[Plataforma] Lugares abandonados


#1

A raíz de mi admiración por la figura de James Bond y todo lo que le rodea y tras ver Skyfall hace unos años, me picó la curiosidad la isla en la que el villano interpretado por Bardém tiene su base secreta.

Investigar un poco sobre la isla es el inicio de mi fascinación por los lugares abandonados con historia, con material gráfico y, por lo tanto, con algo de valor que contarnos.

En este primer aporte os quiero hablar de la Isla de Hashima (Gunkanjima 軍艦島)

Ubicada en la prefectura de Nagasaki al sud oeste del archipiélago es conocida como “Isla del Acorazado” por su forma tras ser amurallada para protegerla del oleaje y los tifones de la zona.

En 1890 Mitshubishi compró la isla para explotar el carbón que se encontró allí y reclutó inicialmente a 3.000 trabajadores construyendo una pequeña ciudad que tiene en su haber varios records:

  • Albergar el edificio más alto de Japón en 1917

  • Construcción del primer edificio de viviendas de hormigón armado

  • En 1960 la isla de apenas 500 metros de largo por 150 de ancho albergaba una densidad de población de cerca de 139.100 personas/km² en su zona residencial (una de las mayores registradas en toda la historia) y de 83.500 personas/km² en toda su extensión. Con 50 edificios residenciales, casino, escuela, comisaría, oficina de correos y más de 25 tiendas.

Resumiendo un poco, la explotación fue muy exitosa e inicialmente fue una especie de “oasis” con todas las comodidades posibles dentro de lo duro que es la minera pero coincidió con la entrada de Japón en la segunda guerra mundial y, por lo tanto, con la necesidad de más carbón.

Las condiciones de trabajo en esta nueva etapa de sobre explotación hicieron que en la isla se registrasen muchísimas muertes (más de 1300 en 1945) por derrumbes, desnutrición e intentos de huida. La mayoría de las cuales corresponden a trabajadores inmigrantes Chinos y Coreanos que, ante la falta de mano de obra por las bajas civiles de la guerra, tuvieron que ser trasladados a la Isla.

A la falta de comida se le sumó el hecho que el suelo de la isla era muy ácido y no se podía hacer crecer nada en ella.

Algunas imágenes que reflejan el antes/después y la desolación que transmite hoy en día el lugar:

En 2002 Mitshubishi donó la isla a Nagasaki y actualmente se hacen visitas guiadas a la misma.

Por si alguien tiene curiosidad, aquí hay una visita virtual y más información al respecto:


#2

Siempre me ha apasionado la historia y hoy, a raíz de unos temas de trabajo relacionados, os traigo un trocito/anécdota de la segunda guerra mundial que forma parte de mi lista de lugares abandonados favoritos.


PROLOGO.

Robert Ley (1890-1945), que durante el auge del Nazismo estuvo al frente del DAF (Deutsche Arbeitsfront - Frente del Trabajo Alemán) impulsó un proyecto llamado Kraft durch Freude (Fuerza por la Alegría) junto con su camarada Bodo Lafferentz (1897-1974) teniente de las SS y quien más tarde fundaría Vokswagen con Ferdinand Porsche.

Dicho proyecto, resumiendo mucho, consistió en ocuparse del bienestar de los trabajadores en su tiempo libre y vacaciones. El KdF se convirtió en la mayor agencia de viajes del mundo en los años 30 y propició una serie de proyectos pioneros. La precursora de TUI llevó a cabo una de las mayores estructuras arquitectónicas de la época. Un complejo vacacional para 20.000 trabajadores ubicado al nord-este del territorio Aleman, en la isla de Rügen.

PRORA.

El encargado de llevar a la realidad los sueños de Ley fue uno de los arquitectos favoritos de Hitler, Clemens Klotz (1886 – 1969) quien proyectó una mega estructura vacacional a orillas del Báltico de más de 4.5Km.

La idea era la de proveer de vacaciones de calidad a los trabajadores Alemanes y ayudar a asentar las bondades del Tercer Reich entre la población y los países satélite.

Ley tomó prestada la idea de los Ingleses y sus “Butlins”, espacios de ocio y asueto para la clase trabajadora que eran vendidos como el acceso para el trabajador medio al Lujo de los caros balnearios de la clase alta.

Con ello, a parte de crear sinergias con la propaganda del régimen, se trataba de mostrar al mundo la preocupación del Führer por su pueblo dándole acceso al más lujoso de los complejos turísticos jamas creados.

La estructura comprendía habitaciones de 2.5x5 metros, dos camas, armario y pica. Las duchas y lavabos eran compartidos por planta y sección y todas las habitaciones tenían vistas al mar o al lago interior de la península.

El proyecto, como otros tantos, se topó con la segunda guerra mundial y quedó parado sin llegar a estrenarse.

Durante la guerra fue usado como cuartel y zona de entrenamiento del ejército hasta que en el 1945, los Soviéticos, tomaron control de la península y de la base.

Más tarde el estado Alemán lo vendió a privados y actualmente forma parte de un proyecto hotelero que pretende revitalizar la zona y reutilizar las estructuras existentes como un complejo de lujo.

Como curiosidad, antes he sacado el nombre de Bodo Lafferentz. El teniente de las SS merece un post a parte que pronto acabaré.

Aunque muchos conozcáis la historia de VW, dejaré su logo y el emblema Nazi como aperitivo a mi siguiente aporte…

Gracias por leerme.


#3

Menuda currada de hilo. Durante una temporada me dio por buscar información de este tipo, y de la antigua Unión soviética hay para aburrir.


#4

Excelente contribución. Me encanta aprender de estos temas. En cuanto que abra reserva que nos marcamos fiesta aria allí.


#5

He estado en algunos lugares de este tipo. Tengo pendiente escribir algún post de uno de ellos.

Los que más me llamaron la atención…

El primero al que fui, en Letonia, es Karosta y su carcel. Coincidió que me quedé unas noches con unos chicos que trabajaban de guías de la prisión, por lo que me dieron un tour gratis personal de toda la zona.

El último al que fui, bastante diferente, es el parque de atracciones abandonado Nara Dreamland en Japón, que lleva abandonado más de 10 años. Estaba todo en su sitio, como si un día de repente la humanidad hubiera desaparecido de la faz de la tierra.

Por desgracia, están tirándolo abajo ahora mismo, yo fui unos meses antes de que empezaran a vaciarlo.


#6

Cuelga fotos si tienes. Este tipo de lugares siempre cuentan una historia que, lamentablemente, se suele perder una vez reformados o destruidos. :drama:


#7

Me pregunto si el clima allí es válido para este tipo de “resorts” pero seguro que pillamos a alguna Teutona tetona y hacemos un pijama’s salami party! :cosby2:


#8

Ah, y en Bosnia hay muchos edificios bombardeados durante la guerra que los han dejado tal cual. También me metí en unos cuantos.


#9

Aquí te dejo fotos de Karosta de cuando estuve allí en 2011 (la cámara es muy mala):

La ciudad de Karosta está semi abandonada. No hay ningún tipo de servicio, pero había algunas personas viviendo allí de manera alegal.

De la del parque de atracciones japonés ya escribiré un post con todas las fotos. :wink:


#10

Buf las fotos dan escalofríos. La verdad es que las construcciones soviéticas abandonadas tienen un nosequé aterrador. Máxime cuando en una de ellas ves a Lenin al fondo desafiante.

Gran aporte! Gracias!


#11

Los que petó la OTAN en Belgrado está medio demostrado que usaron uranio empobrecido. Los que vi yo en Sarajevo parecía más artillería o algo menos sofisticado del ejército serbio. Pero hay que andarse con cuidado porque igual si lo saben tampoco les apetece reconocerlo.


#12

#13

Que maravilla de hilo, no había entrado hasta hoy.

:misdies:


#14

En pleno centro de Mostar estaba el banco más importante de la ciudad. Durante la batalla que se libró allí acabo totalmente agujereado a base de artillería, y ahí sigue. Pese a estar en pepepé lo han dejado como memoria de lo que sucedió.


#15

En estos casos siempre hay división de opiniones.

Cuando el lugar abandonado está en medio de la ciudad, como el banco, hay quien sostiene que se debe renovar y reciclar para un nuevo uso y hay quien (me incluyo) defiende que este tipo de ejemplos han de quedar como una cicatriz queda en nuestro cuerpo. Para recordarnos una historia y un hecho que nos marcó.

Me alegra que dejen este tipo de edificios intactos para que nadie olvide jamás lo que allí pasó.

Lo mismo opino con calles y estátuas que los progres, tan fácilmente, proponen cambiar o eliminar. Nuestra historia, la historia, lo será mientras la recordemos. El día que olvidemos de donde venimos ya no seremos nada y unos pocos estan consiguiendo que así sea.


#16

Este canal de youtube (https://www.youtube.com/channel/UCNYsIqBwQyhnNDVf7SXJV9w) sube vídeos explorando lugares abandonados. Os lo recomiendo bastante, aquí dejo un par de ellos.


#17

Buf canela en rama.

Yo suelo investigar por mi cuenta en internet la historia asociada a este tipo de lugares. Normalmente son historias apasionantes.


#18

Estas son fotos de un pueblo llamado Sai Wan Tsuen en el que me perdí, y no lo digo en el sentido poético de la palabra, sino en el crudo, me dio por irme de excursión desde Hong Kong a mi bola, me lié me lié, se me hizo de noche y terminé sin saber donde estaba, con claras dificultades de comunicación…una movida, vamos, al final un señor muy majo me dejó a las acercó a las afueras de HKong en la parte trasera de una camioneta como si fuera un puto refugiado. Final feliz.

Y bueno, el tema que había varios pueblos costeros seguidos, que estaban o totalmente abandonados o con una o dos casas habitadas. En algunas de las casas abandonadas se podía entrar sin problemas, y era peculiar que estaban bastante equipadas, como si se hubieran ido de ahí corriendo. En algunas estaba la vajilla sobre la mesa, los altares estos que tienen ellos, barcas, utensilios de pesca…vamos, de todo, pero se notaba que hacía al menos 50 años que nadie pasaba por ahí o tocaba eso. La tranquilidad incluso a pleno día era escalofriante, ni que decir tiene que cuando se hizo de noche iba acojonado no, lo siguiente.

PS: Para ver las fotos bien, abridlas en una pestaña nueva.


#19

Dada mi afición a bucear por la historia y las fotos de lugares abandonados, hará unos meses me topé con una historia peculiar y con una fuerte carga humana que paso a compartir con vosotros.

Willard Asylum

En 1853, en frente del Seneca Lake (NY) se creó un proyecto destinado a la formación de futuros ingenieros agrónomos como parte de los planes del Estado para potenciar el maltrecho sector primario.

La mala fortuna y la guerra civil propiciaron que dicho lugar dejase de tener la función para la que se creó y la propiedad tuvo un cambio de uso.

En 1869 abrió sus puertas el Willard Asylum for the Chronic Insane por parte del Dr. Sylvester D. Willard (Jefe de cirujanos del estado de NY).

El objetivo del centro era dar un tratamiento exclusivo a todos los enfermos mentales del estado. Hasta el momento, los pacientes de este tipo eran encerrados en condiciones pésimas en los sótanos de los centros para jubilados y sus condiciones infrahumanas eran mantenidas con el único objetivo de exterminarlos.

Willard tenía otros planes. Si bien hay bastante controversia con los métodos usados en sus investigaciones, los avances que supuso su labor en el campo médico de los trastornos mentales no hubiesen sido posibles sin el éxito de su empresa.

El centro fue autosuficiente durante décadas, alcanzando una población de enfermos de más de 4.000 pacientes. Los cuales, en talleres y con su trabajo en los campos adyacentes, se hacían su propia ropa, su comida y hasta construían los ataúdes que más tarde usarían ellos mismos.

La historia, hasta aquí, no tiene más valor que la de un hospital cualquiera abandonado o el de discutir si cómo, habitualmente parece, los avances científicos ocurren en los ambientes menos controlados éticamente pero, tras el abandono de las instalaciones y su vaciado en 1995 se descubrió algo inquietante.

En el ático de las instalaciones se encontraron 400 maletas intactas con las pertenencias de pacientes ya fallecidos o desaparecidos y que jamás fueron reclamadas.

Dichas maletas comprendían en un conjunto de objetos y fotografías toda la vida y recuerdos de cada uno de sus propietarios.

Para mí, un documento estremecedor el cual evoca todo un universo de historias personales que tuvieron su fin común en el Asilo Willard y que se mantuvieron encerradas en maletas durante casi un siglo.

Si os gustan las fotos os recomiendo este enlace en el que se tomaron fotografías de todos los objetos tal y como se encontraron, qué apareció al abrirlos y el detalle del contenido.

Todo ello en la medida de lo posible catalogado con los nombres o iniciales de los propietarios http://www.willardsuitcases.com/