Peruanos borrachos, un ring, carracas y delirios chamanistas


#1

Últimamente veo a mucha gente en una constante campaña de acoso y derribo contra el pueblo sudamericano. Especialmente el peruano. Hoy vengo a romper una lanza por estas nobles gentes. Os traigo una de sus admirables tradiciones: HUAYLIA TAKANACUY.

Un evento en el que los varones peruanos se ponen hasta arriba de cerveza, invocan a sus espíritus, y se dan de ostias mientras sus mujeres gritan y hacen sonar carracas.

Su interpretación del tema es la siguiente:

El gran takanakuy del día 27 de diciembre del 2012, donde los aguerridos Chancas demuestran su valentía, peleando a puño limpio.
Anualmente, en el departamento de Apurímac provincia de Antabamba, se desarrolla una multitudinaria feria de golpes, llamada ‘Takanakuy’. ‘Taka’ significa trompada y ‘nakuy’, significa hacerse mutuamente algo. Se trata de una costumbre con raíces coloniales que reúne a los mejores luchadores de cada mayordomo, quienes se baten a duelo en un ring formado por espectadores, donde se busca al mejor.
Según los historiadores, el Takanakuy es la buena violencia que expulsa la mala violencia. Aquellos que estuvieron peleados por diversos motivos, tienen la oportunidad de agarrarse a golpes para luego ser buenos amigos.

Existen varios motivos por los que se concurre y se concretizan en el día del Takanakuy. Así tenemos [según, fuente ampliada]:

  1. Por deporte.
  2. Por haber adquirido compromiso antelado por amistad.
  3. Para ventilar públicamente conflictos familiares y/o personales.
  4. Para delimitar situaciones sentimentales.
  5. Por defender el apellido o al amigo.

En resumen, se establece, que con esta violencia de la buena se evita la violencia mala. En donde cada golpe dirime un problema del año que se acaba.

Sin duda, todo un espectáculo ver a todos estos umpa lumpas borrachos con su outfit de albañil/mendigo darse de ostias.

Bueno bueno bueno, señores, sobre la marcha acabo de descubrir que también hay edición de féminas, sin desperdicio, esto es una bendición audiovisual del mismísimo Viracocha.


#2

Las peleas callejeras como parte del acervo cultural de los indios andinos. Jodidos salvajes.


#3


#4

:cosby2:


#5

¿Solías participar? ¡Cuéntanos! Jajaja


#6

Hijo puta jajajajaja eso siempre me dice un colega jajajajaja


#7

La versión infantil de sus primos panameños.

Les robamos el oro y les enseñamos esta sana costumbre.

:sisi3:


#8

Cuando lo vi me recordó muchísimo a esta escena de la gloriosa Django. Solo faltaría una grada a salvo de la jauría donde estemos @anon58335122 @Funky_Warrior @Dirk y yo tirándoles cacahuetes y tomando unos copazos. A ver si @Parlo se anima y nos organiza el viaje para la próxima.


#9

La lucha en público siempre ha formado parte de casi todas las civilizaciones, tanto como entrenamiento de guerreros en épocas de paz o rituales de paso para los jóvenes, como de espectáculo para las masas aburridas y aborregadas (véase sacrificios humanos, gladiadores del circo romano, hoy en día fútbol, boxeo, MMA)

La fascinación actual por la violencia en el cine, en el sexo, en el deporte o en el trabajo tiene lógica pues ya no se suele luchar físicamente por tu tribu, por las hembras o por la comida (en el mundo civilizado, claro, aunque hay excepciones).

El uso ancestral de alcohol/drogas también concuerda con la necesidad de dar “coraje” y energía a los combatientes (también embota los sentidos y las hostias duelen menos) pero es que combinado con tambores, ruidos rítmicos o incluso música, la atmósfera trance-hipnótico-mística que se crea hace que los humanos se acerquen al show como moscas enloquecidas a la…luz :smirk:

Un par de ejemplos adicionales para este interesante hilo:


#10

Me cagon la puta, yo el primero :relieved:


#11

:misdies: