Se acercan las elecciones francesas: Puede el voto de los moros decidir esa contienda?


#1

El Islam en Francia ha estado constantemente en el foco de la atención pública en los últimos años. Aun así, durante la temporada electoral de 2017 de la nación gala, poca atención se le ha prestado a lo que los votantes musulmanes están pensando en los comicios venideros.

A sólo días de la primera ronda de votaciones, la cuestión del “voto musulmán” es un factor que podría ser decisivo para inclinar la balanza en un sentido u otro de la elección.

Lamentablemente, gracias al multiculturalismo, el Islam es la segunda religión en Francia, y los musulmanes franceses son cerca del 5% del electorado francés. Son una minoría muy organizada y muy cohesionada a la hora de defender sus intereses.
Siendo el 8% de la población total francesa, este bloque de votantes tiene mucho peso en una contienda electoral tan cerrada como la que está en puertas.

Los sondages con base a la religión y raza de los ciudadanos franceses están prohibidos por las leyes de ese país. Por ello los encuestadores tienen que ingeniárselas para poder obtener información sobre los votantes de determinados demográficos para obtener sus filiaciones religiosas.

Esto ha sido el caso de las elecciones francesas y los musulmanes franceses. Es especialmente difícil para las encuestadoras francesas entrar en los guetos musulmanes de los suburbios franceses por lo cerrados y retrógrados que pueden llegar a ser estos tíos. Suburbios de ciudades como París, Marsella y Lyon son zonas en donde ni la policía se atreve a ir, mucho menos un encuestador, dada la altísima concentración de musulmanes procedentes de África del Norte.

Un estudio del año 2012 del Instituto Francés de la Opinión Pública mostró que el 86% de los musulmanes votó por François Hollande, quien ganó las elecciones con el 51% del voto nacional.

Siendo el 5% del electorado, esos votos eran la cantidad necesaria para darle la victoria a Hollande.

Esto fue el resultado de la movilización masiva de los suburbios franceses en contra de Nicolás Sarkozy, que había adoptado una retórica muy dura contra el Islam en su momento y que no mostró interés alguno en moderar lo que los progres de ese país llamaron demagógicamente “islamofobia” durante su mandato.

Aunque el Islam y la “Islamofobia” se han retraído de forma temporal en esta primera ronda de elecciones, dando paso a una serie de escándalos entre los candidatos y el chismorreo cotidiano de las campañas políticas, es poco probable que éste sea el caso para la segunda ronda.

La cuestión del Islam habrá de ocupar el escenario central de nuevo y probablemente desate algunos feroces debates, en particular si Marine Le Pen, la candidata del Frente Nacional llega a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.

Durante décadas, los musulmanes franceses han tradicionalmente votado a la izquierda: Partido Socialista y Partido Comunista, motivados por los valores “humanistas” que la izquierda caviar supuestamente dice mantener. Pero en las últimas ´décadas, los votantes musulmanes (principalmente de segunda y tercera generación) supuestamente han madurado (aunque son harto conocidos por destruir propiedad privada) y sus inclinaciones políticas se han vuelto más diversas.

Ante la ausencia de una masa política realmente comprometida con un partido político o movimiento, los musulmanes franceses tienden a estar más interesados en asuntos socioeconómicos como acceso a empleos, beneficios y la discriminación, asuntos que comparten con el resto de los franceses.

Así que en teoría, cualquier candidato - con la excepción de Marine Le Pen- Quien propone soluciones realistas y sostenibles así como alternativas a estos asuntos podría verse favorecida por los musulmanes franceses así como otros segmentos de la ciudadanía francesa que pasen por condiciones socioeconómicas similares.

En otras palabras, los musulmanes franceses no están motivados por su afiliación religiosa para votar sino por los asuntos y preocupaciones del día a día.

Si hay una cosa que une al voto de los moros, sería la cuestión de la “islamofobia”. Es por ello que las posiciones que cada candidato tome en el asunto podría hacer que ellos ganen esos votos en el mercado político.

Ese fue el caso de la última elección francesa, en la que los musulmanes votaron masivamente por Hollande porque les prometió atender asuntos como la discriminación, el racismo y la islamofobia.

François Fillon, en su campaña de las primarias de 2016 dijo que “Francia tiene un problema con el Islam” y que esa religión amenazaba la unidad nacional.

Este tipo de retórica hace que se disparen las alarmas de preocupación en los moros porque se sienten estigmatizados y vulnerables, pese a que su credo ha sido objeto de críticas en los últimos años.

Así que aunque en la primera ronda, el voto musulmán puede que se diluya y disperse entre distintos candidatos, si Marine Le Pen llega a la segunda ronda, la población musulmana se aglutine en torno a su oponente.

El electorado musulmán francés no es homogéneo y disciplinado al votar por el hecho de que se motiva por distintas razones socioeconómicas, existe la posibilidad de que un voto musulmán sea un voto en contra de lo que se considera la derecha nacionalista en la política francesa.


#2

Bla bla bla, lo único importante es cautivar el voto blanco.

Los negros son el 16% de la población en EEUU y los latinos el 12% si no me equivoco y eso no fue un impedimento para que ganara Trump.


#3

Pero el sistema de Francia no es el mismo que en EEUU ten en cuenta que en Francia el candidato ha de conseguir la mitad +1 de los votos cosa que en EEUU no es necesaria


#4

Sí, es un voto sensible, pero no decisivo:

1.- Teniendo en cuenta el escaso nivel de alfabetización del voto emigrante, hay un escaso % de voto emigrante que pueda votar, que realmente vote. Os recuerdo la problemática economico-social que llevo hace ahora 10 años a las famosas revueltas en Saint-Denis, y otras ciudades francesas, en los que jóvenes franceses hijos de emigrantes (emigrantes que llegaron a Francia bajo el auspicio de políticas socialistas que estimulaban la atracción de emigración, con grandes ayudas y subvenciones públicas, y su confinamiento en guettos), sin oficio ni beneficio ni formación la liaron gorda, y llegó Monsieur Sarkozy, entonces Ministro de Interior, y los aplastó de mala manera (cosa que valoraron una gran cantidad de franceses, pues supuso un gran incremento en su popularidad, y después de aquello, en un par de meses, llegó a Presidente de la República). Muchos de esos jóvenes, apenas tienen estudios, y mucho menos creen en la política (a diferencia de los revolucionarios del 68) como posible “herramienta” para cambiar las cosas.
2.- Se incorpora al electorado una generación de hijos de emigrantes nacidos en Francia (lo que en Cataluña llaman “charnegos”) y, gracias al sistema educativo y a la integración social francesa, se sienten más franceses de De Gaulle. Sobre esta generación hay muchos debates, pues muchos de ellos sufren un “síndrome” (cuyo nombre no recuerdo) por el que se vuelven extremadamente “xenófobos” y están en contra de la emigración, por lo que pueden acabar votando a Madame LePen (en Cataluña pasa algo parecido, pero en lugar de irse a la “derecha”, se van al independentismo… cosas de la educación escolar, y la manipulación en los libros de historia)
3.- Hay también un cierto porcentaje de emigración (de todo tipo de etnias y religiones: desde argelinos a chinos, pasando por turcos o pakistaníes) que ha llegado a integrarse bastante en la sociedad, y son más afines a un voto de tipo “progresista” o “centrista”.

Muchas veces, la estructura socio/demográfica de un país te ayuda a comprender los resultado electorales (y, a veces, a predecirlos). En el caso de Francia es complejo, pues se trata de una sociedad muy diversa, y con una coyuntura cultural muy “singular” (ya desde la escuela hacen que empapes el “Liberté, egalité, fraternité”, el chauvinismo, la intelectualidad,… en definitiva, la identidad francesa), lo que hace que ciertas “rebeldías” étnico/culturales desaparezcan con el tiempo (si no, véase el independentismo vasco/frances, o los dialectos regionales) (Personalmente, no me gusta cómo han tratado desde París ciertos tipos de expresión cultural regional, especialmente dialectos, forzando su desaparición, pues creo que son un patrimonio cultural, aunque sea muy local, pero esto sería tema para otro hilo).


#5

@TrumanCipote estoy clarísimo de que el voto blanco es lo que importa, pero los moros actúan como un voto bisagra y eso es terrible.

no quiero que “Sumisión” de Michel Houellebecq se vuelva un manual de instrucciones y no advertencia.


#6

Yo no me alarmaría.

La primera en encuestas hace unas horas era Le Pen y seguía Fillon y Macron. Mélenchon hace mucho ruido en redes pero dudo que Francia caiga en manos de sus ideas comunistas de todo a 100.

Mi apuesta es por una segunda vuelta con Le Pen vs Fillon y una victoria de Fillon.

A Macron le ha pasado como a Albert Rivera… Un pie en cada lado e indefinición como reacción a las encuestas.

El voto Árabe está claro que jode por su obediencia y adoctrinamiento pero viendo tus % en cuanto a volumen vs votantes… Carece de sentido la discusión cuando, como apunta Truman por arriba, en USA el reparto racial es mucho más dispar y los resultados inmejorables por mucho que pese a los medios.


#7

No dejan de ser una minoría pero lo bastante ruidosa como para ser un voto codiciado por todos los partidos, preferentemente los de Izquierda.


#8

El único voto que puede decantar las elecciones de una forma significativa es el de la inmigración legal. Como en el caso de EEUU no votarán a nadie que no asegure la estabilidad de la nación ya que dan prioridad al sacrificio que han hecho, por tanto no le harán caso a las trompetas de la izquierda.


#9

https://twitter.com/cristina_linera/status/856266475031719936


#10

Aquí está la respuesta.

https://www.terra.es/noticias/mundo/europa/la-gran-mezquita-de-paris-pide-a-los-musulmanes-que-voten-a-macron,798856785fd6a83204c5805531970de5at5rhegv.html


#11

Eso es porque igual ya han conseguido algo a cambio…


#12

Con respecto a quien puede decir el voto primero hay que ver su perfil.


#13

¿El voto de los moros? Lávese la boca y váyase a la ******, no importa el orden.


#14

@Nipolas y a cuenta de que tengo que ir a lavarme la boca si escribo con las manos? O es que la palabra moro lo escandaliza?
SON MOROS


#15

No es escándalo, es hartazgo.
Y no venga con el rollo cultureta de que la palabreja existe y se usa desde hace más de 2.000 años pues la realidad es otra.
Se usa despectivamente, igual que sudaca, guiri y negrata.
Le pido perdón por mandarle a tan sucio viaje, me salió del alma, y le invito a leer un post que aclara bastante:


Que tenga un buen día!


#16

Aquí, lo que se dice aquí. De toda la vida de Dios se han llamado MOROS. ¿Peyorativo? …¿Porque será?.


#17

Esto es un foro donde prima la libertad de expresión si no te gusta el vocabulario que se usa este no es tu sitio


#18

¿Cuál es el problema con usar una palabra despectiva? Lo que siento hacia los moros es RECHAZO.


#19

Edito el insulto y abandono este hilo, he caído en la trampa de los que odian. :hitler:


#20

Ya vuelve la burra al trigo, ¿odio? ¿que odio? …te suena la palabra payo, ¿y blanquito?.

Por favor, más nivel.