Propaganda NWO - Contra la natalidad autoctona


#105

A mí, todo el rollo este de no tener hijos, porque es muy duro, los artículos de “Por qué sin hijos serás más feliz”, “10 razones para no tener hijos”, etc… me parece una mierda argumental del tamaño de la pirámide de Giza.

Hay incluso un artículo de te da 270 razones para no tener hijos. Fíjate, si me pongo, igual hasta te doy 10 más.

Bien, yo os doy la única razón que existe detrás de todas éstas, para no tener hijos: EGOÍSMO.

Solamente se trata de eso.

Búscale los análisis que quieras. Contrata a la Universidad de Wisconsin para que te haga 100 estudios, pero la razón base detrás de todo es EGOISMO.

Desde luego el momento de la ideóloga Corinne Maier, donde se dio cuenta de que se arrepentía de tener hijos, es de mucha risa:

Maier es madre de dos hijos adolescentes, Laure y Cecil. Y puede ponerle fecha al momento en el que dijo ‘basta’. “Salimos a cenar en familia a las afueras de París. Mi pareja y yo no queríamos ir porque estaba lejos y nos aburría, pero los niños se empeñaron” - contaba a The Globe and Mail.com. “A la vuelta, los adultos pensamos que estaría bien pararse a ver una exposición sobre los surrealistas belgas. Pero una vez entramos en el museo, los niños empezaron a portarse de forma horrible. El niño empezó a gritar, mi pareja se lo llevó fuera, yo le grité ‘¿por qué no eres más estricto con él?’. Discutimos, al final no vimos nada. Fue en el aquél momento en el que pensé me arrepiento, de verdad me arrepiento de haber tenido hijos”.

¿Muy extraño todo, verdad?. Que el niño se portó mal en una exposición sobre surrealistas belgas. Surrealistas belgas, ojo. Muy raro que un niño no le apasione el surrealismo belga y se aburra. Extraño, extraño. Si me dices que en vez de surrealistas belgas eran impresionistas alemanes, a lo mejor lo entiendo.

Lo siento pero esta tía es una tonta a las tres. Así de claro.

No leo absolutamente nada para justificar la no maternidad mas allá de obviedades conocidas por todos :

“El niño es una especie de enano perverso, de crueldad innata”. Uf, menuda novedad. Vete a un parque y mira durante media hora el arenero.

“Los niños nacen para decepcionarte porque soñamos con niños perfectos, pero no existen los niños perfectos, son personas como nosotros y como tal, fracasan. La mayoría de los niños son, además, difíciles”. Notición. Paren las rotativas. Esta mujer no deja de dar en el clavo. Que perspicaz.

Menos mal que dice que cuando sus hijos se van a independizar, se ha vuelto más optimista. ¡No se ha jodido!.

Para mí, la excusa estrella siempre ha sido la de : “No tengo hijos porque no quiero traer un bebe a este mundo tan horrible”. Me parto, de verdad. Si está tan jodido el mundo, coge una cuerda, vete a un puto árbol y te cuelgas. Mira que fácil.

En cuanto a Samantha Villar y lo de “Tener hijos es perder calidad de vida”. ¡Vaya, otra exclusiva!. Como se nota que es periodista y sabe dar titulares.

Cualquiera que tenga niños, sabe que te cambia la vida. No me refiero a si te la cambia a mejor o a peor. Simplemente te la cambia. Y por una sencilla razón. La rutina de tu vida pasa de ser totalmente controlada por ti, a ser prácticamente controlada por el niño. Tus horarios dejan de ser tus horarios y pasan a ser sus horarios.

Y esto comienza con el nacimiento y pasan unos años hasta que vuelve a regularse tal y como estaba antes del nacimiento. Esto, obviamente supone un esfuerzo notable, más o menos notable según el caso. Si no eres capaz de hacer ese esfuerzo por tu hijo…

Yo no sé lo que se piensa la gente que es tener un crío, de verdad. En que puto mundo paralelo viven. Igual se creen que una vez que nace, lo pones en la estantería y que llame cuando quiere teta. Es que de verdad, me parece de una ingenuidad que da risa.

Y en cuanto a lo de la calidad de vida que se pierde, es tan relativo todo. Puede que para las Samanthas de turno el no poder salir con sus coleguis de noche a tomar unos gintonics, sea perder calidad de vida, pero para otras muchas personas, no lo es. Simplemente tu vida cambia. Igual que cambia de cuando tienes 18 años a cuando tienes 30.

Lo que me parece es que toda esta gente, lo que no quiere es dejar de tener 18.

¡Asumid vuestras putas responsabilidades, hostias!.

Básicamente se trata de eso.


#106

Estoy de acuerdo. Es una mezcla de varias cosas. Una, por ejemplo, es la infantilización de la sociedad (que está conectada con algunos de los argumentos que mencionas). Nos han convertido en adultos niños. Los niños se caracterizan por una tendencia a la inmediatez y al materialismo mas que nada porque esa es la estrategia mas eficaz para sobrevivir. Viven al día pero no tienen otra ya que no pueden mantenerse por si mismos. Los adultos, por el contrario, se caracterizan por planear a largo plazo y saber que hay cosas mas importantes que el placer inmediato y el materialismo. Son independientes y crean una estructura para proteger a otros seres humanos dependientes (familiares jóvenes pero también mayores). Vivimos en una sociedad de adultos-niño que esperan todo hecho. Primero de sus padres y luego del estado.

Otra de las razones son los incentivos perversos del socialismo. Antes de la seguridad social de reparto (un timo piramidal que ya caerá), la gente sabía que llegar a la vejez sólo — aparte de la tragedia espiritual de morir dejando atrás sólo etéreas e insignificantes posesiones materiales — suponía un riesgo. Había pensiones de empresa y ahorros, pero a veces no llegaban. Aquí es donde entraba la estructura familiar que era un seguro de que al menos tus hijos te cuidarían/ayudarían. Y esto no era un atraso, eran vínculos horizontales que además de fortalecer la sociedad, la hacía mas independiente de los poderes totalizantes. Ahora ya no. Con la paguita asegurada de papa estado, pues que los hijos (que según me dicen los medios son un coñazo) pues que los tenga otro pringao. Y si los hijos de los otros pringaos no llegan para pagar mi pensión, pues que traigan pringaos de otros lados del mundo. Total, mi cultura no vale una mierda (algo que también me recuerdan a diario) y yo me moriré mas pronto que tarde.


#107

A mi lo que me alucina de todos estos, es que hablan de los niños como si sólo hubiera habido niños ahora que ellos tienen 40 años.

La del museo del surrealismo belga, dice que los niños son enanos perversos, de una crueldad innata. Esto lo sabe cualquiera que haya tratado con niños. Que son más cabrones que un cepo. Pero vamos, eso lleva siendo así toda la vida. Ella también era una enana perversa de crueldad innata. Si su madre hubiese seguido su filosofía, no estaría ella aquí ahora iluminándonos con su sabiduría. Eso parece que se les olvida.

También me alucina que todas estas cretineces y subnormalidades siempre vienen de boca de personas del primer mundo, generalmente con la vida resuelta y que en su vida han tenido un puto problema verdadero. Que me venga a decir una señora de Sierra Leona, pais con una esperanza de vida de 43 años, que no quiere traer un niño al mundo, bueno está. Pero que venga a decírmelo una tontalaba suiza viviendo en París, que su drama diario es que le han echado poca espuma al capuchino, es que me meo.

En cuanto al tema sociológico, si no nos preocupamos los europeos de nuestra natalidad, no os preocupéis, que pronto lo tendremos solucionado.

Adivinad los de la rayita negra, donde van a venir a vivir.


#108

Tener hijos es muy fácil, pero algunos se complican la vida cantidubi


#109

Y saben que es lo peor? ninguno de los que estamos aquí estamos haciendo algo para tener hijos…


#110

Eso es mucho afirmar.


#111

¡Y tanto!


#112

Ya te digo…


#113

Estoy posteando esto también en un hilo nuevo para refrescar el foro y he dejado esto aquí porque creo que en este hilo podemos recopilar toda la información con respecto a este tema para la posteridad.

Acabo de regresar de unas vacaciones “en familia”. Fui con mis hermanos a un destino turístico nacional y dejamos que el hermano tonto hiciera todos los arreglos. Bueno, pues mi hermano se confundió y nos metió a los cuatro en un Meliá. Yo nunca había estado en uno y por las fotos parecía bien, así que no dije que no.

Meliá es una manera específica de viajar, un estilo de vida. Los baby boomers tienen un fetiche con estas cadenas de hoteles enormes con 500 habitaciones: Marriott, Hilton, Best Western, Meliá, etc porque encapsula toda la esencia de su generación. Esa óptima relación calidad/precio, la optimización de los recursos, la agenda semanal de actividades para los huéspedes del hotel, la barra libre de huevos revueltos en el buffet multitudinario del desayuno, el concepto que tienen de atención personalizada que es dejarte una chocolatina sobre la almohada.

El caso es que me quedé en un hotel de la cadena Meliá y la única razón por la que no me arrepiento de haberlo hecho es porque tuve la oportunidad de ver de cerca a muchas familias blancas con sus hijos interactuando en su propio hábitat y llegué a una conclusión muy importante,encontré una pieza del puzzle que me faltaba en esto de ser facha con conocimiento de causa.

Gracias a estas vacaciones clase media he entendido cuál es el propósito de las élites con la cruzada cultural en contra de los bebés blancos. Espero que mañana cuando Jimenez Losantos me copie la idea no la diluya demasiado. ¿Me oís? guionistas de Losantos no seais cobardes y sustraedlo al completo… hay que tener unos estándares hasta para robar.

Bueno, como me despierto tan temprano que prácticamente sigue siendo ayer, soy el primero en la playa y elijo el mejor sitio. Desde allí observo cómo se va llenando la playa y cuál es el patrón. Pude apreciar cómo se distribuyen sobre el espacio un grupo de familias blancas si lo dejas a su libre elección, aunque vengan de lugares diferentes y tengan culturas distintas, se sientan cerca los unos de los otros. Los bebés ingleses, por ejemplo, van cubiertos desde los tobillos hasta las cejas, los meten al mar con sombrero, camiseta de mangas largas y pantalones cortos, resulta un poco bizarro a menos de que seas inglés, a los bebés italianos los meten al agua casi en pelotas, pero los ingleses y los italianos preferían sentarse junto a otras familias con niños que junto a gente de su región: gravitaban hacia otras familias. Es decir… si una familia llegaba a la playa y quedaban muchas tumbonas libres por lo general cogían la que estaba más cerca de otras familias con hijos independientemente del lugar del que proveniesen. Imagino que por lógica, si tienes hijos y te pegas a otras familias con hijos cada cual tolera los llantos y las pataletas de los hijos de los demás con mejor cara ya que en una hora el de la pataleta posiblemente sea tu hijo. Una especie de quid pro quo.

Los niños se hacían amigos de los niños que estaban sentados a su alrededor y pasaban el día entero jugando, yendo del sitio de la familia de uno al sitio de la familia del otro. Así se conocían las madres de los niños, a veces hablaban hasta por señas si eran de países diferentes. Al día siguiente ya veías que algunas de estas señoras elegían sentarse juntas, para que los hijos jugaran y tal. Al final de la semana en algunos casos se les veía incluso comer juntos en el restaurante:

Los niños son un lubricante social, el pegamento que une la sociedad. Los niños tienen mucha facilidad para hacerse amigos de otros niños. No hace falta nada. Una mirada, una sonrisa, y se van juntos a bañarse en el agua o a jugar en la arena. Los adultos no tienen esa facilidad, y quizás por eso tienen niños, para que a través de los niños se vean inclinados a formar lazos con otras familias que de otra manera jamás se establecerían.

En el caso de mi estancia en el Meliá, las familias se iban al cabo de una semana o así, y esas relaciones no trascendían de manera alguna, pero en una situación de convivencia diaria, en el barrio, estas amistades circunstanciales pueden transformarse en verdaderas comunidades de gente que no solamente tiene un lazo con la tierra en la que vive sino también con la gente que le rodea a través de sus hijos.

Eso responde en parte a la pregunta que parecen hacerse cada semana en periodiquillos como el Hashtinfon Stop:

“¿Es posible hacer amigos después de los 30?” según este tipo de artículos la gente solo hace amigos en el colegio o en la universidad y después de graduarse es cada vez más complicado hasta que a los 30 un día te das cuenta de que no te quedan amigos ya.

La respuesta a la pregunta de si es posible hacer amigos después de los 30 es que sí es posible si tienes mujer e hijos. Las sociedades constituidas por familias son más fuertes y tienden a votar en bloque.

¿Cuál es la razón por la que se nos impone un modelo cultural de soltería infinita, poliamor, igualdad de sexos, mascotas por hijos y niños étnicamente difusos en todas las películas? ¿Cuál es la intención detrás de la cruzada contra la natalidad blanca?

Está claro que si quieres debilitar los lazos sociales la ruta más sencilla es ir en contra de los hijos. No de las familias como tal, da igual si eres muy cercano a tus tíos, no hay problema con los lazos hacia arriba el problema está en los niños y en sus madres. Se ocupa a las posibles madres con empleos para que no necesiten casarse y tampoco tengan tiempo para plantearse tener un hijo y después hay que eliminar los tabúes sociales al respecto para que las mujeres no sientan presión alguna para tenerlos. Antes se consideraba que el que no tenía hijos era un egoísta. Ahora no. ¿Por qué? Por el bombardeo constante en medios de comunicación.

El objetivo a largo plazo es convertir los países europeos en Sudáfrica. Allí se ensayó por primera vez la estrategia de tomar un país utilizando para ello la fuerza bruta, es decir, la masa de negros y la democracia porque un negro con un CI de media de 75 vota al que le promete espejitos y ron. En Sudáfrica ya tenían a los negros solamente había que desatarlos. Es decir, permitirles mezclarse con la población civilizada y darles acceso al voto. Una vez que se les da el voto a los negros, básicamente puedes hacer lo que quieras.

En Europa no hay una masa autóctona de negros o de disminuidos mentales, entonces es necesario importarla del tercer mundo. La meta a largo plazo es transformar cada país de Europa en Sudáfrica para poder controlar su rumbo político:

  1. Inunda el país de negros (o indígenas mapuches, o moros, cualquier raza de capacidades disminuidas)
  2. Prométele a los negros algo que les guste
  3. Gana las elecciones
  4. Cambia el sistema para que los negros tengan ventaja

Pero en condiciones normales cualquier sociedad se resiste a una conquista demográfica de este tipo. Para poder desencadenarla primero hay que cambiar las condiciones del país de acogida. Es necesario que los votantes blancos acepten el plan inmigratorio y voten por él. ¿Cómo? Muy simple, hay que darle el voto a la mujer y posiciones de liderazgo. Las mujeres por naturaleza sienten empatía hacia el débil y son menos leales a su comunidad que un hombre (tema para otro post). Por eso si quieres someter la conquista demográfica a votación y ganar tienes que contar con el voto de la mujer, de los mariquitas y de cualquiera que tenga muchos sentimientos y disposición de follarse al primer invasor que cruce la frontera. Sumado a eso hay que debilitar los lazos naturales entre las familias para que el sentimiento comunitario e identitario nacional se desvanezca.

Digamos que darle el voto a la mujer fue una primera sudafriquización del mundo occidental. Son las mujeres quienes abren la puerta a todo tipo de políticas absurdas a través del voto, pero con las mujeres no es suficiente para transformar el país porque muchas votan a lo que vota el marido y aún si todas votaran son solamente la mitad de la población. Hace falta importar negros para terminar de hacer el trabajo.

Debilitar los lazos de los blancos contribuye al proceso. Cuando no hay lazos, no hay comunidad y si no hay comunidad no hay resistencia. Es más fácil controlar una sociedad de átomos. Por otro lado fomentan las relaciones entre los blancos y los negros a los que van a importar porque así todo el mundo traga un poco mejor la invasión y también porque es la mejor manera de ofrecerle a las mujeres blancas la fantasía de que los negros que están invadiendo su país son como los blancos en todo menos en el aspecto físico.


#114

ha sido

ahí tienes


#115

No te equivoques.Ni las hormigas son todas iguales.