Rituales en tu día a día

Como os conté en el hilo de descarga de libros, estoy leyendo uno muy interesante sobre los hábitos de personajes históricos famosos. Es muy divertido reconocerse en algunas manías y TOCs ajenos y disfrutar de la propia ridiculez de uno mismo.
La cosa es… ¿Cuáles son nuestros manías o hábitos en el día a día? ¿Algún tipo de TOC reseñable que no puedas dejar de hacer o que forme parte de tu identidad?

Mi hábito más arraigado es el orden en el que me aseo y desayuno. Si no sigo los pasos exactos, olvido cosas, me equivoco y mi día continúa de una forma torpe.

Pero lo principal es poner un despertador de pilas en la otra punta de mi habitación (manía de nueva generación), no dejarme puesto el pijama más de 5 minutos (es una ordinariez poco propia de alguien como yo) y desayunar a una hora concreta una comida concreta en una cantidad concreta.

7 Me gusta

No hablo hasta que no desayuno. Pueden preguntarme cosas, pero contesto con murmullos.
Siempre desayuno café con leche (de vaca, viva el clembuterol!) y miel.
Es la única leche (y miel) que tomo al día.
Y por lo demás, no creo que tenga más manías.

7 Me gusta

Tengo la manía de comprobar en la casa que todo está en orden antes de irme a dormir. Puedo estar muerto de sueño, que me pongo a revisar, habitación por habitación, la seguridad, que todo esté desenchufado, que no haya nada por medio, si hubiese cosas encima de una mesa que estén bien alineadas respecto a los bordes de esa mesa, etc. Si no, no duermo.

Cuando monté mi primer negocio, lo hice desde casa, y tenía la manía de vestirme para trabajar aunque no saliese (no aprovechaba para quedarme en pijama como hacen muchos), porque me daba la impresión de que no era serio si no lo hacía, aunque no me viera nadie. A veces hasta me ponía traje. Llamadme loco, pero así me sentía mejor cuando hablaba con algún cliente, y me daba la impresión de que mi cliente percibía de alguna forma que hablaba con alguien bien vestido.

20 Me gusta

Entiendo. Yo a partir de las 20 horas intento no hablar con nadie.

Acabas de conseguir todo mi respeto y un vale para tocarme los cojones 1 o 2 veces sin mayor repercusión.

5 Me gusta

To cuando curro en casa también me visto, ante todo somos señores

5 Me gusta

Yo tengo bastantes manías pero quizá como ritual destacaría el previo a ir a la cama.

Necesito beber un vaso de agua, limpiarme los dientes a fondo, pasar hilo dental+colutorio y dormir con dos cojines.

Cuando he tenido que dormir fuera de casa y por alguna razón no llevo mi neceser con mis enseres… No descanso igual. He llegado a conducir media hora hasta una farmacia de guardia para conseguir cepillo de dureza alta y colutorio con clorhexidina.

3 Me gusta

Yo tengo una manía por encima de todas: soy incapaz de irme a dormir sin ponerme la radio. Me da igual que escuche mientras no sea música. Osea, si es un programa deportivo, de política, de entretenimiento… Me pongo un auricular en el oído que no está planchando la almohada y ale, a descansar.

Me ayuda a despejar la mente y a no centrar mi atención en nada puesto que por regla general por la noche los programas suelen ser deportivos y no me interesa en absoluto.

Esta manía viene a cuando hace muchos años tenía un vecino con un respirador artificial en casa. Se escuchaba levemente pero se escuchaba lo suficiente como para que concentrara en el movimiento rítmico, que era regular y eso me exasperaba.

5 Me gusta

Yo no suelo tener manias, creo, pero una vez, cuando era mucho más joven, mi madre hizo limpieza en mi estantería de libros y discos, y los colocó a su manera, yo no vivía en casa, pero iba un par de fines de semana al mes. Al principio no le di importancia. Me daba igual que los discos de clásica y jazz, o los de rock estuvieran mezclados. Pero conforme avanzaba la noche, no pudia dormir, hasta que a las 4 de la mañana, me levanté y los coloqué a mi gusto.
Creo que no me ha vuelto a pasar nada parecido.

3 Me gusta

Soy un poco anancastico (sin llegar a tener TOC) el orden es fundamental (o mi orden).
La limpieza de la casa, la higiene personal, el coche limpio y con buena fragancia etc…
También trabajo en casa, me visto, ducho y afeito todos los días a las 7:15.

5 Me gusta

Esto que te pregunto te resultará raro, pero ¿de qué marca es el despertador? Yo no puedo ponerme ninguno de pilas porque no puedo dormir con el ruidillo que hacen. De momento, sólo móvil.
Y esa es una de mis manías: la casa tiene que estar en completo silencio para que yo pueda conciliar el sueño.

3 Me gusta

Mis hijas la primera vez que vivimos en Barcelona capital se asustaban mucho por la noche cuando escuchaban pasos en el piso de arriba o ruidos de algún vecino.

Se criaron en la casa que tenemos a media hora de la ciudad en la que no teníamos más ruido que el nuestro y pasaron tiempo descolocadas. De hecho la pequeña me preguntaba si había alguien en las habitaciones de arriba como imaginando que el piso de arriba era nuestro y estaba la abuela de visita o algún amigo.

1 me gusta

esta casualidad es rara.

He estado ahí. Me he despertado a ordenar alguna veces cuando he tenido otras preocupaciones.

Esta noche te lo digo, pero aunque es de pilas, es digital.

1 me gusta

Solo decir, que lo que para mí son “agradables rutinas”, son “putas manías” para la gentuza desconsiderada.

Fundamental…

Desayuno más viandas, pero miel y leche, la única del día.

Clavadito. Añado desembalse de vejiga.

Otro TOC habitual, y solo en casa, ante una lista de cosas y tareas que hacer, transportar, abrir, coger o lo que sea, inmediatamente hago una exhaustiva auditoría mental del órden en que deben realizarse y cuales de ellas pueden ser hechas a la vez…

Pero una vez empezada la sinfonía si, por ejemplo, suena el teléfono o veo un reloj deshorado e introduzco esa variable, termino como pollo descabezado en una habitación a la que no tenía previsto ir y sin saber que coño hago allí… Síndrome de Dory supongo.

4 Me gusta

Eso me lleva pasando unos años. Como cambie algo que hago por sistema, me quedo completamente fuera de juego.

La última vez que me mudé olvidé los pasos a seguir para lavarme el pelo, que aunque son solo dos, tuve que pararme unos segundos a pensar.

1 me gusta

Cuando estuve en Japón, en el Hotel Imperial para más señas, había dos relojes en la habitación. Ambos de Seiko, ambos de cuarzo, ambos analógicos. El del baño tenía el segundero que avanzaba un segundo cada vez, con el correspondiente ruido tac, tac. No importaba porque no se oía desde la habitación.
Sin embargo el de la mesilla tenía el segundero de barrido continuo, de manera que no hacía ruido. Me pareció todo un detalle, muy de como son las cosas en Japón (qué gran país).

Pero a mí el me gustaba era el que tenía de mis padres, que las horas y minutos eran pequeñas láminas que caían. El ligero “frp” que hacían al caer me relajaba.

7 Me gusta

Para mí ya es imprescindible el despertador que solo es despertador.

1 me gusta

Me has hecho recordar esta peli:

https://youtu.be/OyBSrBqogPY

8 Me gusta

…Como he disfrutado

1 me gusta

Nos falta el testimonio de @14.21, que capaz es de ponerlo este finde que estoy fuera desintoxicándome del preentreno… y de la gozadera.
Así puedo volver a hacer lo mismo el lunes pero de forma renovada.

Mierda, pensaba que era el hilo paranormal.

2 Me gusta