Que vienen los rojos


#282


Y el círculo queda claro en su cierre


#283

A pesar de lo que escribí en El himno de Oriamendi, donde procuré ser lo más objetivo posible, poniendo de manifiesto que la tan denostada Dictadura no fué un régimen tan terrible como se quiere hacer ver y que se implantó como consecuencia de unos acontecimientos previos, sucedidos durante la 2ª República; entre ellos las revoluciones, rebeliones, asesinatos y guerra; que fueron tanto o más terribles que la posguerra.
A pesar de otras aportaciones posteriores en el mismo hilo, sobre las verdaderas condiciones de trabajo en el monumento del Valle de los Caídos, aportadas por historiadores y el también denostado gran escultor emeritense Juan de Ávalos y Taborda (nº 7 de afiliado del PSOE de Mérida).
Estoy totalmente de acuerdo contigo sobre todo en esto

Que lo trasladen de allí, no lo veo ni trágico, ni traumático, ni relevante.
Fué un hombre que mantuvo la unidad de España y propició un ambiente de prosperidad para todos los españoles, partiendo de un País en ruinas, que obligó a un gran sacrificio de todos para reconstruirlo. Por eso respeto su memoria y no la de los que quisieron implantar otra dictadura que hubiera sido más terrible que la franquista. Pero nunca he tenido interés por visitar El Valle de los Caídos, nunca me he acercado a verlo aunque hay razones para admirar la obra. Y mucho menos por visitar la tumba de nadie. Y mucho menos cada año, como hacen algunos nostálgicos, el 20 de noviembre. Ese mismo día, siete años antes; falleció mi padre y tampoco visito su tumba asiduamente. Ni mucho menos el día de su fallecimiento. Si voy, es en la fecha en que se honra a todos los fieles difuntos, el dos de noviembre. Si un veinte de noviembre visitase alguna tumba, sería la de mi padre, no la de ningún otro.
A todos los muertos se les debe respeto. Pero yo les respeto en su “ámbito”, en la dimensión en que se encuentran, en la memoria.
También a los que estén “en las cunetas” como dicen algunos. Allí no están pienso yo. Allí, como mucho, habrá unos restos mortales - si no se han convertido en ceniza - que, con el tiempo, ceniza serán.
Una tumba, es un pequeño monumento a la memoria de alguien. Es un simple hito, que el tiempo y el clima también borrarán. La memoria, mientras haya hombres, perdurará.
En la memoria de cada descendiente, viven sus difuntos. Y aunque el recuerdo no alcance más allá de los ascendientes conocidos, la memoria sabe que antes de ellos hubo otros y otros.
En cuanto a la historia, por mucho que se la disfrace, es la que es y no es otra.


#284

Es que a Francisco Franco le quisieron denigrar en vida y le han seguido denigrando una vez muerto, al negarle sus indiscutibles méritos. Por muy dictador que fuera, de él hay que destacar lo siguiente:

  • No era ningún tonto. Al contrario, era muy hábil e inteligentísimo, tanto en su política interior como en la exterior. Consiguió quedar bien con los nazifascistas y, terminada la II Guerra Mundial, ganarse bastante la confianza de los Aliados (EE.UU. y Gran Bretaña).

  • Era un gran talento militar. Si no, no habría ganado la guerra civil en una pasmosa inferioridad de condiciones. De hecho, fue (y creo que sigue siendo) el general más joven de Europa.

  • Tenía muy “calados” a los españoles. Hay quien le ha comparado con Don Tancredo: el tipo que se colocó delante de un toro bravo, mirando fijamente al animal mientras éste restregaba sus pezuñas amenazante. Bueno, pues consiguió que el bicho no le embistiera. Franco sabía que España es un país donde a la gente se le va la fuerza por la boca y, a la hora de la verdad, los españoles se conforman con poco (pisito propio, pisito en la playa y seiscientos).

  • Era un anticomunista convencido. De hecho, su régimen fue muy liberal en el terreno económico, defensor del sistema capitalista y de la propiedad privada. Amén de bastante aperturista: los españoles podían irse a vivir en el punto del territorio nacional que quisieran, allá donde pudieran encontrar prosperidad para ellos y para sus familias.

  • Mantuvo a raya a los separatistas vascos y catalanes. De hecho, humilló al PNV cuando pactó de manera vergonzosa su rendición en Santoña, y les restregó sus veraneos en Donostia/San Sebastián. Los separatistas catalanes, lo mismo: tenían que soportar “Cataluña, con Franco” cada vez que pisaba el Principado.

  • El sistema educativo franquista era muy sólido y exigente. Todos los que han venido en la etapa democrática han sido bastante más flojos. Cabe notar que los estudios de Filología Catalana se establecieron en los años cuarenta y la primera ikastola se abrió en los años cincuenta.

  • Fue el antiobrero que más protegió al proletariado. Sentando las bases del actual Estado del Bienestar.

  • Fue el antisemita que más judíos salvó del Holocausto. Permitió la apertura de la primera sinagoga (¡desde 1492!) en el barrio madrileño de Chamberí, a finales de los años sesenta. Curiosamente, jamás reconoció la existencia del Estado de Israel.

  • Sus ministros eran grandes Técnicos. Hombres muy preparados, con perfiles profesionales brillantes, a los que daba bastante libertad para implementar las políticas que consideraran adecuadas.

  • También mantuvo a raya a los tradicionales enemigos de España. A los musulmanes, pues pasó buena parte de su carrera militar combatiéndolos en África. A los franceses, pues impidió que la República Francesa aprovechara la guerra civil para anexionarse Cataluña.

  • Hasta las prostitutas le nombraron “Hijo Predilecto”. Y ya en democracia, hubo una veterana en televisión que contó que en vida de Franco daba gusto porque los clientes “siempre se ponían condón” (sic).

Los antifranquistas tuvieron que esperar a que se muriera para construir su propio relato, falsamente heroico en la mayoría de los casos: algunos como Carrillo decían que le combatieron con energía pero lo cierto es que siempre cayeron derrotados ante él; los monárquicos tuvieron que “tragar” con él cuando les impuso a Juan Carlos pasando por encima de Don Juan; etc.
Quizás, por su formación militar, entendió que el país debía regirse como un cuartel; y que la autoridad debía imperar por encima de todo, aunque ello implicara ejercerla con una dureza extrema.


#285

Pedrito ya se ha puesto a la faena


#286

http://www.elmundo.es/television/2018/06/29/5b35d86dca4741cf5e8b4622.html

La extrema izquierda más radical se hace con la maquinaria de propaganda pública. El pxto PP ha regalado todas las televisiones privadas y también las públicas. Fábricas de Forrests Gililead. Menudo panorama.


#287


#288

No te extrañe que lo haga y, ahora que andan cerca los horribles festejos del Gay Pride, contoneándose en la Basílica al ritmo de “I will survive”, “It’s raining men”, “In the Navy” o “A quién le importa”. Así mataría dos pájaros de un tiro: antifranquismo con Franco cuarenta y tres años muerto; y sumisión al lobby gay.


#289

En ultima instancia sera soros el que controle lo que sale en RTVE menudos años nos esperan


#290

Será Jaime Robles, la franquicia de Soros en España. Y sus soldados, ya sea este papanatas del diario del caratriste de Escolar o Ferreras o quien sea, le obedecerán como de costumbre.


#291

“Jefe de política de eldiario.es” y Televisión Pública Plural e Independiente son antónimos.

Es que no se cortan un pelo. En eso hay que reconocer que hay que admirar al rojerío. Como por ley divina ellos siempre son superiores moral e intelectualmente, no tienen ningún tipo de complejo a la hora de designar cargos a sectarios, padres, madres, hermanos o sobrinos.

Dado que el complejo de inferioridad intelectual de los partidos no comunistas les obliga cuando llegan al poder a acatar sumisos el 90% de los cargos puestos por el rojerío y sus políticas, nunca jamás se podrá llegar al status quo, en este caso en RTVE.

Espero ansioso el día que un candidato de algún partido no comunista-socialista se plante, dé un puño en la mesa y asuma la abrumadora superioridad moral e intelectual de cualquier ideología sobre el comunismo y el socialismo.

Espero ansioso y también sentado, porque creo que va para largo.


#292

José Antonio Sánchez y José Antonio Álvarez Gundín han sido dos auténticas calamidades al frente de RTVE. Claro que “el ente” debe de ser un auténtico nido de víboras desde los tiempos del papá de la ministra Nadia Calviño. Si un trabajador suelta que es comunista, seguro que al Comité de empresa le parece poco. Sólo TV3 les supera: para hacer carrera ahí, además de ser casi estalinista, hay que ser un separatista desorejado.


#293

Eh rana subnormal que te veo
Ya que sacan al dictador de su templo

220px-Contenidor_matèria_orgànica.jpg (220×276)


#294

Hijo mío, que paguita tienes, de verdad…


#295

A diferencia de con tu abuelo nosotros siempre hemos sabido dónde descansaban sus restos.


#296

Y no olvides que nuestros abuelos también sabían lo que es la victoria. Lo que da grandeza y magnanimidad. Los derrotados son puro resquemor.


#297

A que sois sus nietos, ya me cuadra más.


#298

Mi abuelo aún vive. Es de acero. Tiene 5 tiros en la pierna de la guerra y desenterró a los más de 5000 muertos que crearon Carrillo y la PSOE en Paracuellos.

Como ganaron enterraron con la dignidad que se merecen a esas personas. Los asesinos de las cunetas, si es alguien sabe donde están, que para mí que no, que los entierre Papa Stalin o en su defecto el burócrata rojo que más os ponga en la actualidad. O tu madre en su jardín. Perdedor.


#299

Pues el mio ya no pero era del bando del tuyo


#300

Mi abuelo era comunista, pero eso no significa que su estirpe tuviese que ser igual de gilipollas que al menos lo fue él en ese aspecto. La idea de la evolución es mejorar, no estancarse por cuatro poemas de Alberti.


#301

Se te nota el resentimiento y la estupidez. No hace falta que lo explicites.