Se terminó todo señores. Adios a la neutralidad de internet en EEUU


#1
Oficial: la FCC elimina la ley que garantizaba la neutralidad de internet en EEUU 

Los grandes jugadores de Internet tendrán que pagar a las compañías de telecomunicaciones por asegurarse la calidad de sus conexiones. Eso ocurrirá en los Estados Unidos, pero el impacto tendrá un alcance global dada la universalidad de los servicios online. Por mucho que la Comisión Europea y los distintos gobiernos nacionales defiendan lo contrario, el principio de igualdad de la Red caerá como fichas de dominó tras el movimiento que se ha ejecutado en los EEUU.

Con tres votos a favor y dos en contra, el regulador sectorial de las telecomunicaciones estadunidense, la Federal Communications Commission (FCC), ha derogado la neutralidad de la red en aquel país. La mayoría republicana hizo valer la doctrina del presidente Donald Trump y acabó con la igualdad de trato online en aquel país. Vista la exigua diferencia en el escrutino, resultó decisivo el voto de calidad del presidente de la FCC, Ajit Pai, ex empleado de Verizon y designado el pasado enero por el propio inquilino de la Casa Blanca. Las consecuencias de la ruptura de Internet en los EEUU no se harán esperar en los próximos meses.

En la reunión, bautizada -irónicamente- por la propia Comisión con el nombre “Restaurar la libertad de internet”, se han eliminado de facto las regulaciones de Obama a excepción de aquellas relativas a la transparencia, que únicamente supedita a las empresas a hacer públicas las decisiones que tomen sobre tráfico en las páginas web.

La decisión de la FCC significa que sólo las proveedores de contenidos y servicios de Internet que lleguen a acuerdos comerciales con las telecos disfrutarán de conexiones de calidad. Por el contrario, los jugadores de Internet que pretendan operar como hasta ahora posiblemente se encontrarán con retardos, bloqueos y penalizaciones en el uso de las infraestructuras. Más de un 1,5 millones de internautas se han movilizado en los últimos días en los EEUU en defensa de una red abierta e igualitaria para todos, pero también para no tener que pagar sobrecostes por determinados servicios online. Entre ellos destacan los videoclubs online (Netflix, HBO, Amazon, Youtube), que consumen la mayor parte de los recursos de red y que en adelante deberán pasar por la caja de los dueños de las redes para asegurarse la calidad de sus emisiones en streaming.

¿Que hacemos con esto? ¿Algún caballero versado en informática?


#2

Estados Unidos de Corea del Norte. Aunque quizás sea como en los institutos y colegios, te activan el control parental y tonto hasta los 18 (o 21 el caso de Norteamérica).


#3

En España lleva ocurriendo algo “similar” desde hace unos años. Por ejemplo, Movistar te bloquea la conexión a Netflix porque le interesa que contrates su televisión. Vodafone te baja la velocidad si usas la app de BeinSport, porque quiere que contrates su paquete de fútbol. No he escuchado a nadie quejarse hasta que Trump pretende regular algo. Aquí todos se echan las manos a la cabeza. Posiblemente llevabas algún año sufriéndolo y ni te has enterado.


#4

Yo soy de Movistar y acabo de entrar en Netflix sin problemas. ¿O lo he entendido mal?


#5

Que te baje la conexión no quiere decir que te la bloquee. Viene a decir que si tú tienes contratado fibra 300Mb vas a hacer streaming a lo que Movistar quiera, no a tus 300Mb contratados. Te hablo siempre de conexiones con ethernet.


#6

Nada nuevo solo que ahora lo harán sin ir de escondidas

¿Cuantas veces te has puesto a descargar un fichero grande? Empieza con velocidad estable y de golpe y porrazo baja a la mitad la velocidad, y al rato a la mitad de la mitad. Paras la descarga y vuelve a comenzar con una velocidad alta… Solo les basta enviar un par de acks duplicados para que tu computadora se piense que se están perdiendo los paquetes y baje (dicho de forma rápida y sin entrar en detalles). Como esas 20k de perrerías mas que hacen las ISPS (para mi fue la asignatura de la uni mas entretenida la que estudiamos todo lo relacionado con redes)


#7

Yo en informática no, pero en propaganda política estoy versadísimo, y aplico estos principios:

  1. Titular y expresiones apocalípticos -> No pasa nada grave.
  2. Culpan a Trump -> Igual hasta es bueno.
  3. La Comisión Europea se cabrea -> Vamos bien.
  4. Lo aplauden las grandes compañías -> Vamos muy bien.
  5. Perderemos neutralidad, universalidad e igualdad -> Los rojos pierden poder.
  6. Lloran porque habrá que pagar servicios -> Querían que se los pagaran otros.
  7. Van a cerrar Hotmail, hacer Facebook de pago y usar tus fotos de Google+ -> No, si firmo aquí para impedirlo, no podrán!!

#8

Ah vale, ahora lo entiendo.


#9

Esto es falso técnica y lógicamente; y nace con el mito construido de que la Internet es un derecho humano, por tanto un “common”. La neutralidad de la red es una subvención a servicios que ofrecen poco valor y consumen gran parte del ancho de banda (gatos -ejem. ahora en “block chain” con kryptokitties-, memes, vídeos, etc), que para empezar no es un recurso escaso.

La Internet principal funciona con redes de fibra óptica, cuya limitación es, para hacerlo más simple, la velocidad de la luz. Pero esta no es la que llega a tu casa u oficina. Aún cuando fuese la misma tecnología posiblemente sea de un tipo que tenga ya algunas restricciones adicionales.

Si todos tuviésemos acceso directo a estas redes principales no importaría si el 99% de la gente quisiera acceder a esos contenidos 24/7 pues se transferirían en milésimas de segundo desde el punto A al B y a velocidad relativamente constante. El asunto empieza cuando los proveedores de acceso (telcos) que tienen que llevar esas conexiones a sus clientes deben hacerlo en las mejores condiciones y ser rentables al mismo tiempo. Son ellos mismos quienes han cavado su tumba al competir por dar más por menos, cuando sus redes no están preparadas para esto. Pues todas las conexiones llegan desde las redes principales a puntos de distribución centrales (ex-centrales telefónicas, antenas móviles, etc) y desde allí al cliente (también conocido como última milla y que estaban pensadas para comunicación de telefonía). El cliente, o consumidor, espera que el mercadeo sea la realidad y quiere ver vídeos en su móvil sin ninguna interrupción, donde quiera que vaya, a la misma velocidad de las redes principales. Cree que la Internet y el espacio electromagnético son una misma cosa.

Este es el embrollo en el que se han metido las empresas que antes eran de telecomunicaciones, y ahora, que deben tener los ingresos por “comunicaciones” inversamente proporcionales a la demanda de “ancho de banda” que han dado casi gratis como un valor agregado; están enfrentados a esta realidad para seguir en el negocio pues está claro que tienen al cliente mas o menos cautivo y con una demanda que crece continuamente ergo más costos de operación, menos ingresos. Un astuto socialista diría ¡ah entonces con mayor razón, no les demos la capacidad de discriminar!

La neutralidad de la red es como la seguridad social, nos coaccionan a pagar indistintamente si usamos el servicio o no, con el fin de asegurar el “acceso universal”. Es decir, si uno fuese un taxista la neutralidad de la red obliga a llevar más de 4 pasajeros, si fuese necesario, cobrando solo por 4 y garantizando que vayan lo más confortablemente posible en el coche y obviamente que no les traslades los gastos de mantenimiento del mismo. Cuando visitas una página o visualizas un vídeo se copia un conjunto de datos a tu ordenador y allí termina el “consumo”. Debido a esto muchos proveedores, empresas de Internet y corporaciones utilizan sistemas de memoria temporal en sus redes para que se usen de manera más eficiente.

El hecho de que no exista neutralidad va tener el mismo efecto que el que no exista dinero generado por los bancos centrales. Con los ingresos diferenciados, los proveedores van a buscar invertir en tecnologías para mejorar/cambiar las redes a fin de mantenerse en el negocio. Por otro lado, no significa que se vaya a bloquear a las nuevas empresas, sitios web u otros, sino que se abre al libre mercado para que el cliente elija si solo quiere 24/7 de vídeos y nada más, pague por ello. Si una empresa, como un banco, tiene que comunicar sus sistemas informáticos a través de la red de Internet y quiere hacerlo con mayores garantías de fiabilidad, podría también pagar un precio diferenciado para obtenerla. El que no desea simplemente no hace nada y sigue teniendo el mismo servicio que hoy, es decir generalmente malo y sin visos de mejora (por la trampa señalada).

Los que están a favor de la neutralidad, aún cuando se dan cuenta de estos hechos; tienen la visión socialista de que la red es como la economía: una torta de tamaño fijo que hay que repartir para asegurar que cada una reciba una pequeña tajada, así no desee o no le guste ese sabor. Es una visión de las personas como autómatas que se comportan de una manera determinista, cuando eso no es la realidad. La realidad es dinámica y caótica, cada día aparecen y mueren tecnologías, empresas, personas, proyectos, necesidades, etc. Contrariamente a lo que dicen más bien favorecerá la innovación, pues se dan las condiciones para mejorar las tecnologías existentes; que no es el caso ahora donde se traslada la responsabilidad y costes a los proveedores, asumiendo que es un derecho y que los proveedores deben ser tratados como si diesen un servicio público, cuando son empresas privadas.


#10

En línea con los que dice @rudygodoy, me parece un titular erróneo y torticero (no me refiero por éste en particular, sino por cómo también los medios de comunicación lo usan). Me explico.

  1. Se parte de la base de que el acceso a internet es un derecho universal. Venga, te lo compro, pero no como derecho del ciudadano, sino como obligación del gobernante a dotar servicios y capacidades de calidad a sus ciudadano. En la misma línea que la educación.

  2. Antes las empresas de telecomunicaciones eran del estado, pero la liberarización y el libre comercio las hizo empresas privadas. Eso sí, altamente reguladas por un órgano de control que las vigila y controla de manera férrea, para garantizar este “derecho”.

  3. Ésta regulación y control, que tenía como objeto la libre competencia evitando el monopolio y sobre todo el posicionamiento privilegiado de la antigua empresas estatal, TELEFONICA en España, se ha transformado en situaciones tan kazquianas como obligar al operador dominante a invertir en conectividad en zonas despobladas y con poca rentabilidad pero a su vez a ceder su infraestructuras básicas a otros operadores nuevos que operan y dan servicios sobre su infraesteuctura. Basicamente… “además de puta, pones la cama”

  4. Además de tener que invertir cantidades millonarias en infraestructura para garantizar la universidad del servicio, también tienen que invertir para evolucionar sus infraestructuras, de modo que pasar del par de cobre a la fibra, del 3G a 5G, etc. sea una palanca tanto para la calidad competitiva como para la incorporación de nuevos servicios de valor.

  5. Por otro lado, la visión del cliente, tanto residencial como de empresa, es que la conectividad se ha comoditizado, de modo que los usuarios no están dispuestos a pagar por ella, sino por los servicios de valor que sobre dicha conectividad se proporcionan. Esta es la razón por lo que las telcos se han estado transformando de empresas de conectividad a empresas de servicios y sobre todo empresas de contenidos. Aquí es donde está el dinero.

  6. Están apareciendo empresas que empiezan a dar servicios de valor y contenido. Como digo, aqí está el dinero, pero dan por supuesto un elemento, la conectividad, requerimiento crítico para la prestación de su servicio y sobre el cual no tienen que preocuparse. Esta situación es claramente injusta, porque por un lado las Telcos están obligados a dar un servicio universal y transformarse, mientras que los nuevos entrantes prestan servicios de valor sin la carga y handicap que implica la conectividad.

Ahora, dónde creo que está el error o al menos el punto de discusión sobre la decisión que se ha tomado en USA y que entiendo llegará a Europa (aunque tardará porque el regulador es muy marxista-cultural también en esto), es en quién tiene que pagar la “fiesta”.

Se plantea que la fiesta como digo la pague las empresas de contenido, lo cual me parece discutible, porque al final va a ir en decrimento de la libre competencia y sobre todo de los nuevos entrantes con nuevos servicios que son los que transforman el mercado.

Ahora, si no lo paga las empresas de contenido ni las Telco, sólo queda el consumidor… es decir, tendríamos que pasar de un modelo de facturación tipo “barra libre” a un modelo de “pago por uso” en este caso consumo de datos. Esto no es nuevo para las llamadas o datos móviles, pero si lo tendrá que ser para la fibra… no tiene sentido que una persona que no consuma servicios como HBO, Netflix, Amazon, Movistar, etc… tengan que pagar lo mismo que la gente que lo usan y por ende no consumen esos datos… pero igual para la descarga de ficheros, o prestación de servicios… tendríamos que pagar por consumo…

Aquí es donde ya entraría la competencia, tanto a nivel de operadoras dando mejores precios por consumo/calidad en transmisión, como por las empresas de contenidos llegando a acuerdos con las telco para subvencionar el coste asociado al consumos de sus servicios, de modo que el coste real (suscripción + consumo) no sea tan gravoso para el usuario final…

esto si sería libre mercado.

Ahora la pregunta sería… que tiene que ver todo esto con la independencia en la red???.


#11

¿Estas sugiriendo que debamos de cambiar la Constitución para que “todo el mundo” tenga acceso a internet “sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.” para que sea recogido como un derecho universal como lo pueda ser la educación?

Eso es como decir que Telefónica me tiene que poner una cabina de teléfonos en mi pueblo porque es “obligación del gobernante” que yo me pueda comunicar con mi tía Enriqueta.

(Ahí me he quedado)


#12

No. La constitución se ha de cambiar pero para cargarnos las comunidades y corregir errores del pasado derivados de nuestra bisoñéz y buenísimo por avanzar.

Lo que digo es que la conectividad, no me refiero solo a las llamadas, se ha convertido es una necesidad básica y que como tal el gobierno debe velar porque todos los ciudadanos tengan acceso a ella. El caso que me pones es bueno, pero en vez de hablar de cabinas que es “viejuno” te hablaría de una estación de repetición, para que en ese pueblo de la sierra puedan llamar, acceder a información, televisión, servicios, etcétera…

No se necesita meter en la constitución todo los “derechos” que los gobernante tienen como obligación para con sus gobernados…


#13

Pues te has quedado en lo mejor :wink:
:gonorrea:


#14

Lo que planteas es algo “ideal” y si está en tu programa electoral tienes mi voto… pero en esa misma línea y ya que estamos si quieres hacer el silogismo con la educación (de ahí lo de recogerlo en la Constitución como un “derecho universal”) y al igual que hablamos de una “educación de calidad” tendrías que abogar también por un internet de calidad… Y en ese caso ¿Quién sería el responsable de garantizar el acceso a dicha “infraestructura” de calidad?, ¿En qué condiciones?..


#15

Tienes razón, la educación tiene implicaciones subyacentes que no ayuda en la exposición.

Pongo otro ejemplo… luz eléctrica, agua, carreteras, limpieza de las calles, infraestructuras básicas que desarrollan una sociedad moderna y saludable.


#16

Sí, pero cuidado con lo que le pedimos al Estado como infraestructuras necesarias, sobre todo cuando la tecnología avanza muy por delante de la inteligencia del regulador.

Por ejemplo, mi calle se barre cada dos meses, aprox, y mientras tanto se acumulan las hojas de los árboles (como es natural), la basura y las mierdas de perro (porque la gente es muy cerda y da el servicio de limpieza por sentado), sin embargo el edificio está impecable gracias a una empresa privada de limpieza. Mientras Carmena no pase del portal, todo irá bien, pero fuera desde luego su intervención no es necesaria, es dañina.

Pretender que el acceso a Internet sea como la luz eléctrica o el alcantarillado puede traernos graves cagadas de los gobernantes, que aún están estudiando los planos para llevar el ferrocarril a nuestro pueblo y contratando serenos para los ensanches. No, ya no hacen falta aquellos postes de línea telefónica en cada carretera para llegar a cada casa. Y los dioses nos libren de iniciativas más modelnas de distrubución de datos, porque cuando se meten los políticos la cosa acaba en Gowex. Nadie habló casi nada de aquello porque los principales clientes de la estafa eran precisamente ayuntamientos e instituciones concienciados con la universalidad gratuita de las comunicaciones. No, gracias. La única función de los gobiernos debe ser dejar que las tecnologías y los mercados sigan su camino y satisfagan las necesidades de los usuarios, ya encontrarán entre todos la forma de pagar menos y recibir más.


#17

Si dejas al libre mercado, es decir, rentabilidad pura, la decisión de llevar la conectividad (voz y datos), habrá poblaciones pequeñas que se quedarán aisladas.

Pero todo esto ya pasó y pasa y son las reglas del juego que a las telcos les fuerzan a jugar… o crees que las poblaciones pequeñas tienen cobertura móvil porque sea negocio para las telcos.

Con cobertura móvil se facilitó mucho la conectividad de calidad, ya que la opción alternativa son las basadas en radio, de pobre calidad, o satelitales muy caras.


#18

Caldo de cultivo para un nuevo Enron.

Quizas no tan sangrante como hacerlo con la electricidad, pero si ya pasó una vez…


#19

No soy experto en el caso Enron, pero por la información que tengo no encuentro paralelismo con los que se trata…

Puedes desarrollar más ese paralelismo?

Gracias


#20

Si yo fuera at&t ya estaría cobrando a Google, Facebook, Amazon y whatsapp. Así de entrada. Y por supuesto packs a los clientes que quieran acceder a cada uno de ellos.

Las posibilidades son ilimitadas de pronto.

Adiós a foros minoritarios como tabloide. Twitter y reddit con toda su pluralidad ideológica y vas que chutas.