¿Por qué muchos subnormales se llaman Yuri?


#1

Sin ánimo de ofender a nadie e intentando respetar al máximo las sensibilidades de todos, y digo intentando porque las pieles de algunos pueden llegar a ser muy atópicas. Desde mi infancia me he criado junto a algunas personas con Síndrome de Down, de ahora en adelante subnormales o mongolos. Soy un clásico del lenguaje.

Muchos de estos subnormales tenían en común algo más que su trisomía. Todos ellos compartían no sólo la fuerza para estrangularte con sus propias manos, sino que en un atisbo indecible de imaginación por parte de sus progenitores, todos se llamaban igual. Todos se llamaban Yuri.

Lo de Yuri no deja de ser algo anecdótico. Posiblemente sea una muestra muy pequeña como para extrapolar, pero todos los chavales de mi barrio nos quedamos con esa presentación. Cuando veíamos a un niño mongolito le llamábamos Yuri, aunque nos dijeran que se llamaba Antoñito, Jesusito o Miguelito, porque al parecer a todos esos chavales hay que llamarles con el diminutivo aunque tengan cuarenta años.

Esto me hizo plantearme un interrogante un poco más serio. Yo me imagino a estos padres pensando en un nombre común para su hijo hasta que reciben la noticia y deciden llamarlo Yuri, ya que no creo que nadie en su sano juicio llame a su hijo Yuri así porque sí. Es como, bahhh, si va a nacer así y además no queremos abortar, pues le llamamos Yuri.

Me llamó mucho la atención el caso de afamada Samantha de MasterChef llamando a su hijo Roscón, porque nació el día de Reyes y para ella fue un regalo. Tan sólo me gustaría haceros una pregunta.

¿Pensáis que de no haber nacido subnormal Samantha le habría llamado también Roscón?

  • No

0 voters

Luego está lo de la Protección del Menor. Nos rasgamos las vestiduras si sale un menor normal, sin más, en una imagen pública y algunos se dejan los cuernos pixelando caras, pero nadie se atreve a decirle nada a una famosa que etiqueta la vida de su hijo con el hashtag DownAddicts. Es cierto que los hijos de cada cual cada padre o madre son responsables, y además nadie se tendría que meter a rebatir la educación privada que a nadie le hace daño para con su familia, pero lo que no puedo hacer es olvidarme del chirrío de oídos que me producen las distintas varas de medir.

¿Creéis que existe una mercantilización o pensáis en cambio que se hace por “ayudar” a la enfermedad?

  • Existe una mercantilización
  • Se hace por ayudar

0 voters

Tan sólo eso, sin más. Me interesa y mucho la opinión de Tabloide.


#2

El niño, un encanto.

La madre, una petarda.


¿Ésta es hermana o prima del que se hace llamar "Colate", ese que anduvo fornicando con la Pau(lina) Rubio?

#3

Creo que algo tienen que ver. Vamos, Samantha siempre ha sido una niña bien que se fue a estudiar al extranjero porque tenía las espaldas cubiertas. Lo mismo le habría dado montar un catering que seguir en la medicina como su padre. Es el clásico caso de pequeño burgués adinerado que te va dando lecciones porque vendía paella en Nueva York en patines, vamos un buen Cabeza de Condón.

:cabezadecondon:

Pero independientemente de esto, porque su figura me la viene pelando, me gustaría centrarme en el caso de los niños subnormales. Tengo la total seguridad de que no le hubiese llamado Roscón de haber salido sin enfermedad alguna.


#4

Mercantilizado a más no poder. Estoy al 100% con lo que expones. En mi colegio había un Carlitos. Un día le dio por coger una Baticao, en concreto el KaraokeCao, que era una batidora portátil a pilas con micrófono grabadora y empezó a grabarse eructando. Cuando los reproducía delante de nosotros nos empezamos a reír como fieras. Se ve que eso le puso cachondo como a un burro y nos empezó a perseguir mientras nos quería coger el culo y la churrita, como él decía. Pánico.


#5

Mercantilizado al máximo. La farsante de Samantha, a parte de ser una repostera mediocre (dicho por profesionales), es una cabeza de condón de manual y la típica persona que usa a su hijo para centrar la atención en ella.

Las enfermedades y minusválidas están demasiado azucaradas.

Mi hija pequeña me preguntó, viendo un vídeo para niños en que un grupo de pequeños normales miman y le dan regalos a un mongolo mientras cantan una canción, que ella también quería ser como el.

Preguntamos luego si tanta mierda gay, interracial y marxista no va a afectar a las generaciones venideras? Veneno es lo que son.

Hemos de acostumbrarnos a decir mucho más Hijo de Puta. Y en este caso que nos trae al hilo, Samantha (aparte de tener nombre de puta de extrarradio) es una auténtica Hija de Puta que expone una enfermedad de un pequeño pretendiendo hacerle un favor cuando lo único que busca es seguir en el candelero. O “candelabro” como diría aquella.


#6

Yo he votado que por ayudar. No digo que no haya mercantilización y se aprovechen de las circustancias, ya sean famosos o las mismas asociaciones que viven de ellos. Pero una cosa si os digo, si no se hacen visibles no existen y caemos en la tiranía de la normalidad.

Cuando tendría unos nueve años, en nuestro bloque había un subnormal de la época de unos 15 años. Nuestra diversión consistía en que, para que no diera la brasa, mandarlo a correr dando vueltas a la manzana y cada vez más lejos. Cómo perrito fiel, siempre volvía y nos quedábamos flipados de la resistencia física que tenía. Y no, no se llamaba Yuri.


#7

Con el tema de los subnormales ha pasado como con casi todas las minorías en España, han pasado de ser un tabú a mostrarse abiertamente como la norma. No quiero decir que a los subnormales haya que encerrarlos en el desván cuando venga la visita a casa, pero también es verdad que algunos se pasan de listos comerciando con la pena.

Además todo esto comenzó en el mismo momento que el marxismo cultural consiguió que la palabra subnormal fuera un insulto, exactamente igual que ha ocurrido con otras palabras, como maricón, sidoso, gorda, enano o gitano.

Hay que ser muy hija de puta para llamar a tu hijo Roscón.


#8

A un amigo (no mi amigo Yuri, que simplemente tiene ese nombre porque su padre era un rojo comunista de boquilla y un flipi de la luna pero él era normal) le ha salido una nena con sindrome y no salía en ningún análisis y cambias la forma de pensar cuando te pasa.
Por lo visto son niños cariñosos y que dan satisfacciones, ahora que conozco un caso cercano realmente lo creo. De ahí a que en España tengamos los únicos licenciados con Síndrome de Down (¿?) o a que tengamos que llamarles a todos Yuri hay un trecho; pero los colegios y la educación cuesta bastante dinero y darles visibilidad y normalizarles sin entrar en populismos puede estar bien porque son niños majetes que pueden a menudo incluso trabajar. Mi padre por ejemplo tenía 4 o 5 trabajando en una empresa para cosas mecánicas (una rotativa grande) y eran muy disciplinados… Lo único que como le expliques mal te fastidiaban una producción entera por ejemplo y te plantaban un encarte al reves y cosas de esas.
Bertín, arevalo, Rociito y muchos famosos tienen niños con problemas y es una forma de normalizarlo. Ya que te toca algo que en principio no es lo normal no me parece mal normalizarlo, publicitar que son personas con otras capacidades o que requieren más dinero y mucha paciencia, y que así al menos la gente no te toque las narices.


#9

A mi me preocupa mas otro tipo de subnormales.


#10

De mi ya lejanísima adolescencia, recuerdo vívidamente la valiente y emotiva conferencia que nos dio una compañera de clase acerca del síndrome de Down. Era en la asignatura de Lengua Española, en la que una vez por semana un alumno debía de prepararse y de desarrollar un tema ante los demás. Esta chica escogió éste porque tenía una hermanita aquejada de dicho síndrome. Desde entonces, y ha pasado casi un cuarto de siglo, jamás utilizó las palabras “subnormal”, “mongolo” o “retrasado” para insultar a nadie.
Dicho esto, no dudo de las buenas intenciones de esta señora pero no entiendo:

  • ¿Llamarle Roscón porque nació un 6 de Enero? Puede que resulte un mote familiar muy entrañable en la intimidad del hogar pero este niño tiene un nombre y unos apellidos. Es tan ciudadano español como cualquiera de nosotros.

  • ¿Sacar su foto en la portada de un libro? ¿Y su intimidad? ¿Y su dignidad? Las leyes deberían ser especialmente puntillosas para proteger a estas personas, sobre todo si son menores de edad.

Y vaya por delante mi profundo respeto hacia ella y hacia su marido; seguro que son unos padres excelentes.


#11

Una cosa es normalizar y otra cosa es visibilizar. Normal nunca será porque no se acoge a la norma reguladora mayoritaria.

Claro, es que su nombre es Roscón, de DNI.


#12

En realidad el niño se llama Patricio, coloquialmente Patrick, y el hecho de llamarle Roscón es porque nació el día de reyes y como los populares dulces de navidad llegó con “sorpresa”. Esto es algo que ella ha explicado en algunas entrevistas.

Obviamente me he ayudado de Google y es que más allá de recordar la historia no tenía ni idea del nombre real del niño. Porque no soy seguidor de esta mujer ni de su cocina ni de su programa.

Lo explica aquí:

No tengo ninguna duda de que el nombre si está pensado antes es el mismo que se le pone al bebé salga como salga. No hay que olvidar que un hijo/a es posiblemente lo mejor/peor/mejor que le puede pasar a una persona y salvo excepciones que confirman la regla, se le quiere como lo mejor del mundo.

Aunque probablemente si pueda llevar a motes o diminutivos infantiles y graciosos dentro del entorno familiar, como ha pasado toda la vida.

Desde mi punto de vista la exposición de estos niños/adultos (no llegan a ancianos) me refiero a los que tienen Sindrome de Down, es en parte por normalizar y en parte por concienciar de que en muchos casos es perfectamente posible su integración, no hay que olvidar que son personas, generalmente infantilizadas y que tienen que vivir con la doble condena del sindrome y de ser juzgados por el desconocimiento con cosas como que “son subnormales”, “diferentes” etc., y vivir “aislados”, siendo eso algo que no le gusta a nadie con naturaleza social.

Algunas veces seguro que tiene fines recaudatorios, generalmente para “buenas causas”. Y por qué no? La familia y sobretodo los padres puede ser que esten bien orgullosos de tener un hijo con sindrome de Down igual que otros padres de sus hijos con particularidades más dificilmente reconocibles.

Un subnormal de verdad es el que vota a Pablo Iglesias, por ejemplo y sí, Pablo Iglesias si que sale con fines recaudatorios, tenga que decir lo que tenga que decir.


#13

Sin duda que está pensado para la ocasión.

A través de la prueba de la amniocentesis, que se realiza entre el cuarto y quinto mes, los padres ya saben (con un porcentaje muy elevado) que el bebé saldrá con Síndrome de Down.

Aunque yo creo que el nombre de Roscón no viene por la “sorpresa” sino por la masa madre.


#14

A lo mejor, la “sorpresa” es que calza un 25.


#15

Aún recuerdo al doctor Rosado…
Que hablaba de la eugenesia para los subnormales
"El consejo más famoso del doctor Rosado, consistente en aplicar cigarrillos encendidos en la cabeza para curar asfixia aguda, causó a una niña en Murcia quemaduras graves."


#16

Un aficionado.

Tito Hitler escribió:

“Esparta debe ser vista como el primer Estado Völkisch. La exposición de los enfermos, los débiles, los niños deformes, en definitiva, su destrucción, era más decente y en verdad mil veces más humana que la miserable locura de nuestro tiempo que preserva a los sujetos más patológicos y, de hecho, lo hace a cualquier precio; y, sin embargo, toma la vida de cientos de miles de niños sanos como consecuencia del control de la natalidad o por medio de abortos, para, posteriormente, engendrar una raza de degenerados cargados de enfermedades.”


#17

No sé si aficionado, pero los programas eran una mezcla perfecta de Solana y Alfonso Paso


#18

El tío Adolf? En pie y saluden!!!


#19

Estigmatizados nos tienen a los que valoramos ciertas reflexiones y, en mi caso, admiramos la estrategia militar del régimen Nazi.

Luego, esos mismos, sonríen condescendientes cuando ven a sus hijos adolescentes con la hoz y el martillo en forma de parche en la cazadora. No sonreirían tanto si reflexionasen en que el auténtico símbolo de la muerte y la pobreza, el máximo exponente pasado pesente y futuro de la decadencia humana, es el comunismo.


#20

Es que maldita sea la gracia que tienen estos motes familiares. Te cae el sambenito y no te lo quitas de encima en la vida… ¡Hasta se olvidan de tu nombre de pila! Este caso particular tiene agravantes: sonará muy cariñoso llamar a este niño, que no discuto que sea un auténtico ángel, “Roscón” pero me parece muy poco serio y hasta irrespetuoso hacia él.