Problema con mi e-mail


#1

El post de extrimado con el envío misterioso me inspira a contaros esto otro que me pasa a mí.

Tengo una dirección de gmail de las primeras que se abrieron, porque un amigo informático me invitó, y entonces, hace años, pude poner simplemente nombre.apellido@gmail.com, lo cual hoy es imposible, a no ser que te llames Chindasvinto o similar (conozco a alguno así).

Mi “nombre.apellido” no es muy común aquí en España, pero sí lo es más en Sudamérica, que además es más grande. El caso es que, con el advenimiento de sistemas y gestión por Internet continuamente me llegan mensajes que no son para mí. Algún gilipollas que se llama como yo deja nombre.apellido@gmail.com como SU dirección, y hay un montón de sistemas que NO COMPRUEBAN si en efecto pertenece a SU usuario antes de freirte a e-mails.

Al principio, lo que hacía era contactarles, contarles la cosa y pedirles que borraran la dirección o le dijeran a SU usuario que les diera otra. Pero eso es lo que nunca han hecho. Te dicen a todo que sí, luego te envían una encuesta de satisfacción que puta falta te hacía, y finalmente vuelves a recibir mensajes. Así que en un momento dado pase a la ofensiva.

En muchas plataformas, puedes darle a “olvidé mi contraseña” y entonces te la resetean (gilipollas anulado), y te la envían a TU e-mai. Yo así cambio la dirección que consta y, si se puede, me doy de baja además, para joder. La cosa es demencial, porque significa que no solo te han estado enviando datos personales de un tercero (a mi me han llegado extractos bancarios), sino que puedes ver hasta el número de su tarjeta de crédito. Si la seguridad es más fuerte, contacto a la entidad, pero lo que me ha pasado también es que ni puto caso, como antes. Me han llegado a decir que no, que era un problema del usuario (pero, tontolaba, si el usuario no soy yo). Entonces los localizo en Facebook y Twiter y los frío a mensajes, todos los días; eso me ha funcionado razonablemente bien. Por supuesto, amenazo a lo duro con demandas y daños.

Os dejo un par de ejemplos, de los 20+ que tengo, que os sorprenderán:

  1. Amazon. El problema es que nombre.apellido@gmail.com es lo mismo que nombreapellido@gmail.com (sin punto) para Google, pero en general NO, y para Amazon pues tampoco, donde resulta que es tu nombre de usuario. Ahí fue donde, tras chats y chats en español e inglés con gente que te decía a todo que sí, terminé por hacer lo de la contraseña.

  2. Uber, quienes empezaron a mandarme correos y correos de esto y de aquello de un tipo que se había apuntado y no sé qué. Así que directamente, lo de la contraseña. Entonces me preguntaron que porqué me quería dar de baja, les confirmé, y al final me enviaron la encuesta, no te jode. Los subnormales no habían entendido que NO era yo, claro. El tipo en cuestión intentó reventar mi cuenta de gmail el hijoputa, pero yo ya tenía puesta la doble seguridad.

En fin, a ver el siguiente caso grave. Espero que os haya gustado, es totalmente real. Y si alguien quiere comentar algo, pues mejor. Lo del asalto a mi cuenta me dejó un poco preocupado, también he tenido otro en Facebook; me gustaría saber más. Un saludo a todos.


#2

De ser tú, barajaría migrar a otro proveedor; no me gusta que mi correo personal se prostituya sin mi consentimiento.


#3

Me pasó algo parecido con una cuenta de PayPal, un tipo registro mi dirección con un punto en medio. A día de hoy me llegan todos los movimientos bancarios y mierdas de Uber de un mexicano.


#4

El tema de envio de mensajes como dices es un problema muy grave porque no eres al único que le pasa a eso conozco a un compañero que le llegarón hasta los papeles de divorcio de su mujer… la mujer de mi compañero no, la del tio que dió a su abogado la dirección de email mal… Flipo en colores al verlo claro jaja

Para cualquier registro tendría que haber siempre la validación de email, es más, para el envío de correos se tendría que autorizar que remitentes te pueden escribir… Sé que sería un rollo pero coño como dices tu, te puede llegar de todo y no solo eso, que algún día tu te confundas y pongas el de otro :sweat:


#5

Te creo, es real, y no eres al único que le pasa. Con el mio hasta se registraron en una web porno de pago :stuck_out_tongue_winking_eye: y haces bien en tener la “doble seguridad”.


#6

A mi me pasa con un mexicano. Me mandan un montón de cosas de su trabajo desde hace años, pero ya paso totalmente. Un día le escribí al emisor diciéndole que no era yo, que la dirección de su compañero era x (me la sé). Lo siguiente que me llegó fue un mensaje del pollo contándole que mira tú qué cosa, que por error le estaba mandando los mails a un pinche gallego. Y me lo vuelve a mandar a mi el tonto el haba…


#7

Si es un profesional particular o una pequeña empresa, es fácil responderle y hacerle entrar en razón, a mi me ha pasado con una notaría. El problema son las grandes organizaciones como las que he citado. Simplemente, no consigues llegar a nadie que te pueda entender. Todo son becarios de mierda al e-mail o al chat, que aplican el protocolo, te dicen a todo que sí, reportan al supervisor y este no hace nada, porque tienen 500 y el caso no está previsto, y entonces a la papelera.


#8

¿Dónde he leído algo similar? enlace


#9

Como estas cosas me queman bastante, decidí crear un correo electrónico con mi propio servidor y extensión. 0 problemas a excepción de tener que deletrear el e-mail si alguien me lo pide por teléfono.

Si no tienes servidores propios o web, puedes mirar un dominio con correo electrónico incluido y arreglado.


#10

Yo tuve uno al que le borré MI dirección y la sustituí por estadireccionnoestuyahijoputa@gmail.com. Porque no se podía dar de baja, que si no… Días más tarde, el tío me respondió y todo (a MI dirección), y creo que se disculpó, algo le habían dicho o había deducido de la plataforma. La culpa no es de la gente, que o se despista o no entiende y en general no tiene mala intención. Es de las grandes empresas y de los proveedores de sistemas web. Debería haber normas para eso, para que no se enviara un mensaje sin haber hecho la comprobación de dirección (lo cual es bien fácil).


#11

Las grandes organizaciones… antes de enviar un “puto correo” deberían validar que esa cuenta de email es del que se esta registrando. Lo veo una auténtica cagada estando en el siglo XXI!!

Hace unos años traté de contratar a un guía turístico para México. Me dijeron que para enviarle emails debía poner un asunto determinado (completamente subrealista el asunto que me dijeron), le envie un email sin ese asunto no me respondió. Se lo comento a mi amigo, me preguntó le pusiste el asunto?? le dije no… pensaba que era coña…

Se lo mandé con ese asunto y me respondió, fijo que el hombre este debía tener una regla configurada que si un email no llegaba con ese asunto se iba a la papelera directamente jajaja.

Podrías hacer algo similar y añadir algunas excepciones pero si configuras "confirmar-envio@amazon.es" como excepción te van a llegar los pedidos de otros igualmente :scream:


#12

Exactamente lo mismo que me pasó a mí con Uber, son unos tolais absolutos, ni responden ni entienden nada; te fríen a mensajes y pasan de todo. Ahora veo que hice lo más rápido (6+ mensajes más): borrar al usuario.

Lo de Google y Amazon si la había leído de un irlandés de nombre muy común (O’noseque) que tenía el mismo problema con el punto y sin el punto.

Muchas gracias,


#13

A mí lo que me alucina es la gente… no echan en falta recibir correos que deberían estar llegándoles?


#14

Es más sencillo: todos los foros (este también) lo hacen: para validar el usuario debe responder al e-mail enviado a la dirección que declara. Punto.


#15

Sí claro el link de verificación tras registro que se manda… por eso te digo que compañías grandes eso falle es para matarlos!! jaja


#16

A mí me sucedió algo similar.Mi cuenta en Gmail son mis iniciales con varios números detrás(no encontré nada mejor).Empecé a recibir mensajes también de listas de correo dirigidos a otra persona cuyo nombre y primer apellido coincidían con el mío.No así su dirección de correo,no recuerdo cómo era,sí que guardaba relación con su profesión.A su vez, él también recibía los que me llegaban a mí.Nos pusimos en contacto.El llamó a Google y le dijeron que era un error de un gestor de correos, no de ellos, y que estaban trabajando para solucionarlo.En un plazo corto de tiempo se solucionó nuestro problema,el de mi tocayo y el mío.
No sé más.Espero que mi experiencia te pueda ser útil de algún modo. :slight_smile:


#17

Yo tengo una historia parecida. Primero empecé a recibir presupuestos de convite de boda. No le di más importancia porque estaban en copia el novio y la novia y dije, bueno, se darán cuenta. No quedó la cosa ahí. Recibí, y sigo recibiendo emails del cura de la parroquia que los casó, las típicas actividades de la comunidad o excursiones a Lourdes y Fátima. Esos mensajes los recibo individualmente, pero metí una regla al remitente y listo. Ya no me acordaba del asunto y el otro día recibí dos emails que estaban relacionados con su trabajo. Eran un poco peliagudos porque debe ser médico cirujano. Respondí al minuto a quien me lo mandaba para aclarar que se había equivocado. Me respondieron, menos mal. No deberían mandar a los correos personales estas cosas, deberían utilizarse los corporativos pensé.

De todas maneras, no tengo muchas pistas de la confusión. Mi email es de gmail también. Dos iniciales y dos apellidos comunes, todo junto… :confused:


#18

Ostras! El mío era traumatólogo!de Valencia.Y también me llegaban historiales médicos,por ejemplo.Pero solo de los que iban a su consulta privada.Va a ser que la aseguradora o quien sea que les gestione esto metió la pata pero hasta muy al fondo.A él le llegaban mis suscripciones a la Metal Hammer y tontadas de ese estilo.Mi nombre y apellido también son bastantes comunes en España pero sólo me ha pasado esto con esa persona. Emails personales nunca.Un misterio…:misterio: