Que vienen los rojos


#302

Mi bisabuelo, comunista, republicano, pero de alma católica, le dieron el paseíllo cuando le negó la entrada a la parroquia de su barrio a las hordas rojas, que iban a prenderle fuego a un cristo de la talla del siglo XV, más cercano al medievo que a las proporciones renacentistas. Aun así era su imagen. Por ello, llamaron a un sargento chusquero de tropa, de pueblo, hijo de general, alguien que no supo montar un fusil en su vida y le mandó fusilar. Días antes mi bisabuelo, que sabía conducir camiones, trajo al pueblo un cargamento de café y por orden de sus superiores tuvo que hacer las primeras entregas de estraperlo. La primera visita fue al hijo de otro general, pero ahora del otro bando, solo se insultaban en los mitines, pero por detrás se rascaban la espalda. El caso es que cuando lo llevaron a fusilar se dieron cuenta que la munición se les humedeció y no iban a disponer de balas hasta que el camión llegase, camión que solamente podía conducir mi abuelo. El sargento, llamó al hijo del general para pedirle unos cartuchos, iban a ser cinco tiros y listo, para cargarse al camionero aquel que se puso delante de la parroquia. Aquel hijo de general fascista preguntó que quién era el que se iba a llevar la suerte y le contestaron que el del café. Al enterarse de tal noticia vio peligrar su cargamento y con él las tardes en su patio. Medió y lo dejaron libre. Cuando las tropas nacionales entraron en el pueblo algún soldado le reconoció de transportar aquel camión republicano, así que también decidieron fusilarlo. Horas antes se dieron cuenta de que en todo el pueblo ni dentro de sus filas, había camionero. Así que le cambiaron el uniforme, pintaron un águila en el camión y siguió repartiendo café.

Tú decides cuál de los mongolos de esta historia quieres ser. Tú eres esta historia. Tú eres esta España cainita de mierda.


#303

Aqui ya no hay españa aqui republica de catalunya.


#304

Cómprate un teclado con tildes, hijo de la gran puta.


#305

Tu puta madre


#306

Lo mejor de TAB. Por conciso.


#307


#308

El día que estés en la cola del INAEM por que tu y unos cuantos como tú os estáis cargando Cataluña te acordarás de España para pedir la prestación del paro por que tu república no tendrá ni un euro para poder mantenerte… Eso es lo que vais a lograr.


#309

Que grande maradona


#310

Pos vale.


#311

Y qué grande España.


#312


#313

Cada vez que tengo la desgracia de leer a Forrest Gililead, veo cada vez más claro que lo de Forrest, al final, va a ser un cumplido. Jajajaja!!


#314

Justo estaba pensando lo mismo.
Es frustrante. Yo me rindo.


#315

Mira la ranita


#316

Tú imagínate que eres un pedazo de tonto al que le han contado que poseyendo el pasaporte de Tractoria vas a poder mirar por encima del hombro a gente que te da mil vueltas durmiendo. Ésa es la historia de Forrest Gililead, un charnego acomplejado que se agarraría a un palo ardiendo para evitar que la gente le conociera por lo que es, un pedazo de tonto sin límites. Así que trata de subirse a la chepa de otros, intentando difuminar su propia persona. Un pobre diablo.


#317

El que intentar que todos piensen como tu. Buena suerte.


#318

Los amigos cerca y los enemigos mas.


#319

Santísimo Cristo de la Consolación Bendita.

:facepalm:


#320

Esto es lo único malo que le veo al Franquismo.


#321

@RatRater, gracias por compartir esta historia.

En mi caso, todos mis abuelos eran fachas y católicos, tanto por parte de padre como de madre. Eso sí, tengo un tío político cuyo padre, comunista, murió en la guerra, y cuya madre murió poco después de un infarto o algo de eso, o sea que quedó huérfano. ¿Y sabéis quién se hizo cargo de él, dándole de comer, vistiéndolo y educándolo? La Iglesia. Sí, esa misma Iglesia cuyos templos quemaba su difunto padre con sus camaradas.

La Historia de la Guerra Civil está llena de pequeñas historias como esa, o como la de @RatRater. Pero lo que se enseña en los colegios es que Franco era malo y provocó una guerra cuando aquí gobernaba la izquierda y todo era un remanso de paz y felicidad. De verdad, qué peligrosa es la ignorancia.