Quietos todos ¿se ha enamorado Monedero a lo Risto?


#1


#2

No me extraña. Este señor me dio clases a mí durante dos meses (los que tardé en cambiarme a Derecho), y la manera que tenía de tirarles los tejos (diría incluso acosar) era bastante descarada. En mi curso tenía cierta predilección por una venezolana que se llamaba Daniela; se sentaba en su mesa, la llamaba a solas al acabar la clase, le ponía calificaciones altas en todo, le sonreía y le acariciaba las mejillas (como cierto usuario de este foro; da qué pensar), etc. Y a todo esto, la chica no era chavista, sino muy pija.

En fin. Tanto por el caso de Risto como por el de Monedero, a veces me sorprende el estómago que pueden llegar a tener ciertas señoritas. Nauseabundo.


#3

En Podemos son muy previsibles y siguen una política muy tradicional en lo que se refiere a enchufismos. Son buena gente, gente agradecida, amigos de sus amigos…

Ya veréis qué poco tarda esa chica enamorada en conseguir un carguito a cargo de nuestros bolsillos.


#4

La mayoría de los podemitas que conozco son pijas de tomo y lomo. Algún directivo forrado. Algún parado que no quiere trabajar. Y ningún currante. A mí la pija chavista me encaja perfectamente como la hija de algún revolucionario de allá.


#5

A inicios de siglos coincidí en una universidad alemana con un venezolano y su mujer. Estaban estudiando ambos un máster, con sus propios recursos, sin beca. Evidentemente, no eran ningunos descamisados.

Nada que objetar en ese punto, pero llamaba la atención porque el tipo se vanagloriaba de haber sido chavista de primera hora, de los que iba a visitar a Chávez cuando estaba en la cárcel.

Le perdí la pista hace muchos años pero supongo que habrá llegado lejos en el régimen chavista, aunque este era de los listos y muy probablemente vaya de embajada en embajada en el extranjero, que son los que mejor viven, sin tener que aguantar la miseria de su país.


#6

¿Pero que edad tiene este tipo?


#7

Mental o física?


#8

Cierto. No prengunte nada.


#9

Estoy sorprendido. Monedero siempre me pareció muy amanerado, pensaba que era homosexual. Que disfrute de esa beldad.


#10

Me lo dejas en bandeja, “de casta le viene al galgo”

Este señor me dio clases a mí durante dos meses

Cuéntanos algo, ¿buen profe?


#11

Ufff, hay que tener mucho estómago para tragar semejante contenido.


#12

No sé si será buen profesor o no, porque prácticamente en dos meses no nos dio clase, o al menos no impartió ninguna de las materias del programa de la asignatura. El primer día de clases, mi primera clase de la universidad, me la dio él; o más bien, le habría correspondido dárnosla, porque lo que hizo fue llevarnos a todos a un auditorio a oír una conferencia de un estudiante de máster sobre cómo hacer piquetes para la huelga general que se estaba organizando entonces. Yo, recién destetado y salido de mi burbuja parental y provincial, no sabía ni lo que era un piquete.

Luego, en la segunda “clase”, nos dijo que teníamos que comprar su libro, que se llamaba algo así como “El gobierno de las palabras”. Ya me parecía a mí que era un título extraño para un manual. Pero es que al comprarlo vi que no era un manual, sino un ensayo malísimo, desordenado y con las ideas que ya sabéis que tiene. Unos alumnos llegaron a clase con fotocopias del libro y les echó una bronca monumental. Así es el comunismo.

En fin, después de varios rifirrafes con él y de conocer al resto del profesorado, decidí cambiarme a una carrera seria.


#13

Flipante, bien hecho.


#14

No puedo con este personaje, dan ganas de darle una galleta estilo Bud Spencer.


#15

Tan jovencita como parece, no puede estar desesperada sino ser muy ambiciosa. No digo que esté mal pero podría haber escogido mejor. Hay un millón de tipos más ricos, cinco millones más poderosos y diez millones más atractivos que Monedero.


#16

Ya vi yo que se había arreglado la piñata…