¿Por qué una persona que no vivió el franquismo querría volver a aquella época?

El otro día me hice esta misma pregunta, ¿cuál era la verdadera razón por la que una persona que nació en los gloriosos ochenta puede añorar tanto una época que no vivió? Para responderme a mí mismo he estructurado todo ese entramado de ideas para saber qué razones tengo y cuáles más podría añadir.

SEGURIDAD

Creo que esta es la razón principal. La seguridad es un bien de primera necesidad que el Estado debe cubrir sin fisuras. Está claro que nadie está libre de toparse con un perturbado que sin previo aviso te insulte e incluso te agreda físicamente, o con un ladrón que te amenace con un arma o entre por la fuerza en tu casa, ni hablemos de los desgraciados que cometen abusos a menores, violadores y demás despojos sociales. Repito, nadie está libre de tener la mala suerte de cruzarse con uno de estos malnacidos, pero el Estado tendría que poner todos los medios posibles para que jamás delinquiesen o en su defecto sólo pudieran cometer su primera agresión, y cuando digo todos los medios me refiero a encerrarlos en un agujero de por vida o freírlos en la silla eléctrica.

Nada puede calmar el dolor de una agresión, robo o abuso de cualquier tipo, pero saber que el Estado dispone de funcionarios capacitados para dar una paliza de muerte a este tipo de criminales, de alguna forma te hace sentir miembro de una gran familia donde pase lo que pase, Papá Estado siempre estará dispuesto a defenderte y a impartir castigos con mano dura.

Vivir en un país donde la seguridad se eleve a la categoría de familiar tiene que ser la hostia. Sería capaz de sacrificar gran parte de mi libertad para vivir en un país seguro. Hay personas que sencillamente no merecen vivir y tendría que ser una obligación del estado encargarse de eliminar de la sociedad de forma permanente a este tipo de basura humana.

UNIDAD Y COHERENCIA ADMINISTRATIVA

El Estado de las autonomías es la mayor patraña que se le ha vendido a la sociedad española. Se crearon 17 chiringuitos donde cada espabilado montó su negocio, siempre con la banderita en la mano, alegando a unos sentimientos irreales. ¿Cómo una persona podría sentirse orgulloso de Andalucía como administración? Una comunidad que roba las herencias de personas que lo único que han hecho en la vida es trabajar para dar a sus hijos una vida mejor, eso es comunismo, expropian tus bienes si no pagas lo que dicen con el pretexto de redistribuir la riqueza, pura patraña para enriquecerse ellos.

Los mismo pasa en Cataluña, una vida robando, entreteniendo al rebaño con banderitas y manipulados sentimientos mientras los políticos no paran de llevarse el dinero público a paraísos fiscales extranjeros, proclamando casposas ideas nacionalistas, dando vergüenza ajena, islamizando su propia casa para eliminar cualquier parecido con lo español. Verdaderos catetos.

Lo mismo pasa a nivel municipal, mira Madrid, una ciudad infestada de parásitos ilegales llegados de todos los rincones del mundo y la loca que tienen dirigiendo el barco, más preocupada de disfrazar a los Reyes Magos de tarados u obligar a los ciudadanos que pagan el impuesto de matriculación, circulación, carburantes, ITV y zona azul, roja, verde y rosa palo a dejar los coches en sus casas porque a ella le sale del coño.

No hablemos de la unidad en la seguridad social. Hoy tienes que contemplar despavorido cómo un moro con chilaba entra sin hacer cola en el hospital con una intérprete de la Junta de Andalucía mientras tú te pudres en los pasillos. El multiculturalismo ha convertido los hospitales en cuadras. Si necesitas asistencia médica en una autonomía que no es la tuya es posible que tengas la misma sensación de hablar con un funcionario de la antigua Rhodesia y Dios quiera que no necesites una ambulancia.

JUSTICIA

Es pasmosa la habilidad que tienen los políticos para hablar de separación de poderes. Hay gente que a día de hoy aún se lo cree. Mira lo que ha pasado con Urdangarín. En teoría sería más fácil acabar con el ébola en el mundo que con la corrupción en las instituciones públicas. Ellos hacen las leyes, ellos se juzgan y ellos se indultan.

IMPUESTOS

¿Te has parado a pensar realmente los impuestos con los que el Estado nos acribilla? Algo tan sencillo y necesario como tener coche significa pagar el 21% de IVA cuando lo compras, el impuesto de matriculación, el impuesto de circulación anual al ayuntamiento, la ITV, el gravamen de los carburantes, el peaje de las autopistas, la zona azul, zona verde, zona roja, multas de tráfico con el único fin de recaudar, el IVA del seguro, y seguro que se me olvidan varios.

Con la vivienda pasa exactamente igual, pagas el IVA al comprarla, el IBI anual, si te haces un trastero en la azotea y lo descubren con la vigilancia aérea no dudes que lo reflejarán con un aumento del IBI, si vendes tu casa tienes que pagar a Hacienda el incremento de patrimonio, al ayuntamiento la plusvalía incluso vendiendo en pérdidas y a la autonomía (dependiendo de en cuál te encuentres) el robo a mano armada del impuesto de sucesiones.

No quiero extenderme más en este punto pero el impuesto de las energéticas a las renovables, el IRPF, la cuota de autónomo independientemente de lo que factures, impuesto de donaciones, trasmisiones, IVA de arrendamientos, copagos, tasas educativas… y toda esta extorsión para pagarle los alquileres a los aprendices de terrorista que deciden pedir asilo en España, o para ayudas a la integración destinadas a un puñado de parásitos cuyo único fin es islamizar la península, o los iphones, iPads, coches oficiales de alta gama y viajes de lujo a todos los políticos, o mariscadas a sindicalistas, ha quedado demostrado que el dinero de nuestros impuestos ha servido para pagarle las putas y la cocaína a muchos de estos gestores de la cosa pública.

RESUMEN

Lo mejor de todo esto es cuando hablas en las distancias cortas con cualquier persona cabal, te dirá que está completamente de acuerdo en todo lo que te acabo de contar, ya sean votantes del PP o votantes del PSOE. Podría seguir y seguir dándote razones por las que una persona como yo, añora tanto una época que no ha vivido, pero creo que te haces una idea.

Cuánta razón tienen nuestros mayores cuando dicen aquello de “esto con Franco no pasaba”.

Por cosas como estas me gustaría saber si tú también añoras la gran época franquista y cuál es la razón por la cual volverías atrás en el tiempo.

12 Me gusta

Por las medidas económicas adoptadas 1959 tras aprobar el Plan de Estabilización. Este fue el primer paso que dio España para andar el camino hacia la prosperidad que se viviría años más tarde. Se tomaron medidas coherentes para reducir el gasto público, aumentaron los ingresos del Estado, controlábamos nuestra propia moneda y todo se hacía para la estabilización y enriquecimiento del país y todos sus ciudadanos.

6 Me gusta

Vete a vivir a China. Allí hay mucho de lo que buscas.

5 Me gusta

De tu comentario se pueden deducir muchas cosas, por ejemplo que estás de acuerdo con todo lo que está ocurriendo actualmente en España, o que según tú todo el mundo que no esté conforme con lo establecido tendría que mudarse de país antes de intentar mejorar el suyo, o que tienes un interés oculto en poblar China con hombres de bien como yo, o que esperas que la gente te aplauda por un comentario de mierda antes de argumentar de forma coherente una postura.

14 Me gusta

De tu comentario solo se deduce una cosa: Deducir no es lo tuyo.

7 Me gusta

Lo bueno que tenía el Franquismo es la camaradería, hoy solo hay navajazos.

2 Me gusta

Cuando alguien abre un hilo de este tipo, lo que espera es que den razones a favor (o en contra) y se debata independientemente de la tendencia política, esa es precisamente la razón de un foro. Lo que no espera es que le inviten a pasar el resto de sus días a China.

De cualquier forma será de agradecer si tienes algo que aportar.

2 Me gusta

Lo sé. Lo que pasa es que este tipo de temas en concreto me dan algo de pereza, pero allá voy:

Lo que ocurre en realidad, es que no valido el razonamiento de un hombre libre que añora la represión. Más si ese hombre jamás ha vivido bajo esa represión. Por otra parte, los que añoran las dictaduras sin haberlas vivido, por lo general dan por sentado que si hubieran nacido el la época, lo hubieran hecho en el bando “ganador” y por tanto hubiera disfrutado de los beneficios que emanan de ese sistema para los afines al mismo, rechazando de plano la posibilidad de haber nacido en el otro bando. Lo cual es una memez.

Por otra parte, se huele tu tufillo radical, al “deducir” que si te invito a China, es porque estoy de acuerdo con lo que pasa en este país o porque creo que los demás lo están. Para tu información, para estar en desacuerdo con Franco, no es necesario lanzarse a los brazos de Castro, dicho eso, para mostrar la disconformidad hacia determinados aspectos de una democracia, no hace falta añorar una dictadura, no sé en qué tipo de mente caben esas ideas.

Mi invitación a China es simplemente porque soy un tipo muy práctico. Como mi certeza de que esta democracia no se convertirá en una dictadira es bastante alta, el único camino que veo para gente como tú, que parece verlo todo a blano y negro, es desplazarse a un sitio donde haya un sistema como el que deseas ya implantado. En China, si se te cae la cartera, que no te extrañe que un chino salga corriendo detras de tí para devolvertela. Tienen sus cosas, como que no respetan las filas, o eructan ruidosamente, pero luego se pueden instalar elementos de mobiliario urbano que serían impensables en España por temas de vandalismo. Sus distintos organos administrativos van en una dirección más o menos homogenea, y la corrupción (por lo menos a nivel estatal) es duramente castigada.

Lo que planteas no va a mejorar una mierda, va a empeorarlo todo, va a sacrificar vidas y generar represión, dividiendo a la sociedad con más profundidad de lo que ya se encuentra divivida.

6 Me gusta

Quizás en China haya más libertad – en mayúsculas y en minúsculas – que en España, país de impuestos confiscatorios; régimen oligárquico, sin libertad, tan corrupto como opresor, bien si sus métodos son suaves y aparentemente inermes; moral pública vergonzosa, en escombros; cultura simplemente inexistente, a través de una educación mala malísima, ideológicamente basurienta, falsa y falsaria, fuente de deseducación y vicio intelectual, moral y cultural.

España está en ese estado de putrefacción y desmembramiento nacional que, posible y probablemente, requiera, ahora sí, de aquello que el admirable y admirado Donoso Cortes recetaba en su famoso “Discurso sobre la dictadura”; dictadura como suspensión de libertades durante un periodo de tiempo que permita la sanación de la Nación, la vuelta a un camino de virtud; la dictadura al modo romano entendida de la Republica.

6 Me gusta

Por más que lo intento no logro comprender tu postura, dices cosas como esta:

Si hubieras leído atentamente mi post te habrías dado cuenta que lo que echo de menos no es la represión sino la seguridad, la coherencia administrativa, la justicia y la presión fiscal de antes.

También me llama la atención esto:

¿Cómo se nace en un bando? ¿Porque mis padres sean rojos o fascistas significa que yo tengo que serlo también? Yo en el único bando que he nacido es en el de la lógica.

Y respecto a esto otro:

Te diré que para mí la represión es no dejar a tus hijos jugar en la calle porque es posible que una familia de gitanos rumanos en furgoneta los rapten, o temer que tu hija, hermana, novia o mujer vuelvan a casa tarde después del trabajo por si algún violador las agrede. Para mí represión es saber que la justicia permite a violadores pederastas reincidentes pasear por los parques donde juegan nuestros hijos o saber que los que roban una y otra vez siguen estando en la calle. Para mí también es represión saber que si un ladrón entra en mi casa, no puedo defender a mi familia pegándole cuatro tiros al malnacido, y temer por mi futuro en caso de usar la violencia para defender mi propia casa. Pero ya que estamos también te diré que para mí represión es que una panda de gitanos, o negros, o anarquistas guarros se metan en mi segunda vivienda y el Estado no los eche a patadas por mí el mismo día de notificar la denuncia. Para mí esa es la verdadera represión.

Y para terminar, claro que se sacrificarían muchas vidas, las de estos indeseables que acabo de citar.

Por todas estas razones añoro aquella época.

10 Me gusta

[quote=“fleshfly, post:10, topic:12998, full:true”]
Por más que lo intento no logro comprender tu postura, dices cosas como esta:

Si hubieras leído atentamente mi post te habrías dado cuenta que lo que echo de menos no es la represión sino la seguridad, la coherencia administrativa, la justicia y la presión fiscal de antes.[/quote]

No echas de menos la represión hacia tí, lo que echas de menos es la represión hacia los demás.

¿Cómo se nace en un bando? ¿Porque mis padres sean rojos o fascistas significa que yo tengo que serlo también? Yo en el único bando que he nacido es en el de la lógica.

Ahora mismo puedes elegir el bando que tu razón te indique, pues dispones de edicación, medios de información de todo pelaje, y libertad de expresión. El problema es que en una dictadura es mucho más complicado cambiarse de bando, por que al margen de que te puede costar la vida, se disponen una serie de medios para evitar que la gente se salga de la linea trazada por el Estado. Si en una época de dictadura naces en un entorno opositor al gobierno, es poco probable que el espíritu nacional aflore en tí.

Te diré que para mí la represión es no dejar a tus hijos jugar en la calle porque es posible que una familia de gitanos rumanos en furgoneta los rapten, o temer que tu hija, hermana, novia o mujer vuelvan a casa tarde después del trabajo por si algún violador las agrede. Para mí represión es saber que la justicia permite a violadores pederastas reincidentes pasear por los parques donde juegan nuestros hijos o saber que los que roban una y otra vez siguen estando en la calle. Para mí también es represión saber que si un ladrón entra en mi casa, no puedo defender a mi familia pegándole cuatro tiros al malnacido, y temer por mi futuro en caso de usar la violencia para defender mi propia casa. Pero ya que estamos también te diré que para mí represión es que una panda de gitanos, o negros, o anarquistas guarros se metan en mi segunda vivienda y el Estado no los eche a patadas por mí el mismo día de notificar la denuncia. Para mí esa es la verdadera represión.

Y para terminar, claro que se sacrificarían muchas vidas, las de estos indeseables que acabo de citar.

Por todas estas razones añoro aquella época.

Lo siento por tí, hombre. Yo la verdad es que no me siento reprimido. Como a todos, me han pasado cosas desagradables, y de verdad deseo que algunas leyes cambien para ir reformando siempre las partes indeseables que implica una democracia. Todas las democracias son mejorables, a veces avanzan, a veces retroceden, hay que pensar qué se puede cambiar de las mismas para poder mejorar la vida de todos los que estamos bajo su cobijo, no hacer demagogia con sus defectos para justificar una apología a un régimen dictatorial.
Por ahora nada de lo que me ha pasado ha hecho que vea una dictadura como algo deseable, sobretodo porque seguramente yo sería de los que estaría en contra de ella, así que sería uno de los reprimidos, o simplemente me iría de este país. Pero vamos, como ya te dije, no me planteo esa situación, así que pensar en esa diracción me parece un ejercicio esteril.
Por último, para que tu vida sea sacrificada en una dictadura, basta con que estés en contra de ella y lo manifiestes. No hace falta ser caco, ni gitano, ni violador ni pederasta. De echo, esos son los primeros en hacer su agosto en un cámbio de régimen violento.

3 Me gusta

Que no, que no… que no me estás entendiendo o no me quieres entender. No malinterpretes mis palabras, te lo diré por tercera y última vez, la represión no la quiero hacia los demás como tú dices, la represión la quiero para asesinos, criminales, pederastas, violadores y demás basura social.

De verdad que mi intención no es etiquetarte, pero tu postura es muy típica de la gente de izquierdas, la izquierda real de la calle, la de la gente que dice ser de izquierdas, cuando dices eso de: [quote=“Chistobben, post:11, topic:12998”]
Yo la verdad es que no me siento reprimido.
[/quote]

Claro, como tú no te sientes reprimido, que le den por culo al resto. Me alegra que tú no te sientas reprimido, pero no por eso podemos dar la espalda a la realidad de las demás personas. Ponerse en el lugar de los demás para comprender su situación se llama empatía, la falta de la misma se llama egoísmo, y es de caridad lógica ser empático con la víctima, el débil, el inocente.

No estamos hablando de cómo te sientes tú en la vida real. Recuerda que la sociedad se compone por más personas además de ti, y es el Estado el que debiera ser responsable de la seguridad de todas ellas.

4 Me gusta

Lo de que no me siento reprimido, es simplemente para contrastar la realidad nefasta que según tú asola este país. Esa realidad de estado post-apocaliptico que percibes, no hace parte del día a día de esta sociedad. Simplemente tu apreciación es erronea.


Ahí está, este sinvivir que experimenta cada día la “gente de bien” como tú, se gesta en uno de los países más seguros del mundo. Es verdad que en cuanto a robos y hurtos estamos a la cabeza, pero no en cuanto a asltos en viviendas, que es lo que más te preocupa:
http://www.teinteresa.es/espana/casa-real/Espana-segundo-pais-OCDE-hurtos_0_1019898442.html

Así que nada, no le puedes pegar un tiro al rumano que entre a robarte a casa (cosa que yo también lamento) y esquivar las consecuencias penales, pero resulta que frente a otros países es mucho menos probable que te tengas que enfrentar esa situación.
Estás intentando justificar una dictadura para mejorar la seguridad de uno de los países más seguros del mundo.

3 Me gusta

Tengo un buen amigo de unos 74 años al que siempre le pregunto sobre detalles de cómo era la vida durante esos años…

El otro día me contaba cómo en el pueblo, cuando sabían que había una familia que lo estaba pasando mal en un momento dado, siempre hacían colectas y tal para que no les faltara de nada. El estado apenas intervenía en nada. Apenas pagaban impuestos.

La familia era la base de la sociedad. Y la gente tenía hijos sin preocuparse de “y si me echan del curro…” porque aunque perdieras tu trabajo, al día siguiente encontrabas otra cosa.

Creo que existe una falsa dicotomía, pues una dictadura no es inherentemente malvada y un estado “democrático” no es inherentemente bueno.

Los estados democráticos actuales están traicionando a sus propios ciudadanos. Vivimos en un mundo donde se le llama fascista o nazi al gobernante que hable de gobernar para los intereses de su nación y no para otros…

7 Me gusta

Es importante no confundir democracia con liberalismo (existencia de libertad individual).

Que detente el poder el que desee la mayoría no significa necesariamente que se respete la libertad del individuo. De hecho, lo normal es que pase exactamente lo contrario.

Sobre este tema recomiendo el excelente libro de Erik von Kuehnelt-Leddihn “Libertad o Igualdad”.

El régimen de Franco fue un régimen autocrático pero más liberal (respetuoso con la libertad individual) que la democracia parlamentaria actual, sobre todo después de librarse en gran parte de la influencia del socialismo falangista de los años 40 y 50.

En todo caso, nunca dejó de ser un régimen paternalista y ese paternalismo lo seguimos sufriendo actualmente (los demócratas actuales son herederos directos del franquismo).

3 Me gusta

El problema de fondo, esencial y fundamental, es que en España no hay ni representación - ¿Acaso eliges directamente a tus diputados a Cortes? - ni separación de poderes - ¿acaso el Ejecutivo no controla el Legislativo y el Judicial? -. Sin esos dos atributos, llega la gran pregunta: ¿Puede hablarse en tales condiciones de «democracia»? Tan democrática es, como orgánica era su precedente…

@Valnir, eso tan entrañable está muy bien para aldeas de 4 gatos, una sociedad moderna no puede funcionar así. Se requieren instituciones mucho más complejas.
@Vons @Arriero ya sé que tenéis muchos peros en contra del sistema actual, queráis reconocerlo como democrático o no, pero la cuestión es que si alguien está a favor de su demolición, debe, de paso, plantear una solución alternativa. No vale decir que se atropella el individualismo, que no está clara la división de poderes o la representatividad y qué por eso no sirve…todos los sistemas democraticos tienen defectos, aunque unos mucho menos que otros. No sé si estáis del lado de intentar cambiar las leyes para mejorar las partes menos deseables del régimen actual, o simplemente empezar de cero, en ese último caso, sería relevante decir qué se puede implantar. Agradecería ceñirse a la realidad, a mi igual me molaría que un super-ordenador alienígena nos gobernara, pero como sé que eso es poco probable que se pueda implantar, pues no lo digo muy en serio.

1 me gusta

Lo veo a la inversa, tú dices que la complejidad de una sociedad “moderna” (yo diría decadente…) necesita de un estado de bienestar como el actual que se ocupe de todo.

En realidad es al revés, en cuanto entró en juego el estado de bienestar éste solapó todas esas necesidades que antes te proveía tu propia comunidad.

Y es por eso mismo que en esta “sociedad moderna” no existe ningún sentimiento de comunidad, especialmente en las ciudades claro, donde nadie conoce a nadie, porque no es necesario.

Individualismo al máximo, sin identidad, sin lazos. Me pregunto a quién beneficia algo así?

5 Me gusta

Yo enlazaría este tema con el de la dictadura.
Hay pueblos que no saben vivir sin mano dura. No tienen moral. Es su metafísica.
Los españoles arrastramos el estigma árabe de la vagancia (gran herencia junto al riego por acequias), la pillería y la envidia. Llevados por esa nuestra triste naturaleza, despreciamos las leyes, nos encanta el regateo y el lloriqueo, echando siempre la culpa a otro de nuestros males.
Con esas mimbres, no podemos participar de la res publica si no es para corromperla y sacar algún beneficio.
Conclusión: necesitamos que nos lleven del ronzal.

5 Me gusta

¿Pero como que no hay sentmiento de comunidad? Aquí en Valencia acaban de terminar la Fallas, que son precisamente un manifestación del sentimiento de comunidad. Una serie de arduas tareas conjuntas con el objetivo de compartir y de reafirmar los lazos y tradiciones. Como ese, hay ejemplos en todos los sitios.

Eso de lo que hablas, se llama caridad. Ha sido sustituida por una serie de medidas de protección social, de la misma manera que antes los jóvenes mantenían a los mayores, ahora les pagan una pensión vía impuestos, cuya cuantía va en función de los aportes que el jubilado hizo en su etapa productiva. Personalmente prefiero ese tipo de intervención a que la gente necesitada se vea obligada a acudir a la caridad.