólo que, para mi gusto, no funcionó.


#12

Como bien insistía Nietzsche, siempre hay que separar a la persona del creador. Siempre. Toda persona creativa y genial, puede ser un auténtico hijo de puta, o, lo más probable, pecar de soberbia.

Que a ti ya no te guste tanto es por supuesto respetable. Pero eso no quita que lo que Cave hace no sea auténtico. Uno puede haber cambiado, o hacer lo posible para ello, y que, sin embargo, aflore ese lado oscuro de vez en cuando, y más cuando se sabe que el australiano es un soberbio con muy buena memoria que tiene grabado a fuego el nombre de todos los periodistas que han hablado mal de él.

No creo que Cave sea un cristiano al uso, y, quizás, su sentido del perdón no lo tenga bien marcado, pero se sabe pecador y el dolor que reflejan sus canciones -por ello- es lo que le hace infinito. Por saberse imperfecto.

Es más, pongo un tema abajo, Lay me low, en el que, con ese humor tan único que tiene, y tan oscuro, Cave ironiza lo que ocurrirá tras su muerte, como sabe que le puede su soberbia pero que al mismo tiempo se burla de ella. Un tema único:


#13

Todas sus mujeres se parecen a él físicamente, las elige así, hasta el punto de que podrían ser su hermana o peor aún, él mismo de drag. Da un poco de vergüenza ajena.


#14

Su primera banda se llamó “Boys next door” y después de un disco pasó a llamarse “The birthday party”.
El primer éxito fue una canción llamada “shivers” con una letra muy de Cave pero, al igual que otras muchas de esta época fue escrita por Rowland S.Howard, el guitarrista del grupo quien no formaría parte de Bad Seeds y su carrera no siguió un camino tan exitoso. Cave le debe mucho aunque él no lo reconoce ni después del fallecimiento de Howard en 2009. Le puso una cruz en su día por motivos que desconozco. Ego , imagino.

Aquí Shivers (alegría de buena mañana!):

Lyrics


#15

Desconocía a este buen señor y como agradezco que alguien me enseñe algo nuevo, te doy las gracias por abrir este hilo. Has despertado mi interés por él. Me intriga la fascinación que parece provocar en tí. Es una manera indirecta de darte a conocer, pues si tanto te identificas con sus letras, es que en cierto modo reflejan tu propio pensamiento.
Respecto de esta canción, Lay me low, traducido como “recostarme en lo profundo”, por lo que va desgranando en sus versos, yo la traduciría como “hundirme en el cieno”. (Cuando muera, me denigrarán).
Claro está que “recostarme en lo profundo” queda más “poético”.
De este tipo de autores siempre me pregunto si sus creaciones surgirán forzando al cerebro con sustancias poco recomendables. Supongo entonces que la creación es realmente mas dura, mas impactante, (que los sentimientos han sido más extremos) y que luego, para hacerla más comercial, ha sido suavizada por él o alguien de su confianza.
Es mi primera impresión. Seguramente equivocada. Voy a informarme mejor. Voy a interesarme por él. No tanto por él mismo, como por lo que conociéndole mejor; espero conocerte mejor a ti, que me interesas más. (No te alarmes, el interés se limita al que despiertas en mí por ser caballero de Tabloide. Nada de sexo, no soy como los que se parecen al alto de los morancos).


#16

Fire.


#17

La canción es brutal, pero dime: ¿Por qué la has puesto? ¿Qué anécdota, recuerdo o aprendizaje te trae?

Me autocito:

Es decir, solo has puesto el link. Queremos las razones para ello. Esto no es un hilo de poner música al uso.

Gracias.


#18

Una vez conocí a una chica muy guapa, muy deportista, muy morbosa, muy buena persona (creo), un tanto alocada (para bien, creo), bajita, bióloga pero con grandes conocimientos de astrofísica, de la que me encantaba, además de otras muchas cosas, que me contara cosas de esas, que a mí, en mi sublime ignorancia, me pillan a trasmano. Yo, mientras, le contaba el origen de la separación de la ciencia y la filosofía y de cómo llamar a Newton científico y a Leibniz filósofo es un anacronismo típico de la historiografía inglesa, y que se había instaurado en muchas ramas científicas por puro desconocimiento histórico. En fin. Todo ello. También hablábamos de cosas mundanas, no creáis. Yo como admirador de Cave, y ella como persona con buen gusto musical y conocimientos científicos, le pregunté por el Bosón de Higgs y ya de paso por esta canción. Que qué significado le daba ella a tan críptica letra, más allá del típico comentario que todos hemos hecho sobre la mierda tan buena que fuma Cave, conscientes de que Cave no tira puntada sin hilo.

Su respuesta me gustó, me habló de un volver a empezar, de un universo ya decadente y cíclico. Y después follamos.

Esta es la historia de esta gran canción y de los recuerdos que me trae. Ahora me están dando ganas de fumar.


#19

Mi canción preferida es mucho decir pero una de ellas es una que pasó desapercibida en el Abbatoir Blues de 2004, Cannibal’s hymn :

letra

La canción creo que es alguien (él) diciéndole a una tía que todos los demás con los que va la quieren para follar y, sin embargo, él la va a querer de verdad como se merece.
Parece una oda al pagafantismo y no sé, quizás sí, aunque con las palabras de Cave no lo parezca. De todas formas cuando escuché esta canción, que fue en 2004 porque me compré el cd original, lo recuerdo, yo estaba como loco por una zorra que follaba con todos menos conmigo y escuchar esta canción me hacía sentir menos perdedor. Es algo raro eso de escuchar a Cave y que te anime pero así fue mi caso.
Al final me la tiré pero ella pasó de tener nada más y no me importó, por si alguien tenía curiosidad. Actualmente ni la recordaría si no fuera por este temazo.


#20

Seguramente es la que más me gusta como canción junto con

por la envidia que me daría estar así de puesto si la fiesta tuviera el tripe de mujeres de las que aparecen en el vídeo.