Señora divorciada

Me acabo de encontrar en el teléfono esta foto que le hice a una señora en una cafetería de Madrid hace meses. Atentos al libro que está leyendo. ¿Cómo se encontrará el marido?

7 Me gusta

Con un poco de suerte, el compañero habrá estudiado al dedillo las obras completas de Maquiavelo, y El Arte de la Prudencia de nuestro Baltasar Gracián. Se requiere mucha en estos tiempos convulsos de extrema guerra psicológica… Como ya dijo el muy heraclitiano Marco Aurelio en las Meditaciones: «la vida es guerra; estancia de un extraño en tierra extraña».

1 me gusta

Uy, que se dé por jodido. Si la retorcida mente de una mujer tropieza con un libro como éste, es una guerra perdida (nunca mejor dicho). Habría que enterarse de quien es, para solidarizarse con él y darle apoyo sobre todo.

2 Me gusta

Por algún motivo que desconozco el arte de la guerra se ha malinterpretado como una especie de guía estratégica.
Con esto quiero decir que no me imagino a un hombre leyendo enfeminismo.

Lo que lee la rubia:

“Si conoces a los demás y te conoces a ti mismo, ni en cien batallas correrás peligro; si no conoces a los demás, pero te conoces a ti mismo, perderás una batalla y ganarás otra; si no conoces a los demás ni te conoces a ti mismo, correrás peligro en cada batalla”. (Sun Tzu).

3 Me gusta

“El que folla pagando acaba ahorrando” (Sun Tzu versión el ex marido de la rubia).

8 Me gusta

Esto debería enseñarse a los niños a partir de los cinco años.

Supongo que hoy en día un hombre se casa porque quiere subir la dificultad del “juego”